Relatos Salvajes: Personas al borde de un ataque de ira

Damian Szifron animó la Sección Oficial de Cannes con Relatos Salvajes, una película episódica con el deseo de venganza como tema principal. Estamos ante un filme episódico que tiene en la regularidad su principal virtud. Normalmente este tipo de cine está realizado por diferentes directores, lo cual provoca resultados tremendamente desiguales.Todos saldremos de la sala con nuestro episodio predilecto, pero la calidad no decae exageradamente entre el mejor y peor capítulo. Producen los hermanos Almodovar.

Los analizamos uno a uno:

Pasternak

Se trata de una brillante intro ambientada en un vuelo comercial que encantará a los que piensan que nada sucede por casualidad. Es la prima argentina del United 93 de Greengrass. El humor negro aparece para quedarse.

Las ratas

relatos-salvajes-ratas

relatos-salvajes-segundo-relato-ratas

Primer capítulo que aborda la situación actual de crisis económica, social y política en la película. Un homenaje a todos los martires que han tenido que caer para proteger el bien común, a los que se dejan la vida por una causa que ni siquiera es suya.

El más fuerte

relatos-salvajes-corte-mangas-sbaraglia

Comienza en la carretera, a lo El diablo sobre ruedas, Jeepers Creepers o Breakdown. Capítulo excelentemente filmado en el que Leonardo Sbaraglia brilla con luz propia. Avanza con violencia y escatología hacia un brutal desenlace. Recuerda a los Cuentos asombrosos de Spielberg.

Bombita

Hermana bastarda de Un dia de Furia, cambiando a Douglas por el omnipresente Ricardo Darín. Todos los que hemos tenido un mal dia por causa ajena nos veremos representados en este ciudadano cabreado que busca sobrevivir en la jungla urbana.

La propuesta

Un capítulo para la reflexión, que habla de sobornos y cabezas de turco, de como el más fuerte se beneficia del más pequeño para su exposición pública. Se trata el tema de la inmunidad judicial de los peces gordos. Lamentablemente, el dinero siempre es el mejor abogado.

Hasta que la muerte nos separe

relatos-salvajes-boda-hasta-que-la-muerte-nos-separe

Es curioso, pero Szifron nos cuenta en pocos minutos algo similar a lo que Fincher ha tardado dos horas y media en contarnos en Perdida. Una hostia en la cara al matrimonio, esa terrorífica institución burguesa. Imposible no acordarse de REC 3. Inspiradísimo desenlace.

Es muy sencillo empatizar con los personajes de la película. Por muy sinceros que creamos ser, todo ser humano vive en continua represión. Unos más y otros menos, pero todos nos movemos con un filtro que nos hace ser cordiales o simplemente correctos. Relatos Salvajes bucea en nuestros deseos ocultos, en nuestra naturaleza salvaje, en un hipótético de “que pasaría si el filtro se fuera a la mierda”. Es lo que tiene la socialización, que ha evitado que nuestra vida sea una sucesión de enfrentamientos, pero también ha hecho que en ocasiones cerremos el pico cuando no deberíamos hacerlo. En el mejor de los casos esperamos al episodio final para hacer un “Para lo que queda dentro me cago en el convento”. En Relatos salvajes la cuerda se tensa hasta romperse.

La película ha sido seleccionada para representar a Argentina en la carrera por el Oscar. Si los académicos no valoran como algo negativo su formato episódico estará entre las nominadas. Muy recomendable, como película y como evasión de la cruel rutina. Si has tenido un mal día en el trabajo, acércate al cine.

Anuncios

2 pensamientos en “Relatos Salvajes: Personas al borde de un ataque de ira”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s