[•REC] 4: Apocalipsis. Momento de [•REC]apacitar

La noticia del futuro lanzamiento de [•REC] 3 y [•REC] 4 supuso una tremenda alegría para los fans de la que ha sido la franquicia zombie española con más adeptos. Tal fue la expectación levantada que la entretenida y desacomplejada tercera parte supuso una ligera decepción para muchos, entre los que me incluyo. Aún así había grandes esperanzas en REC 4, el ansiado capítulo de calle, el que iba a abandonar la historia de escalera de las dos primeras entregas para trasladar la plaga a una gran ciudad.

Manuela Velasco retomaba el personaje de Ángela Vidal, el que la ha convertido en la scream queen española, en un icono con camiseta blanca y alguna gota de sangre, lo cual no hacía más que engrandecer la expectiva. Pero la esperanza cayó en picado cuando nos enteramos de que esta cuarta entrega se desarrollaría en un barco. Adiós a la alternativa española a Resident Evil: Apocalipsis o Guerra mundial Z. Y mal empiezas cuando no le das al fan lo que demanda. Por lo que tengo entendido, la ciudad era la primera opción, pero una Barcelona zombie era una utopía presupuestaria. Aún así no hay tres sin cuatro, y me enfrento a la cuarta parte con la esperanza puesta en Balagueró, un auténtico dominador del género.

rec4-secundaria-boda-superviviente

La primera media hora nos sirve para comprobar que en este capítulo final también encontramos un acierto que se ha repetido en cada película de la saga, el de ofrecer interesantes secundarios. Mención especial a la superviviente del bodorrio. También encontramos alguna situación descacharrante, como ese mono que pasa por cordero gracias al esmero del chef. El mix de fun terror siempre ha funcionado.

La película pierde fuelle a mitad de metraje, cuando poco a poco [•REC] se va convirtiendo en algo convencional, en una película típica de zombis y carreras. De ahí al final tan solo algún momento gore reseñable hace que mantengamos la atención.

Por el camino, la película explora en su propia leyenda para intentar darnos algunas claves sobre el origen de la infección, pero acaba fracasando en esta misión. El guión es posiblemente lo más descuidado en esta entrega, aunque cuente con algún retrodetalle que los fans sabrán apreciar.

rec4-apocalipsis-zombie

rec4-barco-zombis

Reconozco que he disfrutado, y a pesar de ser quizá el episodio menos inspirado considero que esta [•REC] está  lejos de ser una mala película. Sí, se la pueda acusar de convencional por meterse en senderos habituales del género en lugar de agarrarse a su propio lenguaje, pero mantiene la buena fotografía y estética que han sido punto fuerte de la tetralogía. Otras sagas, como por ejemplo Saw, han tocado un fondo al que creo que [•REC] no se ha acercado.

Dicen que no habrá más tras esta cuarta entrega, y es una pena que esto no termine por todo lo alto. Aún así nos hemos divertido con cuatro películas que cuentan con una buena legión de fans, y no solo en España, también en Francia, Alemania o Estados Unidos. No estaría nada mal unir fuerzas y crear una potentísima quinta entrega.

MATICES EN SPOILER (No leer si no has visto la película)

He detectado cierta incoherencia en el personaje de Ángela. No se comprende ese histerismo y esa mala hostia desde el primer minuto. En todo momento encontramos en ella algo sospechoso. El espectador es consciente de ello, pero hacia el final descubre que Ángela no lleva el huesped dentro, por lo que me pregunto… ¿Por qué se comporta como si fuera otra persona?

La segunda gran pregunta sería… ¿Por qué este cuarto capítulo lleva “Apocalipsis” en el título? En ningún momento parece el final, y vemos en el último plano que ese caos no se ha hecho efectivo. ¿Habrá quinta entrega? Quizá metan la saga en la nevera unos años, pero visto lo visto no es nada descartable, al menos argumentalmente.

The Guest: Violencia a ritmo de Disco

Se podría decir que el director Adam Wingard ha intentado con The Guest realizar una película parecida a La casa del diablo de Ti West, sustituyendo el homenaje al terror setentero por la acción ochentera. Y se podría decir que en parte lo consigue, solo que The guest alterna ser ese homenaje con ser esa película mala que se pretende homenajear, y el cuidado del detalle no está al nivel del de la cinta de Ti West.

La película nos cuenta la historia de David, un militar que decide visitar la casa de un compañero caído en combate. La familia del fallecido le acoge por unos días, quizá porque ve en él la sombra de ese hijo, pero pronto se darán cuenta de que David esconde varios secretos.

GUEST_DAY_10_072313_UC_1392

Si, podría ser el argumento de una peli de tarde de Antena 3, porque eso es lo que Adam Wingard pretende que sea su película. Para hacer que lo cutre prevalezca la película se beneficia de una banda sonora de altura, que se mueve entre la electrónica retro de Kavinski y  la música máquina de Chimo Bayo. Encontramos bandas como Love and rockets, S U R V I V E, Sisters of Mercy, Annie o Clan of Xymox, que ayudan a dar forma a algún pasaje memorable.

Las interpretaciones son 100% de cartón piedra, entre malas y muy malas, lo que entiendo que es algo completamente buscado por el director, que se mueve en ocasiones por un desfiladero de lo ridículo en el que por suerte no acaba de caer.

?????????

Curioso el caso de Maika Monroe, la joven de estética Gwen Stefani que se puede convertir en musa del retrocine, puesto que acaba de estrenar It follows, otro homenaje, en este caso al terror ochentero, en el que también brilla con luz propia la BSO.

Muchos han visto en esta película una genialidad, pero yo me pregunto… ¿De verdad puede ser una genialidad una película que transmite la sensación de que la puede hacer cualquiera que tenga una buena cámara? Rotúndamente no. Aunque The Guest tenga momentos interesantes esteticamente el mejor adjetivo para definirla sería “Pasable”. Lo que hace que el filme suba un peldaño sucedió en la sala de montaje.

Lo mejor: La banda sonora

Lo peor: En ocasiones no es otra cosa que un telefilme.