Mad Max: Furia en la carretera. Camino a la redención

vacometro4

Lleva unos días en el cine, pero ya podemos afirmar que Mad Max: Furia en la carretera es la mejor película de acción desde que sobrevivimos al efecto 2000. La sensación más parecida a su visionado quizá sea la de asistir a un concierto de Rammstein. Bendita locura la del septuagenario George Miller, que ha sabido releer su trabajo en los ochenta  y adaptarlo a los nuevos tiempos. Quizá el mayor problema de los tres capítulos iniciales de Mad Max es que no resisten tan bien como otras sagas el paso del tiempo.

La primera película que me viene a la cabeza después de presenciar este milagro del cine es La carrera de la muerte del año 2000, la engendro movie de 1975 en la que participaron David Carradine y Sylvester Stallone. Paul Anderson intentó un remake con ese material y Jason Statham como reclamo, pero el filme tampoco funcionó más allá de lo esperable. Aunque este Fury road cambia persecución por competición, se puede decir que tiene lo que nunca consiguieron estos filmes.

Evidente también es la influencia de los videojuegos. ¿Puede ser alguien hoy en dia crítico de cine sin ser Gamer? Tengo serias dudas, pues el lenguaje de las consolas marca lo que son hoy en dia la mayor parte de los blockbusters.

mad-max-escenas-accion-furia-carretera

explosiones-mad-max-furia-carretera

Se agradece el ritmo frenético de la película, que se ahorra las presentaciones largar y va directamente a la carretera. No se me ocurre otro título que se desarrolle a esta velocidad. Para que os hagais una idea, Peter Jackson tiene con este material para hacer una trilogía con tres películas de 180 minutos. Me imagino una película para la salida del pueblo, otra para la tormenta… Miller lo resulve en 120. Espero que en este sentido Mad Max cause tendencia, y nos ahorre esos títulos que son como un sujetador con relleno.

Por el camino, la película de Miller toca de forma sutil un montón de temas que alejan toda sombra de “película-producto”, aquí también hay discurso. Se podría decir que el principal es el del regimen totalitario y el como la sublevación de unos pocos puede despertar una revolución.

Si nos metemos más profundamente en este juego, podemos pensar que en concreto Miller nos habla del mundo islámico radical. Los mediavida son seres dispuestos a morir en combate para entrar de par en par por la puerta del paraíso. El caudillo en cuestión goza de la compañía de muchas mujeres, cuya única función social parece ser la reproductora. El machismo impera de manera brutal. Pero quizá Miller no haya explorado estos temas pensando en la actualidad, si no mirando al pasado, y el machismo y los sacrificios han sido lamentablemente rasgos comunes de la mayor parte de las civilizaciones. Y pensando en que un futuro post nuclear supondría un tremendo retroceso histórico, no es extraño que volvieran a florecer todos los elementos de la historia negra de la humanidad.

Como siempre entran en debate el fin y los medios, y como a veces hay que recurrir al “mal necesario” para aspirar a la libertad. Ya lo vimos en V de Vendetta o en ese final rupturista de Malditos bastardos.

También se ha hablado de Mad Max como película feminista, que yo lo sustituiría por crítica al machismo imperante. Aunque hay referencias a las mujeres pioneras, encarnadas por esas madres (¿de la plaza de mayo?) que he rebautizado como “las de Emakunde”.

FRD-09299.JPG

Como veis el filme da muchísimo más de lo que podía esperarse. Se toma licencias vía gag, como cuestionar la ceguera de la justicia o esos contactos entre lo humano y lo divino que muchos hacen via rezo.

En el apartado interpretativo hay que destacar a Charlize Theron y su Imperator Furiosa sobre todas las cosas. Tal es la fuerza de actriz y personaje que consiguen relegar a Tom Hardy y Su Max Rockatansky a un segundo plano, y eso lo digo siendo consciente de que el minutaje de ambos personajes es idéntico. Charlize Theron consigue narrar con miradas. Eso es lo que crea una conexión directa con el espectador desde su primera aparición. Disfrutamos a Imperator Furiosa como heroína de acción, pero también somos complices de su drama.

mad-max-silencio-corderos

mad-max-furia-carretera-immortan

El villano de la función es Immortan Joe, interpretado por Hugh Keays-Byrne, un antagonista de altura. Un ser con mascarilla, a lo Bane en El caballero Oscuro: La leyenda renace, pero que cambia músculos por un aspecto repugnante. Nux, al que da vida Nicholas Hoult, es otra de las sorpresas. Un mediavida que destaca entre los secundarios.

La banda sonora de Junkie XL es extraodinaria, al igual que el uso del sonido. En nuestro cine la aparición de ese guitarrista con lanzallamas (Tan Rammstein) despertó aplausos. Le acompañan además los de Safri Duo (o algo así). Juntos forman una relectura moderna de la guerra psicológica que Coppola nos enseñó con Wagner en Apocalypse now. El uso del sonido es impresionante, un auténtico terremoto de ideas.

FURY ROAD

En definitiva, Mad Max: Furia en la carretera es ya uno de los mayores acontecimientos cinematográficos de los últimos años. No ir a verla al cine puede ser algo de lo que te arrepientas durante años.  Se avecina una nueva saga, y seguramente muchas películas que intenten imitarla. De momento yo ya estoy pensando en revisionarla en tres dimensiones. No es solo una película de acción, Mad Max es una pieza que podría exponerse en el MoMa.

Anuncios

2 pensamientos en “Mad Max: Furia en la carretera. Camino a la redención”

  1. “No ir a verla al cine puede ser algo dd lp que te arrepientas durante años” MUY CIERTO. Un verdadero espectáculo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s