El caso Fischer: La tercera guerra mundial sobre un tablero

vacometro4

Hay películas que sin ser gran cosa se convierten en fenómeno. Y también existe el efecto contrario, películas que a pesar de su calidad pasan completamente desapercibidas. Eso es lo que ha ocurrido con El Caso Fischer, en inglés Pawn Sacrifice, una visión apasionante de la compleja mente del ajedrecista norteamericano Bobby Fischer, que ascendió al Olimpo del ajedrez mientras sufría una auténtica pesadilla en su cabeza.

La cinta recrea el episodio más célebre de su carrera, el duelo ante el soviético Boris Spassky. Había oído hablar del enfrentamiento, pero desconocía la historia detrás de la partida. Este desconocimiento no ha hecho más que mejorar la experiencia, aunque la película también gustará a los iniciados en la figura del ajedrecista, o simplemente a los fans del cine de la guerra fría. Una guerra que tenía lugar en todos los ámbitos, de la carrera espacial al hockey sobre hielo. Estados Unidos y la Unión soviética aprovechaban el éxito en cualquier materia para mostrar al mundo su condición de potencia dominante. La partida Fischer-Spassky sintetiza a la perfección lo que supuso la guerra fría para ambas naciones.

Tobey Maguaire ofrece en esta película la que es posiblemente la mejor interpretación de su carrera. También cumple Liev Schreiber, en buena línea tras su buen trabajo en Spotlight el pasado año. Buena parte del resultado final se debe al buen hacer de ambos intérpretes.

liev-schrieber-spassky-el-caso-fischer

Dirige el eficiente Edward Zwick, responsable de un puñado de títulos competentes (Diamante de sangre, Leyendas de pasión, El último samurai, Resistencia), pero que nunca alcanzan la excelencia.  Y se puede decir que hace un ‘Another brick in the wall’ para confirmar esta fama de cumplidor.

No es una película redonda, pero El caso Fischer es una película que merece la pena recuperar. Sin tanto nombre da mil vueltas a películas de su liga, como Una mente maravillosa. Una historia bien contada y bien interpretada que se ve de un tirón, a lo que ayudan ciertos toques cómicos en algunas partes del metraje. Más allá del cine, estamos ante una historia que merece ser conocida.

Bonus track:

Las referencias de Los chicos del maíz siempre son interesantes. En este tema sacan chispas al duelo Bobby Fischer vs Spassky.

 

Ciencia ficción: el género maldito de los Oscar

Desde la primera edición de la gala de los Oscar, 88 películas han sido galardonadas con la estatuilla a la mejor película. ¿Sabéis que tienen en común? Ninguna de ellas fue de ciencia ficción. Los académicos han convertido al género en parte del decorado cuando la noche se pone seria y comienzan los premios gordos. Detallamos caso a caso este ninguneo histórico.

1968: CASO 2001, UNA ODISEA EN EL ESPACIO

2001-una-odisea-espacio-hal-rojo

Oscar a los mejores efectos visuales. 4 nominaciones, incluyendo Director y Guión

Los efectos especiales de 2001 siguen siendo enormes aún hoy. Tan buenos eran que muchos siguen creyendo hoy que Kubrick dirigió en un plató la llegada del hombre a la luna. Y hasta ahí. Los Oscars ningunearon al filme en un año que ganó Oliver, de Carol Reed. Al menos tuvieron la decencia de nominar a Stan como mejor director, pero tampoco ganó. Demasiada película para la Academia.

1979: CASO ALIEN, EL OCTAVO PASAJERO

alien-escena-tripa

Mejores efectos visuales. Nominada a Mejor dirección artística

La primera obra maestra de Ridley Scott se llevó a casa la merecida estatuilla de efectos especiales, y hasta aquí podemos leer. Ni la película ni la magistral dirección de Scott tuvieron opción a premio. Tampoco el soberbio trabajo de Sigourney Weaver fue nominado. Al menos tuvieron la decencia de nominar a su dirección artística, categoría en la que compitió junto a Star Trek, pero ambas cedieron ante All That Jazz.

La vencedora de la noche fue Kramer contra Kramer, cuyo hueco en la historia del cine es mínimo comparado con los sucesos de la Nostromo. Esos Oscars debieron estar entre Alien y Apocalypse Now. La obra maestra de Coppola si estuvo nominada en las categoríaas principales, pero solo triunfó en fotografía y banda sonora.

La recompensa para Weaver llegaría con Aliens: El regreso, pero en forma de nominación. Ripley mereció mucho más.

1982. CASO BLADE RUNNER Y E.T. EL EXTRATERRESTRE

blade-runner-et

BLADE RUNNER

2 nominaciones al Oscar: Mejor dirección artística, efectos visuales

E.T: EL EXTRATERRESTRE

4 Oscar: Música, Sonido, FX, Efectos sonoros. 9 nom. incluyendo Película

En 1982 se estrenaron dos mitos del cine: E.T. de  Steven Spielberg y Blade Runner, de Ridley Scott, historia del cine. Pero los Oscar decidieron que ese año fuera el de Gandhi, de Richard Attenborough, una buena película, pero a años luz de las anteriormente nombradas.

E.T. se llevó 4 Oscars de los considerados técnicos (Música, Sonido, FX y efectos sonoros) de los 9 a los que aspiraba. Y estuvo presente en las categorías de mejor película y mejor director. Echamos de menos la presencia del propio E.T. como mejor actor de reparto.

Lo verdaderamente sangrante fue que Blade Runner tuviera que conformarse con una presencia testimonial: Nominaciones en dirección artística y efectos visuales. El ninguneo en las categorías principales fue total.

Todo el mundo estará de acuerdo en que el diseño de producción de la película de Scott es sin duda uno de las mejores de la historia. Pues de poco sirvió, otro oscar para Gandhi.

La impresionante banda sonora de Vangelis no estuvo nominada, en una categoría en la que como curiosidad contaremos que si estuvo la de Poltergeist, de Jerry Goldsmith.

1985: CASO REGRESO AL FUTURO

torre-reloj-regreso

 Mejores efectos de sonido. 4 nominaciones

Regreso al Futuro es un icono del cine, pero no por la noche de los Oscar. Consiguió uno testimonial, el de mejores efectos sonoros, pero la película de Zemeckis ni siquiera apareció en las categorías principales. La más prestigiosa la nominación al mejor guión original, en la que cedió ante Único testigo. La triunfadora de la noche fue Memorias de África. Incluso la también Sci-Fi Cocoon ganó más oscars (Mejor actor de reparto y mejores efectos visuales).

1992: CASO TERMINATOR 2

terminator-2-arnie-ciencia-ficcion

4 Oscars: Mejor sonido, efectos de sonido, ef. visuales, maquillaje. 6 nom.

La mejor película de James Cameron obtuvo cuatro oscars, pero todos menores. Lo triste es que La bella y la bestia compitiera por ser la mejor película y Terminator 2 no. En mejor montaje y mejor fotografía cedió ante JFK: Caso abierto, de Oliver Stone. Al menos la triunfadora de esa noche si es historia del cine: El silencio de los corderos.

1993: CASO PARQUE JURÁSICO

tiranosaurio-parque-jurasico

3 Oscars: Mejor sonido, efectos de sonido, efectos visuales.

Parque jurásico se enfrentó a un gran problema en el 1993, competir junto a la película más prestigiosa de Steven Spielberg: La lista de Schindler. Así que mientras la recreación del holocausto se llevó los Oscars serios, Parque Jurásico recibió los técnicos. La echamos en falta especialmente en las categorías de Banda sonora, guión adaptado, dirección y montaje, en las que ni siquiera fue nominada.

1995: CASO 12 MONOS

12-monos-pelicula-pitt-willis

2 nominaciones al Oscar: Mejor actor de reparto (Brad Pitt), vestuario

La mejor película de Terry Gilliam también mereció algo mejor que dos nominaciones en una edición en la que fueron multinominadas Apolo XIII (9 nominaciones) y Babe, el cerdito valiente (7 nominaciones). Director y guión debieron tener opciones importantes en la que fue la noche de Mel Gibson y su Braveheart.

1999: CASO MATRIX

matrix-efectos-especiales-agente-smith

4 Oscars: Mejor montaje, sonido, efectos visuales, efectos sonoros

Matrix está considerada la gran renovadora del género, y también del blockbuster. La película levantó con facilidad cada una de las cuatro estatuillas a las que fue nominada, y la gran pregunta rondó la ceremonia ¿Por qué quedo fuera de las nominaciones principales? Aunque el nivel era alto (American Beauty, El sexto sentido, El dilema, Magnolia o La milla verde) debió tener su hueco, como se lo ha ganado en la historia del cine. Quizá no hubiera podido con American Beauty, la triunfadora, pero debió tener la oportunidad de medirse con ella.

2006: V DE VENDETTA

natalie-portman-lluvia-vendetta

0 NOMINACIONES

V de Vendetta es una de las preferidas del público de la década de los 2000, pero no tuvo la más mínima oportunidad. La interpretación de Hugo Weaving o su guión adaptado debieron ser candidatos. La triunfadora de la noche fue Infiltrados, en una ceremonia en la que El laberinto del Fauno obtuvo tres estatuillas.

2009: CASO AVATAR, DISTRITO 9 Y WATCHMEN

avatar-distrito9-watchmen

Avatar

3 Oscars: fotografía, dirección artística, efectos visuales. 9 nominaciones

Distrito 9

4 nominaciones, incluyendo mejor película

Watchmen

0 nominaciones

Avatar partía como una de las favoritas de la noche, sumando 9 nominaciones, las mismas que En tierra hostil, pero ni la popularidad de la película de Cameron, un auténtico taquillazo, sirvió para competir con la película de su ex mujer, Kathryn Bigelow, que se hizo con los Oscars principales. 6-3 en una ceremonia descafeinada en la que hasta Sandra Bullock se llevó su estatuilla.

En la misma ceremonia tuvo su hueco una de las grandes sorpresas del género en los últimos años, Distrito 9, que si bien no consiguió ningún premio fueron suficientes para alargar la vida comercial de la película. Ya es bastante teniendo en cuenta el estigma de la SCI-FI.

Una que no figuró y echamos en falta fue Watchmen. Cero nominaciones a pesar de gran dirección artística y un gran Jackie Earle Haley, que bien podía haber competido en la categoría de mejor secundario. La dirección de Zack Snyder también mereció un hueco.

2010: CASO ORIGEN

inception-1920-1080-wallpaper

4 Oscars: mejor fotografía, sonido, ef. sonoros y visuales. 8 nominaciones

Además de las categorías técnicas, Origen si estuvo en la lucha de mejor película o mejor guión adaptado, pero la película de Nolan se vio frenada por un telefilme de la tarde de Antena 3: El discurso del rey. Le queda el consuelo de que esta no le superó en Oscars. Empataron a cuatro.

2013: CASO GRAVITY

sandra bullock en gravity

7 Premios Oscar: incluyendo mejor director. 10 nominaciones

No es ningún secreto que Gravity no es una película que despertara nuestra devoción, pero si es la película Sci-fi que más cerca ha estado de arrasar en los Oscar. De hecho arrasó en número, consiguiendo nada menos que 7 estatuillas. Entre ellas las de dirección, fotografía y banda sonora, pero en la madre de todas las categorías, mejor película, cedió ante 12 años de esclavitud. Casi.

2014: INTERESTELLAR

INTERSTELLAR

Oscar: Mejores efectos visuales. 5 nominaciones incl. mejor banda sonora

La de 2014 tampoco fue la noche de Nolan. A pesar de su gran recepción por parte del público, la película se vio relegada a nominaciones menores, y solo logró la estatuilla a los mejores efectos visuales. Ni siquiera su contundente banda sonora tuvo opción. Los académicos debieron perderse en algún agujero de gusano. Era la noche de la sobredimensionada Birdman, que también dejó fuera a títulos de la talla de Whiplash o Boyhood.

2016:  CASO MAD MAX: FURIA EN LA CARRETERA

mad-max-escenas-accion-furia-carretera

6 Premios Oscar: incluyendo mejor montaje. 10 nominaciones

La cuarta entrega de Mad Max volvió a demostrar que la Sci-fi solo tiene opciones en las categorías menores. Hasta 6 Oscars técnicos obtuvo la película de George Miller. La academia la incluyó también en los grandes apartados (Película y director), pero fue mera figurante a pesar de su triunfo en la letra pequeña. El Oscar al mejor director de nuevo para Iñarritu. Robo a Miller.

2017: CASO LA LLEGADA

arrival-la-llegada-nave-espacial

8 nominaciones, incluyendo mejor película y director

Tras leer todo esto… ¿Necesitaís de verdad que os expliquemos lo que va a pasar con La llegada? Otra vez será. De momento ya se han cepillado a Amy Adams en la categoría de mejor actriz, una de las candidatas más potentes.

Las 17 películas más esperadas de 2017

2017 puede se presenta como un año suicida. Ridley Scott y Danny Boyle vuelven a sus obras maestras, Christopher Nolan se va a la guerra, resucitan los Power Rangers, regresa el payaso más celebré del cine… ¿De verdad saldrá bien todo esto? Éste es el cine que viene:

LA LA LAND, LA CIUDAD DE LAS ESTRELLAS (13 DE ENERO)

la-ciudad-de-las-estrellas

Si no hay sorpresas, La la land arrasará en la próxima edición de los Oscar. Tampoco es que sea una gran garantía esta afirmación. Lo que nos da cierta esperanza es que tras la cámara está Damien Chazelle, director de Whiplash, una de las grandes sorpresas de la pasada temporada.

MÚLTIPLE (27 DE ENERO)

Tras encadenar varios bodrios consecutivos, M. Night Shyamalan recuperó sensaciones con La Visita. Múltiple promete continuar esa senda con la historia de un psicópata con un trastorno de personalidad. James McAvoy nos ofrecerá una de las interpretaciones más desatadas de los últimos años.

 T2: TRAINSPOTTING (3 DE MARZO)

trainspotting-nuevo-poster

En marzo llega el primer revival gordo de la temporada. Danny Boyle vuelve a dirigir en la secuela al elenco de la película original, que promete actualizar su discurso y otra banda sonora de escándalo. Un título que llevamos veinte años esperando.

CRUDO (17 DE MARZO)

crudo-pelicula-poster

Cinta de horror canibal que se alzó con tres premios en Sitges y el de la FIPRESCI en Cannes. Ya tenemos mesa en el restaurante para degustar este gore de autor.

EL BAR (24 DE MARZO)

De la Iglesia traslada su locura habitual al interior de un bar. Fuera alguien acaba de recibir un disparo en la cabeza. La trama promete. En el reparto habituales del director como Terele Pávez y Mario Casas, a los que se unen nombres como Carmen Machi o José Sacristán.

LA CURA DEL BIENESTAR (24 DE MARZO)

No es que seamos muy de Gore Verbinski (Piratas del Caribe: La maldición de la Perla negra), pero el trailer de su última película ha despertado nuestro interés. Su trama enfermiza de turbio hospital puede ser uno de los grandes entretenimientos del año.

GHOST IN THE SHELL (31 DE MARZO)

Junto con Akira, posiblemente Ghost in the Shell  sea el más celebre manga Sci-fi. Scarlett Johansson y su impresionante primer trailer nos han dado esperanzas en su paso a la acción real. Ojo a la dirección artística.

LIFE (VIDA) (7 DE ABRIL)

Que le vamos a hacer, nos encantan las aventuras espaciales. En esta ocasión Jake Gyllenhaal, Rebecca Ferguson y Ryan Reynolds lideran una expedición que, como no, se verá en problemas. El trailer recuerda a Alien.

POWER RANGERS (12 DE ABRIL)

La mítica saga televisiva da el salto al cine para competir con Transformers. Siempre he sido muy de los Power Rangers, para que disimularlo. En esta ocasión se ha optado por una trama muy similar a la que vimos en el mockumentary Chronicle. Todo lo que pase del aprobado será una victoria.

GUARDIANES DE LA GALAXIA VOL. 2 (28 DE ABRIL)

guardianes-de-la-galaxia-volumen-2

La gran Space Opera Marveliana regresa este año. No será fácil estar a la altura tras el notable primer episodio. Si mantiene el tipo quizá estemos ante la Star Wars de esta generación.

ALIEN: COVENANT (19 DE MAYO)

En esta página somos muy de Prometheus. Los trailers dejan ver que esta vez estaremos más cerca de Alien que de la película protagonizada por Noomi Rapace. ¿Tendrán respuesta las preguntas que despertó la primera entrega? ¿Estamos ante una precuela directa de Alien a lo Rogue one? Sea lo que sea tenemos ganas de ver xenomorfos.

DUNKERQUE (21 DE JULIO)

Vuelve Christopher Nolan, y eso ya debería ser suficiente para llenar salas de medio mundo. En esta ocasión aparca la ciencia ficción para darnos su visión de uno de los episodios más importantes de la Segunda Guerra Mundial. ¿Volverá a triunfar?

LA TORRE OSCURA (4 DE AGOSTO)

la-torre-oscura

Dos pesos pesado, Idris Elba y Matthew McConaughey se han puesto a las órdenes del director danés Nikolaj Arcel para adaptar la célebre saga literaria de Stephen King. De momento no hemos visto demasiadas imágenes del proyecto, pero a priori puede salir bien.

 IT (ESO) (8 DE SEPTIEMBRE)

it-eso-2017

El payaso más célebre del cine de terror volverá a la vida en dos partes. La primera entrega de la nueva adaptación llegará después de verano. Una pena que Cary Joji Fukunaga (True detective) se cayese del proyecto. El argentino Andrés Muschietti intentará estrenar una película al nivel del libro de Stephen King.

BLADE RUNNER 2049 (6 DE OCTUBRE)

Estaríamos maldiciendo esta película de no ser por contar con Dennis Villeneuve en la dirección. El director de Incendies, La llegada, Sicario y Prisioneros nos hace soñar con una secuela la mitad de buena que su predecesora. Con eso nos bastaría.

THOR: RAGNAROK (27 DE OCTUBRE)

thor-ragnarok

Marvel sigue acertando en cada nuevo estreno. Tras un flojo inicio de saga y un buen segundo capítulo, Thor debe explotar a la tercera. Para ello ya se nos ha asegurado la presencia de Hulk.

STAR WARS: EPISODIO VIII (15 DE DICIEMBRE)

star-wars-episodio-8

Rian Johnson, director de Brick y Looper, intentará que la franquicia galáctica siga haciendo historia. El episodio VII dejó buenas sensaciones, pero ahora toca llevar a la saga a otro nivel. Crucemos los dedos.

Comanchería: En la América de Trump

vacometro4

Los resultados de Texas en las últimas elecciones presidenciales de Estados Unidos son un fiel reflejo de lo sucedido en el resto de la nación. Trump se impuso con el 52,2% de los votos, una victoria holgada frente al 43,2% que optó por Clinton. 9 puntos de diferencia, que se traduce en unos 800.000 votos. Pero no todos los territorios votaron por igual al magnate.

resultados-elecciones-dallas
Resultados de las elecciones 2016 en el estado de Texas

Las principales ciudades (Dallas, Austin, Houston, El Paso y San Antonio)  eligieron a Hillary, en tres de ellas con un porcentaje superior al 60%. Mientras en condados como el de Archer, donde comienza Comanchería, Trump fue respaldado por el 88,7% de los votantes. La prueba evidente de que existe otra América, una América rural olvidada, asfixiada, y en la que no calan los bailes de Barack y Michelle. La película recorre algunas carreteras secundarias de la America de Trump. Las vías por las que no transita el sueño americano.

resultados-elecciones-texas-mapa
Resultados en Texas. Rojo: TRUMP. Azul: CLINTON
resultados-elecciones-condado-archer
Resultados en el condado de Archer, escenario del primer robo de Comanchería

Vamos a ser claros, se dice tan a la ligera lo de peliculón incontestable que se debería tener cierta prudencia al usar semejantes términos, pero a la mierda. Comanchería es un peliculón incontestable. En esta película todo es notable, el guión, la dirección, la fotografía, la banda sonora, el sonido, el montaje, el reparto… Y cuando esto sucede solo queda aplaudir. Además la taquilla americana la ha convertido en el éxito independiente del verano. Un milagro en un panorama en el que es muy complicado hacerle sombra al blockbuster.

Estamos ante un neowestern de tiempos en los que los vaqueros no llegan a fin de mes. No esperéis al John Wayne de turno en este panorama. Los protagonistas son dos ladrones de bancos que buscan encadenar con acierto varios golpes para recuperar la dignidad perdida. Todo esto en un entorno en el que los bancos representan el papel que antaño era propiedad de la banda de hijoputas que atemorizada al poblado en el western.

HR6A2779.CR2

El cuarteto protagonista está de escándalo, especialmente la extraña pareja policial que forman Jeff Bridges y Gil Birmingham. El primero es un inteligente agente a punto de jubilarse que no ha perdido el buen olfato, aunque Torrente aparezca en su modelo de conducta. El segundo, un policía con antepasados indios y mexicanos que será el blanco de los chistes Bridges, a pesar de ello en el transcurso de la película irán desarrollando una extraña hermandad. La otra, nunca mejor dicho, es la de los hermanos protagonistas (Chris Pine y Ben Foster), que llevan el peso dramático de la película.

Los melómanos están de enhorabuena. A la excelente banda sonora de Nick Cave y Warren Ellis hay que sumarle temas de Colter Wall, Chris Stapleton o Johnny Cash. Se agradece además que se hayan dignado a subtitularlas en español durante el metraje.

En definitiva, una película redonda que está llamada a convertirse en un título de culto. Lo único que chirría en su traducción al español, de Hell or High Water a Comanchería. Nos imaginábamos a los traductores diciendo…

-Hay que traducir Hell or High water al español

-¿Cómo chería?

-Me gusta, adjudicado

Aunque la realidad nos ha jodido el chiste. Comanchería era el título inicial de la película. Así es llamada la zona ocupada por los comanches antes de 1860, y que abarca el este de Nuevo Mexico, el oeste de Texas, parte de Oklahoma, las montañas de Wichita y grandes porciones de Colorado y Kansas.

comacheria-fotografia-oscar

A pesar del vacío en premios (no en nominaciones) de la película en los Globos de Oro, nos encantaría que pudiera rascar algo en los Oscar, aunque esta edición está llamada a ser la de la victoria amplia de La la land. Ya sabéis que esto también va de modas. Una última recomendación, acercaros a disfrutarla en una sala de cine antes de que sea tarde.

 

 

Passengers: El despertar por la fuerza

Ni Jennifer Lawrence ha evitado esta vez la tragedia. Y eso que la primera mitad de Passengers se sigue con interés. 45 minutos en los que somos cómplices del naufragio VIP de Chris Pratt. No lo pasamos tan bien como con Matt Damon en Marte, pero merece la pena ser cómplices de los descubrimientos tecnológicos de Pratt. Y es precisamente en el momento en el que la película tiene que poner el turbo cuando comienza a encallarse definitivamente. De ahí al final, de mal en peor, víctima del virus de la comedia romántica, y uno aún más letal: Arrodillarse ante el gran público.

Lo mejor de Passengers en su interesante premisa: ¿Qué pasaría si despertaras de una hibernación espacial 90 años antes de lo previsto? ¿Qué pasaría si además fueras el único pasajero al que le sucede? Hay cierto ánimo de poner en jaque al espectador ante esta situación extrema. También de crear un debate sobre la hoja de ruta a seguir. Pero por desgracia la película se despierta del sueño autoral para recordarse a si misma que su naturaleza es la de un blockbuster navideño.

Nos apena lo de Mortem Tyldum, director que mostró una gran personalidad en Headhunters, su divertidísima ópera prima. Personalidad que ya perdió en The imitación game, su segunda película. Passengers confirma que el sistema Hollywood ha dilapidado otra prometedora carrera. Tampoco es que el libreto de John Spaihts, co-guionista de Prometheus, sea nada del otro jueves.

Ni el buenismo de Pratt y Lawrence consiguen mantener en pie la propuesta. ¿En que momento aceptaron una película tan simplona? Nada nuevo para el actor, que parece haberse abonado a todo proyecto con vista a conquistar la taquilla más que a leer a fondo los guiones. A día de hoy es el nuevo chico florero de Hollywood. Para eso JLo suele tener mejor visión, alternando esta clase de productos con otros que dan lustre a su filmografía.

En definitiva, una película que podría haber sido mejor, pero que está destinada a ser uno de esos títulos de ‘domingo por la tarde’.

Análisis en Spoiler

La película fracasa al optar por la superficialidad desperdiciando el jugo de su debate. Chris Pratt decide despertar a JLo 90 años de lo previsto, condenándola  de por vida a una prisión no elegida. A pesar de lo poco ético de semejante decisión, la película nos manda durante todo su metraje el mensaje de que Chris Pratt es el bueno, pintando en ocasiones a Lawrence como una puta desquiciada. Extraño, puesto que en el fondo el protagonista masculino representa a un auténtico psicópata. No utiliza la fuerza física para despertar a Lawrence, pero aún así se puede afirmar que la despierta por la fuerza. Además utiliza la mentira para que la bella durmiente caiga en la trampa. Lo dibujan como un príncipe, pero esta más cerca del monstruo de Amstetten

 

 

 

 

Caca de la Vaca: Las peores películas de 2016

Empezamos con la lista de lo mejor del año. Ahora toca dar las malas noticias…

10. ELECTION: LA NOCHE DE LAS BESTIAS

la-purga-quiero-mi-chocolatina

Tras la remontada con Anarchy, las expectativas ante la tercera entrega de La purga eran altas. Lástima que tras un inquietante comienzo la película empiece a hundirse para convertirse en un producto de acción, y de los malos.

LEER LA CRÍTICA DE ELECTION: LA NOCHE DE LAS BESTIAS

9. BATMAN V. SUPERMAN

batman-v-superman-ciudad-juarez

Cuando terminó me pareció simplemente decepcionante, pero el paso del tiempo no ha hecho más que empeorarla. A pesar de algunas ideas interesantes en su discurso, se hunde al no justificar en ningún momento las razones de la enemistad entre los dos pesos pesados del cómic. Y hay algo peor aún… La resolución del conflicto.

LEER CRÍTICA DE BATMAN V. SUPERMAN

8. ESCUADRÓN SUICIDA

escuadron-sucida-al-completo

Parecía que la película de David Ayer iba a ser la salvadora del sello DC, pero nos equivocamos de lleno. Una película de acción al uso que solo funciona gracias a algunos destellos de Harley Quinn, lo demás es material defectuoso. Eso, sí, la BSO es temazo tras temazo.

LEER CRÍTICA DE ESCUADRÓN SUICIDA

7. MONEY MONSTER

money-monster-clooney

Tenemos buen concepto de Jodie Foster como actriz y directora, pero en esta ocasión el patinazo es serio. Una película completamente superficial sobre las consecuencias de la crisis con un poco convincente George Clooney.

6. EL RENACIDO

meme-dicaprio-oscar-renacido

La prensa y todo Hollywood intentó hacernos creer que esta película de supervivencia con aires de grandeza iba a ser la película del año. Iñárritu deja de ser Iñárritu para intentar ser Malick, y no lo sale. Dos horas y medias para que DiCaprio gane un Oscar de consolación. Ahora ya tiene los mismos que Angelina Jolie.

LEER LA CRÍTICA DE EL RENACIDO

5. ROGUE ONE: UNA HISTORIA DE STAR WARS

rogue-one-darth-vader-malo

Tras el dramón que supuso su remake de Godzilla, Gareth Edwards vuelve a hacer de las suyas, esta vez con la franquicia Star Wars. Una sucesión de decisiones sin ningún tipo de sentido encaminadas a pegarse con el episodio IV. Y el pegamento es de barra.

LEER LA CRÍTICA DE ROGUE ONE

4. BLOODSUCKING BASTARDS

bloodsucking-bastards-prefant-vampiros-gore

Es mala de cojones, pero la perdonamos por sus escasas pretensiones y bajo presupuesto. Una película de vampiros de oficina que prescinde del ingenio para instalarse en el tópico. Los actores a cual peor. Infumable.

LEER CRÍTICA DE BLOODSUCKING BASTARDS

3. LA FIESTA DE LAS SALCHICHAS

la-fiesta-de-las-salchichas

El “caca, culo, pedo, pis” llevado a la animación. Dos horas de chistes de pollas sin ningún tipo de gracia. Una película que no es para niños, pero mucho menos para adultos.

LEER CRÍTICA DE LA FIESTA DE LAS SALCHICHAS

2. EL HIJO DE SAÚL

el-hijo-de-saul-bodrio

Palma de Oro en Cannes, Oscar a la Mejor película de habla no inglesa… Y no se lleva la caca de la vaca porque ha habido una peor. El hijo de Saúl nos pone en la chepa de uno de los limpiadores de la masacre. Deja la violencia fuera de campo para mostrarnos como el protagonista intenta darle un funeral a uno de los fallecidos, lo que convierte la experiencia en un auténtico coñazo difícil de soportar. Hora y media en la que apenas ocurre nada. Como bien ha apuntado @vivakiarostami en Twitter… “Colega, dónde está mi rabino”.

1. RESURRECCIÓN

resurreccion-pelicula-argentina

El FANT 2016 nos regaló la película del año, pero también la Caca de la Vaca del presente curso. Merecidísimo galardón gracias a una larguísima hora y media con realización digna del peor culebrón. Si os pica la curiosidad, podéis disfrutarla en el catálogo de Netflix.

 

Las mejores películas de 2016 según La Vaca de Twister

Como viene siendo tradición llega nuestra lista de las mejores películas de 2016. El año nos deja un balance irregular. Si, hemos visto auténtica basura. Por suerte lo compensan un puñado de películas notables y tres obras maestras. Vamos a ello:

10. SOUTHBOUND

southbound_terror-carretera

El género de película episódica goza de buena salud en los últimos tiempos. Muestra de ello es la terrorífica Southbound. Road movie de horror con sabor sureño que se atreve con todos los palos del género. Terror independiente del bueno.

LEER CRÍTICA DE SOUTHBOUND

9. UN MONSTRUO VIENE A VERME

un-monstruo-viene-a-verme-arbol-tejo-criatura

Ni me gustaba Bayona ni me apasionaban los dramas lacrimógenos, pero con Un monstruo viene a verme me equivoqué de pleno. Es muy Bayona, y es muy lacrimógena, pero tiene una dirección artística completamente arrebatadora. El director madrileño juega a ser Spielberg y gana por goleada a la versión actual del director americano. Piropos más que merecidos.

LEER CRÍTICA

8. EL HOMBRE DE LAS MIL CARAS

ROLDÁN Y PAESA REAPARECEN EN PARÍS DE LA MANO DEL DIRECTOR ALBERTO RODRÍGUEZ

No era fácil para Alberto Rodriguez rodar cuando su anterior película, La Isla Mínima, arrasó con todo. Pero si el artesano es bueno, también suele serlo la película. El berenjenal era serio: Llevar al cine la vida de Francisco Paesa al cine, centrándose en el Caso Roldán. Por suerte Rodriguez lo resuelve con estilo y mucha clase.

LEER CRÍTICA DE EL HOMBRE DE LAS MIL CARAS

7. CAPITÁN AMÉRICA: CIVIL WAR

capitan-america-escena-lucha

DC se pegó una buena hostia con la crítica por Batman v. Superman. Parecía que la idea de enfrentar a superhéroes en pantalla podía acabar también con el buen hacer de Marvel. Nada de eso, en Capitán América hay algo que no existía en las de DC: Un buen motivo para pelear. Más de dos horas de acción justificada. Entretenimiento de calidad.

6. EXPEDIENTE WARREN: EL CASO EINFIELD

experiente-warren-monja-caso-einfield

Que bueno es James Wan. The conjuring puso alto el nivel. Aire retro, buenas interpretaciones y una dirección magistral. En esta ocasión la trama se trasladaba a Inglaterra, y es ese toque inglés es el que eleva un peldaño más el resultado final. Wan se supera a si mismo con otra masterclass de manejo de la cámara.

LEER CRÍTICA DE EL CASO EINFIELD

 

5. EL INFIERNO VERDE (THE GREEN INFERNO)

el-infierno-verde-green-inferno

Aunque pudo verse en Sitges 2013, no ha sido hasta 2016 cuando ha llegado a España El infierno verde, el Holocausto Caníbal de Eli Roth. Un atracón gore en plena jungla que esconde un tortazo a lo caranchoa a la sociedad de nuestro tiempo. Sangrienta, divertida y con más miga de lo que aparenta.

4. ELLE

elle-verhoeven-pelicula-huppert

No, no tenemos la más mínima duda de que Paul Verhoeven es un auténtico genio, y si a eso le añades a una inspiradísima Isabelle Huppert, el resultado final solo puede ser excepcional. La (negrísima) comedia del año, y eso que empieza con una violación.

3. SPOTLIGHT

S_06902.CR2

Nada menos que tres obras maestras ha tenido 2016, y Spotlight fue la primera en llegar. La prensa y los Oscar se empeñaron en hypear El Renacido mientras subestimaban este películón sobre investigación periodística. Por suerte rectificaron a tiempo. Porno (del bueno) para periodistas.

LEER CRÍTICA DE SPOTLIGHT

2. LA LLEGADA

amy-adams-la-llegada-arrival

Ha tardado demasiado, pero el director Dennis Villeneuve ya está en boca de todos. La Llegada descarta jugar a los marcianitos para aportar una visión adulta e inteligente del hipotético primer contacto. Todo funciona en este clásico instantáneo de la ciencia ficción.

LEER CRÍTICA DE LA LLEGADA

1. HIGH RISE

highrise-loki-hiddleston

El FANT nos trajo este año High Rise unos días antes de su estreno en salas comerciales. Una película en la que el director Ben Weathley adaptaba a JG Ballard con un casting de nivel liderado por Tom Hiddleston. Y eso era todo lo que sabía antes de la proyección. Lo siguiente fueron dos horas de placentera hipnosis. La lucha de clases comprimida en un bloque de viviendas y musicada por el imprescindible Clint Manssell. High Rise no solo es un peliculón, también es diferente a todo lo que has visto.

LEER CRÍTICA DE HIGH RISE

 

 

Rogue one: Una historia de Star Wars. Cuando la fuerza no acompaña

vacometro2

“Pium pium pium pium”. Así podríamos resumir Rogue one, la última excusa de Disney para seguir recaudando fondos para la causa galáctica. Que podamos abreviar una película con cuatro onomatopeyas no es algo precisamente bueno.

La película nos sitúa entre los episodios III y IV, una dura época en la que el imperio campa a sus anchas y los Jedi son solo un mito. La resistencia, en horas bajas, intentará dar un golpe maestro al enemigo: Robar los planos de su gran amenaza, la Estrella de la muerte. Lo se, pintaba genial. Lástima que un guión ridículo, un áspero tono y una dirección mediocre reduzcan todo a polvo estelar.

El gran problema de Rogue one es que todo sucede porque sí, porque me da la gana. Imagino a los responsables de la película en un despacho al grito de “Da igual que no tenga lógica, lo importante es llenar el hueco entre episodios”. Todo parece metido con un gran calzador galáctico. Las soluciones de la película son siempre ridículas (El momento interruptor o lo de Estrellita rozan la vergüenza ajena).

Si algo caracteriza a Star Wars es que los conflictos están tan bien marcados que se podrían representar en el escenario de un teatro sin necesidad de efectos especiales. Algunos pasajes de la saga parecen salidos de la pluma de William Shakespeare. Rogue one es la antítesis de esa esencia.

Los actores consiguen lo que pocos podían pensar: Que un droide del imperio reprogramado les barra en carisma. Hasta un personaje del nivel de Darth Vader parece fuera de lugar. Con la protagonista (Jyn Erso) han querido repetir la jugada de ‘Rey’, pero no les ha salido. Show Guerrera, Cassian Andor, Chirrut Îmwe o Baze Malbus (Ríete tú de Jar Jar Binks) son mera comparsa. Eliminadles en un remontaje mental y veréis que ninguno era necesario. Lo que si consigue dar el pego son las resurrecciones digitales de algunos personajes, que encajan extrañamente, pero encajan.

rogue-one-darth-vader-malo

Uno de los gran temores era que Disney redujera la película a un “Canta con nosotros”, pero por suerte o desgracia Rogue one no es una película para niños. Una nueva esperanza enamoró a toda una generación, pero no ocurrirá lo mismo con esta ensaimada de disparos que queda lejos de resultar simpática. Agradecemos que Gareth Edwards haya pasado de no meter ni un solo gag en su infumable versión de Godzilla a los tres de Rogue one. De rescatar algo podríamos rescatar el climax final, un desenlace que hace que nos preguntemos si los 100 minutos anteriores eran estrictamente necesarios. Hasta ahora pensábamos que la saga solo nos presentaba un planeta si era fundamental en la trama. En Rogue One visitamos quince sin justificación aparente. En conclusión, con un mediometraje de conexión hubiéramos tenido más que suficiente.

Al menos la película mantiene el sello político de la saga, tan presente en los episodios I, II, III. Resulta curioso además que la muy conservadora Disney haya permitido estrenar una película que resulta una gran reivindicación del terrorismo. Una película que no ve con malos ojos derribar las torres del imperio (¿Os suena de algo?).

Desde hace unos meses se corre el rumor de que el primer montaje de la película era el bueno, pero Disney se reveló. Tras ver varias películas de Gareth Edwards mi postura es que quizá lo que intentó Disney es evitar un desastre mayúsculo y que todo quedara en desastre relativo. Siempre habrá quien defienda este simplón capítulo por devoción a una saga que en este momento vive de las rentas. Yo me niego a pensar que todo se ha reducido a una entrega de Los mercenarios sin carisma. Los más exigentes esperamos que el episodio VIII pueda devolver el equilibrio a la fuerza. Para ver tiros me vale Fast & Furious.

 

Hasta el último hombre: A la mierda la segunda enmienda

vacometro3

“Bajo esta máscara hay algo más que carne y hueso, bajo esta máscara hay unos ideales, señor Creedy, y los ideales son a prueba de balas”. Reconoceréis esta cita. Es de la versión cinematográfica de V de Vendetta. Y es perfectamente aplicable a Desmond Doss, protagonista de Hasta el último hombre, un soldado que se agarró a sus principios para salvar la vida de sus compañeros.

Se ha prodigado poco Mel Gibson en esto de la dirección, pero cuando lo ha hecho ha sido para trascender. Braveheart marcó un antes y después en las escenas de batalla. Apocalypto mostró la naturaleza salvaje de los mayas. La pasión de Cristo se convirtió en un fenómeno que llevó a las salas a millones de espectadores no habituales. Es normal que ante una película de su sello las expectativas estén altas.

Es importante matizar que no estamos ante una cinta bélica al uso. Hasta el último hombre más que el episodio del acantilado de Hacksaw cuenta la historia de Desmond Doss, el primer objetor de conciencia condecorado por el ejército de Estados Unidos. Un tipo que sin tocar un arma se plantó en la puerta terrestre del infierno. Si habláramos de ‘jugar a los médicos’ Desmond Doss estaría en nivel Dios.

Se podría dividir la historia en tres partes: Romance, campo de entrenamiento y guerra. Las dos primeras se podrían enmarcar en el terreno del cine clásico americano. Ahí es donde Gibson se pone el disfraz de Clint Eastwood para narrar con mano firme y a la vieja usanza. Un tipo de cine casi extinto.

hasta-el-ultimo-hombre-entrenamiento

Es en la guerra donde vemos la cara más reconocible del director, haciendo de la violencia una de las bellas artes. La coreografía bélica del australiano es digna de mención. A esto hay que añadirle que se ha prescindido de los efectos especiales apostando por la acción real. Como cuenta el propio director en el Making Off “Todo lo que se ve en pantalla está rodado de verdad”. Así que cuando vemos a una persona en llamas en la película hubo fuego real, no el ya habitual fuego por ordenador.

El problema de Hasta el último hombre es el mismo que padecieron Braveheart o Apocalypto. A Gibson le cuesta atravesar la capa de superficialidad que hay en sus películas. Hay amor, hay sufrimiento, hay guerra… Pero todo parece orquestado. Hay violencia, hay dolor, pero falta esa capa de realismo que nos acerque aún más a sus protagonistas. Falta crudeza.

Tampoco me ha convencido Andrew Garfield. He visto más a un ‘actor haciendo de’ que al verdadero Desmond Doss. He visto ‘al que hizo de Spiderman’, lo cual no dice mucho a su favor. Por suerte los secundarios, fantásticos Vince Vaughn, Sam Worthington y Hugo Weaving, consiguen lo que no logra el protagonista. También brilla con luz propio Teresa Palmer. Vale, su interpretación no es nada del otro mundo, pero como le dicen a Doss en un momento de la película… “¿Sabes qué juega en otra liga, verdad?”. Vamos, que la chica no está mal.

Tras esta valoración gratuita y superficial volvamos a la película. Aún con sus fallos, el material con el que cuenta Gibson es de primer nivel. Hay una historia que merecía ser contada, y que por si solo hace que la película funcione. Además aparecen temas como el bullying, porque Hasta el último hombre no es solo una película antibelicista, también es una gran cinta contra los prejuicios.

La historia real de Desmond Doss (Leer solo si ya has visto la película)

desmond-doss-vida

Aunque parezca la última gran americanada la historia de Desmond Doss es completamente verídica. Sus compañeros de misión contabilizaron más de 100 salvamentos por parte del objetor de conciencia, pero Doss, del que todos los que le conocieron destacan su humildad, dijo que ‘solo’ habían sido unas 50, por lo que el ejercito americano dejó la cifra en 75.

desmond-doss-batalla

En el momento de su rescate tras la explosión de una granada, la película omite una de sus mayores heroicidades. (Quizá Gibson pensó que era demasiado ya). A pesar de la gravedad se tiró de la camilla y cedió su lugar a otro herido. Se mantuvo esperando cinco horas en el campo de batalla  a la siguiente camilla.

La guerra pasó factura a Doss, que sufrió tuberculosis, perdió un pulmón y se quedó sordo.

Almodovar se carga el acento gallego en Julieta

Hoy no vamos a hablar de la notable Julieta, una de las mejores películas del Almodovar reciente. Vamos a hablar de una inexplicable decisión del director en la película.

Además de Madrid, la película se desarrolla en un lugar indeterminado de Galicia. No solo lo sabemos porque se ha rodado en lugares como Redes, Ares o Mugardos. Los nombres de los personajes, Xoan o Antia, o la muy gallega decoración de la casa gallega de Xoan así lo confirman. Tras Madrid, es el lugar más frecuentado por la trama. Xoan es pescador, su hija Antia ha crecido allí hasta la adolescencia, y Marian, ama de llaves de la casa, parece no haber salido jamás de ese pueblo ficticio. Al igual que Ava, amiga de Xoan desde la infancia que también pertenece al lugar. Pues bien, ninguno de estos personajes habla gallego. Aquí podríamos entrar en un debate sobre lo que suma o resta la inclusión de subtítulos y otras lenguas. Puede pasar. Pero hay un elemento que convierte a este drama con elementos de thriller en una película de ciencia ficción: ¡Ninguno de estos personajes tiene acento gallego!

almodovar-acento-galicia-julieta

Quizá se la puedan ‘meter’ a alguien que no ha estado en la fascinante tierra de Cunqueiro y Castelao, pero a mi no me la cuelan. He pasado la mayor parte de mis veranos en Galicia por razón de sangre, y hablar de gallegos de zonas rurales sin acento es más increíble que el monstruo del Lago Ness en una clase de biología. Y no se queda solo ahí. La película tampoco pone acento cuando la acción se traslada a Andalucia.

La pregunta es ¿Por qué? Y solo Almodovar tiene la respuesta. Pero de entrada me parece una falta de respeto a la riqueza que aporta esa seña de identidad, esa carta de presentación que indica nuestro origen y que cuesta tanto disimular.

Hay que mantener los acentos del cine, aunque siempre haya algún gilipollas que viendo la muy sevillana ‘El mundo es nuestro’ grite a la pantalla… ¡Qué aprendan castellano! Va siendo hora de que los espectadores conozcan la realidad peninsular. Bravo por el euskera de Igelak o el catalán de La propera pell. Bravo por los creadores que hacen que el cine español no sea uno grande y libre, y en perfecto castellano.

Ahora os toca opinar a vosotros.

American Crime Story: The people v. O.J. Simpson. La cuestión racial

vacometro4

Curioso que en 2016, 21 años después del juicio contra el célebre jugador de fútbol americano y actor  O.J. Simpson, se hayan emitido los dos mejores trabajos audiovisuales al respecto: La serie documental OJ: Made in America y la serie de ficción American Crime Story: The people v. O.J. Simpson. Nos centraremos en el producto de ficción del canal estadounidense FX, que ha sido estrenado en España por Netflix, una vez más sacando a flote lo mejor de la programación televisiva americana.

Al frente de la serie encontramos a Ryan Murphy, uno de los grandes nombres del sector gracias a Nip/Tuck, Glee, American Horror Story y Scream Queens. En esta ocasión se aleja del terror y la comedia para dramatizar el juicio más mediático de la historia de los Estados Unidos.

Si no sabes nada de los que sucedió en ese 1994 estas en la posición óptima para ver la serie. No era mi caso exactamente. Recuerdo ver en el telediario las imágenes de O.J. huyendo en una furgoneta blanca, imágenes que por alguna extraña razón tengo grabadas en la memoria. Pero hasta ahí. Mi temprana edad me impedía entender la complejidad de un juicio. Supongo que por eso mi cerebro decidió que era más sencillo quedarse con la imagen de un coche escapando a toda velocidad.

O.J fue acusado de doble asesinato por la muerte de su mujer, Nicole Brown, y Ronald Goldman. A pesar de que estaba muy lejos de ser portavoz de la comunidad negra, la estrategia de la defensa convirtió el juicio en una cuestión racial. La televisión le dio al proceso una cobertura inaudita, y todos los implicados en el juicio se convirtieron de la noche a la mañana en protagonistas de la programación televisiva.

Murphy ha sabido dramatizar esos meses convulsos desde la misma noche del suceso con un guión inteligente que nunca se estanca en las arenas movedizas del lenguaje judicial. Prima el entretenimiento, un entretenimiento nunca exento de calidad. El guión consigue que siempre queramos más, haciendo que los diez episodios pasen un suspiro. Todo funciona como un reloj, desde la elegante dirección a la acertada puesta en escena.

america-crime-story-paulson-marcia

Y a pesar del buen material de partida, son las interpretaciones son la gran baza de esta serie. El nombre de Simpson resuena en el título, pero no es el acusado el personaje principal. La fiscal Marcia Clark, brillantemente interpretada por Sarah Paulson, es la auténtica protagonista. Sin duda es la de Paulson la mejor interpretación femenina de 2016 en el terreno series. El resto del reparto también rinde a gran nivel. La tarea de reciclaje de Murphy con John Travolta, David Schwimmer y Cuba Wooding Jr, intérpretes en clara decadencia, es digna de mención. Travolta también figura como productor ejecutivo de la serie.

american-crime-story-kardashian-travolta-schwimmer

La segunda temporada de la franquicia American Crime Story, ya en producción, se centrará en el desastre del huracán Katrina, a priori un tema con menos pegada que el caso Simpson. Mientras que la tercera, recién confirmada, se centrará en el asesinato de Gianni Versacce. Un gran reto después de esta gran primera temporada.

 

Animales fantásticos y donde encontrarlos: Jugando a Pokemon Go en el Nueva York de los años veinte

 

vacometro3

Sin ser Harrypotterófilo, recorrí la saga del mago con interés, aunque sin gran entusiasmo. Aún así reconozco que fue un placer tropezar en la piedra filosofal en plena adolescencia, al igual que cerrar el ciclo con la segunda entrega de Las reliquias de la muerte diez años después (pero en plena adolescencia igualmente). Por el camino películas buenas, e incluso alguna notable, como esa gran versión de El prisionero de Azkhaban que regaló Alfonso Cuarón.  Las de David Yates (Las cuatro últimas) mantuvieron un buen nivel, aunque quizá como cinéfilo me resultaba más interesante la idea del director invitado.  La saga ha disfrutado de una regularidad envidiable.

Sin gran entusiasmo, pero con mucha curiosidad he accedido a ver Animales fantásticos y donde encontrarlos, un nuevo comienzo para el universo Potter. El título responde al homónimo de uno de los libros de magia de lectura obligada en Hogwarts, y la acción se desarrolla en 1926, a modo de precuela, aunque la Rowling afirme que se trata de una historia diferente en el mismo universo de la saga.

No se si afirmar que se trata de la mejor película de la franquicia desde El cáliz de fuego, pero de lo que no tengo duda alguna es que es el mejor trabajo de dirección de David Yates para el universo Potter. Este reinicio le ha venido estupendamente para mostrar su propia personalidad y construir un puñado de buenas escenas. Todas bajo el regusto clásico que aporta el Nueva York de los años veinte.

tina-animales-fantasticos-donde-encontrarlos-macusa

Una de las claves que el buen sabor de boca que deja la película son sus personajes. Newt Scaramander, magníficamente interpretado por Eddie Redmayne, encarna a la perfección a un bicho raro especialista en bichos raros. Lo mismo ocurre con Dan Fogler, que interpreta a Jacob Kowalski (El personaje más cómico) o Katherine Waterston, que interpreta a Tina Goldstein, oveja negra del MACUSA (Congreso Mágico de los Estados Unidos). El otro protagonista es la espectacular y muy cuidada dirección artística, complementada con unos adecuados efectos especiales.

Las influencias de ‘Animales fantásticos’ son claras y diversas:

Cazafantasmas: El (divertido) caos que provoca la fuga de criaturas de Scaramander recuerda al que montaban los fantasmas de las películas de Ivan Reitman.

Pokemon: Los animales fantásticos de la película

X-Men: El conflicto entre magos y no-majs recuerda a la tensa situación política que viven los mutantes con el resto de la humanidad.

Star Wars: Al igual que en la saga Potter, la magia oscura recuerda al lado oscuro de la fuerza.

Por último, es de agradecer que a pesar de que vivimos en la era del spoiler la película entregue en su parte final alguna sorpresa inesperada. No era fácil levantar de nuevo el fenómeno Potter, y el riesgo a pegársela era grande, pero la película sale airosa del desafío. El resultado es que ya esperamos ansiosos la segunda entrega, en la que ya se rumorea el regreso de uno de los grandes personajes de la saga.

 

The Neon Demon: La confirmación del Ultraestilo

vacometro2

Tras firmar una obra maestra de la talla de Drive, Nicolas Winding Refn tenía dos opciones: Normalizar su propuesta para buscar la estatuilla a la que ni siquiera fue nominado o seguir avanzando en un lenguaje fílmico propio. El director danés eligió la segunda vía, lo que desde ahora llamaremos el ‘ultraestilo’. Tras Drive llegó Solo Dios perdona, una cinta preciosista con escasas lineas de texto. Y tras Solo Dios perdona llega The Neon Demon. Un título que confirma a NWR como un cineasta alejado del lenguaje habitual y más interesado por la estética que por el guión. Algo similar a lo que les sucede a las supermodelos de la película, preocupadas únicamente por mejorar su imagen. Intencionadamente o no, Winding Refn ha hecho una metáfora de su cine.

The Neon Demon es una película ‘bonita de ver’ (Un anuncio de perfume en versión muy extendida), pero es incapaz de crear un clímax que consiga levantar interés. Funciona por momentos hipnotizando al personal, pero no consigue ese ‘algo más’ para encandilar sin guión. Lo siento Nicolas, pero no eres David Lynch. Y aún así me costaría afirmar que estamos ante una mala película. Lo bueno de The Neon demon es que se presta a múltiples lecturas, y que cada espectador podrá sacar la suya. La más evidente es una crítica atroz del mundo de la moda, pero escarbando un poco se puede hablar de la búsqueda de la perfección, del valor de lo natural, de la dictadura de la imagen, del deseo de lo ajeno… Da para unas cuantas pajas mentales (sin el ‘mentales’ si os va la necrofilia). Lamentablemente poco más.

Lo mejor: Su imagen, sus tonos, su contraste, su color… Su estilazo

Lo peor: La ausencia de una historia

Reacción en sala (Teatro Principal, Donostia)

El siempre enrollado público de la Semana de terror de Donostia, en la que disfrutamos la película, hizo más llevadero el metraje con su sarcasmo habitual. La acogida por parte de los fans del terror fue bastante mala. Quizá no era la película más adecuada para este festival, puesto que no apuesta por el terror ni por la ciencia ficción, y se enmarcaría más en una liga de Cine de autor, pero tampoco se me ocurre el lugar idóneo para esta propuesta.

 

 

La fiesta de las salchichas: Hora y media sin comedia

vacometro1

La comedia es un género complicado. Lo que le hace gracia a una persona a otra le puede provocar rechazo. A pesar de ser un idioma universal, es complicado universalizarla. Me encantaría deciros que me he partido la caja con La fiesta de las salchichas, pero va a ser que no. Me considero una persona bastante risueña, pero ni siquiera he hecho amago de sonreír durante sus noventa minutos. Y eso que la película tiene alguna virtud reseñable, pero desde luego que no es la de hacer reír.

No soy uno de los fieles de la secta Pixar, pero la empresa del flexo hubiera explotado a la perfección ese océano de ideas que pueden salir de un supermercado. ¿El problema de Sausage Party? Se limita a monotematizar su humor, que solo se puede describir como soez. El caca culo pedo pis de toda la vida enfocado hacia el sexo. Lo de la salchicha y el panecillo podría haber funcionado sin un gag cada tres minutos de metraje (no exagero). Lo que más me sorprende es que la película no se titule: “¿Fiesta? La que te va a dar esta?”

personajes-la-fiesta-de-las-salchichas

En el lado positivo de la balanza encontramos su visión de la religión, de la fe, y de como se articula en la sociedad. Sin duda se sustenta como antídoto ante nuestros miedos. El “mas allá del supermercado” es para los alimentos un Valhalla, hasta que descubren lo que hay realmente tras la linea de cajas. Discurso adulto, pero la lástima es que parece estar contado para un público entre los 13 y 16 años. Así se consigue una película que no funciona ni en adultos ni en niños. Cuesta ver que ha visto en ella la crítica especializada. ¿Será la falta de sexo en ese mundillo? ¿De verdad les vale con un panecillo con tacones? 

Para terminar de joderla, esa parte de Metacine a lo La Lego película (También copian el concepto de Todo es Fabuloso) para mayor gloria de Seth Rogen. Completamente innecesaria, pero es lo que tiene el afán por figurar. En fin, que nos han vuelto a vender la moto.

Lo mejor: La goma de mascar Hawking

Lo peor: Ni puta gracia

 

Black Mirror. Tercera temporada. Rozando el presente

Netflix ha acertado de pleno incorporando Black Mirror a su sello en su tercera temporada. Tras una primera temporada de tres episodios y una segunda de otros tres más especial navideño, parecía que ofrecer seis capítulos esta temporada incrementaba el riesgo de cagarla. Va a ser que no, estamos ante la mejor y más entretenida temporada de la serie. Imprescindible.

3×01 Caída en picado vacometro4

black-mirror-temporada-3-bryce-dallas-howard-caida-en-picado

Brillantísimo inicio de temporada que plantea un mundo regido por una app prima-hermana de Instagram que puntúa a todo el mundo. La popularidad del instituto hecha aplicación de móvil, un filmaffinity humano. Posiblemente sea el episodio más entretenido de toda la serie. Engancha desde el minuto uno sin necesidad de giros. Por si fuera poco, Bryce Dallas Howard está de diez. Gran trabajo en la dirección de Joe Wright, director de Orgullo y prejuicio o Expiación.

3×02 Playtesting  vacometro3

Black Mirror S1 EP5-6

Era cuestión de tiempo que la temática de los videojuegos protagonizara un episodio de Black Mirror. También que se apostara por el terror. Playtesting se abona al ya visto dilema de ‘Juego o realidad’ mezclándolo con elementos de películas como Cabin in the woods o ExistenZ. Entretenido, aunque deja poco poso. El arriesgado giro final mejora el resultado. Dirige Dan Trachtenberg, responsable de la recomendable Calle Cloverfield 10.

3×03 Cállate y baila vacometro4

black-mirror-callate-y-baila-chantaje-juego-tronos

La serie saca su lado más crudo y malrollero en este episodio con el ciber-chantaje como tema estrella. Un niño se verá amenazado por unos hackers que asaltan la intimidad del usuario para jugar a titiriteros bajo la amenaza de airear sonrojantes actos privados. Deja muy mal cuerpo, y lo peor, el futuro que muestra está demasiado cerca. Mañana, si no es hoy. Un mundo dominado por los trolls 2.0. Lo redondea el Exit music (for a film), temazo del Ok computer de Radiohead. “Wake… from your sleep. The drying of your tears… Today.. we escape… we escape. Dirige James Watkins, responsable de la imprescindible Edén Lake y la hammeriana La mujer de negro.

3×04 San Junipero vacamarketmaszul

black-mirror-temporada-3-san-junipero-gugu-mbatha-raw-mackenzie-davis-mejor-capitulo

Y llegó la madre de todos los capítulos de Black Mirror (Con permiso de Tu historia completa, el 1×03). Curiosamente el menos oscuro, el menos atroz, quizá el menos Black mirror. Su primera mitad trascurre sin rastro de Sci-fi, con brillantes referencias de nivel al cine, la música y los videojuegos. A mi me ponen Girlfriend in a coma de Los Smiths, Scream y el Bubble Bobble en el mismo capítulo y es imposible no conquistarme. Excepcionales la dirección artística y vestuario. Una historia de amor como nunca habíamos visto, ni seguramente veremos, en Black Mirror.

Charlie Brooker, creador de la serie,  ha subido a Spotify el insondable setlist del episodio: https://open.spotify.com/user/charliebrooker/playlist/1enamd7IoA2KtAoMxeiINW

 

3×05 La ciencia de matar vacometro3

black-mirror-la-ciencia-de-matar

Y llegaron los zombies. Primer episodio a lo The Walking dead de la serie. También el primero que muestra la guerra. Gran entretenimiento, en la linea de la temporada, aunque se agarra demasiado a una (interesante) única idea. Como Playtesting, un escalón por debajo del resto, dentro del buen nivel. Participa Michael Kelly, el Doug Stamper de House of cards.

3×06 Odio nacional vacometro4

black-mirror-odio-nacional-blue-faye-marsay

Para cerrar la temporada 89 minutos de Thriller. Si Caída en picado daba protagonismo a Instagram, Odio nacional se lo la a otra de las redes más populares: Twitter.  Como tema principal el control gubernamental, y cierto homenaje al subgénero de terror por plaga, debidamente modernizado. Gran química entre la pareja de investigadoras Kelly Macdonald y Faye Marsay. Termina con Fall into me de Alev Lenz, un temazo. Belleza dentro del caos. Un buen colofón.

Doctor Strange: Un ‘Origen’ para las guerras venideras

vacometro3

Tras la muy física Civil War, Marvel termina 2016 mostrando su lado más místico con Doctor Strange, un estimulante entretenimiento bajo el sello de la casa de las ideas. La película cuenta la historia de Stephen Strange, un excéntrico cirujano de la escuela ‘House’ que se verá obligado a buscar soluciones más allá de la medicina tras un accidente de coche.

El éxito del filme tiene nombre y apellido: Benedict Cumberbatch, que resulta un acierto total del equipo de casting. Una vez más, el actor interpreta a la perfección a un personaje más complejo de lo que Marvel nos tiene habituados. Si una mitad es Cumberbatch, la otra mitad es la psicodélica dirección artística. Los FX funcionan, pero… ¿Hubieran sido así de no existir Origen de Christopher Nolan? El parecido es tan evidente que la duda es más que razonable. La película también tiene imágenes que recuerdan a Matrix o conceptos que parecen sacados de Star Wars, e incluso Star Trek.

null

doctor-strange-extrano

Entre los puntos débiles encontramos a un desaprovechado Madds Mikkelsen, que interpreta a Kaecilius y un descafeinado Chiwetel Ejiofor, que da vida a Mordo. Lo compensa Tilda Swinton, interpretando a una especie de Maestra Miyagi nepalí.

Doctor Strange es un nuevo acierto de Marvel. No está a la altura de las entregas de las dos últimas entregas de Capitán América, pero supone una atractiva variación en la saga a la que seguro que podrán sacar más partido en el futuro. Lo mejor, es que a pesar de su complejidad (Habla de multiversos y viajes en el tiempo) la saga no pierdo una de sus principales cartas: El humor. Este doctor Extraño nos prepara además para las guerras venideras. No olvidemos que el próximo año vuelven Thor y los guardianes de la galaxia.

Lo mejor: La parte nepalí

Lo peor: Le falta un climax potente

 

La noche del virgen: Pagafantas hardcore

vacometro2

La noche del virgen empieza con una parodia de las campanadas de La 1 en la que Ignatius Farray, ‘capado’ para la ocasión, encarna a Ramón García. Paralelamente, en un disco-pub comienza la siempre decadente celebración de la nochevieja. Es ahí donde conocemos a Nico, un ‘loser in da dancefloor’ interpretado magistralmente por Javier Bódalo. Sus ganas de estrenarse en el golf casero le llevarán a una sucursal terrestre del infierno.

La opera prima de Roberto San Sebastián comienza como una efectiva comedia, como una prima guarrilla del Pagafantas de Borja Cobeaga. Chico busca chica desesperadamente, y se topa con madura misteriosa dispuesta a todo. Las carcajadas de la sala confirman que la fórmula funciona (Mención especial a los momentos del whatsapp de Nico). La pena es que cuando la película baja al barro y saca su vena más escatológica todo se frena en seco.

El problema es el que es. Uno del que ya os hemos hablado en alguna ocasión: El efecto Jes Extender, que debe su nombre al célebre alargador de pene de la teletienda. Esta técnica intenta mostrar tanto las virtudes de la película que éstas acaban volviéndose en su contra.  Lo que es divertido en segundos se hace pesado cuando supera el minuto. Como ejemplo la escena de la sokatira umbilical, alargada hasta la extenuación.

Esto genera a su vez que a la película le cueste respirar en espacio cerrado. Tan solo la ventana parece quitarle opresión al conjunto con divertidas escenas que parecen sacadas de la pensión de El día de la bestia. Los directores Juanfer Andrés y Esteban Roel solucionaron bastante mejor la papeleta de interiores en la también opresiva ‘Musarañas’.

la-noche-del-virgen-gore-javier-bodalo

A pesar de este problema originado por el montaje, La noche del virgen tiene su punto. En sus mejores golpes la película de Roberto San Sebastián tiene algo del Peter jackson primerizo, mezclado con el primer De la Iglesia. No parece casual que ese neonato final parezca primo del peque de Braindead. También son dignos de mención los curiosos FX, más si cabe tratándose de una cinta Low Cost.

En el apartado interpretativo destaca la pareja protagonista (Javier Bódalo y Miriam Martín), que logra una extraña química. Bódalo aguanta estoicamente las secuencias más salvajes de la película. En cambio, es difícil encontrar explicación a la inclusión de un personaje como el de Araña, interpretado por Victor Amilibia. Un personaje machacante que solo parece estorbar, y cuya caracterización de ‘heavy de palo’ resulta poco creíble.

Lo mejor: El momento musical “Rata de dos patas”. MUY TOP.

Lo peor: Su empecinamiento por alargarlo todo.

Reacciones del público

img_20161101_193514

El siempre interactivo público de la Semana de Terror de Donostia se entregó de manera entusiasta en la parte inicial y rajó de lo lindo en la segunda mitad. Quizá le pasó factura a La noche del virgen esa presentación tan rojiblanca y provocadora ante el nada futbolero público del festival. Esto provocó que hacia el final se sucedieran los comentarios sobre el origen bilbaino de la película. Las partes más gore fueron recibidas con aplausos.

*Los respondables de la película tuvieron el detalle de repartir condones y caretas del prota a la entrada de la sesión. La pena es que no aprovecharan la ocasión para sacar un fotón con cientos de Bódalos en las butacas del Principal. 

Teaser de la película:

Making a murderer (T1): La oveja negra de Wisconsin

Qué el éxito de Netflix no es casual lo demuestran productos como Making a murderer, serie documental que recrea el caso del pueblo de Manitowoc (Wisconsin) contra Stephen Avery, un vecino poco integrado en la comunidad. Diez episodios que nos harán replantearnos el funcionamiento de la justicia gracias a una minuciosa recopilación de información montada con tintes de thriller. En ausencia de adaptaciones de John Grisham lo mejor que podemos hacer es recurrir a la cruda realidad.

A partir de aquí va la primera recomendación. ¡No busques información sobre el caso real! No necesitas saber nada. De este modo obtendrás los asientos de primera fila de esta montaña rusa de acontecimientos. Tras el interesante piloto llegué a pensar que el caso ya estaba contado, y resulta que solo acababa de empezar. Con el paso de los capítulos lo interesante se torna en apasionante. Hacía tiempo que no me enganchaba tanto a una serie.

abogados-making-a-murderer

Quizá no estemos ante un producto para todos los públicos. Aquí no hay gente guapa ni personajes carismáticos. Tampoco encontramos bellos paisajes. Estamos en la América profunda y la protagonista es la investigación. Desconocemos como se ha llevado a cabo la labor de recopilación de información, pero el trabajo de las realizadoras Laura Ricciardi y Moira Demos es sencillamente deslumbrante. No falta un audio, una declaración, un testimonio, una llamada clave. Da la impresión de que todo está ahí.

Además la serie ha conseguido traspasar las barreras del consumidor de documentales hasta el gran público. El éxito de sus diez episodios ha dejado una fuerte resaca en la sociedad americana. El caso de Making a murderer deja en ropa interior a un sistema judicial que presume de no tener parangón en el planeta. Una vez más, la (supuesta) primera potencia mundial queda muy tocada.

Solo me queda recomendaros la que ya es una de las mejores series de los últimos años. Que no os eche para atrás la etiqueta de documental, Making a murderer es una serie de primera división. Y adictiva como pocas. Una de juicios, a mi juicio, imprescindible. Para muestra su intro:

El hombre de las mil caras: Luis Roldán, contigo empezó todo

vacometro4

El escándalo Roldán es uno de mis primeros recuerdos informativos relacionados con la lacra de la corrupción. Su nombre se repetía en el telediario, pero mi juventud me impedía saber que había detrás de ese señor calvo. Aún así tenía claro que no era el que salía en el envase del limpiasuelos. Igualmente sabía que Vera y Barrionuevo no eran una pareja de cómicos, o que Mario Conde más bien debió apellidarse Esconde (El dinero).

La sociedad dormía plácidamente pensando que casos como éste no eran más que excepciones de un sistema en el que de vez en cuando se colaba algún personaje de la picaresca española. Pocos sabían que en silencio se construían los cimientos de una organización criminal que se hacía fuerte aprovechando los mecanismos del poder político. Solo hay que echar un vistazo a la prensa para comprobar que esa organización ha perdurado hasta nuestros días. Lo peor de todo es que España la sigue legitimándolo en las urnas, como si fuera una representación de nuestra propia naturaleza.

Como veis, no son pocas las reflexiones que dejará El hombre de las mil caras, el filme que aporta elementos de ficción a la fuga que articuló Roldán con ayuda del espía Francisco Paesa. Pero hablemos de cine, que eso va este blog (cuando no me voy por la ramas).

Una frase en mi mente al terminar el metraje: “Alberto Rodriguez ya es uno de los grandes del cine español”. Y es que a pesar del gran nivel que muestran los actores, en especial Eduard Fernandez, en este filme el director es la estrella. Recuerdo leer le noticia de que Rodriguez había optado por este proyecto y pensar en su osadía y en la tremenda hostia que podía pegarse ante la dificultad del material. Hoy solo reitero lo de valiente, porque Rodriguez lo ha vuelto a hacer. Hay thriller, hay cine negro, hay cine de espías… pero sobre todo hay buen cine.

el-hombre-de-las-mil-caras-roldanguardia-civil

El guión, del propio Rodriguez y Rafael Cobos, es otro de los puntos fuertes. Era demasiado fácil caer en el amarillismo o en la crítica implícita, pero la película evita pararse a juzgar o revolcarse en el lodo del escándalo. También funcionan a la perfección la (de nuevo) excelsa fotografía de Álex Catalán y la magnífica banda sonora de Julio De la Rosa. Si eres bebedor ocasional de Jaggermeister has de saber que la película incluye además la escena más lúcida sobre los efectos del licor alemán en el corto plazo.

Durante el visionado me han venido a la cabeza dos títulos cercanos a este hombre de las mil caras: La compleja El topo, de Tomas Alfredson, y Munich de Steven Spielberg, uno de los mejores títulos de su filmografía reciente.

Da gusto ver que el cine español se atreve con la historia reciente. La Gürtel, Marbella, la Operación Puerto… Hay material de sobra en este sistema putrefacto. Y Alberto Rodriguez demuestra una vez más que también hay talento. Por lo pronto, se intuyen no pocas nominaciones a los Goya.

Warcraft: El Origen. Algunos orcos buenos

vacometro3

Es increíble la de mensajes contradictorios que en ocasiones puede mandar un mismo largometraje. Voy a compartir con vosotros pensamientos internos durante los 120 minutos que dura Warcraft, completamente basado en hechos reales y en orden cronológico:

  • “Pinta bien”
  • “¿Qué coño es esto?”
  • “No entiendo nada”
  • “Me he perdido con tanto nombre. ¿Algún personaje que no tenga nombre de medicamento”
  • “Los efectos no están mal”
  • “¿Una orco que está buena? Es contradictorio”
  • “Vergüenza ajena”
  • “Los efectos flojean”
  • “Duncan Jones es mentira. ¿De verdad este tipo dirigió Moon?”
  • “Las escenas de acción aburren”
  • “Igual la dejo aquí”
  • “Espérate que remonta”
  • “Pues igual no está tan mal”
  • “Parece que Duncan Jones ha hecho lo que quería hacer”
  • “Juego de tronos”
  • “Me gusta lo directo de las batallas”
  • “Duncan Jones es un genio”
  • “Quiero secuela”

Una puta montaña rusa amigos. Y no, no siempre me pasa esto. Warcraft es un auténtico cocktail molotov que mete en la licuadora El señor de los anillos, Stargate, Avatar, Star Wars y Juego de tronos, y que a pesar de todo al final acaba encontrando un lenguaje propio. De el Señor de los anillos tiene las razas y el escenario, de Stargate el portal hacia otros mundos, de Avatar el componente humanista y los efectos especiales, de Star Wars el alto precio de las artes oscuras y de Juego de Tronos las intrigas palaciegas y la mano larga con las muertes.

He de decir que nunca he jugado al célebre World of Warcraft, videojuego que adapta el filme. Quizá por eso en algunos momentos no he hecho pie y he añorado la simpleza de la cameroniana cinta de extraterrestres azules. Lo bueno es que todo ese entramado se va desenredando a medida que transcurre la trama para desembocar en un final lógico (y épico).

warcraft-pelicula-orca

Si me llegan a decir que Warcraft adapta una novela escrita hace cien años me lo hubiera creído. A pesar de basarse en algo tan reciente como un videojuego, Duncan Jones (Moon, Código fuente) apuesta por el lenguaje clásico. Por momentos la película parece una inmensa tragedia griega, con toques de Shakespeare y Tolkien.

Ahora la productora se enfrenta al dilema de entregar o no una segunda parte de un filme que ha fracasado estrepitosamente en Estados Unidos y ha sido un taquillazo en china. Incluso se habla de una secuela de capital chino. Parece que a Jones no le importaría ponerse de nuevo al mando. Por mi encantado.

Tarde para la ira: Venganza en plato templado

vacometro3

El actor Raúl Arévalo ha dado el salto a la dirección con Tarde para la ira, una historia de venganza ambientada en la otra España, la que se encuentra alejada del centro de la ciudad, la España agreste y salvaje.

La película ofrece una cruda historia de venganza que poco tiene que ver con  el efectismo de Park Chan Wook (Old Boy, Simpathy for Lady Vengeance) o Quentin Tarantino (Kill Bill I y II). Para asegurarse el éxito, Arévalo ha contado con Antonio De la Torre, todo un seguro de vida. En esta ocasión da vida a un personaje parco en palabras y con muchas líneas interiores, su enésima contención.

La película gana en sus cuartos más sucios y oscuros, en los bajos fondos, y sube un escalón cuando aparece la violencia. También funcionan sus salidas de tono, con esos mafiosos de barrio sacados del cine quinqui o esas vecinas de pueblo tan de Espejo público. El uso de la cámara resulta todo un acierto, desde el potente plano secuencia inicial al seguimiento de personajes tan del cine de Darren Aronofsky.

Entre los puntos negativos encuentro el empecinamiento de Arévalo por parecer un autor. El alargue de algunos planos parece impostado. Contrasta con la naturalidad y crudeza de la mayoría de metraje. Ese intento de trascender resta autenticidad a un filme que no necesitaba aire. Quizá por ello sus 92 minutos no pasan todo la rápido que debería.

A pesar de todo esto, el debut de Arévalo (No me refiero al de los chistes casposos) es prometedor. Con este largo se asegura una segunda película en la que podamos ver si además de buenas referencias al Peckinpah de Perros de paja hay talento. De momento no pinta mal.

 

The Act of killing: Demonios de la Indonesia salvaje

vacometro4

No es casual que The act of killing aparezca en el puesto 14 en la lista de las 100 mejores películas del Siglo XXI que recientemente ha realizado la BBC. El documental de Josua Oppenheimer demuestra que aún quedan millas por recorrer en este género, y es que lo que propone es algo nunca visto: Dar protagonismo a auténticos genocidas, convertidos en estrellas dentro de una sociedad donde el odio al comunismo vende y la corrupción tiene buena prensa. Todo esto aligerado con un indescriptible toque cómico.

Vayamos a la raíz. Desde 1965 entre medio millón y un millón de personas han sido asesinadas en Indonesia. Así, como si de un atroz truco de magia se tratase. Y no mucha gente lo sabe. Parece que en occidente estábamos tan sobrecogidos con el genocidio nazi que se nos olvidó mirar hacia oriente. Los ejecutores eran gangsters al servicio del gobierno, que lejos de ser apartados de la sociedad, gozan hoy en día de fama y aceptación popular. Los matarifes se vuelven a reunir con la excusa de grabar una película en la que recrean sin ningún pudor los asesinatos cometidos.

Si hay algo casi tan atroz como las barbaridades perpetradas por los protagonistas, es su falta de arrepentimiento. Asoma algún liviano remordimiento en forma de pesadilla, pero los verdugos parecen mucho más cómodos a la tranquila sombra del The Show must go on.

The act of killing es además una concatenación de enormes WTF. Por momentos he pensado estar viendo una falsecuela de Pink Flamingos. Por haber hay hasta alucinatorios números musicales. Ojo al momento “arcada”, escena para la historia del cine documental.

Estamos ante una película imprescindible, que deja un interesante debate sobre la violencia. Uno de esos títulos que debería verse sí o sí en institutos y universidades. Los monstruos existen, y están entre nosotros.

 

 

 

No respires: El Lazarillo de Detroit

vacometro3

En el  primer episodio de El Lazarillo de Tormes, el joven Lázaro es mantenido por un mendigo ciego amante del vino. Ante la negativa del invidente a dar zumo de uva al pícaro, Lázaro decide tomarse la caridad por su cuenta y hacer un agujero al botijo de su amo para acceder al caldo. El joven es pillado in fraganti y recibe una monumental paliza. Eso es en esencia No respires, aderezado con las reglas del terror y con desarrollo en una desértica Detroit. Quizá me he excedido narrando todo este episodio, pero se que para muchos de vosotros el Lazarillo es un niño que sale en un anuncio de quesos. Y no os culpo. Mis compañeros de la universidad aún recuerdan mi relectura del libro en un examen de Literatura española, en el que respondí que la muerte del padre de Lázaro se produjo por el brutal atropello de un carro, cuando realmente murió en la guerra.

Vuelvo al tema. No respires no descubre vida en Marte, por momentos pierde la coherencia, pero funciona, tiene algo auténtico, a pesar de la escasa credibilidad del trio de ladrones protagonista, que decide asaltar una vivienda con el deseo de cambiar Detroit por California. Su look, su crudeza y la gran dupla que realizan protagonista femenina (Jane Levy) y antagonista (Stephen Lang) terminan por aupar esta cinta de terror un par de peldaños por encima de la media.

no-respires-jane-levy-chica-protagonista

no-respires-malo-stephen-lang

Al igual que en su revisión de Posesión infernal, el director Fede Álvarez deja lo mejor para el último tercio. Un final con sabor a títulos como La matanza de Texas o Wolf Creek. En el nudo la cinta se encarga de romper la monotonía con un par de afortunados giros. Quizá el título ha llegado a nuestros cines demasiado dopada por la crítica americana, pero merece la pena adentrarse en su meritorio pasaje del terror. En el Top de sus Highlights el momento ‘chupito’. Los que la habéis visto ya sabéis a que me refiero.

Cazafantasmas (2016): Nuevo equipo, misma esencia

vacometro3

Entro a la sala de cine a ver Cazafantasmas con cierto miedo a este reboot del clásico de los 80 por dos motivos: La decepcionante taquilla del filme y la estúpida guerra de sexos que se ha montado en torno al nuevo equipo protagonista. Se ha escrito tanta mierda que la película ha quedado en segundo plano, sepultada entre las toneladas de estiércol del debate. Pero esto es La vaca de Twister y estamos aquí hablar de cine. Tampoco vamos a caer en el habitual error de comparar cada elemento de esta cinta con su original. Para eso ya tenemos una sección que se llama Cine contra Cine. Cazafantasmas cumple con nota sus dos principales objetivos: Entretener y divertir, entendiendo por divertir el provocar unas risas entre los presentes.

La clave de la victoria es justo lo que muchos han puesto en duda: El cuarteto protagonista. Cuatro actrices inspiradas y con una química que deja con ganas de más. Mención especial para Kate McKinnon, en pantalla un maquinón (Como ya he dicho al pronunciar su apellido). Con más gesto que texto se convierte en la auténtica jefa de la función. Kristen Wiig y Melissa McCarthy, más habituales en pantalla, también funcionan. Quizá el personaje menos afortunado es el de Leslie Jones, con un rol más tosco y menos lúcido que el de sus compañeras. Aún así, a nivel colectivo merecen un notable.

cazafantasmas-chicas-2016

Otro de los aciertos es lo adecuado del plan renove de trajes, vehículo o logo. Una divertida y efectiva actualización del mito. La búsqueda y aparición de easter eggs también juega a favor de obra. Merecen igualmente comentario los notables FX ¡Al fin efectos digitales bien utilizados!

Aunque suene retorcido, es fácil emparentar Cazafantasmas con El despertar de la fuerza. Ambos títulos se han agarrado al material de origen para no cagarla, y ambos han salido victoriosos en esa misión. La esencia queda intacta, aunque el esqueleto argumental sea prácticamente el mismo.

Quizá el mayor ‘pero’ lo pondría en la insistencia del personaje de Chris Hemsworth, que ni siquiera abandona el filme en los créditos. En una ración pequeña agrada, pero su porción del pastel acaba siendo demasiado grande y repetitiva.

La franquicia Cazafantasmas merecía ser desempolvada. Estamos ante una meritoria resurrección que deja con ganas de más. Esperemos que los bajos números obtenidos no echen para atrás el plan de realizar varias películas. El Nueva York espectral de la saga aún tiene recorrido.

Escuadrón suicida: DC viene de DeCepción

vacometro2

Tras la decepción general que supuso Batman v. Superman: El amanecer de la justicia, Escuadrón suicida, con otro tono y otro director (David Ayer) lo tenía todo para levantar a DC. Los trailers prometían humor, acción y una embriagadora dirección artística. Prometía… porque tras salir del cine Escuadrón suicida solo acentúa los problemas argumentarles de una franquicia que parece más preocupada por aparentar que por ser.

No empieza mal la película, dejándose de pajas y relleno para deleitarnos con unos 20 minutos iniciales que se basan en un ágil reclutamiento. Las presentaciones no hacen más que aumentar el tamaño de una burbuja que pronto acabará explotando. Y es que la película no se sostiene. En Batman V. Superman los enemigos no lo eran tanto, y en Escuadrón suicido los malos están muy lejos de serlo.

El impuesto Smith

El Deadshot de Will Smith es quizá el villano menos interesante de la función, y curiosamente el personaje con más protagonismo y minutos en pantalla. Ese es el precio que ha pagado DC por contar en un actor que prácticamente cuenta sus películas por papeles protagonistas en las mismas. Lo peor es esa forzadísima carga dramática que le viene añadida. En ocasiones parece un repaso por la carrera del actor, con momentos de acción a lo Soy leyenda y pasajes paternofiliales del tipo En busca de la felicidad. ¡Que gran error!

escuadron-sucida-al-completo

La que si sale victoriosa en el casting es sin duda Margot Robbie, dando vida a una Harley Quinn para la posteridad. Un auténtico espectáculo en cada una de sus apariciones. Ni siquiera el mismísimo Joker consigue darle la réplica. Y es que en todo en lo que destaca Quinn flaquea el nuevo payaso, el peor que ha dado el cine hasta el momento. Un personaje plano, ñoño e interpretado sin alma por un acomodado Jared Leto. Su interpretación hace más grande a Nicholson, y sobre todo al irrepetible Guasón de Heath Ledger.

Viola Davis, que realiza el papel equivalente a Nick Furia en Los Vengadores, también convence interpretando a una auténtica perra de Satán. Mención aparte merece el mierda-personaje que le han puesto a la pobre Clara Delevingne. Un personaje mitad mujer florero-mitad embrujada que no interesa lo más mínimo. Mención especial a la infrahistoria de su origen a lo Indiana Jones. Todas sus intervenciones provocan vergüenza ajena, y no por su culpa.

Si por algo se salva de la quema total la película es por su tremenda banda sonora, un auténtico espectáculo. The animals, Queen, Rolling Stones, Eminem, Twenty One Pilots… Sin duda la película pisa sobre seguro jugando con clásicos de ayer y de hoy en lo que por momentos parece un gran videoclip. La pena es que todo quede vacío de contenido. Todo el mensaje político que respiraba el interior de Batman V. Superman es enterrado y sustituido por moralina barata de primero de Walt Disney.

Tras este nuevo paso en falso de la franquicia, las expectativas ante la película de La liga de la justicia serán mínimas. Quizá en ese momento Snyder consigue levantarse. La clave del éxito está muy clara: Un buen guión.

Election: La noche de las bestias. Halloween para adultos

vacometro2

James DeMonaco (Desconocemos su relación con el Principado) empezó la saga de la purga con un tremendo bodrio que partía de una genial idea. Una noche al año los americanos podían salir a matar sin que ello fuera considerado delito. En este trasfondo, nos encontramos la típica película de invasión casera, casera sin gas, o sea, de las malas. Vista la rentabilidad de la cinta, el estudio preparo otra secuela low cost con DeMonaco (si pones una I después de la N podrías invocar a Satanás) de nuevo al mando. Esta vez el director nos mostró la purga de verdad, nos enseñó lo que pasaba en la calle. El resultado fue tremendamente satisfactorio. Cine antisistema desde el sistema, y el origen de su propia iconografía, caretas blancas en tiempos oscuros.

Y en esa línea comenzaba Election, la tercera entrega de esta exitosa saga. Con aún más contenido político, y con el desarrollo de las líneas estéticas que dejó Anarchy. La primera hora de la película consigue enganchar gracias a todos los WTF, con la noche de la purga convertida en toda una festividad. Entre tanto, una candidata a la presidencia americana intentando sobrevivir, con ayuda del guardaespaldas Frank Grillo, en un auténtico infierno de asfalto.

la-purga-quiero-mi-chocolatina

Las influencias son claras. La principal es 1997: Rescate en Nueva York, con Grillo en el papel de Snake Plissken, intentando salvar a la clase política. La segunda es The Warriors, con una ciudad tomada por las bandas, bandas ataviadas con ropajes que nos acercan a la tercera gran referencia: Mad Max: Fury Road. El carnaval veneciano en la dirección artística es la versión low cost de lo que nos ofreció el pasado año la dirección de Frank Miller.

Y todo iba bien… Hasta que las ideas se agotaron y la película se convirtió en una ensalada de disparos y hostias. Como bien apuntó mi amigo Julen “El final es una película de Jean Claude Van Damme” (Con todos respetos a JCVD). Es como si de pronto la construcción sólida levantada en la primera hora de película se hubiera venido abajo. Quizá el problema resida en el propósito de contentar al verdadero público de la cinta, cinéfagos amantes de la acción de videoclub, pero tras ofrecer un sólido discurso político Demonaco deja tirados a los que buscábamos algo más.

En el apartado interpretativo, Grillo demuestra auténticos signos de fatiga en su segunda participación en la saga. Su personaje debió limitarse a Anarchy. Elizabeth Mitchel tampoco atina con su pobre versión rubia de Pablo Iglesias, a la que podríamos rebautizar como la coletas.

la-purga-padres-fundadores

En definitiva, un gatillazo cuando más estábamos disfrutando. Eso sí, si hay cuarta purga volveremos a caer. Eso no lo dudeis ni un minuto. Nos la volverán a meter con el trailer, y picaremos de nuevo. Si es que antes no se impone esta ‘curiosa’ celebración. Desde luego que Trump tiene potencial para ser uno de los padres fundadores.

 

 

La invitación: Una fiesta de mierda

vacometro2

Netflix nos ha dado la oportunidad de repescar The invitation, ganadora en el Festival de Sitges 2015 que hace unos meses tuvo un estreno limitado en las salas españolas. Un thriller cuyo punto de partida es la clásica reunión de amigos que deciden hacer frente al todopoderoso “Ya te llamaré y quedamos”. Pero no queridos lectores, no esperéis en The invitaron un fiestón al estilo Project X o Malditos Vecinos. Lo que debía ser una tranquila velada de reencuentro pronto se convertirá en una auténtica fiesta de mierda.

El guión por momentos está cogido con alfileres. Es difícil justificar que tras los reproches y momentos rarunos todavía haya quien no coja la puerta y se de a la fuga. Y así me he pasado medio metraje, diciendo que yo al de 5 minutos ya me hubiera pirado. Falta solidez narrativa y, en más de un pasaje, se echa en falta un mínimo de credibilidad. La dirección de Karyn Kusama (Aeon Flux, Jennifer’s Body) tampoco es ninguna maravilla.

A pesar de todo esto, The invitation guarda una sorpresa para los que lleguen al fin de fiesta, una escena final sublime, un WTF que deja con ganas de más. Lástima que llegar hasta ella no sea precisamente un camino de rosas. En definitiva, estamos ante un thriller casero que no pasará a la historia de las vencedoras en Sitges. Eso sí, si lo que quieres únicamente es pasar el rato, la película funciona como un buen entretenimiento.

La verdad duele: Will Smith contra el domingo americano

vacometro2

Tras un discreto paso por los cines, Concussion, titulada en España La verdad duele, recuperó repercusión gracias a un tweet de Gerard Piqué tras una derrota del Real Madrid que levantó ampollas entre los seguidores blancos.

la-verdad-duele-tweet-piqué

 

Mi desconocimiento de la historia real en la que se basa era total. De hecho tuve que revisar que había puesto la película correcta tras ver que el filme empezaba hablando de fútbol americano. Pero no era un error, Concussion no es cine deportivo, pero habla de una auténtica final, la que jugó la todopoderosa NFL contra el doctor Bennet Omalu. Este último asoció el alzheimer precoz y otros problemas cerebrales a los fuertes impactos que recibían los jugadores de fútbol americano durante su carrera. La liga, con apoyo del sistema, hizo todo lo posible por tirar abajo la teoría y desacreditar al doctor Omalu.

Estamos ante una película tremendamente irregular que por momentos hace honor a ese título tan de sobremesa con el que nos han deleitado los traductores. No se puede negar que funciona como entretenimiento de digestión fácil, pero tampoco que en ningún momento alcanza la trascendencia que el director Peter Ladesman quiere darle. La mayor cota que se alcanza es la corrección.

la-verdad-duele-omalu-baldwin

Will Smith no está demasiado fino en su interpretación de Bennet Omalu. El actor es víctima de un guión que intenta meter con calzador otras historias menores como el romance del protagonista con Prema Mutiso, interpretada por Gugu Mbatha-Raw. Una historia de amor instantánea y sin fundamento que en momentos como el del baile en la discoteca provoca vergüenza ajena. Quizá lo más destacado del apartado interpretativo es la breve pero intensa interpretación de un David Morse dejadísimo para la ocasión. El actor de Massachusetts puede presumir a sus 62 años de interpretar a secundarios que siempre funcionan. Morse es uno de esos tan necesarios obreros de la construcción interpretativa, un peón en un terreno de egos.

La sensación final que se le queda a uno tras ver la película fue que la tremenda lucha de Omalu apenas ha servido para nada. Los que se queden con ganas de ver un gran título del subgénero “El hombre contra la megacorporación” pueden acercarse a la extraordinaria El dilema, sobre la lucha de un hombre contra la ‘mafia’ tabacalera. Eso sí es gran cine americano.

La cumbre escarlata: Alicia en la mansión de las pesadillas

vacometro2

Me resulta sencillo analizar La cumbre Escarlata, la última película del siempre interesante Guillermo Del Toro. Se que el cine no es una ciencia exacta, pero los puntos fuertes y débiles de la película son más que evidentes. Por un lado tenemos la sublime y embriagadora dirección artística, que lleva la estética Burton al universo del mexicano. La impresionante mansión es un personaje más de la película. Un casa de cine para el recuerdo. Por el otro un guión perezoso en el que es muy posible descubrir el pastel antes de batir los huevos.

Tenemos el contexto, pero no el gran misterio ni el terror que la película prometía. Entre tanto encontramos a tres actores que no encuentran su sitio en el filme. Mia Wasikowska parece una actriz pasada de moda, lejos del nivel que se intuía en películas como Stoker o Los chicos están bien. Tom Hiddleston se ve encerrado en un personaje sin alma ni coherencia, y Jessica Chastain está bastante mejor de pelirroja.

la-cumbre-escarlata-jessica-chastain-morena

Crimson-Peak-casa-encantada

la-cumbre-escarlata-mia-wasikowska

Todo el éxito reside en el vestuario, peluquería, decorados, maquillaje. Si eres de los que come con los ojos la experiencia puede que merezca la pena, pero lamentablemente yo soy de los que además de la música también se fija en la letra.

Estamos ante una historia gótica llena de amor y fantasmas del pasado, que encantará a su público: Góticos, emos o personas que se creyeron la historia de amor de Titanic. Un día conoces a una chica y al día siguiente estás dispuesto a morir on the rocks por salvarla. ¿A quién no le ha pasado alguna vez? Tranquilos, que no es un spoiler. A Gustavo Adolfo Becquer seguramente le fascinaría, a mi solo a nivel estético, y poco más. A ver si Del Toro remonta. Un Hellboy III no estaría mal.

Secuelas que superaron a la película original

A estas alturas el tópico “Segundas partes nunca fueros buenas” está más que muerto, por lo que nos planteamos otra cuestión. ¿Qué secuelas superaron a la primera película? No vamos a hablar de las que le empataron el partido al episodio original, si no de las que lo ganaron. Aquí van:

La guerra de las galaxias: El imperio contraataca

hoth-el-imperio-contraataca

Tras el impacto generado por La guerra de las galaxias, ahora conocida con el soso título de Una nueva esperanza, parecía imposible superar el listón. Pero Lucas lo consiguió. El filme partió desde Hoth hacia algunas de las mejores escenas de todos los tiempos, incluida la del “Yo soy tu padre”. El carisma de Yoda hizo el resto. Mucho más que una simple Space Opera.

El caballero oscuro

el-caballero-oscuro-nolan

Los (ligeros) problemas de ritmo que tenía Batman Begins se ven resueltos en este episodio que ya forma parte de la historia del cine. Sin duda lo peor de esa primera entrega era El Espantapájaros, un sparring en manos de Batman que no lució como lo hace en el cómic. El personaje que interpretaba Cillian Murphy se ve sustituido aquí por el Joker de Heath Ledger, el mejor villano de la historia del cine. Sin presentaciones de por medio, Nolan consiguió hacer una película redonda en lo que todo brilla por encima de la original.

Anarchy (La noche de las bestias) / The Purgue 2

anarchy-la-noche-de-las-bestias

The Purgue: La noche de las bestias sacrificó una brillante premisa para ofrecernos una sosa película de invasión casera. El director James DeMonaco recuperó esa idea de la noche del asesinato legal para centrarse esta vez en lo que pasa fuera. Cine serie B con vocación antisistema no exento de terror. Una película para disfrutar.

Los renegados del diablo

12_devils_rejects_blu-ray

No fue fácil de digerir una película como La noche de los mil cadáveres, un filme a medio pulir que a pesar de sus buenas ideas y su tremenda dirección artística no acababa de ser disfrutable. El director Rob Zombie se quitó las ataduras en este segundo trabajo y llevó a su terrorífica familia de vacaciones. Y que bien le sentó salir de casa… Zombie ejecuta magistralmente un gran guión. La sala de montaje hizo el resto. Una gozada para los fans del terror, y quizá también para los que no lo son.

H2 (Halloween 2)

halloween-2-rob-zombie

En Halloween: El Origen vimos a un Rob Zombie demasiado respetuoso con el gran material de partida, nada menos que La noche de Halloween de John Carpenter. En Halloween II es donde el rockero y director se soltó la melena, libre de las ataduras de la primera película. Halloween II tiene personalidad propia, y ese final con Nights in white Satin es impagable. Así sí.

 

Capitán América: El soldado de invierno

capitan-america-soldado-invierno-rogers-romanoff-beso

Aunque es difícil hablar de secuela, puesto que el universo Marvel arrastra más películas, la segunda aventura en solitario del capi le dio un baño a Capitán América: El primer vengador. El soldado de invierno se convirtió en la película más thriller de la era Marvel, y también en el título menos infantil del sello. El excesivo CGI de la franquicia se cambió al fin por acción y peleas a pie de calle. Estamos ante la brillante recreación del despertar de Hydra.

Los juegos del hambre: En llamas

saludo los juegos del hambre

Tras una buena presentación de la franquicia por parte de Gary Ross, el director Francis Lawrence supo inyectar adrenalina y más contenido político a una franquicia que lo demandaba. Manteniendo lo que funcionaba en la original pero siendo más incisivo en las escenas de acción el entretenimiento se multiplicó. Lástima que tras esto llegaran dos infumables episodios más.

Star Trek: En la oscuridad

star-trek-en-la-oscuridad-benedict-cumberbatch

Tras el notable reinicio de franquicia que supuso Star Trek (2009), JJ Abrams hizo lo mismo pero mejor en un segundo episodio que no solo supera en cada aspecto a la primera entrega, si no que cuenta con Benedict Cumberbatch, y así es fácil ganar el partido. Más y mejor acción.

Spiderman II

spiderman-2-octopus-doctor

Tras la entretenida pero irregular primera entrega, Spiderman II elevó un peldaño el nivel de la saga del hombre araña. En parte, gracias a uno de los villanos más carismáticos del cómic: El doctor Octopus, interpretado por Alfred Molina. Más y mejores escenas de acción en una película más desenfadada y más Sam Raimi que su predecesora. Lástima que el caos llegara en la tercera entrega.

28 semanas después

28-semanas-despues

Lo tenía muy difícil Fresnadillo tras un buen primer episodio por parte de un mastodonte como Danny Boyle. Por suerte, la incertidumbre apenas duró unos minutos. La espectacular fuga inicial, excelentemente montada, llevaba a la franquicia a nuevas cotas. Una de las mejores películas de zombies hasta la fecha.

Terroríficamente muertos (Evil dead 2)

terrorificamente-muertos-evil-dead

Todo lo bueno de Posesión infernal se multiplicó por cinco en esta nueva entrega, un nuevo episodio que se podría calificar como remake. Ayudó la inspiración de Bruce Campbell, prestándose a todo tipo de gags. La obra cumbre del estilo Raimi.

Desperado

desperado-banderas-los-lobos

Lo que es tener pasta. Robert Rodriguez ejerció de conejillo de indias para financiar El Mariachi, su primera y baratísima película. Con dinero de estudio y una estrella latina como Banderas hizo lo que la pasta no le permitió en su primera incursión. Además el filme lanzó al estrellato a Salma Hayek. Una película más divertida, más entretenida y con mejor look que la meritoria primera entrega. De lo mejor de Rodriguez. Para el recuerdo su gloriosa escena de créditos.

Jungla de Cristal III: La venganza

jungla-de-crista-3-la-venganza

No era fácil partir de una película como Jungla de Cristal, una cinta que ya formaba parte del Olimpo del cine de acción con Bruce Willis como frontman de excepción. Quizá por eso la segunda entrega no funcionó. Por suerte John McTiernan, director de la original, se sentó de nuevo en la silla del director para extender el Nakatomi Plaza por toda la ciudad de Nueva York. El yo contra todos se convirtió en un Yo y Samuel L. Jackson contra Jeremy Irons en un juego salvaje por la gran manzana. Si no es la mejor película de acción de todos los tiempos poco le falta.

Indiana Jones y la última cruzada

indiana-jones-y-la-ultima-cruzada-padre-hijo

Tras dos buenas entregas era difícil pensar que el arqueólogo más célebre de la historia del cine podía llegar aún más lejos. Pero Spielberg lo consiguió. En buena parte gracias a la inclusión de Sean Connery como padre del héroe. Juntos consiguieron los mejores momentos de la saga. Una de los mejores títulos de aventuras jamás filmados.

 

Harry Potter y el Prisionero de Azkaban

harry-potter-mejor-azkaban

El mexicano Alfonso Cuarón solo dirigió un episodio de la saga Potter, y fue el mejor. Tras dos buenas primeras adaptaciones de los libros de JK Rowling, Cuarón llevó a la franquicia a otro nivel. Un capítulo oscuro y adulto que no es solo una gran película de Harry Potter, también es una gran película.

¿Echas algún título de menos? Háznoslo saber en la zona de comentarios.

 

Dinos cuál es su película de terror favorita y te diremos quién es

¿Estás conociendo a alguien y quieres saber si la cosa funcionará? Se acabaron tus dudas. La Vaca de Twister ha elaborado un estudio, en colaboración con la universidad de Sitges, que vincula la película preferida del cine de terror con algunas claves de la personalidad. Sólo tienes que sacarle el tema. Aquí te hacemos el resto.

¿Cuál es su película de terror favorita?

El exorcista: Persona lista, que sabe hasta latín. Domina las lenguas muertas. Procura quitar los crucifijos cuando vayáis a casa de tu abuela, porque jura en hebreo. Cuidado en las celebraciones, que bebe como un poseso y tiende al vómito. Elasticidad extrema. Girando la cabeza 360º se pueden hacer muchas cosas, o tal vez no. Si acabas llamando a un cura, lo siento, pero seguramente no sea para que os case.

The ring: No te hagas muchas ilusiones, porque es posible que tu gozo acabe en un pozo

Saw: Algo malo has debido hacer en la vida para acabar con esta persona. Le gusta jugar. Aficionado al ciclismo. Si quieres que la relación prospere tendrás que dejarte la piel, literalmente. Es posible que pierdas unos kilos.

saw-primera-parte

Destino final: Más que una boda, prepara un funeral.

La profecía: Insiste constantemente en tener descendencia. Y da igual que tengas 12 o 60 años. Usa protección, a poder ser doble. Y ojo .No descartes la sagrada concepción.

Pesadilla en Elm Street: Si has llegado aquí es porque te ha confundido su look tan Eduardo Manostijeras, pero no todo es lo que parece. Siempre agobiado con temas de curro, de familia, de amigos… Está muy quemado. No estaría mal que le compraras un jersey que no fuera a rayas. Intentará que te duermas a toda costa, pero tu procura mantenerte despierta.

Elm-street-bañera-escena

La matanza de Texas. Su familia acabará siendo un gran obstáculo. Enemigo de grandes hoteles, prepárate para pasar la luna de miel en un chalet compartido buscado en Air BNB de la región de Murcia. La alternativa es ir a la sierra.

Se lo que hicisteis el último verano: Una persona con mucho gancho. Con tendencia a ir de victima convirtiendo cualquier discusión en un atropello. Cambia su chubasquero por un chaleco reflectante. Es más práctico.

Psicosis: Te hará vivir grandes escenas en la ducha. Todo irá bien hasta que te empiece a faltar ropa en el armario, y descubras que en ocasiones se traviste.

Scream: Es posible que el sea quien te pregunte por tu película de terror favorita. Es de los que regodea hablando de si mismo, con tendencia a la autoparodia. Que no te sorprenda su sorpresa final, nunca fue quien decía ser.

El resplandor: Es un hacha, aunque un poco maniático a la hora de planificar las vacaciones. Le van los hoteles grandes, vacíos y mal ubicados. Si tienes descendencia serán gemelas.

Cube: Una persona bastante cuadriculada. Piénsatelo bien antes de una segunda cita, puede que comiences una relación de la que no consigas salir.

cube-película-terror

La mosca: Que te hayas fijado en esta persona no habla demasiado bien de ti. Siempre se acerca a la mierda.

Los otros: Olvida la playa y la montaña, porque esta persona no es muy de salir de casa. Preparate para vivir en un continuo mantita y peli. ¿El sexo? A oscuras.

REC: Olvídate tu intimidad, esta persona lo graba todo. Prepárate para ser protagonista de su documental Ojo en las primeras citas, que le van los portales. Usa protección y cuidado con las infecciones.

Tiburón: Es la primera vez que le ves por la costa. Prepárate para vivir un auténtico amor de verano, aunque es posible que tu relación acabe en el mar rojo. Si hay un final no intentes volver. Segundas partes nunca fueros buenas

The human centipede: Huye. Estás en peligro.

Joy: Por no decir JLaw

vacometro3

Jennifer Lawrence me recuerda al Stephen Curry de esta temporada en la NBA. Puede parecer un símil delirante, pero la sensación que tengo al verles es similar. Van sobrados. Supongo que la única razón por la que JLaw no se hizo con la estatuilla fue simplemente tener ya una. Ella es la responsable de que esta Joy se eleve muy por encima de la película infumable que podía haber sido. En esta ocasión la interpretación está por encima del personaje.

Joy cuenta la historia real de Joy Mangano, una mujer que pasó de ama de casa plurihipotecada a reina de la Teletienda. Quizá no sea la historia más apasionante del planeta, pero la buena mano en la dirección David O. Russell convierte la película en una experiencia satisfactoria. Aunque el guión esté por debajo de los The fighter, El lado bueno de las cosas o La gran estafa americana, el acertado (e intencionado) tono Frank Capra aporta cierta magia a la película.

Poco puedo decir del resto del casting, habituales del director como Robert De Niro o Bradley Cooper, que se ven eclipsados por el cometa Lawrence. Como es habitual es las pelis de O. Russell, la dirección artística esta cuidadísima, y la selección de temas para la banda sonora vuelve a ser un acierto.

joy-mangano-jennifer-lawrece

Además Joy muestra una variante complicada del sueño americano. Intentar lograrlo siendo mujer trabajadora, madre soltera y ama de casa en el seno de una familia complicada. Si es algo complicado hoy más lo era a principios de los años noventa.

Dicho todo esto, no entiendo la mala acogida de crítica y un importante sector del público que tuvo la película. Quizá su sencillez juegue en contra, pero mi sensación es que David O. Russell es uno de esos directores a los que esperan con antorchas cada vez que estrena. Puede que no sea ese rey de Hollywood que convierte en oro cada proyecto que toca, pero lo que es innegable es su personalidad y estilo propio a la hora de narrar. Esta Joy merece una oportunidad.

FANT en Corto Vasco 2016

En las dos últimas ediciones del FANT, el FANT en Corto Vasco había superado a la selección internacional, quizá por eso acudíamos con muchas ganas a esta sesión, pero la verdad es que el resultado fue decepcionante. A la salida del Teatro Campos el comentario generalizado es que este año la selección había quedado floja. Aún así nos llevamos en la memoria un puñado de cortos interesantes, alguno incluso brillante. Os enseñamos nuestro TOP 5 de este año:

5. False Flag, de Asier Urbieta

falseflag-asier-urbieta

False Flag, de Asier Urbieta, es un cortometraje excelentemente rodado que nos habla de la guerra sucia y la manípulación. Fantástico su plano secuencia. Un buen trabajo, que no me parece perfecto por lo directo de su denuncia. Quizá una pizca de sutilidad habría ayudado a crear un trabajo redondo.

4. Fishura, de Yago Mateo

Fishura-yago-mateo

Con su comienzo a lo Amelie y su estilo en blanco y negro he de decir que me temía lo peor. Pero enseguida el humor negro salió al rescate para mostrar que estábamos ante algo diferente. Una pieza divertida e imaginativa sobre otro tipo de pesca. Muy recomendable.

3. Duellum, de Tucker Dávila Wood

duellum-tucker-davila-wood

Duellum comienza de forma similar al brillante corto de espada y brujería El bosque negro de Paul Urkijo, que disfrutamos el pasado año. Y poco más podemos desvelar de este interesante trabajo que plantea una auténtica maniobra de evasión. Una fantasía necesaria en tiempos convulsos.

2. I said I never talk about politics, de Aitor Oñederra

isaid_iwould-rajoy-corto

Reconozco que ya solo usando el tema “Bele beltzak baino ez” de Belako en los créditos iniciales este corto ya me había ganado. El cortometraje de Aitor Oñederra se puede considerar primo-hermano de Dinner for few, el trabajo griego que triunfó el pasado año en el FANT en corto internacional. Una crítica social que utiliza la provocación como vehículo.

1. Cenizo, de Jon Mikel Caballero

cenizo-jon-mikel-caballero

El último corto proyectado no solo fue el mejor de la sesión, también fue uno de los mejores vistos en los últimos tiempos. Cenizo es una muy lucida mezcla entre el cine social y la ciencia ficción de los años 50. Su juego de espejos entre una invasión extraterrestre y un desahucio desde la mirada de una niña es brillante. El cortometraje de Jon Mikel Caballero consigue divertir y conmover. Desde aquí nuestro aplauso.

La bruja (The Witch): Mas de autor que de terror

vacometro3

Advertencia: Esta película no es la película de terror al uso que vende su trailer. Yo iba con la lección sabida, pero los grupos de adolescentes que poblaban la sala se llevaron un desagradable chasco. Estamos ante una película que más que terror es cine de autor.

Ahora si, hablemos de La bruja. No es fácil valorar esta película. Gran fotografía, excelente realización, capacidad para inquietar… ¿Pero miedo? Por ningún sitio. La película ofrece algo nuevo al subgénero, y vende su ficción con el rigor de un episodio histórico, pero la verdad es que mentiría si dijera que ha conseguido entusiasmarme. Por decirlo de alguna manera, le sobra tono solemne y le falta Rock & Roll. Y aún así tiene potencia icónica, como la de ese cabrón (en sentido animal) oscuro que los pequeños de la familia protagonista bautizan como Philip El negro y que se puede adivinar como protagonista de la canción popular “La cabra, la cabra, la puta de la cabra, la madre que la parió”.

The-witch-la-bruja-nueva-inglaterra

La bruja puede funcionar a la perfección como precuela de The lords of Salem, mejor película para este blog en el año 2014. Su final encaja como un guante con el principio de la película de Rob Zombie. El relato del director Robert Eggers tiene bastante más coherencia que el que nos ofreció Zombie, pero le falta la psicodelia de las imágenes del rockero.

Aunque no ha logrado engancharme del todo, soy incapaz de afirmar que La bruja es una mala película. La cinta aporta una nueva visión sobre la realidad bruja en Nueva Inglaterra previa a los juicios de Salem, y por momentos consigue cautivar. Un título indispensable ya en la colección de todo satánico, que está más cerca de Cannes que de las mutisalas.

 

Southbound: Comarcal al infierno

vacometro3

El FANT 22 nos acercó Southbound, una de las mejores antologías de terror de los últimos años. Heredera oscura de Cuentos asombrosos, Historias desde la cripta y Más allá del límite, la película traslada el horror a una carretera secundaria del Sur de los Estados Unidos.

Southbound, dirigida por buena parte de los implicados en la saga antológica V/H/S, destaca sobre todo por su ambientación. La película consigue asfaltar una auténtica carretera al infierno. La cinco historias de la película están hiladas hábilmente, lo que permite que el espectador no se planteé abandonar el vehículo hasta el final de trayecto. La dirección artística y la Carpenteriana banda sonora son piezas fundamentales para adentrarnos en el universo de la cinta.

southbound-chicas-coche-carretera

Durante el visionado me han venido a la cabeza títulos como En la boca del miedo, esa maravillosa e infravalorada joya que nos trajo John Carpenter, y Giro al infierno, la infravalorada película de Oliver Stone. Otra referencia cercana es el episodio de carretera de Leonardo Sbaraglia en la reciente Relatos Salvajes, que no desentonaría en Southbound. Tampoco faltan los guiños para los fans del género, que homenajean a películas como El resplandor, La matanza de Texas o Temblores.

Estamos ante una película altamente recomendable, sobre todo si eres fan del terror. Los directores Roxanne Benjamin, David Bruckner, Patrick Horvath y Radio Silence demuestran un gran conocimiento del género, y del medio. Merece la pena circular sin GPS por esta carretera. Ahora solo falta que Southbound encuentre una explotación comercial adecuada.

Bonus track: Este tema de Los Piratas encajaría perfectamente en la BSO. Comarcal al infierno:

High-Rise: Salto al vacio creativo

vacometro4

High-Rise llegó al FANT el domingo noche como una de las películas con más ‘caché’ de la Sección Oficial. Había expectativas con esta adaptación de la novela ‘Rascacielos’ de J.G. Ballard, y se superaron con creces. Da gusto ser testigo de un ejercicio de cine tan libre.

Estamos ante un título de culto instantáneo, que seguramente enamorará a unos y será odiada por otros. Los haters podrán quejarse de su libre albedrío, pero jamás de su realización. High-rise está maravillosamente rodada y montada. La banda sonora de Clint Mansell, es, como casi siempre, de muchos kilates, y la versión del SOS de ABBA que hace Portishead ya justifica con creces el precio de una entrada. Además la canción no está incluida en la BSO, por lo que el filme es de momento la única manera de disfrutarla.

high-rise-luke-evans

En el reparto dos actores brillan sobre todas las cosas. Tom Hiddleston aporta clase interpretando a un hombre gris que nos quita a Loki de la cabeza. Pero el jefe de la función es sin duda Luke Evans, el líder de los pisos bajos, el Che Guevara desfasado. Un vendaval en cada escena. Mención especial también a la femme fatale que interpreta a la perfección Sienna Miller.

La película  podría dar para cientos de horas de tertulia. Funcionaría muy bien en pack con la fantástica Snowpiercer (Rompenieves), el título que reducía el universo a un tren de alta velocidad, con los más desfavorecidos en los últimos vagones. Algo muy similar a lo que vemos en High-Rise, solo que en la primera el espectador tiene más sencillo hacer pie. Las ideas se suceden, y todas muy interesantes, como la de darle a las clases altas de su “propia medicina”, atacar mediante fiestones épicos. La película no deja títere con cabeza, y nadie sale ileso en la atroz lucha de clases en la que ningún bando queda libre de pecado. La decadencia se apodera de la función, consecuencia del egoísmo de una sociedad que valora más el estar que el ser.

high-rise-edificio-rascacielos-pelicula

El rascacielos de la película es primo del edificio de Mega City uno que vimos en Dredd con cierto toque Blade Runner. Sin duda, High Rise es uno de los acontecimientos cinéfilos de la temporada. Muy recomendable disfrutarla en cine. Ojo a su director Ben Weathley (Turistas, The kill list), que por momentos juega a ser Kubrick y no le sale nada mal. Ya estamos con ganas de ver Free Fire, su próximo proyecto. De momento nos pondremos con sus anteriores trabajos.

 

Scare Campaign: El nuevo entretenimiento

vacometro3

La Sección Oficial del FANT 22 ha presentado en Europa a Scare Campaign (me viene Donald Trump a la cabeza), título que aún no había sido proyectado fuera de su Australia natal. Una película breve, de tan solo 76 minutos, que consigue su finalidad de entretener.

La premisa es muy interesante. Un programa de TV centrado en las bromas macabras ve amenazada su hegemonía por otro similar que triunfa en la Deep Web, y que deja sus jodas a nivel Disney. La cadena obliga a los realizadores a dar una vuelta de tuerca.

Estamos ante un título sin pretensiones ni complejos que muestra sus cartas sin pudor. Es quizá ese su gran problema, que el espectador va por delante de la película en todo momento. Por suerte, compensa esa previsibilidad con una buena dosis de creatividad en el arte de la violencia. Mención especial al siniestro look de los Slipknot australianos y su buena mano para rodar tomas con una chainsaw cam.

Scare-Campaign-hacha

Entre cuchillos y motosierras Scare Campaign aprovecha para hablarnos de “el nuevo entretenimiento”, el que convierte nuestra vida en potencial espectáculo. Por un lado critica el mundo de las “realities”, en una época en la que cada vez estamos más cerca del todo vale por un puñado de share. Solo hay que ver su evolución. En el primer Gran hermano la novedad era ver la vida en directo. Era curioso ver a los participantes hacer cosas tan rutinarias como cepillarse los dientes. Tras 15 ediciones la humillación y el conflicto son indispensables, y cada poco tiempo aparece una nueva variación que va más allá. La película advierte de esos peligros. Si hoy Amenabar realizara Tesis estoy seguro de que las Snuff Movies de garaje en VHS serían sustituidos por Snuff Movies 2.0, seguramente colgadas en ese otra internet que no conoce Google.

En definitiva, un título fugaz que avanza veloz que probablemente nunca llegará a nuestras salas, pero que podría hacer sin duda una buena carrera en Video on demand.

Director en sala

Su director, Cameron Cairnes, estuvo presente durante la proyección, tras la que atendió las preguntas de los asistentes. Así nos enteramos de algunas curiosas anécdotas, como el lugar de rodaje. Un fantasmal hospital abandonado en el que se hacen tours para ver fantasmas. El equipo de la película aprovechó la ocasión para dar más de un susto a los turistas del terror.

 

 

 

 

 

The Boy: El primo pijo de Chucky

 

vacometro3

El FANT estrenó ayer The Boy, una película del subgénero “muñecos que dan mal rollito”. Mis pretensiones eran bastante bajas, pero la verdad es que disfruté del visionado de principio a fin.

The boy cuenta la historia de una chica estadounidense que tras una mala experiencia en su país natal decide irse a trabajar a Inglaterra. El curro es en apariencia sencillo, cuidar a Brahms, el joven hijo de una adinerada pareja de ancianos. La sorpresa viene cuando la protagonista descubre que ese hijo tan querido es un jodido muñeco de porcelana.

El director William Brent Bell ha conseguido un producto de calidad. A la película le beneficia la decisión de apostar por el misterio en lugar del susto al uso. En todo momento acompañamos en sus dudas a la protagonista. ¿Está vivo Brahms? ¿Se me está yendo la olla? Ese juego funciona hasta al final. La realización además es bastante superior a la de los títulos de terror que desembarcan en la cartelera. Ayuda la poderosa mansión en la que transcurre toda la trama.

THE BOY
THE BOY

La actriz protagonista es Lauren Cohan, Maggie en The Walking dead. Su interpretación consigue hacernos cómplices de su drama, y responde muy bien al reto de aguantar muchísimos minutos en pantalla dándole la réplica a un muñeco. Una actuación para nota, y más en un subgénero donde las interpretaciones apenas se valoran. No es fácil ser una Scream Queen convincente.

Tras la proyección William Brent Bell atendió amablemente a las preguntas del público. En la conversación vimos a un director apasionado del género, que apuntó influencias de clásicos como Halloween o La profecía en la película. A partir del próximo 20 de mayo The Boy podrá verse en plataformas digitales en España. Una pena que no tenga antes un estreno en cine, porque funciona en pantalla grande y desde luego no tiene nada que envidiar a los horrores que llegan a las salas.

Lo mejor: El tandem Brams-Lauren Cohan

Lo peor: Le falta un poco de “rock” en algunos tramos

 

The Hollow point: ‘Pistoletazo’ de salida para el FANT 22

vacometro3

El 22º FANT comenzó con la proyección de The Hollow Point, que a pesar de ser la segunda vez que se proyectaba en un Festival tuvo sabor a estreno mundial.”La pusimos en México, pero sólo había cuatro personas en el pase” declaró su director Gonzalo López-Gallego.

Antes de la película María Goirizelaya y Lander Otaola volvieron a meterse al público en el bolsillo en la inauguración, magníficamente secundados por un pollo que tocó el piano y el Txistu. Aventuramos un gran futuro a este trío cómico que visto el éxito quizá tendría que pensar ya en un proyecto conjunto. Destacar la habilidad de Otaola para hacernos reír con naturalidad, sin necesidad de hacerse el gracioso, losa para otros cómicos. Como me contaba una actriz hace poco, “El humor es algo muy serio”. Nos encantaría verle presentando unos Goya. Tiene nivel.

The Hollow Point es un thriller fronterizo con aire de western. Dejando a un lado la temática de los espaldas mojadas, estamos ante una película que habla de “pólvora mojada”, el tráfico de balas entre Estados Unidos y México ante la escasez de material en el país de Frida Kahlo, una problemática tan desconocida como vigente.

Un año más el festival ha acertado con la elección para esta sesión inaugural. The Hollow Point comienza con mucha fuerza -La apertura fue aplaudida por el público con intensidad-, y aunque no la mantiene durante todo el metraje contiene momentos lo suficientemente potentes para que nunca termine de decaer. El uso de la violencia es todo un acierto. A los protagonistas no les cuesta apretar el gatillo, lo cual se agradece, en oposición a esos títulos en los que se marea la perdiz hasta que vomita antes de pegar un tiro.

Por momentos recuerda a Una historia de violencia de David Cronenberg. En ambas el mal se presenta en un pequeño pueblo de la América más rural. Pueblos en los que no se presentan las fuerzas especiales para solucionar conflictos con un bocadillo de balas. La lista del antagonista recuerda a la del primer Terminator en busca de Sarah Connor, con similar método de ejecución, a lo juez Dredd. Inevitable la comparación con otros títulos de la misma liga como No es país para viejos. Hay cierto aire Coen, sobre todo en su hábil sentido del humor, tirando a negro.

El casting está sensacional. Sobre todo acertada la elección de Ian McShane, que se eleva sobre todo el elenco con una fuerza descomunal. La película también recupera a James Belushi, un actor que se prodiga poco y al que pronto veremos en la anunciada nueva temporada de Twin Peaks. Patrick Wilson realiza también un trabajo eficaz.

Más mérito aún para la película sabiendo que su presupuesto ha rondado los 3 millones de dólares. Una cinta Low-Cost que no tiene nada que envidiar a producciones mucho más costosas.

IMG_20160506_221733

Tras la proyección, Gonzalo López-Gallego se puso a disposición del público, y nos contó algunas curiosidades del rodaje, que tuvo lugar en Utah, y de la forma de trabajar con las agencias en Estados Unidos. También nos habló de proyectos anteriores, como Apolo 18, en la que trabajó con los Weinstein, o Open Grave, en la que torció el morro tras ser preguntado, pero como al espectador que hizo la pregunta, a nosotros también nos gustó muchísimo. El director destacó el gran talento y futuro del guionista Nils Lyew, del que nos contó que hasta hace poco trabajaba en un Starbucks.

Sin duda una buena apertura el FANT. Así da gusto.

 

10 sesiones del FANT 22 que no te puedes perder

El viernes 6 de mayo volverá la cita preferida de los amantes del cine de género de Bilbao y alrededores: El FANT, Festival de Cine Fantástico y de Terror de Bilbao. El programa, un año más, se presenta sensacional, y con propuestas para todos los paladares cinéfilos. Hemos recopilado las sesiones que, a priori, parecen más interesantes.

1. The Hollow Point

Viernes 6, 20:00. Teatro Campos

HOLLOW-POINT-estreno-fant

The hollow point tiene al director Gonzalo López Gallego como principal reclamo. Su anterior película, Open Grave, ya obtuvo el premio al mejor guión en FANT 2014. En esta ocasión presentará un thriller fronterizo que, a priori, no parece muy FANT, pero que puede conquistar a varios públicos.

2. Midnight Horror (Nina Forever + The howl + Night fare + Deathgasm)

Viernes 6, 2:00. Teatro Campos

deathgasm-fant

A las 2:00 comenzará la primera ‘guapasa’ en sala de la historia del festival. Para la ocasión cuatro propuestas gore y ligeras para amenizar la noche, y que han sido bien recibidas en otros festivales: Nina forever, The Howl, Night fare y Deathgasm.

3. The Boy

Sábado 7, 22:15. Sala 1 Golem Alhóndiga

Una familia conserva como hijo a un muñeco. Este boy puede hacer temblar a la muñeca Annabelle. Atentos al malrollista trailer. ¿No dan ganas de acariciarlo?

4. Scare Campaign

Domingo 8, 20:00, Sala 1 Golem Alhóndiga

scare-campaign-estreno-fant-bromas

De esta cinta australiana nos ha conquistado la sinopsis, que mezcla terror con un programa de bromas pesadas de televisión.Así nos la cuenta la página del FANT: “El programa de televisión sobre bromas Scare Campaign ha entretenido al público durante los últimos 5 años con su mezcla de cámara oculta y sustos de la vieja escuela. Pero a medida que entramos en una nueva era de la televisión online, los productores se enfrentan a una nueva y cruda web-serie que hace que su programa parezca anticuado. Es hora de subir la apuesta, pero ¿irá el equipo demasiado lejos esta vez, y estará a punto de gastar una broma a la persona equivocada?”. Esperemos que esté a la altura de la premisa.

5. High rise

Domingo 8, 22:15. Sala 1 Golem Alhóndiga

Una propuesta de ciencia ficción con personalidad y buenas referencias poblada de caras conocidas como Tom Hiddleston (Quizá Loki os diga más), Sienna Miller, Jeremy Irons y Luke Evans.

6. The green inferno

Martes 10, 19:45. Sala 2 Golem Alhóndiga (Sesión gratuita)

La película de Eli Roth, director de Hostel, resucita el subgénero de caníbales con Holocausto canibal como referencia principal. Un festín gore en plena selva tropical avalada por la marca Roth.

7. Green Room

Miércoles 11, 22:15. Sala 1 Golem Alhóndiga

Sin salirnos del verde esperamos con ganas The Green Room. El director de Blue Ruin, ganadora en Sitges 2014, vuelve mezclando metal, serie B y gore con el actor Patrick Stewart como invitado especial. Toda una garantía. Estais invitados a la fiesta del machete.

8. Rendezvous

Miércoles 11, 20:00. Sala 1 Golem Alhóndiga

Rendezvous-estreno-fant

Propuesta de un género en el que se prodiga poco el cine español: La ciencia ficción. Dos reclamos importantes: Directores bilbaínos y la última ganadora del Goya a la Mejor Actriz: Natalia de Molina.

9. Summer camp

Jueves 12, 20:00. Sala 1 Golem Alhóndiga

Tampoco llegan muchas películas españolas de terror a los cines, así que sentimos curiosidad ante Summer Camp, cuyo título apesta a Slasher. La trama un poco lo de siempre… Jóvenes norteamericanos que van a pasar el verano a España y acaban en el típico caserón. Difícil resistirnos.

10. Baskin (Sesión de Clausura)

Viernes 13, 20:00. Sala BBK

baskin-can-evrenol-fant

Nada mejor que terminar el festival con un festín gore en la clausura. Su director Can Evrenol, recibirá en la sesión el premio FANTrobia. Esperamos una película ‘Heavy metal’ con litros de sangre derramada.

Seguro que nos hemos dejado muchas cosas interesantes. Puede que la sorpresa del festival no esté en este artículo, así que os dejamos bucear en la programación del FANT por vosotros mismos. ¡A disfrutar!

Bloodsucking Bastards: Vampiros contra la baja productividad laboral

El PreFANT 2016 se cerró con la proyección de la norteamericana Bloodsucking Bastards, título que prometía entretenimiento y sangre a partes iguales. Las expectativas no eran muy altas, y aún así decepcionó. Y eso que los primeros minutos nos pusieron los dientes largos (nunca mejor dicho) pensando en la que se podía liar en la decadente oficina que muestra el filme, pero el gore tarda demasiado en llegar. Exactamente una hora, y eso es demasiado para un título que no alcanza hora y media.  El resto son chistes y gags que no funcionan. Bloodsucking Bastards se empeña demasiado en ser graciosa en cada momento, y la verdad es que apenas lo consigue.

Por momentos el filme parece estar realizado sin pasión, sobre todo en su nudo. En ocasiones más que una película parece el episodio piloto de una sitcom vampírica que nunca encontró financiación. No ayuda la pobre realización, con tintes amateurs, ni el poco inspirado montaje, que suele ser clave en este tipo de cine.

Emma_Fitzpatrick-actress-actriz-bloodsucking-bastards

Los actores se ganan la absolución, porque poco o nada se puede hacer con los personajes que les toca defender. En el casting destacamos el encanto de Emma Fitzpatrick. Se puede decir que hacen lo que pueden. Ni siquiera funciona el mensaje, que mostrando el día a día de una triste oficina y jugando con el tema vampírico podía haber dado mucho juego. En definitiva, estamos ante una película que más parece un video hecho en una tarde por cuatro amigos. Gore simplón, una lástima.

 

The Salvation: Falsas promesas del oeste

vacometro3

El Pre-Fant abrió su sección Sitges Tour A contracorriente con la proyección de The Salvation, un western made in Dinamarca rodado en Sudáfrica. A pesar de esta singularidad, el director Kristian Levring ha hecho un western revival correctísimo con elementos comunes de directores grandes del género, como Eastwood y Leone.

La película cuenta la historia de un inmigrante europeo que tras abrirse paso en Estados Unidos decide traerse al país a la mujer y al hijo que dejó en la otra orilla. Lo que parecía la consecución del sueño americano pronto se tornará en tragedia.

The Salvation arranca con crudeza, de manera despiadada. El impactante pasaje de la diligencia que abre la trama es a mi juicio el mejor de la película. La primera mitad de la cinta supera ampliamente al desenlace. El último tramo, aunque correcto, se agarra demasiado al homenaje. Un poco más de riesgo en esos minutos podría haber hecho crecer a un filme que pisa demasiado sobre seguro.

En el casting destaca el siempre acertado Mads Mikkelsen, que carga sin problema con el peso de la película. El actor danés demuestra una vez más que está hecho de otra pasta. El antagonista, interpretado por Jeffrey Dean Morgan también realiza un trabajo de nivel. El problema de algunos intérpretes, como el del Eric Cantona o Eva Green, es el de defender a personajes sin fundamento, de esos que han llegado a la película con pegamento de barra. Presencia y poco más. El ex futbolista apenas aporta dos frases al relato. Imposible no recordar el spot de western que hizo para Pepsi cuando aún estaba en activo.  En el caso de Eva Green encontramos un personaje icónico a base de cicatrices que a pesar de su protagonismo progresivo queda totalmente desaprovechado. Al menos la actriz aporta su ración de morbo habitual.

the-salvation-eva-green-sex-scene

La película habla de corrupción, de caciquismo y del uso del miedo como manera de gobierno, problemas globales que parecen estar aún lejos de la extinción. Levring no deja pasar la oportunidad de darle el enésimo tartazo en la cara al sueño americano. Es todo ese mensaje lo más europeo de un filme que mantiene la esencia de uno de los grandes géneros del cine estadounidense.

Círculo: Cube solo hay una

vacometro2

Explorando en el catálogo de Netflix he encontrado Círculo, película con una sinopsis que hace que pique la curiosidad. “Varias personas que no se conocen son detenidas para ser ejecutadas. Les espera una complicada tarea: elegir quién del grupo merece librarse de la muerte”. Si además del planteamiento macabro añadimos una figura geométrica, la comparación con Cube, la obra maestra de Vincenzo Natali, es inevitable.

Círculo elige también un escenario limitado. En esta ocasión es una especie de plató de televisión en formato circular sustituyendo al Sobera de turno por un extraño núcleo circular. A su alrededor 50 personas que no saben que hacen ahí, pero que deberán intentar descubrir de que va el rollo antes de que vayan cayendo uno por uno. Y esto es todo lo que tienes que saber sobre el argumento.

Ahora vamos con lo bueno. Círculo es una película jodidamente entretenida que se puede ver dejando el cerebro en modo ahorro. Aunque inquieta no estamos ante una comedura de tarro extrema ni ante una compleja trama. La película arranca ágilmente sin necesidad de la habitual chapa introductoria, y avanza veloz hacia el desenlace. El escenario, en rojo y negro, tiene mucho encanto. Un macabro tablero de Twister.

¿Lo malo? Que Cube ya está inventada, y que por su calidad podría jugar en la liga de sus secuelas. Aunque se atreve con temas puntillosos de debate (religión, racismo, familia…) se queda siempre en la superficie. Aún así cualquier fallo del filme es perdonable a excepción de su final, y no me refiero a la parte argumental, si no a su ejecución. Entiendo que estamos ante una película Low Cost, ¿pero no había alguna manera de que no cantara tanto? En Google Play hay apps que añaden mejores FX a tus videos de los que se ven en la película. Definiría ese tiempo de descuento como “dejadez”, y esa falta de ambición final es la que lleva a la película al suspenso. Aún así estamos ante un digno título del género lúdico-mortal que hará el domingo más entretenido.

 

 

 

 

Beasts of no nation: El Kurtz africano

vacometro4

Netflix nos ha dado la oportunidad de rescatar Beasts of no nation, una película que la plataforma ha incluido directamente en su catálogo online español obviando su paso por cines. Ya en Estados Unidos la película vivió un estreno simultáneo en cines y online, lo que a mi juicio es una práctica que perjudica sobre todo a los cines, y me hace pensar que el filme merecía un estreno de mayor entidad. Antes de eso la película había cosechado buenas críticas en la sección oficial del Festival de Venecia.

Beast of no nation es uno de los grandes títulos de 2015, una película que une a dos nombres emergentes del cine actual: Cary Joji Fukunaga, director de la primera temporada de True detective, e Idris Elba, el actor que saltó a la fama interpretando a Stringer Bell en la imprescindible The Wire.

La mejor forma de definir la película sería decir que estamos ante una mezcla entre Ciudad de Dios y Apocalipse Now que cambia Sudamérica y Asia por un lugar indeterminado del África subsahariana. Hay niños obligados a ser salvajes y un general que ha creado en la selva su propio imperio. Aunque queda un escalón por debajo de los dos clásicos, Beasts of no nation obtiene un resultado muy meritorio.

El visionado del filme no es fácil para el espectador, puesto que por momentos el título te hace sentir un machetazo en la cara. Al igual que Ciudad de Dios contiene escenas duras, que con niños de por medio pueden ser dolorosas. Quizá es porque sabemos que el problema de los niños soldado es una atroz realidad en zonas de conflicto. Pasado ese primer contacto con el horror la película es más fácil de digerir.

La interpretación de Idris Elba interpretando a la versión africana del Coronel Kurtz es de esas que no hay que perderse. Se hace incomprensible la no nominación al Oscar de Elba como mejor actor de reparto. Su personaje merece un hueco en la historia del cine. Uno de los monstruos mejor conseguidos de los últimos años.  Abraham Attah, el niño protagonista, también consigue una interpretación de mucho nivel. Sin Oscars de consolación no habría sido raro ver a dos niños nominados en la última ceremonia, Jacob Tremblay (La habitación) y el propio Attah.

abraham-attah-beasts-of-no-nation

Fukunaga, director de largos como Jane Eyre o Sin nombre consigue su mejor película, demostrando que es un consumado creador de ambientes hostiles, como ya dejó claro en la ya mencionada True detective. Intuyo que a pesar de que la película es a día de hoy casi una completa desconocida, el tiempo jugará a su favor. American History X o Ciudad de Dios también pasaron desapercibidas en su estreno, pero hoy son clásicos básicos. ¿Ocurrirá algo similar con Beasts of no nation? Desde luego hay potencial para que así sea.

La La Land (La ciudad de las estrellas): Sistalgia en el musical

vacometro4

Las grandes canciones suelen ser highlights de vida. Romances, desengaños, amistades, rupturas… Damien Chazelle, director de Whiplash, aprovecha una historia de amor en la ciudad de las estrellas para ofrecernos su gran canción cinematográfica. La la land es un clásico instantáneo.

Es normal que La la land sea la predilecta del tío Oscar. No se mete con nadie, salen un par de estrellas emergentes, hace guiños a la época de los grandes estudios, aparece algún afroamericano (Aunque sea de fondo), no hay homosexuales y es para todos los públicos. Le falta alguien con una enfermedad terminal para hacer que los académicos orgasmen (Desconozco la existencia de este verbo). También lo tenía todo para que la odiara, pero me ha ganado completamente. Esto del cine es así.

La película está viviendo un fenómeno similar al que hace unos años vivió The artist. Si la cinta de Michel Hazanavicius era una recuperación de la magia del cine mudo, Chazelle hace lo propio con la época dorada del musical. La diferencia es que este último traslada la acción a un presente onírico.

la-la-land-city-of-stars-mejor-cancion

Emma Stone y Ryan Gosling sacan sobresaliente en química. En especial CJ (Por el tamaño de las cejas postizas que llena la Stone) está de matrícula, en uno de esos papeles que le va como anillo al dedo. Gosling cumple, como siempre, aunque me parece mejor eligiendo papeles que actuando. La gestualidad de la Stone poco tiene que ver con ‘Carapán’ Gosling.

Otro de sus aciertos es que, a pesar de hacer un par de amagos, La la land no empalaga. Es una película de amor*, pero no es El diario de Noah. Su historia amorosa es relativamente creíble. (Alguno estará pensando ahora ¿creible? sobre todo cuando vuelan”).

Además la película recorre algunos temas que van más allá del amor. Uno de ellos está muy presente en el cine y la música: El difícil equilibrio en crear pensando en lo que nos gusta o crear pensando en lo que gusta al público. Entre lo puramente autoral y lo comercial. La la land es un además un gran canto al cine, no solo por sus guiños a Casablanca o Rebelde sin causa, también hace mención a la complicada realidad de las salas, en continua lucha por la supervivencia.

La La Land

Anticipamos que La la land arrasará en los Oscars. Categorías como película, BSO y canción (City of stars) ya son suyas, y seguro que caerán más. La película es una maravilla a nivel musical y puesta en escena, que conquistará sobre todo a los amantes del Jazz. Tras dos títulos enormes habrá que seguir de cerca a Damien Chazelle. En esta línea está llamado a hacer historia.

Y el Oscar a la mejor canción será para…

Amor* (Conclusión en Spoiler)

Durante la mayoría del metraje La la land nos hace creer que habla de amor, pero en su recta final nos damos cuenta de que en realidad es la gran película sobre la ‘nostalgia’, en el amor, el cine y la música.

Un blog de cine con muy mala leche