La habitación: El terror y sus consecuencias

vacometro3

 

Antes de nada he de aclarar que no he leído el libro en el que se basa La habitación, por lo que nos podemos ahorrar el pobre y cansino debate de “Es mejor el libro que la peli”, “Es mejor el árbol que el libro”, “El mejor la semilla que el árbol”… Las referencias que tengo con este filme es el haber vivido en la época en la que se conocieron dos espeluznantes episodios de secuestro: El protagonizado por Natascha Kampusch y el antagonizado por el Monstruo de Amstettem. Dos sórdidas historias parientes muy cercanas de lo que vemos en La habitación. Y creo que tras estas pinceladas no es necesario aportar más pistas sobre el argumento.

La película es fácilmente divisible es dos partes. La primera alterna momentos luminosos con auténtico terror, mientras que la segunda explora una vertiente de los personajes mucho más psicológica. Sin duda el mejor pasaje del filme se encuentra entre sus dos episodios, unos minutos que llevan al espectador al límite. A partir de ahí la película baja revoluciones, y aunque el interés desciende algún peldaño no termina de desaparecer.

la-habitación-brie-larson-oscar

Brie Larson se ha alzado con merecimiento con el Oscar a la mejor actriz gracias a su papel de madre coraje, pero no es ella la cabeza de cartel interpretativa de la película. Jacob Tremblay realiza una de las mejores interpretaciones infantiles de toda la historia del cine. El joven de 9 años pasará a la historia como el actor que la Academia no se atrevió a nominar para no joderle la noche a Leonardo DiCaprio. De ser finalista tendría un Oscar entre sus juguetes.

La habitación es una buena película, con la única tara de que su nivel medio es bastante inferior al de sus momentos álgidos. Aún así es uno de los filmes subrayados en fosforito de la temporada. Lenny Abrahamson, director de la marciana Frank, demuestra que es capaz de aparcar la locura de su anterior filme para narrar sin estridencias, pero con gran solidez. Hay que verla sí  o sí.

Lo mejor: Su primera mitad

Lo peor: No lograr mantener la intensidad de su primera mitad.

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s