La casa del diablo: Regreso al videoclub

Sólo puedo reprochar una cosa a The house of the devil: No ser una obra maestra. Y es una pena, porque sus primeros minutos apuntan tan alto que por un momento creí estar ante el revival horror definitivo. Aún así, la película es una experiencia satisfactoria para los iniciados en el género.

Desde ya, los títulos de crédito de The house of the devil están entre mis favoritos de todos los tiempos. La película se estrenó en 2008, pero consigue hacernos creer que se rodó a principios de los 80. Su look es espectacular, en lo visual, en lo sonoro, en la elección de planos… Hay mucha cinefagia detrás. No hay nada que nos haga pensar que es ajena a esa época. Podeis verlo aquí:

Por un momento me he visto en el videoclub, hurgando entre los clásicos en VHS, en una época en la que aún elegía la película por título, portada o sinopsis. Sin duda la estantería de terror era mi preferida. Si no vi todas las películas allí alojadas me falto poco. La sensación es que parece  que The house of the devil siempre estuvo entre ellas.

El responsable de la dirección, guión y edición no es otro que Ti West, que se marca un Juan Palomo en toda regla. Su cast es un total acierto, en especial la elección de la protagonista, una Jocelin Donahue que parece venir directamente del pasado.

El horror se consigue a través de la ambientación. No estamos ante la manida colección de sustos. Aunque el comienzo nos haga pensar que vamos a ir directos a una cinta del género Casa encantada a lo Al final de la escalera, pronto nos dirigiremos a una matanza de Texas satanista con tintes de La semilla del diablo.

protagonista-the-house-of-the-devil

Y cierro la crítica como empecé. Una pena que The house of the devil no explote, porque su ambientación funciona, y es una buena película, pero con unas lineas de guión más inspiradas hubiera hecho historia en el género. Aún así, un gran homenaje al terror ochentero. Miedo rodado en 16 milímetros.

Anuncios

Cheap thrills: Cuando nada vale nada

¿Nunca habeis tenido la eterna discusión de por cuanto dinero os comeríais una mierda? Seguramente sí, y la conversación siempre desemboca en la misma conclusión: Un vaso de pis por mucho menos. Cheap Thrills es esa hipótesis hecha película.

El director E.L. Katz nos presenta a un tipo al borde del desahucio que acaba de ser despedido. Es en ese momento cuando conoce a un tipo dispuesto a darle dinero si va cumpliendo una serie de mandatos. Este angel diabólico le llevará al límite.

Lo que comienza como una comedia gruesa pronto se tornará en una patada en la boca. Katz introduce la variable crisis a la pregunta de “¿Qué estamos dispuestos a hacer por dinero” y el resultado se convierte en una metáfora de nuestro tiempo. Nosotros somos los títeres en el actual tablero de juego. La película nos va inyectando reflexión mientras nos entretiene durante sus 83 minutos.

cheap-thrills-actriz

En definitiva, estamos ante una versión uncensored del mítico programa “Qué apostamos”, en el que el actor Pat Healy vive su particular noche de furia. Cheap Thrills da más de lo que ofrece, y consigue, gracias a un buen ritmo, captar nuestra atención de principio a fin. Podía haberse quedado en premisa, pero no decae en ningún momento. Mención especial a la gran escena final. Una de las mejores películas del 20º FANT.

Os dejo el trailer:

 

 

Open Grave: La fosa de los mil cadáveres

¿Quién no se ha despertado alguna vez en una fosa llena de cadáveres sin recordar ni siquiera su propio nombre?  Vale, igual no es muy común. Ni siquiera le ha sucedido a “un amigo de un amigo”, que ya es decir, aunque pensándolo bien… No dista demasiado de la sensación de un lunes por la mañana cualquiera.

La pregunta inicial es la premisa de Open Grave, película que juega con elementos de Perdidos o 28 días después. Se trata del segundo filme americano del Director Gonzalo López-Gallego (El rey de la montaña) tras su aventura espacial Apolo 18.

open-grave-valla-alambre

El protagonista no es otro que Sharlto Copley, muso de Neil Blomkamp, al que hemos podido ver en sus dos películas (Distrito 9 y Elysium) y al que veremos en su tercera (Chappie). Su peculiar presencia funciona también a las órdenes de López-Gallego.

El punto fuerte de Open Grave en sin duda su ambientación.  Su frondoso “nowhere” es un inquietante punto de partida. Iremos conociendo el pasado de los personajes a medida que ellos van recuperando la memoria, y pronto nos daremos cuenta de que estamos ante un apocalíptico tablero de juego.

open-grave-lluvia

López-Gallego huye de las convenciones del cine americano, y la película lo agradece. Apuesta por la crudeza para aparcar la espectacularidad, y así logra que su juego funcione. Así es como logra grandes secuencias, como el primer encuentro en el alambre o las persecuciones bosque a través. A veces nos quedamos con ganos de algún hachazo de más, pero el director se muestra comprometido con el planteamiento.

La película cumple con la función de entretener y se sitúa por encima de la media en su género. El final nos deja con ganas de saber más de esta historia. Con pocos elementos, este filme se folla con violencia a títulos “para todos los públicos” como la leve Guerra mundial Z. Una de las películas más acertadas del 20º FANT.

Coherence y Escape from tomorrow, lo mejor y lo peor de la Sección Oficial del FANT según los bloggers

Ayer Open Grave puso punto y final a la Sección Oficial del 20º FANT. Hemos pedido a algunos de los bloggers y medios digitales que han cubierto el festival que puntúen lo mejor y lo peor que han visto dentro de esta sección. Nuestra intención no es otra que evitar el “fallo” del Jurado. Andrea G. Bermejo, Matthew Robbins y Carlos Areces deberían tomar buena nota.

La opinión general ha sido bastante coincidente. Coherence ha sido la mejor, escudada por The Sacrament, con diferencia las dos películas que mas han gustado. De hecho, Coherence ha obtenido votos positivos de todos los consultados. Las ostias, en cambio, están más repartidas. Escape from tomorrow, Haunter, Faraday y On air se van calientes del festival, pero finalmente “Disney” se lleva la palma.

LO MEJOR

coherence-premio-fant

1. Coherence (37 puntos)

2. The Sacrament (24 puntos)

3. Cheap Thrills (5 puntos)

4. Open Grave/ OXV: The manual (3 puntos)

LO PEOR

escape-from-tomorrow-niño

1. Escape from tomorrow (-21 puntos)

2. Haunter (-19 puntos)

3. Faraday (-15 puntos)

4. On air (-14  puntos)

5. The fake (-3 puntos)

Aquí podéis ver detalladas las votaciones de cada uno de los medios que se han prestado a colaborar en este artículo:

Laura Lazcano, de La palomita mecánica

  • Lo mejor: The Sacrament (5) y Coherence (3)
  • Lo peor: Haunter (-5) y On air (-3)

Guardia Oscura

  • Lo mejor: Coherence (5) y OXV: The manual (3)
  • Lo peor: Escape from tomorrow (-5) y On air (-3)

El blog que falta en Sitges

  • Lo mejor: The Sacrament (5) y Coherence (3)
  • Lo peor: Escape from tomorrow (-5) y On air (-3)

Iñaki, de Adictos al 7º arte

  • Lo mejor: Coherence (5) y The sacrament (3)
  • Lo peor: Haunter (-5) y Escape from tomorrow (-3)

Sesión cinéfila

  • Lo mejor: Coherence (5) y Open Grave (3)
  • Lo peor: Faraday (-5) y Haunter (-3)

Diario de una cinéfila

  • Lo mejor: Coherence (5) y The sacrament (3)
  • Lo peor: Faraday (-5) y Haunter (-3)

La princesa prometida

  • Lo mejor: The Sacrament (5) y Coherence (3)
  • Lo peor: Escape from tomorrow (-5) y The fake (-3)

Guionista enfurecido

  • Lo mejor: Cheap Thrills (5) y Coherence (3)
  • Lo peor: Faraday (-5) y Espace from tomorrow (-3)

La vaca de twister

  • Lo mejor: Coherence (5) y The sacrament (3)
  • Lo peor: On air (-5) y Haunter (-3)

¡Gracias a todos por colaborar!

Escape from tomorrow: Disneyworld no es suficiente

No fue casualidad la buena asistencia en la primera sesión del lunes para ver Escape from tomorrow. La película tiene un atractivo especial: Haber sido rodada clandestinamente en Disneyworld. Con lo bien atado que lo tiene todo la compañía del tipo criogenizado, había ganas de ver como se la coló el director Randy Moore.

La película comienza como cualquier día con la familia en el parque temático, pero pronto empezaremos a ver el reverso tenebroso de la factoría Disney. El vehículo será el padre de familia protagonista. Las atracciones le harán delirar, y caerá víctima del deseo sexual por dos lolitas francesas. Y ya os he contado hasta donde podía contar.

Os diré que los signos vitales de la película llegaron hasta el ecuador del metraje. Ahí es cuando el filme entra en una completa espiral de autodestrucción que la deja en clarísimo fuera de juego. El problema es evidente. No todos los cineastas saben tratar el tema paranoia. Para ser un Lynch hay que tener talento, y aquí es donde Moore se queda escaso. Me recuerda a cuando voy a un concierto y veo a un grupo bueno en su género jugando a ser My bloody Valentine. No todas las bandas saben llenar el escenario de ruido.

escape-from-tomorrow-francesas

Pero antes de que la película decida inmolarse se pega un tiro en el pie al final del primer cuarto. Ese autodisparo se llama USO DEL CROMA. De hecho se oyó un murmullo cuando apareció este elemento. Había razones para no usarlo:

1. Te lo has currado mucho grabando en Disneyworld, no lo destroces pasándote a la solución croma a los 20 minutos de película.

2. Las escenas con croma de la película no son vitales. Vamos, que podían haber hecho pasar un banco en un parque cualquiera por un banco de Disneyworld.

3. Los cromas usados son pésimos. Si no se notara igual aún nos la colaban, pero este croma lo identifica hasta mi abuela, que no es experta cinéfila precisamente. Y menos mal que la película es en blanco y negro, que supuestamente así se tendria que notar menos el croma…

escape-from-tomorrow-niño

 

Total, que esta es una de las cosas que sacan al espectador de la película. Una lástima, porque parecía que al menos la cinta podía aspirar al aprobado y finalmente se convierte en una película fallida. Le damos mérito a la idea y a la valentía de llevarlo a cabo, pero Escape from tomorrow no pasa de ser una anécdota.

The Sacrament: Apocalipsis ahora

El FANT recibió al invitado estrella de la 20ª edición, el director  norteamericano Ti West (La casa del diablo, Los huespedes), que acudió a presentar su película The sacrament junto a la actriz Kate Lyn Sheil.

Lo que nos ofrece West está vez es un brutal found footage (subgénero de metraje encontrado) inspirado en los hechos reales sucedidos en la comunidad conocida como Jonestown. Os recomiendo que si no habeis visto aún el filme y no conoceis lo sucedido, no os documenteis sobre ello hasta después del visionado. Sin duda, uno de los episodios más oscuros de la crónica negra estadounidense.

El punto de partida nos lleva de viaje con periodistas de VICE hacia Eden Parish , una especie de comunidad hippie que vive aislada de la sociedad. El Jordi Évole de turno intentará comprender los motivos que han llevado a esa gente a vivir al margen del sistema. Como es de esperar, no es oro todo lo que reluce en el poblado. Ti West consigue desplazarnos hasta allí gracias a una sobria labor de dirección y a un reparto competente.

the-sacrament-fant

En ese casting brilla con luz propia el actor Gene Jones, que encarna al personaje de “Padre”, lider de la comunidad. En él hay retazos del Walter E. Kurtz de Apocalypse now, que se aisla en la selva para crear su propia civilización. También tiene algo del Sheriff Arpaio, el más implacable de Estados Unidos por el deleznable trato que ofrece a los detenidos, especialmente a los inmigrantes mexicanos. Aunque de pensamiento opuesto, es idéntico en la forma de expresión. Os dejo el video del encuentro entre Arpaio y Jordi Évole

Esta asociación no es casual. La entrevista entre el periodista protagonista y padre es para mi el momento más brillante del filme. Espectacular presentación de personaje que parte del periodismo y desemboca en el terror.

A partir de ahí ya no habrá vuelta atrás. El viaje nos llevará a conocer un auténtico infierno terrenal, similar al que encontramos en los diez minutos finales del Elephant de Gus Van Sant.

The sacrament se diferencia de El proyecto de la bruja de Blair jugando y derivados jugando en la una liga realista, alejada de todo elemento sobrenatural. Uno de los grandes aciertos es el espacio, las localizaciones. El espectador tendrá la sensación de encontrarse en medio de ninguna parte.

West consigue levantar una película enorme. Capta nuestra atención, nos hace testigos del drama y una vez allí nos hace reflexionar sobre el reverso tenebroso de la condición humana. Sin duda, una de las mejores películas que hemos visto en la sección oficial. Los aplausos en los créditos confirmaron esta afirmación.

Ti West y Kate Lyn Sheil ante el público

fant-ti-west

Director y actriz charlaron educamente con la audiencia tras la proyección. No desaprovechamos la oportunidad de poder hablar con West. Le preguntamos por la inspiración del personaje de West, puesto que, además del Coronel Kurtz, nos venían a la cabeza políticos y grandes mandatarios. West nos contó que sobre todo se inspiró en Jim Jones (el padre de los sucesos de Jonestown), pero que también tenía algo de la clase política, y de los vendedores de coches.

La actriz Kate Lyn Sheil vio en el FANT The sacrament por primera vez y quedó muy satisfecha con el resultado final. Uno de los espectadores hizo referencia a un antológico plano secuencia de la película que calíficó como lo mejor del festival. West nos contó que le costó 17 tomas. Merecieron la pena.

El próximo jueves, el director comenzará el rodaje de su próxima película, un Western. Ganas de verla, aunque ya ansiamos su vuelta al género.

 

On Air: Los peligros del directo

La película alemana On air inauguró con mal pie la sección oficial del FANT. El filme nos cuenta la historia de un locutor de una radio pirata, que verá como su vida se jode en directo por culpa de un asesino que se hace llamar nightslasher.

El gran problema es que la cinta nunca consigue levantar interés. La trama cree generar un suspense que nunca siente el espectador. El asesino se quita su máscara (un saco a lo Simón de El Orfanato) en el minuto diez, lo que hace que cualquier mal rollo inicial se vaya al carajo. Uno de los grandes problemas es el uso y abuso de la banda sonora. Hay golpes de sonido del tipo “Chan chan” cada dos minutos. Es como si intentaran tapar las carencias de un debil guión haciendo ruido, pero no, no funciona.

on-air-cortapizzas

Además veo a On air como una película muy dificil de vender. Es una película de psychokiller, pero no está protagonizada por personajes jóvenes. Tampooco estamos ante una trama ligera. No hay en todo su metraje ni una mísera gota de humor, ni de humor ni de sangre. Teniendo en cuenta de que el gran público de este género son personas entre los 16 y los 25 años…¿Qué atractivo pueden encontrar los fans?

No se puede decir que los directores Marco Riedl y Carsten Vauth hagan un mal trabajo, pero creo que el problema puede estar en el guión y en un mal planteamiento de la edición. Los actores cumplen en sus respectivos roles, destacando el trabajo de Charles Rettinghaus, el ya mencionado Nightslasher.

Encuentro con director y actores

equipo-on-air-fant

Tras el pase desayunamos junto a uno de los directores de la película, Carsten Vauth, y y dos miembros del reparto, Charles Rettinghaus y Ronald Nitschke. Este último ejerció de improvisado traductor de alemán español gracias al excelente dominio de nuestro idioma.

La “comparecencia” fue similar a la de un juicio en su parte inicial, resultado de la fría acogida que tuvo la proyección. Por suerte, se animó la charla gracias al sentido del humor de Nitschke y Rettinghaus, dobladores de Tommy Lee Jones y Jean Claude Van Damme en el país teutón. El director justificó sus decisiones artísticas escudándose en que querían hacer algo muy made in USA para llegar al público alemán. Ese toque americano está más en la factura que en el guión, puesto que como ya he dicho anteriormente, faltan adolescente y buen rollo. Rettinghaus nos contó que el rodaje tuvo lugar a menos veinte grados centígrados, quizá ahí esté la explicación del extremadamente gélido resultado final.

Fant 2 fun: El vengador tóxico + Zombies paletos. Prueba de resistencia friki

Llego el sábado noche, y con él una de las sesiones más esperadas, la del Fant 2 fun, dedicada a la factoría Troma. La actriz porno Estrella Ramos, más conocida como Sextrella, se encargó de presentar la noche, como embajadora de la Troma que es. En momentos como éste, el Festival echa en falta una barra en la que sirvan alcohol, porque el destete gratuito de la actriz ante un público frío, distante y sereno se convirtió en un extraño suceso.

Tras esto, Lloyd Kaufman, el hombre fuerte de Troma, nos mandó un discurso al estilo Rey de España en navidades, pero con referencias constantes a Bilbao. Un copy paste de serie Z.

El vengador tóxico

vengador-toxico-torres-gemelas
El vengador tóxico ya sabía lo del 11S

La última vez que vi esta película tenía unos 16 años, en mi fase de “Mi género favorito es el gore”. Creo que me tragué todo lo Troma del Videoclub, de Kabukiman a El condón asesino, todo en riguroso VHS. EL 2×1 de las no novedades me llevaba por estos caminos, que le voy a hacer.

La película es tan… tan… tan… tan Troma como la recordaba. La verdad es que entretiene y ofrece unas carcajadas de vez en cuando. No podemos pedir más.  Por si no conoceis la historia… El vengador tóxico cuenta la historia de Melvin, un pardillo que trabaja como friegasuelos en un gimnasio. En la película pasará de ser el blanco de todas las putadas a hacerlas personalmente, por un mundo mejor por supuesto.

He visto algunos detalles con los que no me quedé en mi adolescencia. La putada final a Melvin es un claro guiño a Carrie, de Brian de Palma. Una broma muy pesada. La idea del videojuego sobre puntuación por atropello por viandantes aparece en la película. ¿Casualidad o fuente de inspiración?

Os paso dos fotogramas delirantes del filme. El vengador tóxico echando un pitillo después de echar un kiki con su novia ciega:

vengador-toxico-cigarro-despues

Y el vengador tóxico haciendo el chorra con un cono en la cabeza. ¿Quién no se sintió identificado con esta escena?

vengador-toxico-cono

La Troma nos cuenta la milonga de serie Z, cine cutre y todo eso, pero… ¿No es El vengador tóxico una brillante denuncia del bullying? Y ese Tromaville tan decadente y contaminado… ¿Es la alegato ecologista más importante de los 80? Lamento no poder responderos a ninguna de estas de cuestiones, pero ahí quedan.

Zombies paletos: Una troma pesada

zombies-paletos

Mira que me he tragado mierdas… Pero no recuerdo una experiencia similar en toda mi existencia. Supongo que ver esta película es lo más parecido al LSD que existe. El título engaña, porque los zombies tardan tanto en llegar que perfectamente podría haberse llamado “Paletos paletos”, y aquí incluyo a los actores, guionistas…

A destacar artítsticamente los efectos de la bebida verde (provocadora del desastre) en el organismo, que hace que visualicemos de una tacada todos los filtros del instagram. Una locura de edición que juega con la curva de color, saturación, umbral… Por favor, que alguien la restaure y la convierta a 3D.  Su visionado podría ser muy efectivo en los interrogatorios….

Mención especial al insoportable sonido de la película. En ocasiones se ve el micro en plano. Creo que solo era para dejar constancia de que utilizaron uno. Y yo creo que estaba apagado…

Si hay que darle un premio al mejor figurante iría a parar al pobre niño de dos años que sale comiendo tripas. ¿Qué clase de progenitores permitieron esto? Os lo digo, unos genios. ¿No dicen que los niños tienen que comer de todo?

zombies-paletos-niño

La espantada de público fue progresiva, hasta quedarnos una treintena de valientes hijos de puta. Supongo que, como yo, más de uno estuvo esperando a que pasara alguien a entregarnos el diploma que acreditara semejante logro. Poner que viste Zombies paletos hasta el final podría ser una linea atractiva en un buen curriculum vitae.

Vamos con el mensaje.  Si el vengador tóxico nos hablaba de los peligros de la contaminacion, Zombies paletos nos advierte de los riesgos del alcohol y el tabaco. Aquí quien bebe se transforma en un repugnante zombie, y de la parte del tabaco se encarga un tal “señor tabaco” (o algo así, he intentado expulsar la película de mi memoria) que ya nos habla sin metáforas de los males que provoca fumar.

Coherence: Colega, ¿Dónde está mi casa?

La verdad es que de Coherence solo sabía que tenía buena prensa y un premio en el Festival de Sitges. No he querido saber más. Por la sinopsis esperaba una cinta intimista con toques de la Celebración de Vintenberg o la Melancolía de Von Trier. Bendito error.

Ahora bien, no ha sido fácil entrar en la película. Es lo que tiene vivir a un minuto escaso de la sala de cine y no tener amor por madrugar. Y claro… Esperaba una película en la que no hubiera que utilizar demasiado el coco… Y aquí no hay nada de eso. El director James Ward Byrkit exige nuestra atención. Si te sales un poco de la trama puede que tu cabeza estalle a lo Scanners de Cronenberg. Por suerte he aterrizado a tiempo para disfrutar de un peliculón.

La premisa es la siguiente. Cena de amigos en una casa. Hasta aquí todo bien. El tema es que se sienta a la mesa un cometa. En sentido figurado, no es que aparezca el cometa Halley y se ponga un babero en plan Gargantúa. Este fenómeno alterará la noche, y quien sabe si la vida de los comensales.

actores-coherence-fant

Coherence juega en la liga de películas como Los cronocrímenes o Primer. Estamos ante una comedura de tarro de alto nivel, uno de mis géneros favoritos. Ward Byrkit nos lleva por turbulencias, pero sabe aterrizar. Con esto quiero decir que no estamos ante una de las películas en las que el espectador no hace pie. Al igual que en películas como Origen, el espectador puede desentrañar el nudo. 

Ahora solo falta que algún valiente se atreva a estrenarla en salas comerciales en España. No se me ocurre mejor defensa contra las descargas ilegales de las que tanto se quejan algunos que e-s-t-r-e-n-a-r. Y es que a veces un buen torrent es la única salida.

Estamos en el primer día de Sección Oficial del FANT y ya veo muy difícil superar lo que ofrece Coherence. Como ha comentado hoy un espectador en la charla post-filme… “Coherence is a fuckin’ masterpiece”. Doy fe de ello. 

Nicholas Brendon, invitado 

nicholas-brendon-fant-invitado

El actor Nicholas Brendon, conocido por su papel en Buffy cazavampiros, charló sobre la películas con los asistentes. Nos ofreció algunas claves que aún suman más méritos para la cinta. La película se rodó en tan solo cinco días y los actores no disponían de guión, por lo que buena parte de los diálogos surgieron de la improvisación.

FANT en Corto: Once aullidos vascos

Tras la Inauguración, llegó el turno del primer FANT en Corto del Festival, el que tiene Eusko-label. Lander Otaola fue de nuevo el encargado de ejercer de maestro de ceremonias. Tras las presentaciones llegó la materia prima. Os contamos algo de cada una de las propuestas:

016, de Alicia Marina Rosa

016-fant

La joven directora Alicia Marina Rosa salió nerviosa a presentar su corto. Las dudas se quedan fuera al ver la tremenda dirección que realiza en 016, un acertado relato sobre la violencia de género. Aquí hay madera.

CÓLERA, de Aritz Moreno

luis-tosar-colera-fant

Veo por segunda vez este trailer tras su paso por ZINEBI. En él, un grupo de aldeanos se dirige a la choza donde vive un ser deforme y enfermo. Idea sencilla en la que destacan la siempre imponente presencia de Luis Tosar y la puesta en escena.

UNA MIERDA DE SLASHER, de Miriam Ortega Dominguez

Esto es lo que demanda el FANT. “Una mierda de Slasher” es un inteligente ejemplo de como utilizar los tópicos del género que todos conocemos. En esta función no podía faltar el asesino enmascarado de turno. Los guiños de la directora Miriam Ortega Dominguez desprenden cinefilia. Desde Scream a Kill Bill pasando por Buried (enterrado). Posiblemente el trabajo más divertido de la noche.

OTSOKO (Lobezno) de Ander Iriarte

Otsoko-fant

Otsoko es un canto al respeto por la naturaleza. En este corto de época vasco vemos a un niño obligado a disparar a un lobo para ganarse la gloria familiar. El niño no está dispuesto a pasar por ahí. Interesante trabajo con una peculiaridad: Parece rodado hace una década. No me extrañaría que algún domingo de estos lo regalen con el gara.

PETER PAN de Imanol Ortíz López

peter-pan-fant

Uno de los que más gustó. Cuenta la historia de un niño con un padre que, a diferencia de los padres de sus amigos, no es un superhéroe. El niño pondrá una peculiar solución al problema. Ingenioso.

YAYOS, de Roberto San Sebastián

yayos-fant

Yayos comienza tirando del carro cómico para después sacar a relucir un poderoso reverso tenebroso. La base es un niño atormentado por la tercera juventud que vive su abuelo a causa del deporte. Un brutal relato sobre lo que puede haber detrás de los sucesos que leemos en los periódicos. Gran labor de realización,

DECISIONES de Iván Miñambres

decisiones-gorka-otxoa-fant

El peor de la noche. Y eso que con Gorka Otxoa y Ramón Barea el tema prometía. Un relato sobre la pareja apoyado en un sueño de borrachera durante una despedida de soltero. Incluye un vomitivo final Disney. Plata quemada.

DE NOCHE Y DE PRONTO, de Arantxa Etxebarría

javier-godino-fant

Relato sobre invasión del hogar por parte de un desconocido. En este caso invasión consentido de un supuesto vecino. Lo mejor: El gran trabajo de su protagonista, Javier Godino. Lo peor: Previsible, demasiado previsible.

NOSOTROS QUE NOS QUEREMOS TANTO, de Iñaki Reyna

Nosotros-que-nos-queremos-tanto-fant

Una pareja en un banco. La chica quiere romper y tira del carro de las excusas, hasta que de pronto… Y joder, no puedo contar más, se iría todo al traste. Otra muestra de ingenio que brilla con pocos medios. Gran guión.

JAKO DE TROYA, de Javier Arriaga

JakodeTroya-wpcf_460x258

Un yonki a punto de palmar se encuentra con la visión de su madre, convertida en una especie de espíritu santo. A pesar del buen trabajo de Gurutze Beitia, el corto no acaba de despegar. Un pecado final: Recrearse en el dolor.

MIRAGE, de Iker Maidagan

mirage-fant

Simpático trabajo de animación. Quizá un FANT, en el que la gente tiene ganas de Rock and roll, no era el lugar adecuado para esta interesante pieza.

En unas horas nos vemos en el FANT en Corto (Internacional).