Magical Girl: La puerta del largarto negro

La Concha de Oro y el visionado de Diamond Flash habían subido y mucho las expectativas (y las ganas) de ver Magical Girl. No voy a tardar en resolver la incógnita. Magical Girl es una obra maestra. Algunos dicen que se utiliza este término con suma facilidad, así que lo voy a repetir: MAGICAL GIRL ES UNA OBRA MAESTRA. La sensación de haber pagado por ver una buena película, que además es española, es muy gratificante.

Su director, Carlos Vermut, ha conseguido en apenas dos películas ascender hasta la primera división del cine español. Lo ha hecho arriesgando, sin ocultar influencias, y dotando a sus películas de una gran personalidad. El director demuestra que se puede escribir un guión con silencios, silencios que hablan, sin que el ritmo se vea afectado. Al igual que Diamond Flash, a Vermut le bastan cinco minutos de película para que sepamos que estamos ante un talento puro.

Magical Girl pertenece al subgénero “vidas cruzadas”, así es como convergen un parado con una hija enferma, una mujer con problemas mentales y un profesor de matemáticas. Ellos son las piezas de un rompecabezas en la que el espectador está invitado a participar. Pero tranquilos, que no estamos ante una comedura de tarro extrema. Se entiende bien lo que la película nos quiere contar. Lo que no nos cuenta ya es cosa de cada uno.

barbara-lennie-desnuda-magical-girl

Tras el visionado me vienen varias influencias a la cabeza: Eyes wide shut de Kubrick, Carretera perdida de Lynch y Espejo público de Susana Griso. Delirante la referencia a la guerra de escalera de las famosas vecinas de Valencia. Vermut juega con eso, con no caer en el sensacionalismo de la crónica de sucesos, en no mostrarnos la sala del morbo, aunque ganas no nos falten.

Los actores están totalmente inspirados. No es extraño en un animal como José Sacristán , pero sorprende en una espectacular e inquietante Barbara Lennie a la que nunca habíamos visto igual. Uno de los mejores personajes femeninos de la historia reciente del cine español. Luis Bermejo también rinde a gran nivel en su papel de “padre ¿coraje?”.

magical-girl-jose-sacristan-un-dia-de-furia

barbara-lennie-cicatriz-magical-girl

luis-bermejo-magical-girl

La película no obvia el trasfondo social de la España de hoy, la España de la desigualdad en las que a muchos no les queda otra que perder la dignidad por dinero. Vermut nos muestra el chantaje socialmente aceptado al que se ve sometido el ciudadano medio por parte de la clase dominante. Una España de toros y toreros en el que los más débiles viven hasta desangrarse.

En definitiva,  Carlos Vermut ha dado un paso adelante en su segunda película, la que siempre suele ser más complicada. Ha dirigido su primera obra maestra y una de las mejores cintas españolas desde que superamos la barrera del 2000. Merecidísima Concha de Oro que ha revalorizado el galardón. Ya estamos deseando tomarnos el tercer Vermut.

Anuncios

Un pensamiento en “Magical Girl: La puerta del largarto negro”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s