In the house of flies: Sawsonite

La noche empezaba bien con los simpáticos y aduladores Gabriel Carrer y Angus McLellan presentando In the house of flies en una Sala 1 de los Golem Alhóndiga que presentaba de nuevo una buena entrada. El título en rosa de la película también daba buenas vibraciones, pero ahí quedo todo.

Y es que cuesta y mucho escribir sobre una película en la que no ocurre nada. Una pareja es secuestrada… Y hasta aquí puedo leer. Días y días de cautiverio en los que un secuestrador sin chispa alguna se comunica vía telefónica con sus secuestrados. De vez en cuando les abre una maleta, de vez en cuando provoca que se intenten matar… Pero nada nuevo bajo el sol.

cartel rosa in the house of flies

Quizá la existencia de títulos como el primer Saw o Enterrado lapiden cualquier posibilidad de triunfo de esta película, que no alcanza unas cotas mínimas de horror, angustia e ingenio. Cualquiera de los dos títulos anteriores son filmes con calidad y una gran capacidad de entretenimiento. En la casa de las moscas no hay ni lo uno ni lo otro.

La verdad es que da pena no poder rescatar nada de este filme áspero y seco, adjetivos que en otros ojos pueden resultar virtudes y que a mi me han provocado indiferencia. Fijaros que la película intenta dar asco provocando que los protagonistas se zampen una rata, y a mi al verla cocinada me ha entrado hambre. En fín, que por no gustar no me está gustando ni esta crítica.

Aún quedan dos días de FANT para remontar el vuelo. Dulces sueños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s