El hobbit: La batalla de los cinco ejércitos. Tensión sexual no resuelta

Muchas cosas por comentar tras ver El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos. La primera pregunta sería… ¿Ha merecido la pena esta nueva trilogía? Yo diría que la experiencia no ha sido satisfactoria, pero lo digo después de haber pagado cada navidad la entrada de la película. Este viaje ha sido “lo mismo pero peor”. A pesar de que El Hobbit y El señor de los anillos adaptan libros diferentes hemos visto películas idénticas, sobre todo en sus respectivas primera y tercera película. Tanto La comunidad del anillo como Un viaje inesperado eran dos películas de aventuras y caminata que partían desde La Comarca, pasando por tierra de elfos y desembocaban en un final inconcluso. Lo mismo ocurre con El retorno del rey y La batalla de los cinco ejércitos, películas que se pueden calificar como bélicas, o vulgarmente “de gente que ha quedao pa’ darse unas hostias”.

fesco-enanos-hobbit

Si en la mítica primera trilogía se hablaba de versiones extendidas en el Hobbit podemos hablar de versión alargada. Peter Jackson debió de ser uno de los primeros compradores del Jes Extender (nombre del más célebre de los alargadores de pene), porque no se entiende de otra manera el hacer tres películas de un libro de 324 páginas. Para que os hagais una idea, El señor de los anillos tenía un total de 1.368 hojas.

La batalla de los cinco ejércitos es El retorno del rey, pero despojada de épica. Peter Jackson ha intentado metérnosla haciendonos creer que El Hobbit es una sucesión de peleas, cuando en realidad el libro no es más que una gran aventura. Tolkien se hubiese llevado las manos a la cabeza al ver lo que Jackson ha hecho con la esencia de su ejemplar.

THE HOBBIT: THE DESOLATION OF SMAUG

Si en El señor de los anillos Jackson nos hablaba de la relación de amor entre Frodo y Sam, en esta ocasión hace lo propio con Thorin y Bilbo Bolsón, un amor homosexual entre razas de la tierra media que no termina de materializarse. No explico de otra manera que Bilbo, claramente nervioso y reprimido diga “Es mi… Es mi… Es mi… Es mi… Es mi… Amigo” ¿Tan dificil era decir Amor platónico? Las ganas de estos dos de acabar entre arbustos son evidentes. Como ya dijo Jay en Clerks II, ese hubiera sido el final lógico, en referencia al interminable final de El retorno. Quizá hubiera sido la escena salvadora de tan recatada trilogía.

Los FX son una de las cosas que menos me han gustado de este filme. ¿El problema? Ahorrar pasta con orcos con ordenador. SI al menos dieran el pego… Pero no, estos orcos se acercan más a masillas de los Power Rangers que a temibles archienemigos. En tres palabras, son unos mierdas. Otro elemento que se podían haber ahorrado son esas escenas unicamente dedicadas al 3D. Hollywood debe asumir que las tres dimensiones ya no funcionan.

THE HOBBIT: THE DESOLATION OF SMAUG

Quizá el gran error de esta trilogía fue sentar en la silla de nuevo a Jackson. Nos quedamos con la duda de como hubiera sido este proyecto otorgándole plenos poderes a Guillermo Del Toro, o a Whedon, o a Nolan, o a Gunn, o a Ken Loach, pues tampoco se ha terminado de exprimir uno de los principales temas de la tierra media: La avaricia humana, o como nos corrompemos, tema muy de moda por cierto.

No se si volveremos a la Tierra de Media, pero de volver me gustaría ver enterito a Sauron.

Anuncios

Un pensamiento en “El hobbit: La batalla de los cinco ejércitos. Tensión sexual no resuelta”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s