Spring breakers: Poesía cani para intelectuales

Los que hayais visto En la Casa recordareis la escena en la que el profesor de literatura que interpreta Fabrice Luchini se queja amargamente de los alumnos de hoy en dia mientras corrige unas redacciones sobre el fin de semana. “El sábado me la pasé bien, el domingo no” dice una, “mis padres me quitaron el celular” se puede leer en otra. Más tarde encuentra una maravilla de redacción en la que un alumno describe la vida familiar de un compañero de clase. No nos desviemos del tema, Spring Breakers pertenece al estilo de las dos primeras redacciones, pertenece a la nada.

Confiábamos en que Korine haría de Killer y nos encontramos con una peli lírica de canis y ni siquiera para canis poblada por los personajes más planos que han pasado por la pantalla últimamente. Independientemente del mensaje, lo que nos llega nítido es que Spring Breakers es una película aburrida que puede hacerse insoportable.

spring breakers bikinis

Y es que la película no funciona ni como pasatiempos. Esperaba en el peor de los casos encontrarme con una peli superficial y entretenida, fast food de domingo tarde, pero lo peor es que esa forma de filmar del amigo Korine aspira a tener pretensiones para que algún crítico borracho o con ausencia de una vida sexual estable escriba “un retrato sobre esta generación perdida debido al…”. Humo, nada más que humo.

Y es que cuesta hacerse a una película cuando el espectador no es capaz de empatizar ni de lejos con ninguno de los personajes. Ni siquiera dan lástima. En el apartado técnico la película tampoco destaca. La dirección artística es cutre, busca la modernidad y el resultado queda francamente antiguo para cualquiera que conozca la MTV. Para ver fiestas salvajes ya tenemos Project X.

james franco dientes de oro

Otro de los pecados del retratista de vidas residuales Korine es tomar a los espectadores por tontos. Los personajes repiten y repiten sus últimos parlamentos, lo que hace pensar que esta oda a la desidia podría haberse quedado en un mediometraje eliminandonos el poblado costero de bises y la repetición de primeros planos de pechos femeninos, pectorales y nalgas.

Durante su visionado, llegó un momento en el cine en el que las caras de estupor de los espectadores le robaron la atención al filme. Parece que todo el mundo estaba esperando a alguien que lanzara su litro de Coca cola industrial contra la pantalla al grito de “A la mierda”. En la sala solo había parejas. Imagino a muchas de ellas en la primera cita despidiéndose con un “ya si eso te llamo” traumatizadas por el visionado de este despropósito.

????????????????????????

He de reconocer que como si de una película de horror se tratara, me tape los ojos en un par de momentos. Se hace duro ver a James Franco con piños de oro tocando al piano una versión de Britney Spears. No lo pasaba tan mal desde el momento bipolar de Tobey Maguaire en la tercera entrega de Spiderman.

La teoría de la mierda empaquetada

Korine y algunos críticos se escudan en el mensaje para defender y alabar el filme. Lo explicaré brevemente. Yo puedo regalarle a un amigo una mierda en una caja con papel de regalo. Le puedo decir a mi amigo que es una crítica al consumismo, a esa manía que tiene la sociedad de regalarse cosas unos a otros y que luego desemboca en tramas como la de Gürtel. Mucho sentido y lo que querais, pero aquí estamos para analizar el regalo, más allá de las pretensiones del amigo, y el regalo es lo que es, un zurullo, un mojón, un excremento sólido, por muy cool que sea el papel en el que está envuelto.

Es imposible no relacionar esta película con la disfrutable Piraña 3D, eso si que son tetas y culos no exentos de crítica y parodia. Las pirañas que invaden el Lago Victoria en la película de Alexandre Ajá hubieran dado un final digno a Spring breakers devorando a los personajes y al equipo técnico de la trasnochada y tardía película Korineana.

piraña 3D lago victoria

Es una pena no poder salvar a ningún tripulante de este naufragio. Cualquier capítulo de Jersey o Gandía Shore se mea en la cara de esta película. Esteis de acuerdo o no espero que os haya llegado cristalino el mensaje: Teneis que hacer una sesión doble con En la casa y Piraña 3D, dos grandes cintas de autores franceses.

Calidad de la leche: Leche en polvos

Anuncios

La Primera División del Cine Americano Actual: Los denegados del diablo

tarantino

Así se quedó el amigo Tarantino al ver que se su solicitud era rechazada. Ya dije que el club de La primera división del Cine Americano Actual era muy selecto. En los días previos recogimos en nuestro Twitter multitud de propuestas, la inmensa mayoría fueron denegadas. Conoce las candidaturas y los motivos del descarte en 140 caracteres.

 

 

 

 

 

 

 

 

Vía facebook vacuno también hemos recibido la propuesta de Rafa Martínez Aguirre de incluir a Terence Malick, que ha llegado fuera de plazo y con la que tengo bastantes dudas. ¿Merecía Malick estar en Primera división?

A favor: Uno de los realizadores más personales de nuestro tiempo con obras de mucho nivel.

En contra: Demasiado marciano para ciertos públicos y poco prolífico. No se si entra dentro del “cine actual.

Con este debate abierto dejo la serie de artículos dedicados a este tema. Muuuuuuuuu-chas gracias por vuestra colaboración a través de las redes sociales vacunas.

La Primera División del Cine Americano Actual

Son cuatro y sólo cuatro los directores que juegan en la actual primera división del cine americano. Un selecto grupo en el que está muy caro entrar y en el que un fallo te puede enseñar la puerta de salida. Cuatro maestros que cargan sobre sus espaldas con la responsabilidad de llevar el nombre del cine americano actual

Christopher Nolan, el arquitecto de sueños.

Christopher Nolan director

Nolan lo ha conseguido, ha puesto de acuerdo a crítica y público. Ha manejado grandes presupuestos y ha conseguido llenar salas con la calidad como primer argumento. Estamos ante el nuevo Rey Midas. Muchos pensarán que Batman se vende por si mismo, pero solo hay que ver los Batman según Joel Schumacher para darse cuenta de que no es así. Su santísima trinidad del Hombre murciélago, libre de 3D, se aleja del cine de superhéroes para hablar de héroes clásicos. Su trilogía tiene que ver más con la filosofía que con el comic, y todo esto sin dejar de lado el entretenimiento.

En Memento vimos talento, en Insomnio una gran capacidad para narrar y en El Truco final el deseo de implicar al espectador. En Origen nos dimos cuenta de que su ambición no tenía límites, y de que era capaz de dotar de sentido a un laberinto complejo en el que otros se pierden. A diferencia de otros soñadores como David Lynch, el espectador puede hacer pie en el filme en todo momento.

 

 

Estamos ante un gran creador que vive un momento dulce, y que cuenta además con el apoyo de la taquilla. Su reto es ahora mostrarnos que puede mostrar el nivel más allá de Batman. Lo próximo será la vuelta a la ciencia ficción sofisticada en Interstellar, que no veremos hasta 2015. Va a ser complicado bajarle de la cima.

Paul Thomas Anderson, el gran director de cine pretencioso.

Paul Thomas Anderson director

Sus películas van unidas al adjetivo pretencioso, pero Thomas Anderson consigue todo lo que pretende con ellas. Bastan 10 minutos de sus dos últimas obras: Pozos de ambición y The master, para darse cuenta de que estamos ante un superdotado. En ellas se atreve a incorporar una forma de rodar moderna y arriesgada a películas de corte clásico.

Decidido y terco en su forma de rodar, siempre opta por andar por el desfiladero en lugar de buscar soluciones fáciles. En Boogie nights creímos estar ante una gran película sobrina de Pulp Fiction, pero Magnolia, hija rebelde del Altman de Vidas Cruzadas, nos demostró que lo de Anderson no era flor de un día.

Tras la controvertida borrachera que es Punch Drunk Love decidió jugar con los grandes. He visto cosas en Pozos de ambición, originalmente There will be blood, que no había visto nunca en el cine. Además Anderson siempre busca buenos aliados. El resultado de su unión con Day-Lewis dió como resultado el segundo oscar del actor.

Atentos a la opinión sobre P.T.A. de Borja Cobeaga:

 

 

Consciente de que la dirección de actores en un punto importante en su cine, llevó a Joaquin Phoenix a cotas jamás antes imaginables en The Master. Posiblemente la mejor interpretación masculina de la última década.

Su visión de la fe y del ser humano, sin dejar nunca de lado una espectacular forma de manejar la cámara y el ritmo, le mantienen en el camino que empezó en su anterior película. La siguiente prueba la veremos en forma de novela negra y lleva por título Inherent Vice, de nuevo junto a Phoenix, a la que se le suma Charlize Theron.

 

Darren Aronofsky, invocando a los demonios del ser humano. 

darren aronofsky director

Darren Aronofsky vive un momento dulce con la comodidad que te da el reconocimiento del sector. Y eso que comenzó con ínfimo presupuesto y en blanco y negro con Pi (fe en el caos), donde ya se atrevía a mezclar matemáticas, economía, religión, poder, tecnología y psicología. Hoy en día la película se ha convertido en un gran título de culto al que conviene recurrir de vez en cuando.

 

 

Ese éxito traspasó el círculo independiente y le permitió rodar Requiem por un sueño, posiblemente una de las mejores películas sobre adicciones de la historia del cine y la mejor obra del binomio que forma con el compositor Clint Mansell. El espectador era sometido a una sesión de hipnosis en el que la adicción a los fármacos, las drogas y los programas basura eran los protagonistas. Una espiral que no dejaba al margen duras escenas de sexo o violencia.

La jugada le volvió a salir bien, de ahí que multiplicara sus ambiciones para su siguiente proyecto, El árbol de la vida. El rodaje se vió sacudida por limitaciones presupuestarias y el resultado es la película más controvertida de Aranofsky hasta la fecha. La crítica se dividió entre el amor y el odio.

En una jugada totalmente imprevisible, Aranofsky dejó buena parte de los malabarismos de su cine para entregarse a la dirección de actores en El luchador (The wrestler), donde rescataba a un Mickey Rourke enorme al que le birlaron el Oscar tras ganar todos los premios hasta esa fecha. No dejaba de lado, eso sí, uno de sus principales sellos: La camara persecutoira. Desde Pi, su cámara sigue por la espalda al protagonista de sus cintas, nos cuelga sobre sus espaldas.

Toda su filmografía anterior se puede ver sintetizada en Cisne negro, película liderada por una extraordinaria Natalie Portman. El drama de su anterior película daba paso a la paranoia, a los demonios de sus dos primeras cintas. La cinta fue debidamente valorada por la crítica y respetadísima por el gran público. Su ciste negro es a día de hoy un icono.

Tras flirtear con el Robocop que finalmente cayó en manos de José Padilha, lo próxima será Noah, una superproducción épica sobre la figura bíclica de Noé con Russell Crowe a la cabeza. He de confesar que esta mezcla entre la biblica, Crowe y Aronofsky da bastante miedo. Veremos hacia donde va el arca.

 

David Fincher, el nuevo hombre tranquilo.

david fincher director

La filmografía de Fincher no tiene desperdicio: Seven, El Club de la lucha y The game le colocaron entre los preferidos del público y le confirmaron como el gran llegador del cine de los 90. Un director que tras un espectacular desarrollo sabía rematar la película y dejar a los espectadores en estado de shock antes de abandonar la sala.

La habitación del pánico le Fosterizó y acabó por debajo de las espectativas. Cuando parecía que Fincher volvía al género de los asesinos en serie para ofrecernos otro Seven, Fincher bajó la cadencia de pedaleo para preocuparse por los detalles en Zodiac, su primera obra de madurez. Se decantó por la elegancia frente al estilo videoclipero, que también nos encanta, de sus primeras películas. Estábamos ante un nuevo hombre tranquilo.

Esa idea quedó de manifiesto en El curioso Caso de Benjamin Button, su intento de Forrest Gump con elementos de fantasía en las que un hombre hacia atrás se paseaba por la historia americana. El resultado, si bien esteticamente exquisito, no alcanzó las cotas de las obras anteriores.

Su última muestra de madurez fue La red social. Respaldado por un buen guión, se limitó a hacer una dirección sin tics demasiado personales para contarnos la historia de facebook. En la primera entrega de Millennium, su última obra hasta la fecha, conviven sus dos estilos. Desde los títulos de crédito es muy Fincher, eso sí. Destaca una de sus principales virtudes: el sentido del ritmo. Entretener sin banalizar.

 

 

Fincher ha sabido reciclarse sin dejar de lado sus señas de identidad y manteniendo en sus filmes un nivel altísimo. Es un veterano en esto de la primera división, que tendrá que mantener el listón con su versión de 20.000 leguas de viaje submarino, que llegará en 2014. Esperamos ansiosos.

Cinco comedias románticas que sí puedes ver con tu novio

bridewars

por RAQUEL ORTEGA MARTÍNEZ

Admítelo, tu novio te hizo ver todos los títulos listados en Cinco películas de acción que sí puedes ver con tu novia y te gustaron. Te gustaron mucho. De hecho, nunca hubieras imaginado que Bruce Willis hubiese sido atractivo alguna vez teniendo pelo o que James Cameron fuese bueno haciendo películas (‘Titanic’ y ‘Avatar’ no cuentan, seamos serios).

Ahora es tu turno, ha llegado la hora de demostrarle que en el mundo de las comedias románticas (mal llamadas ‘pelis para chicas’) no únicamente son historias ñoñas de chico-conoce-chica y pastelones previsibles hasta decir basta. La clave está en no ofrecerle a tu novio nada que tenga que ver con:

– Una de las millones de adaptaciones cinematográficas de las novelas de Nicholas Sparks que se estrenan cada año (especialmente si se trata de ‘El cuaderno de Noah’).

– Hugh Grant (ellos le detestan, la mayoría de nosotras no le soportamos).

– Nada que huela a treintañera-soltera-adicta-al-trabajo-y-a-las-compras-con-mejor-amigo-gay-y-mejor-amiga-un-poco-golfa-que-finalmente-encuentra-al-amor-de-su-vida-tras-dejar-de-anteponer-su ambición-laboral-a-su-bienestar-sentimental (es predecible, machista y aburre hasta a las ovejas).

Lo que vas a poder ver en esta lista son estupendas películas que harán que tu novio pueda decirles a sus amigos que sí, que ha visto una comedia romántica de esas sin quedarse dormido en el sofá.

Finalista: ¡Olvídate de mí! (2004)

Lo de que el histrionismo exacerbado de Jim Carrey es gracioso es algo bastante discutible. De lo que no puede quedar ninguna duda después de ver esta película es que, además, es un estupendo actor. Su papel en esta historia de desamor y nostalgia fue merecedor de un Oscar. También lo fue el de Kate Winslet. Nos tuvimos que conformar con el de Mejor Guión para Charlie Kaufman y Michel Gondry.

 

 

5- Persiguiendo a Amy (1997)

Antes de ser un director ganador de un Oscar y un actor algo mediocre, Ben Affleck nos dejó alguna que otra actuación bastante decente, siendo la mejor de todas su papel en esta atípica comedia romántica de Kevin Smith. Enamorarse de una lesbiana no es fácil, pero quizás, precisamente por eso, ésta película nos dejó la escena de ruptura más real y descorazonadora en años y una de las declaraciones de amor más bonitas que se han visto en la gran pantalla.

 

 

4- Alta fidelidad (2000)

Esta es la historia de un treintañero (John Cusack, amor de media población mundial femenina desde los tiempos de ‘Un gran amor’) al que le gustan las listas, la buena música y recordar todos sus fracasos amorosos con pelos y señales. Hacerse mayor es muy duro y si a eso le unes las complicaciones propias del amor, la vida, las relaciones, el trabajo y las altas expectativas creadas por la música y el cine… pues eso, te sale esta maravillosa película.

 

 

3-  Elizabethtown (2005)

Injustamente infravalorada, es una de las mejores películas de la maravillosa carrera de Cameron Crowe (correremos un tupido velo sobre ‘ Un lugar para soñar’). Una banda sonora espectacular, un monólogo memorable a cargo de  Susan Sarandon y la conversación telefónica más larga del cine, convierten a esta cinta en una arrolladora y poderosa fuerza positiva de la mano de Kirsten Dunst y sus deliciosas teorías.

 

 

2- Antes del atardecer (2004)

Si ‘Antes del amanecer’ ya nos hizo soñar y enamorarnos con la historia de amor más románticamente realista del cine, su segunda parte consiguió multiplicar ese sentimiento por mil. Para disfrutarla simplemente hay que dejarse llevar por las maravillosas conversaciones de Cèline y Jesse acerca del amor, las relaciones, las expectativas y el sentido de la vida. Ojalá estrenen pronto ‘Before midnight’…

 

 

1- Con faldas y a lo loco (1959)

¿Qué decir de esta obra de arte que no se haya dicho ya? Que es absolutamente fantástica y divertida y tierna. Que Tony Curtis y Jack Lemmon son una de las parejas no románticas más memorables de la historia del cine. Que Marilyn Monroe está sexy y adorable en ella. Que es imposible no reírte a carcajadas en muchas de sus escenas. Que es un pecado no verla. Que es la mejor comedia de todos los tiempos. Punto.

 

Cinco películas de acción que sí puedes ver con tu novia

Pelis de acción para ver con tu novia

por RAQUEL ORTEGA MARTÍNEZ

Confiésalo, ir con tu novia al cine supone siempre una discusión. O al menos una divergencia de opiniones. Porque, claro, ella quiere ver la enésima comedia romántica que se estrena este mes en la que Katherine Heigl/Rachel McAdams/Kate Hudson se enamora de su mejor amigo/compañero de trabajo/vecino.

Tú, por el contrario, lo que quieres es un buen chute de acción con muchas explosiones y persecuciones de coches y tío duros pero graciosos, algo con Vin Diesel o Jason Statham o Dwayne ‘The Rock’ Johnson (las viejas glorias como Willis, Schwarzenegger o Stallone también te valdrían).

Lamentablemente, para solucionar este pequeño conflicto sólo existe una solución posible: si a tu novia no le gusta el cine de acción quizás deberías plantearte dejarla. Si esta solución te parece demasiado radical (puede ser que a lo mejor me haya pasado), no desesperes, este artículo es la solución a todos tus males.

Es posible que tengas una novia maravillosa y muy comprensiva a la que no le importe ver contigo Transporter o A todo gas 25 o Los mercenarios, pero, reconozcámoslo, son casos aislados. Lo mejor que puedes hacer es darle razones de peso, convencerla con las mejores películas de acción que han dado de sí los últimos 30 años.

Finalista – Terminator 2: El juicio final (1991)

Aunque no sea muy justo, puedes engañarla diciéndole que es una peli del director de Titanic. Luego ya verá que no, que en esta historias de amor hay más bien pocas. No obstante, la determinación de Sarah Connor, el hieratismo permanente de Arnie y el trepidante desarrollo de la historia conseguirán que disfrute tanto como tú esta carrera épica para evitar el apocalipsis.

 

5- Desperado (1995)

No nos engañemos, aunque seas un macho muy machote hay que reconocer que Antonio Banderas nunca desprendió tanto magnetismo sexual y primario como en esta película. Sólo por eso tu novia ya aguantará a tu lado en el sofá los 104 minutos que dura. Un número de apertura mítico, tiroteos, sangre, explosiones, deseo de venganza y Salma Hayek. No se le puede pedir más a la vida.

 

4- Speed (1994)

Que sí, que Keanu Reeves es muy soso, que ni Matrix consiguió darle un poco de vidilla. Pero en esta película nos deslumbró a todos, a vosotros como héroe de acción, a nosotras como tío bueno en general. ¡Y sale Sandra Bullock, reina de las comedias románticas de los 90! ¡Y Dennis Hopper es el malo! ¡Y hay un rescate vertiginoso en un autobús en marcha! Ay, Jan de Bont, ¿dónde quedaron tus días buenos?

 

3- Mentiras arriesgadas (1994)

Sin duda alguna una de las mejores películas de acción que dieron los 90, de nuevo con el tándem Cameron- Schwarzenegger a la cabeza. ¿Alguien ha podido olvidar el espectacular striptease de Jamie Lee Curtis? (Nosotras no, desde luego, todas deseamos secretamente poder hacerlo como ella, creedme). Estupenda película repleta de disparos, explosiones y cómicos malentendidos.

 

2- En busca del arca perdida (1981)

Gracias, Harrison Ford, por dar vida al héroe de acción más culto y sexy de la historia. Eso sí, después de esta saga ya casi que te podías haber jubilado y así de paso nos ahorrabas todo lo que has venido haciendo de 1997 en adelante. Indiana Jones representa todo lo que el buen cine de acción y aventuras debería ser: puro entretenimiento. Y una historia de amor/odio tan icónica que se ha convertido en un elemento más de la cultura popular.

 

1- La jungla de cristal (1988)

El héroe de acción definitivo, el señor John McClane. No sólo lucha contra terroristas ayudado de su ya mítico “Yippie ki-yay, motherfucker”, sino que además en el fondo es un romántico rematado que trata de rescatar a su mujer de todo peligro a pesar de que ella le ha dejado. Te garantizo que eso derretirá a tu chica. Por otro lado, La jungla de cristal es la cumbre del cine de acción, el ejemplo en el que se deben fijar todas las cintas de este género que han venido después. Si en 25 años nadie ha conseguido superarla, por algo será.