Escape from tomorrow: Disneyworld no es suficiente

No fue casualidad la buena asistencia en la primera sesión del lunes para ver Escape from tomorrow. La película tiene un atractivo especial: Haber sido rodada clandestinamente en Disneyworld. Con lo bien atado que lo tiene todo la compañía del tipo criogenizado, había ganas de ver como se la coló el director Randy Moore.

La película comienza como cualquier día con la familia en el parque temático, pero pronto empezaremos a ver el reverso tenebroso de la factoría Disney. El vehículo será el padre de familia protagonista. Las atracciones le harán delirar, y caerá víctima del deseo sexual por dos lolitas francesas. Y ya os he contado hasta donde podía contar.

Os diré que los signos vitales de la película llegaron hasta el ecuador del metraje. Ahí es cuando el filme entra en una completa espiral de autodestrucción que la deja en clarísimo fuera de juego. El problema es evidente. No todos los cineastas saben tratar el tema paranoia. Para ser un Lynch hay que tener talento, y aquí es donde Moore se queda escaso. Me recuerda a cuando voy a un concierto y veo a un grupo bueno en su género jugando a ser My bloody Valentine. No todas las bandas saben llenar el escenario de ruido.

escape-from-tomorrow-francesas

Pero antes de que la película decida inmolarse se pega un tiro en el pie al final del primer cuarto. Ese autodisparo se llama USO DEL CROMA. De hecho se oyó un murmullo cuando apareció este elemento. Había razones para no usarlo:

1. Te lo has currado mucho grabando en Disneyworld, no lo destroces pasándote a la solución croma a los 20 minutos de película.

2. Las escenas con croma de la película no son vitales. Vamos, que podían haber hecho pasar un banco en un parque cualquiera por un banco de Disneyworld.

3. Los cromas usados son pésimos. Si no se notara igual aún nos la colaban, pero este croma lo identifica hasta mi abuela, que no es experta cinéfila precisamente. Y menos mal que la película es en blanco y negro, que supuestamente así se tendria que notar menos el croma…

escape-from-tomorrow-niño

 

Total, que esta es una de las cosas que sacan al espectador de la película. Una lástima, porque parecía que al menos la cinta podía aspirar al aprobado y finalmente se convierte en una película fallida. Le damos mérito a la idea y a la valentía de llevarlo a cabo, pero Escape from tomorrow no pasa de ser una anécdota.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s