Iron Man 3: Hierro 3

iron-man-3-tony-stark-robert-downey-jr

A Nolan lo que es de Nolan. El director británico no solo ha conseguido crear una saga que ha marcado una época. También ha hecho mejor a la competencia. Como si de la carrera espacial se tratara, Marvel ha levantado el vuelo cualitativo gracias a Los Vengadores, y ha subido el nivel de otras franquicias como este Iron Man.

El modelo es continuista. El primer Iron Man se levantó por encima de las expectativas, y el segundo decepcionó con la típica estrategia “más de todo”. Eso sí, nos dejó un memorable duelo al sol Downey contra Rourke en el circuito urbano de Mónaco. Las cosas que funcionan siguen intactas, pero se puede decir que se ha elevado el tono del discurso. Esta entrega calará más hondo en el espectador. Hay que apuntar que esta secuela también lo es de los sucesos acontecidos en Los Vengadores.

Y es que no puede empezar mejor. De entrada nos encontramos con un retorno a los noventa con el Blue (Da Ba Dee) de Eiffel 65. Un viaje que nos pone en situación de todo lo que ocurrirá posteriormente. Los ingredientes giran como siempre en torno a la acción y al humor, desde la lengua afilada de Downey al Slapstick.

Iron_Man_3_Ben_Kingsley

Iron Man y Downey viven un feliz matrimonio, eso sigue igual. El personaje gana con la personalidad del actor, y el actor tiene un papel de superhéroe que no se cansa de interpretar. Un traje a medida. Uno de los aciertos de la saga es la Pepper Potts de Paltrow. La extraña pareja tiene una especial conexión que ha mejorado cada una de las entregas. Lejos de la tortuosa relación entre Mary Jane y Spiderman, este romance respira buen rollo, y eso le llega puro al espectador.

Otro de los grandes aciertos es el malo de turno. El Mandarín de Ben Kingsley que interrumpe las emisiones en directo para publicitar su campaña del terror. Un Bin Laden que usa el método de V, el de la Vendetta. Como todo buen personaje televisivo, un fantástico manipulador. Aquí se puede decir que la película triunfa justo donde falló Los Vengadores, puesto que Loki era el talón de Aquiles de ese filme, un villano de tercera.

También en el cast nos encontramos con un inquietante Guy Pearce, que cumple a la perfección, y una estupenda (en todos los sentidos) Rebecca Hall, antigo affaire de la época Carpe Diem de Stark. Lo que siento por Rebecca viene de lejos, es devoción, así que podeis olvidar esta línea completamente alejada de la cinefilia y escrita directamente con el… con el corazón.

13753

Los efectos especiales brillan a nivel creativo. Como siempre destacan los trajes del personaje. Iron Man está mejor y más acompañado que nunca en esta entrega y la espectacularidad alcanza nuevas cotas.

El cambio de director Favreau por Black, que ya coincidio con Downey en la desatada Kiss Kiss Bang Bang, ha dado madurez al conjunto, pero esto no es sinónimo de seriedad. Iron Man sigue siendo tan informal como en sus dos primeros episodios, pero ha ganado un extra de coherencia.

En definitiva estamos ante una tercera entrega que supera a sus predecesoras y en la que no hay ni rastro de casos como “Spiderman 3”. Si las anteriores te gustaron y la edad no te ha vuelto un cascarrabias Iron Man 3 te gustará, incluso puede que te guste aunque no te gustaran las primeras. Estamos ante una buena y espectacular entrega.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s