Spaguetti Gangster

Ryan Gosling y Emma Stone en Gangster Squad

Gangster Squad (2013)

Curioso lo del director Ruben Fleischer. Le entregan a Josh Brolin, Ryan Gosling, Sean Penn y Nick Nolte para hacer una película de Gangsters y apuesta por hacer una película “para pasar el rato”. Con esos mimbres cualquier director intentaría hacer su gran obra maestra. No es el caso de Fleischer (Bienvenidos a Zombieland), que se inclina por una trama liviana para pasar la tarde.

¿De qué va?

El argumento es lo de siempre, indios contra vaqueros. El mafioso Mickey Cohen se ha adueñado de Los Ángeles. Para contraatacar, la policía habilita un grupo especial para recuperar la ciudad.

Las influencias de Gangster Squad están más cerca del comic y de los videojuegos que del cine puro de género. La violencia es rápida y la acción va a toda pastilla. Alguna de las escenas no distan demasiado de lo que hubiera sido una misión en un GTA de época. Los diálogos son sencillos, en ocasiones afilados, pero sin márgen para la originalidad. Parecen sacados de un hipotético hashtag #postureoGangster. Se trata en definitiva de un grupo de tipos duros luchando por ver quien mea más lejos.

Sean Penn es Micjey Cohen en Gangster Squad

Lo de las interpretaciones no se ha cuidado demasiado. Gosling y Brolin parecen disfrutar de dos personajes completamente estereotipados. El mayor esfuerzo reside en poner cara de “que bueno soy”, “que clase tengo” o “de que mala ostia estoy”.

Lo de Sean Penn merece capítulo aparte. Su actuación podría catalogarse como Crank, la película en la que Jason Statham tiene que llevar todo al límite para mantener los niveles de adrenalina. Así escupe Penn cada frase, con gradilocuencia e ira extrema. Es tan impulsivo y atronador su personaje que a veces parece salirse de la pantalla. Un personaje 3D en una película 2D. Una caricatura mafiosa dibujada con ansia de poder. Un Freddy Kruegger de paseo por Los Ángeles.

Emma Stone hace lo que puede interpretando a la pelirroja de ¿Quién engañó a Roger Rabbit? Su personaje se presenta interesante, pero su fuerza solo dura hasta la segunda intervención. A partir de entonces cae en la banalidad más absoluta.

Josh Brolin y su equipo de Gangster Squad

“¿Y donde están los puntos fuertes de Gangster Squad?” os preguntareis. Residen en una elegante dirección artística y en su falta de pretensiones. Si asumes que no estamos ante Los intocables de Elliot Ness posiblemente disfrutes de la ambientación, de la música, de la ocasional chispa de sus personajes, de los disparos, de las persecuciones y de la química de este grupo de renegados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s