8 apellidos vascos: Hasta mañana corazones

Por Pilar Berbegal

Nunca pensé que ver a Carmen Machi, alias ‘Ane’, con una cogorza a txakolis me hiciera reír tanto. Tampoco creía que Clara Lago iba a entonar con ese papel. Menos esperaba que después de ver esta película iba a pensar en sus escenas. Quizás porque ‘Ocho apellidos vascos’ es una de esas cintas de las que ni siquiera pierdes tiempo en ver el trailer ni en leer nada sobre ésta, y vas al cine porque todo el mundo va en manada y todos te dicen lo divertida que es, y además hay unas colas para entrar que indican: “esto es un peliculón bien promocionado, hay que verlo aunque solo sea para opinar luego con los amigos”. Así lo hice y no me ha defraudado en absoluto.

Los topicazos nos hacen sonreir, por su simpleza, por su simpatía y porque ante todo, tenemos muchas ganas de reír. Y si no es así, ni pises el cine para ver esta película. Muchos definen la cinta como “un monólogo de hora y media”, pero no podemos quedarnos ahí, ¡para eso no se hace un guión! Hay que exprimir lo que hemos visto y criticar. Sobre todo si has vivido en Euskadi siendo de fuera de Euskadi, porque la película se enfunda, en su casi totalidad, con tópicos de vascos; es más, no te vas a librar de los típicos chistes malos de levantadores de piedras, de su frialdad en las relaciones, de sus posturas políticas y sociales, sus comilonas, y del fútbol como no.

Aunque con menos protagonismo, los andaluces, en concreto los sevillanos, también reciben su dosis de tópicos. Bien es cierto que yo esperaba mucho más protagonismo del carácter andaluz en la cinta, mucho más Rovira en estado puro, pero bueno, esperaremos a la segunda parte, que seguro estará más que pensada.

8apellidosvascos-padre-hija-clara-lago-karra-elejalde
‘Ocho apellidos vascos’ me ha traído de nuevo a esa hoja de pros y contras que hice antes de irme a estudiar a Euskadi. Esos prejuicios escritos en un papel, esos miedos a lo desconocido, al mundo del independentismo, a ese carácter vasco del que solo tenía un par de referencias, -estupendas, eso sí-, ¡al idioma!. Al final vas conociendo lo vasco a medida que vas viviendo con ello. ¿Topicazo? No lo sé. Pero es cierto que muchas de las frases, comportamientos y tozudeces de los personajes vascos de la película solamente se comprenden si has vivido allí.

Exagerado o no, el papel de Karra Elejalde, Koldo, es en mi opinión, una descripción bastante aproximada de lo que para mí es un vasco: inteligente, observador, tozudo y con un corazón más grande que el de Anne Igartiburu. Al final, todos esos prejuicios, al igual que el que yo misma tenía antes de ir a ver la película, se desvanecieron cuando pasé el primer mes viviendo en Bilbao. Y aunque sea increíble, no, no todos los vascos son iguales ni tienen el mismo color especial.

Anuncios

Blogos de Oro 2014: Premios bajo la influencia

Como sabeis, este blog ha formado parte del jurado de la 1ª edición de los Blogos de oro, una iniciativa promovida por Cine de patio a la que nos adherimos encantados.

Una de las grandes incógnitas a resolver era… ¿Hay una corriente blogger cinéfila que camina en dirección opuesta al camino que marca Hollywood? Viendo los resultados de los Blogos de oro la respuesta es clara: Rotundamente NO. Y es que las votaciones han dejado claro que a pesar de la controversia que despiertan siempre los premios, llámense Oscar, Globos de Oro o Goya, el aficionado viaja por un sendero paralelo. Ahora la gran pregunta sería… ¿De ser otros los galardonados en las grandes citas del año, hubiesemos visto un resultado diferente? Nunca lo sabremos.

LA LISTA DE PREMIADOS (Con nuestros comentarios)

Mejores Efectos especiales

Gravity

El Hobbit: La desolación de Smaug

Iron Man 3

Pacific Rim

Star Trek: En la oscuridad

Poca discusión en esta categoría. Buen trabajo el de Gravity, aunque a nosotros no nos convenciera esa 3D reconvertido, borroso en ocasiones. Se busca el realismo y en ocasiones se consigue (a pesar de la Bullock) y los FX son consecuentes con la película. Premio justo.

Mejor película de animación

 Frozen. El reino del hielo

Gru 2. Mi villano favorito

Se levanta el viento

Los Croods. Una aventura prehistórica

Monstruos University

En esta categoría hicimos un NS/NC, porque no habíamos visto las suficientes obras como para tener un criterio claro. Así que cerramos el pico.

Mejor Actor de reparto

Barkhad Abdi por “Capitán Phillips”

Daniel Brühl por “Rush”

Michael Fassbender por “12 años de esclavitud”

Jonah Hill por “El lobo de Wall Street”

Jared Leto por “Dallas Buyers Club”

Victoria para Esqueleto por una actuación que creemos empieza a estar magnificada. No hay mucho más allá en su personaje que travestismo y transformación física. En cambio, la interpretación de Abdi durará. Ese Jack Sparrow de nuestro tiempo fue capaz de competir con Tom Hanks. Es la mirada del terror que no vemos en El vocalista de los mojabragas 30 seconds to mars. Paul Dano por Prisioneros, o Mario Casas por Las brujas de Zugarramurdi debieron llegar a esta final.

Mejor Actriz de reparto

Sally Hawkins por “Blue Jasmine”

Jennifer Lawrence por “La gran estafa americana”

Lupita Nyong’o por “12 años de esclavitud”

Julia Roberts por “Agosto”

June Squibb por “Nebraska”

Esto ya lo vemos mejor. Que sí, que es JLaw de nuevo, pero su personaje de La gran Estafa americana es oro puro, y la actriz resuelve el duelo a la perfección. Lupita Nyong’o ganó un Oscar barato, en el que JLaw ya estaba descartada por su oscar del pasado año. Echamos de menos a Terele Pávez en esta categoría.

Mejor Actor principal

Bruce Dern por “Nebraska”

Leonardo DiCaprio por “El lobo de Wall Street”

Matthew McConaughey por “Dallas Buyers Club”

Joaquin Phoenix por “Her”

Toni Servillo por “La gran belleza”

En contra de nuevo del criterio académico, Leonardo Dicaprio gana el Blogo de Oro. No es de extrañar, dado todo lo que generó la derrota del actor en las redes sociales. Simpatía por el perdedor. Buen trabajo, aunque el de McConaughey lo vemos muy superior. Además, como hemos comentado alguna vez, McConaughey también se sale en El lobo.

Mejor Actriz principal

Amy Adams por “La gran estafa americana”

Cate Blanchett por “Blue Jasmine”

Sandra Bullock por “Gravity”

Adèle Exarchopoulos por “La vida de Adèle”

Meryl Streep por “Agosto”

Parece que Blanchett no ha tenido rival este año, aunque su interpretación sea una más al lado de la de Adéle Exarchopoulos, de largo la mejor de las nominadas. Y aún había a nuestro juicio una mejor que Adéle. La de Marian Álvarez en La Herida. Si alguien ha visto Blue Jasmine y las dos que mencionamos a continuacion, cuesta creer que haya ganado nuestra adorada Blanchett.

Peor Película

 After Earth

La jungla: Un buen día para morir

El llanero solitario

Movie 43

Niños grandes 2

Incomprensible que se haya tomado aquí la vía Razzie. El hombre de acero (Caca de la vaca del año) debería estar.

Mejor Guión

John Ridley por “12 años de esclavitud”

Richard Linklater, Julie Delpy, Ethan Hawke por “Antes del anochecer”

Spike Jonze por “Her”

Terence Winter por “El lobo de Wall Street”

Bob Nelson por “Nebraska”

Vía Oscar. Buen guión. ¿Nuestro favorito? El guión adaptado de Dolor y dinero. 

Mejor película española

Las brujas de Zugarramurdi

Caníbal

La gran familia española

La herida

Vivir es fácil con los ojos cerrados

Vía Goya.

Mejor Director

Alfonso Cuarón por “Gravity”

Spike Jonze por “Her”

Steve McQueen por “12 años de esclavitud”

Alexander Payne por “Nebraska”

Martin Scorsese por “El lobo de Wall Street”

Vía Oscar. La mejor dirección del año, la de James Wan por expediente Warren, ha sido olvidado. Y también la de Kechiche. 

Mejor Película

12 años de esclavitud

Gravity

Her

El lobo de Wall Street

La vida de Adèle

Los bloggers han premiado con justicia a El lobo de Wall Street, libres de esos complejos que tienen los académicos. Se ha impuesto el voto joven. De momento, no hemos visto ninguna película mejor en lo que va de 2014.

Y hasta aquí nuestras observaciones. Esperamos ver cosas nuevas en 2015 y que desaparezca el efecto Copy-Paste. Creo que se penaliza a las películas que menos se han visto con este formato.  Quizá para 2015 en las bases haya que demostrar que se han visto todos los títulos para acceder a la votación.

Muchas gracias a todos los que habéis hecho posible estos premios.

 

 

El Soldado de invierno: Algo huele a podrido en S.H.I.E.L.D.

Tras apostar por el juego aéreo en anteriores partidos, Marvel ha decidido poner la pelota en el piso con El Soldado de invierno, la mejor película Marvel hasta la fecha.

En el punto de partida nos encontramos a un Steve Rogers que ya ha superado el efecto “Los visitantes: No nacieron ayer” de la descongelación. El problema, haciendo referencia al inicio del Hamlet de Wlliam Shakespeare, es que algo huele a podrido en S.H.I.E.L.D. El Capitán América y la agente Romanoff (Scarlett Johansson) se verán obligados a bajar a las cloacas.

Este cambio de tercio en Marvel se puede definir como valiente. En El soldado de invierno se deja en el laboratorio todo el “yo me lanzas rayos, tú me lanzas rayos” para apostar por las peleas cuerpo a cuerpo. En ese aspecto debemos aplaudir a los directores, los hermanos Russo, que han introducido en la cinta magníficas coreografías de combate.

amazing-espectacular-scarlett-johansson-viuda-negra-romanoff

Y no sólo asistimos a un severo reparto de ostias. En el Soldado de invierno también hay cerebro. La habitual trama de indios contra vaqueros, buenos contra malos, se enreda. Veremos a personajes importantes en peligro y a los protagonistas intentando resolver que se esconde detrás.

También, por primera vez, veremos a la franquicia hablar de política. Se menciona a la crisis, y se critica el exceso de celo en la seguridad post-11M, la gran obsesión americana. Estamos en un momento histórico en el que ese control sobre la población, más que un aliado, puede ser el principal enemigo.  El personaje del Capitán América, encarnación de los valores norteamericanos, se ha vuelto más progresista, y no solo se limita a cumplir ordenes. Ahora tiene ideas propias. Lejos queda aquel tipo que en Los Vengadores le daba propina a Nick Furia.

Una de las grandes carencias de la franquicia es sin duda la ausencia de archienemigos de nivel. El Soldado de Invierno llega para tapar ese vacío. En esta ocasón tenemos la sensación de que El Capitán América se enfrenta a un enemigo peligroso de verdad, a una amenaza letal. Lo confirman las brillantes secuencias en asfalto. Eso sí, no pasamos por alto su parecido con Michael Jackson.

soldado-invierno-michael-jackson

El capitán cumple, en gran parte gracias a la aportación de Scarlett Johansson, que vuelve a interpretar a Natasha Romanoff, la viuda negra. Armada y pelirroja, mejorando lo que vimos en The avengers.

No queremos desvelar demasiado, pero también encontramos guiños maestros en la película y referencias a la cultura popular. Brillante idea la de adaptar por países la lista de “pendientes” del Capitán, que hace que en nuestros cines Camilo José Cela, Rafa Nadal o Heroes del Silencio entren en el debe. ¿Nuestro guiño favorito? El de Saw, como no podría ser de otra manera.

De postre nos esperan dos escenas tras los créditos. Se acerca la Era de Ultrón con Marvel al alza. Las expectativas pasan de altas a muy altas. Esperamos que Whedon pueda ir un paso más allá.

El Gran Hotel Budapest: Wes Anderson filma su “Malditos bastardos”

Cada cierto tiempo me ocurre que durante el visionado de una película me pregunta interiormente… “¿Cómo habrá conseguido el director hacer eso?”. Me pasó viendo The artist por ejemplo, por su gran dirección artística y su capacidad de trasladarnos a otro tiempo. Me ocurrió viendo origen, porque Nolan jamás perdía la coherencia a pesar de lo enrevesado del relato. Y me sucedió ayer mientras veía El gran hotel Budapest, un milagro de la creación cinematográfica.

Supongo que a estar alturas de su carrera para Wes Anderson será fácil hacer una película de Wes Anderson, pero viéndolo desde fuera no lo parece. Y es que pocos directores actuales son capaces de alimentar tanto el plano, todo lo que se nos muestra está ahí por algo. Hasta el último detalle de la decoración de pared.

La película nos cuenta el ascenso y caída de un gran hotel de montaña, de la mano de un conserje y su aprendíz. La excusa es una herencia de una huesped habitual, que provocará una serie de catastróficas desdichas.

el-gran-hotel-budapest-gif

El gran hotel Budapest es en resumen una maravilla. Al salir del cine la sensación que queda es la de haber visto una gran película. Wes Anderson lleva toda una época a su terreno, y entre tanta belleza formal nos habla de lealtad, amor y amistad, sin caer nunca en lo fácil. Aunque se para en un suceso, no olvida el titular del periódico: La guerra y sus devastadoras consecuencias. Aparecen los nazis deformados, y se cambia a las SS por los ZZ. De alguna manera este es el “Malditos bastardos” de Wes Anderson, protagonizado por héroes involuntarios.

Cómo siempre, un montón de actores se han sumado a la causa, convirtiendo al filme en un interminable ¿Quién es quién? con toques de Cluedo. El mejor parado es un estelar Ralph Fiennes. Una caricatura de los personajes serios y trascendentes que suele representar. Junto a él, un gran Tony Revolori, el descubrimiento de la película. Destacan también el personaje femenino que encarna una competente Saorsie Ronan o la terrorífica encarnación del mal de un vampírico Willem Dafoe.

Recomendamos a Anderson que siente a Bill Murray, Jason Schwartzman u Owen Wilson en el banquillo. No hay necesidad de sacarles a jugar todos los partidos. Sus películas pueden funcionar igualmente bien sin su obligatoria aportación.

recepción del gran budapest

Las referencias a otras películas son variadas. Desde un Harvey Keitel sacado de Prison break, unos monjes de El nombre de la rosa, cabezas en cajas a los Se7en o monjes misteriosos de El nombre de la rosa. Seguro que hay muchas más, pero con tanto detalle es imposible llegar a todo.

El cine de Anderson es único, pero siempre nos quedará la duda de ver como se defendería alejado de sus propio sello. El aferrarse a un tipo de película tiene sus riesgos. Puedes acabar en las arenas movedizas del cine de Tim Burton, un sello de la casa degradado por el fenómeno de la repetición. Hoy en día Burton no es más que un pobre imitador de si mismo. Cronenberg por ejemplo dejó atrás la nueva carne para mostrarnos Una historia de violencia o Promesas del este, alejadas de su lenguaje original. ¿Os imaginais una película del Wes Anderson actual sin sus cartas, sus planos cenitales y sus artesanos FX? Pues cuesta creerlo, la verdad, aunque sería una experiencia interesante.

Incidencias en la sala: Ligeros aplausos no secundados tras la proyección. Su impulsor se quedó solo aplaudiendo hasta que empezó a sentir vergüenza.