El Gran Hotel Budapest: Wes Anderson filma su “Malditos bastardos”

Cada cierto tiempo me ocurre que durante el visionado de una película me pregunta interiormente… “¿Cómo habrá conseguido el director hacer eso?”. Me pasó viendo The artist por ejemplo, por su gran dirección artística y su capacidad de trasladarnos a otro tiempo. Me ocurrió viendo origen, porque Nolan jamás perdía la coherencia a pesar de lo enrevesado del relato. Y me sucedió ayer mientras veía El gran hotel Budapest, un milagro de la creación cinematográfica.

Supongo que a estar alturas de su carrera para Wes Anderson será fácil hacer una película de Wes Anderson, pero viéndolo desde fuera no lo parece. Y es que pocos directores actuales son capaces de alimentar tanto el plano, todo lo que se nos muestra está ahí por algo. Hasta el último detalle de la decoración de pared.

La película nos cuenta el ascenso y caída de un gran hotel de montaña, de la mano de un conserje y su aprendíz. La excusa es una herencia de una huesped habitual, que provocará una serie de catastróficas desdichas.

el-gran-hotel-budapest-gif

El gran hotel Budapest es en resumen una maravilla. Al salir del cine la sensación que queda es la de haber visto una gran película. Wes Anderson lleva toda una época a su terreno, y entre tanta belleza formal nos habla de lealtad, amor y amistad, sin caer nunca en lo fácil. Aunque se para en un suceso, no olvida el titular del periódico: La guerra y sus devastadoras consecuencias. Aparecen los nazis deformados, y se cambia a las SS por los ZZ. De alguna manera este es el “Malditos bastardos” de Wes Anderson, protagonizado por héroes involuntarios.

Cómo siempre, un montón de actores se han sumado a la causa, convirtiendo al filme en un interminable ¿Quién es quién? con toques de Cluedo. El mejor parado es un estelar Ralph Fiennes. Una caricatura de los personajes serios y trascendentes que suele representar. Junto a él, un gran Tony Revolori, el descubrimiento de la película. Destacan también el personaje femenino que encarna una competente Saorsie Ronan o la terrorífica encarnación del mal de un vampírico Willem Dafoe.

Recomendamos a Anderson que siente a Bill Murray, Jason Schwartzman u Owen Wilson en el banquillo. No hay necesidad de sacarles a jugar todos los partidos. Sus películas pueden funcionar igualmente bien sin su obligatoria aportación.

recepción del gran budapest

Las referencias a otras películas son variadas. Desde un Harvey Keitel sacado de Prison break, unos monjes de El nombre de la rosa, cabezas en cajas a los Se7en o monjes misteriosos de El nombre de la rosa. Seguro que hay muchas más, pero con tanto detalle es imposible llegar a todo.

El cine de Anderson es único, pero siempre nos quedará la duda de ver como se defendería alejado de sus propio sello. El aferrarse a un tipo de película tiene sus riesgos. Puedes acabar en las arenas movedizas del cine de Tim Burton, un sello de la casa degradado por el fenómeno de la repetición. Hoy en día Burton no es más que un pobre imitador de si mismo. Cronenberg por ejemplo dejó atrás la nueva carne para mostrarnos Una historia de violencia o Promesas del este, alejadas de su lenguaje original. ¿Os imaginais una película del Wes Anderson actual sin sus cartas, sus planos cenitales y sus artesanos FX? Pues cuesta creerlo, la verdad, aunque sería una experiencia interesante.

Incidencias en la sala: Ligeros aplausos no secundados tras la proyección. Su impulsor se quedó solo aplaudiendo hasta que empezó a sentir vergüenza.

Anuncios

2 pensamientos en “El Gran Hotel Budapest: Wes Anderson filma su “Malditos bastardos””

  1. Muchísimas ganas de verla. Solo he leído maravillas de esta película. Cuando hay sequía de buenas ideas, se agradece un soplo de aire fresco y le das más mérito a una creación original que no esté copiada o basada en la secuela de la precuela de una película sueca de los años 70.

    Me encanta lo de “incidencias en la sala”. Yo también me fijo mucho en la reacción de la gente al terminar una película.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s