FANT 23: FANT en corto internacional

El FANT en corto internacional ha elevado esta edición un peldaño su nivel gracias a una elaborada selección de trabajos que demuestran el buen estado del género más allá del largo. Si tendríamos que resumir los trabajos proyectados en un palabra la tendríamos clara: ORIGINALIDAD.

The bald future, de Paul Cabon (Francia, 2017)

the-bald-future-corto

Una parodia en defensa de los que perdemos pelo que llama a su integración en la sociedad. Habla de la calvicie, pero podría ser aplicable a cualquier característica física que se sale del canon de belleza impuesto. Con lo bonita que es la imperfección… Gran trabajo.

Driven, de Johannes Bachman (Suiza, 2015)

driven-corto

Una mujer huye de su vehículo tras un accidente en una carretera secundaria. Un trabajo que, aunque no se entiende nítidamente, consigue inquietar con su puesta en escena. Nos quedamos con ganas de saber más de su trama. Buena señal.

Fucking Bunnies (Saatanan Kanit), de Teemu Niukkanen (Finlandia, 2017)

fuckin-bunnies-corto

No conseguí conectar con el rollo de este corto finlandés que mezcla death metal y el subgénero ‘nuevos y extraños vecinos’. Aunque por las carcajadas de los espectadores puede ser que quizá fuera el único. Aún así entretenido trabajo, que no es poco. Y muy del gusto del FANT.

Humaine, de Jean-Philippe Alix y Quentin Alix (Francia, 2016)

HUMAINE

El término pretencioso va como anillo al dedo a este corto entre crítico y espiritual que intenta resumir el histórico maltrato que el hombre ha dado a la mujer, para a continuación hacer un llamamiento a la esperanza. Eso y fotos moñas en las nubes.

A Father’s day, de Mat Johns (Reino Unido, 2016)

a-father-day-corto

Lo mejor de este trabajo de temática zombie son precisamente sus extraordinariamente maquillados muertos vivientes. El guión nada que no hayamos visto antes. El amor paterno-filial llevado al campo de los no muertos.

La voce, de David Uloth (Canada, 2016)

la-voce-corto

Una gran ópera en corto con una inquietante idea. La de adquirir la última voz escuchada. Cuando este fenómeno se da en un matadero las consecuencias pueden ser terribles. Un trabajo imperfecto, pero curioso. Absténganse animalistas.

Neron, de Rubin Stein (España, 2017)

neron-corto

Ambientación de diez, y desarrollo digno de un episodio de HBO. Lo cierto es que su desenlace no está a la altura de su magnífica puesta en escena, así que lo dejamos en ‘gran ejercicio de estilo’. El director parece preparado para un largo.

Pussy, de Renata Gasiorowska  (Polonia, 2016)

Pussy-corto

En Pussy, un coño cobra vida y decide buscar el placer por su cuenta. El orgasmo femenino llevado al terreno de la animación, con humor y absurdidad. Trazos ingeniosos en un trabajo original y divertido.

Save, de Iván Sáinz-Pardo (Alemania, 2016)

save-corto

Ya disfrutamos de Save en la Semana de Terror de Donostia. Cortometraje con bebé que juega con una idea sencilla, pero completamente terrorífica. Gran trabajo.

The App, de Julián Merino (España, 2016)

the-app-corto

Para mí, el mejor corto de la noche. Explora los peligros de la iphonización mundial con sentido del humor. Un miniepisodio de Black mirror a la española, con Carlos Areces y un señor de Pontevedra. Her para no hipsters.

Actualización:

LA VOCE se ha alzado con el Premio del jurado, mientras que The App ha conseguido el Premio del Público. 

Anuncios

Un pensamiento en “FANT 23: FANT en corto internacional”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s