El francotirador: La Matanza del de Texas

Clint Eastwood regresa para contarnos la historia del francotirador tejano Chris Kyle, definido como “El tirador más letal de Estados Unidos” por la unidad de marketing del pentágono, apodado ‘La leyenda’ entre los SEALS y ‘El Satán de Ramadi’ en el bando iraquí.

Antes de nada una advertencia. Estamos ante una de las obras menores de Eastwood. El director finiquitó en Gran Torino su época de obras magnas, y a partir de ahí ni Invictus, ni J. Edgar, ni Más allá de la vida, ni Jersey Boys han alcanzado el nivel. ¿Qué nos queda? El estilo Eastwood, la forma de narrar del último gran director de cine americano.

primer-plano-francotirador

El francotirador es ante todo una película sobre el horror de la guerra. The horror, la palabra protagonista de los delirios de Marlon Brando en Apocalypse Now. También es una notable película post-11S. Alistarse fue para muchos un ejercicio de patriotismo, pero no se nos escapa que fue otra de las consecuencias del miedo que se inyectó en la población. Tampoco que la vida de Chris Kyle tocaba fondo antes de alistarse, y los SEALS fueron para el un reborn, una salida, una segunda oportunidad. ¿El patriotismo? Por lo que vemos para Kyle solo fue una excusa.

No pasa desapercibido el toque tan “El resplandor” que tiene la película, porque El Francotirador es entre otras cosas una Horror movie. ¿Acaso no es recurrente en el género ese “No ha venido solo, ha traído algo con él”? Chris Kyle sacó a Irak un billete de ida, porque nunca volvió a ser el mismo.

Mención especial para Bradley Cooper, que realiza su mejor interpretación hasta la fecha. Es tan buena que consigue nos olvidemos de Cooper en dos horas. Su físico encaja a la perfección en este personaje complejo, afectado gravemente por un horror que es incapaz de exteriorizar. No era fácil, pero Cooper sale victorioso. Secunda bien Sienna Miller, que encarna a su  sufridora esposa.

Sienna-Miller-el-francotirador

Sienna-Miller-Bradley-Cooper-francotirador

Me ha sorprendido mucho la infinidad de críticas que hablan de propaganda o panfleto. Una de las virtudes de la película es que Eastwood se limita a mostrar los hechos. La mirada crítica debe ponerla el espectador, pero no creo que cargarse niños  (entre otras lindezas) sea un gesto heroico, ni que el director haya querido pintarlo así, puesto que no obvia en ningún momento el tremendo lado oscuro del protagonista. No olvidemos que Chris Kyle mató a unas 255 personas, 160 según el pentágono, por lo que estaríamos hablando de un asesino en serie, casi un genocida ¿Qué hay banderas USA por todos lados? Por supuesto, ¿Pero por qué obviarlas? Estaban allí, en los hechos. Raro sería ver la bandera de Suecia.

niño-escena-american-sniper

final-american-sniper-fracotirador

Sin ser brillante, El francotirador es un buen retrato de personaje. Le pasa factura a la película el que hayamos sido testigos ya de filmes similares, como En tierra hostíl, pero Eastwood consigue poner su sello para que esta aportación no pase desapercibida. Aún así, lejos quedan los tiempos redondos de un director del que aún queremos ver más, pues es el último director de cine clásico norteamericano vivo. ¡Larga vida a Clint Eastwood!

Incidencias: La banda sonora de Morricone tuvo un ingrediente especial desde la sala de cine: Sonoros ronquidos de algunos espectadores.

Anuncios

En el ojo de la Tormenta: La otra vaca de twister

Podría definirse En el Ojo de la tormenta como un reboot no oficial de Twister, porque es imposible hacer una crítica de esta película abstrayéndose de que Jan De Bont dirigió en 1996. Estamos ante una película para nostálgicos, para los que disfrutaron con ese repunte del cine de catástrofes que nos trajo en los 90 además de tornados, volcanes y meteoritos.

Aquí asistimos ante una puesta al día del mito. Para eso hay tres consignas. La primera es aprovechar la tecnología de hoy para los FX. La segunda responde al plus de las secuelas: Multiplicar destrozos y magnitud de la tragedia. La tercera es adaptarse a los tiempos actuales. Eso se ha conseguido rodándola como un falso mockumentary que meta en el saco a la generación youtube. Digo falso Mockumentary porque no respeta al 100% ese formato, pero la mayoría del metraje sale de las cámaras de los protagonistas.

en-el-ojo-de-la-tormenta-tornado

A pesar de su falta de pretensiones y estar bien enclavada en el cine de entretenimiento, En el ojo de la tormenta se guarda un as en forma de mensaje. Vivimos en los tiempos del “Grábalo todo, por tu puta madre” de REC, en días en los que ir a un concierto se convierte en un “He tenido que esquivar a Cannon y a Nikon para ver al batería de The Black Keys”, lo que se ha visto agravado por el crecimiento progresivo de las pantallas de los Smarthphone, convertidos ya en phablets. El periodismo 2.0, que convierte a los usuarios en emisores de información, ha llegado a niveles enfermizos de exhibicionismo, y esta película es uno de los mejores ejemplos. El pasado verano leí una noticia de una pareja que cayó por un barranco mientras se hacía un selfie. Eso es en pocas palabras En el ojo de la tormenta.

en-el-ojo-de-la-tormenta-graduacion

en-el-ojo-de-la-tormenta-escote-profesora

en-el-ojo-de-la-tormenta-frikis

en-el-ojo-de-la-tormenta-rec

Uno de los aciertos de la película es el de sustituir la ranchera de twister por el Titus, un vehículo diseñado para entrar en un tornado. Se trata de una mezcla entre el batmovil de Nolan y un tanque, que sustituye armamento por toda clase de cámaras. La información es un arma.

en-el-ojo-de-la-tormenta-titus

Puede sonar retorcido, pero En el ojo de la tormenta también tiene algo de las películas con psychokiller. Tiene el horror, tiene las carreras, y tiene a gente gritando “Va directo al colegio”. En este caso el enemigo es un tornado, por lo que no podemos decir que se trata de algo sobrenatural.

La vaca de twister returns

Capítulo aparte merece el guiño a la ya mítica vaca sagrada de twister, que os sonará porque entre otras cosas da nombre a esta página web. Su escena sirve para engrandecer a la vaca original, puesto que esta… ¡¡ES DE CARTÓN PIEDRA!!. Respiramos tranquilos tras ver que se la ha respetado. Os dejamos unas imágenes del cameo:

vaca-de-twister-en-el-ojo-de-la-tormenta

vaca-de-twister-en-el-ojo-de-la-tormenta-2

vaca-de-twister-en-el-ojo-de-la-tormenta-3

En definitiva, si disfrutaste con Twister seguramente disfrutes también con este efectivo “pasatiempos” que da más de lo que podíamos esperar. Ideal para una tarde de domingo en el que la resaca impide pensar.

Lo mejor: Su tono desenfadado y su absoluta falta de pretensiones.

Lo peor: Ya la hemos visto antes.

Nightcrawler: El mercader de Violencia

Nightcrawler se presenta como una película de coche y noche, y por un momento pensé que estábamos ante otra hija bastarda de Drive, pero las dudas se disiparon en cuestión de minutos. Aquí el protagonista se llama sensacionalismo, la crónica de sucesos llevada al límite. Estamos ante unte un filme que empalmaría a Pedro Piqueras.

La película nos cuenta la historia de Lou Bloom, un ladrón de chatarra con aspiraciones de grandeza que encontrará en el periodismo de sucesos un auténtico filón.

En la dirección encontramos a Dan Gilroy, hermano de Tony Gilroy (Michael Clayton) y guionista de The fall (El sueño de Alexandra), Acero puro o El legado de Bourne. Ejecuta una ópera prima prometedora impulsada por la mala hostia.

gyllenhaal-nightcrawler-loco

NIGHTCRAWLER

Jake Gyllenhaal es el encargado de encarnar al gran hijo de puta protagonista, y lo hace magistralmente. Desde el minuto cero vemos su lado psicópata y malrrollista, y no tardamos demasiado en cogerle manía. Inexplicable el ninguneo de la Academia de los Oscars en la que es una de las mejores interpretaciones de su carrera.  Entre el reparto destaca también una recuperada Rene Russo, que encarna a algo muy parecido a Ana Rosa Quintana. El protagonismo material  es para el coche que maneja Gyllenhaal, modelo Challenger SRT8 392, un coche que enamora, y lo digo yo, que estoy muy lejos de ser un friki del motor.

gyllenhaal-nightcrawler-modelo-coche-challenger

nightcrawler-coche-challenger

Nightcrawler es una de esas películas en las que no hay doble lectura, y cuyo mensaje es fácil de interpretar. Critica con dureza el negocio de las desgracias ajenas, del todo vale por un punto de share. De hecho, no hay lugar para los redormientos. Gilroy parece decirnos “Esto es lo que hay, y no va a cambiar”, y razón no le falta. No estamos ante una fábula con moraleja.  No solo los medios salen mal parados, también el ser humano, y esa ambición desmedida de muchos compañeros de especie que crecen pisando a otros, que matan al sherpa cerca de la cima para coger energia comiendose sus restos.

En definitiva, Nightcrawler es una muy entretenida película que avanza libre de moralina por el infierno terrenal, el cotidiano. Que nadie espere realismo, eso si, porque no estamos ante un guión que hile demasiado fino. La trama avanza a veces sin demasiado sentido, pero merece muchísimo transitar su interminable tramo de accidentes, por lo que os la recomiendo encarecidamente. Una película interesante para mostrarle lo que no hay que hacer a futuros estudiantes de periodismo.

Lo mejor: Jake Gyllenhaal desatado.

Lo peor: Algunos agujeros de guión que entierran la verosimilitud.