El francotirador: La Matanza del de Texas

Clint Eastwood regresa para contarnos la historia del francotirador tejano Chris Kyle, definido como “El tirador más letal de Estados Unidos” por la unidad de marketing del pentágono, apodado ‘La leyenda’ entre los SEALS y ‘El Satán de Ramadi’ en el bando iraquí.

Antes de nada una advertencia. Estamos ante una de las obras menores de Eastwood. El director finiquitó en Gran Torino su época de obras magnas, y a partir de ahí ni Invictus, ni J. Edgar, ni Más allá de la vida, ni Jersey Boys han alcanzado el nivel. ¿Qué nos queda? El estilo Eastwood, la forma de narrar del último gran director de cine americano.

primer-plano-francotirador

El francotirador es ante todo una película sobre el horror de la guerra. The horror, la palabra protagonista de los delirios de Marlon Brando en Apocalypse Now. También es una notable película post-11S. Alistarse fue para muchos un ejercicio de patriotismo, pero no se nos escapa que fue otra de las consecuencias del miedo que se inyectó en la población. Tampoco que la vida de Chris Kyle tocaba fondo antes de alistarse, y los SEALS fueron para el un reborn, una salida, una segunda oportunidad. ¿El patriotismo? Por lo que vemos para Kyle solo fue una excusa.

No pasa desapercibido el toque tan “El resplandor” que tiene la película, porque El Francotirador es entre otras cosas una Horror movie. ¿Acaso no es recurrente en el género ese “No ha venido solo, ha traído algo con él”? Chris Kyle sacó a Irak un billete de ida, porque nunca volvió a ser el mismo.

Mención especial para Bradley Cooper, que realiza su mejor interpretación hasta la fecha. Es tan buena que consigue nos olvidemos de Cooper en dos horas. Su físico encaja a la perfección en este personaje complejo, afectado gravemente por un horror que es incapaz de exteriorizar. No era fácil, pero Cooper sale victorioso. Secunda bien Sienna Miller, que encarna a su  sufridora esposa.

Sienna-Miller-el-francotirador

Sienna-Miller-Bradley-Cooper-francotirador

Me ha sorprendido mucho la infinidad de críticas que hablan de propaganda o panfleto. Una de las virtudes de la película es que Eastwood se limita a mostrar los hechos. La mirada crítica debe ponerla el espectador, pero no creo que cargarse niños  (entre otras lindezas) sea un gesto heroico, ni que el director haya querido pintarlo así, puesto que no obvia en ningún momento el tremendo lado oscuro del protagonista. No olvidemos que Chris Kyle mató a unas 255 personas, 160 según el pentágono, por lo que estaríamos hablando de un asesino en serie, casi un genocida ¿Qué hay banderas USA por todos lados? Por supuesto, ¿Pero por qué obviarlas? Estaban allí, en los hechos. Raro sería ver la bandera de Suecia.

niño-escena-american-sniper

final-american-sniper-fracotirador

Sin ser brillante, El francotirador es un buen retrato de personaje. Le pasa factura a la película el que hayamos sido testigos ya de filmes similares, como En tierra hostíl, pero Eastwood consigue poner su sello para que esta aportación no pase desapercibida. Aún así, lejos quedan los tiempos redondos de un director del que aún queremos ver más, pues es el último director de cine clásico norteamericano vivo. ¡Larga vida a Clint Eastwood!

Incidencias: La banda sonora de Morricone tuvo un ingrediente especial desde la sala de cine: Sonoros ronquidos de algunos espectadores.

Anuncios

Un pensamiento en “El francotirador: La Matanza del de Texas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s