On Air: Los peligros del directo

La película alemana On air inauguró con mal pie la sección oficial del FANT. El filme nos cuenta la historia de un locutor de una radio pirata, que verá como su vida se jode en directo por culpa de un asesino que se hace llamar nightslasher.

El gran problema es que la cinta nunca consigue levantar interés. La trama cree generar un suspense que nunca siente el espectador. El asesino se quita su máscara (un saco a lo Simón de El Orfanato) en el minuto diez, lo que hace que cualquier mal rollo inicial se vaya al carajo. Uno de los grandes problemas es el uso y abuso de la banda sonora. Hay golpes de sonido del tipo “Chan chan” cada dos minutos. Es como si intentaran tapar las carencias de un debil guión haciendo ruido, pero no, no funciona.

on-air-cortapizzas

Además veo a On air como una película muy dificil de vender. Es una película de psychokiller, pero no está protagonizada por personajes jóvenes. Tampooco estamos ante una trama ligera. No hay en todo su metraje ni una mísera gota de humor, ni de humor ni de sangre. Teniendo en cuenta de que el gran público de este género son personas entre los 16 y los 25 años…¿Qué atractivo pueden encontrar los fans?

No se puede decir que los directores Marco Riedl y Carsten Vauth hagan un mal trabajo, pero creo que el problema puede estar en el guión y en un mal planteamiento de la edición. Los actores cumplen en sus respectivos roles, destacando el trabajo de Charles Rettinghaus, el ya mencionado Nightslasher.

Encuentro con director y actores

equipo-on-air-fant

Tras el pase desayunamos junto a uno de los directores de la película, Carsten Vauth, y y dos miembros del reparto, Charles Rettinghaus y Ronald Nitschke. Este último ejerció de improvisado traductor de alemán español gracias al excelente dominio de nuestro idioma.

La “comparecencia” fue similar a la de un juicio en su parte inicial, resultado de la fría acogida que tuvo la proyección. Por suerte, se animó la charla gracias al sentido del humor de Nitschke y Rettinghaus, dobladores de Tommy Lee Jones y Jean Claude Van Damme en el país teutón. El director justificó sus decisiones artísticas escudándose en que querían hacer algo muy made in USA para llegar al público alemán. Ese toque americano está más en la factura que en el guión, puesto que como ya he dicho anteriormente, faltan adolescente y buen rollo. Rettinghaus nos contó que el rodaje tuvo lugar a menos veinte grados centígrados, quizá ahí esté la explicación del extremadamente gélido resultado final.

Anuncios

Un pensamiento en “On Air: Los peligros del directo”

  1. Lo de la máscara es totalmente verdad, a mí también me recordó a la de El Orfanato y los dibujos esos de la cara sonriente a los de “El Mentalista”. Tópica 100% y con elementos que ya nos conocemos de sobra.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s