Todas las entradas por La vaca de twister

Goya 2014: Nominadas a mejor película

Los amantes pasajeros azafatos

Nostravacus ha hablado. Ayer, entre varias pesadillas en las que la cara de Eva Hache aparecía un bucle contándome chistes de negros y maricas, tuve un sueño. José Coronado y Marta Etura leían ante la prensa los nombres de las nominadas a Mejor Película de los Goya 2014. Son las siguientes:

1. Los amantes pasajeros, de Pedro Almodovar

Tras La piel que habito, Pedro Almodovar vuelve a la carga con otra frikada. Tiene pinta de que oiremos eso de… “La película más personal del directos manchego”. ¿El trailer? Un WTF en toda regla. Parece una película sin pretensiones, pero conociendo al director manchego dificilmente sea así.

 

2. Los últimos días, de Los hermanos Pastor

Tras la aventura post-apocalíptica USA que supuso Carriers (Infectados), los hermanos Pastor, conocidos por su excelente cortometraje La ruta natural, trasladan el apocalipsis a Barcelona. Una propuesta valiente encabezada por un Coronado que regresa tras su Goya por No Habra paz para los malvados. Le acompaña Quim Gutierrez.

 

3. La gran familia española, de Daniel Sánchez Arévalo

Tras Azuloscurocasinegro, Gordos y Primos, Sanchez Arévalo se ha convertido en uno de los directores españoles imprescindibles. Esta vez se atreve con una comedia que transcurre durante las celebraciones del Mundial de Sudáfrica. Puede ser su empujón definitivo hacia Goyas mayores.

 

4. A puerta fría, de Xavi Puebla

La película de Xavi Puebla (Bienvenido a Farewell-Gutmann) ganó el Premio de la crítica en el Festival de Málaga, y Antonio Dechent consiguió el Premio al mejor actor. Destaca en el reparto la presencia de Nick Nolte, sí, han oído bien. En los Goya siempre hay una outsider, y en 2014 puede ser esta.

Anuncios

Las mejores películas para San Valentín

Alta fidelidad

Hoy es San Valentín, día en el que tu novi@, que ayer se cagó en tu puta madre tras la enésima discusión, hoy te regalará un peluche, un ramo de flores y una colonia. Aprovechando esta fecha voy a hacer una selección de escenas vacunas de películas de amor que no me da vergüenza admitir que me gustan. Bueno, en realidad sí que me da vergüenza. En realidad no sé que hago escribiendo esta mierda. En fin, dejo estos conflictos interiores para el psicólogo y me pongo a ello… o no… es buen momento para dejar de escribir… Bueno, no me lieis, voy a ello:

Adaptation: El ladrón de orquideas

El de Adaption es mi guión favorito de Charlie Kaufman. La historia va curiosamente de un guionista (el propio Kaufman interpretado por Nicolas Cage) que ha perdido la inspiración, pero por el camino encontramos interesantes reflexiones, puede que un poco moñas, pero ingeniosas. Spike Jonze en la dirección hizo el resto.

“Uno es lo que ama, no lo que le ama”

Antes de amanecer

La película de Linklater es sin duda una de las mejores de ciencia ficción de la historia. Hawke y Delpy se conocen en un tren. Y en esto que Hawke decide hacer un all-in en toda regla para que Delpy se baje en Viena. Esa es la premisa de Antes de amanecer, obra cumbre del cine indie. Lo peor es saber que tuvo una secuela.

(500) días juntos

Gordon Levitt las pasa putas a causa de coincidir en el ascensor con Zooey Deschanel. Por el camino hay buenos momentos. Lo de que una desconocida te quite los auriculares para cantarte “There is a light never goes out” de The Smiths es también ciencia ficción de la buena. El “Oh shit” de Levitt viene a decir… “Estoy de mierda hasta el cuello”. Lamento deciros que solo he encontrado la escena en latino. Parece que en cualquier momento va a decir Zooey “No mames gringo”.

Alta fidelidad

La de Frears es una de mis favoritas. La naturalidad de Cusack da vida a un conjunto que alterna éxitos y fracasos amorosos con rankings musicuales de toda clase. Una historia de amor de Madness a Massive Attack.

Django desencadenado: Tarantino (demasiado) desatado

Dicaprio y Jamie Foxx en Django desencadenado

Tras su paso por la Francia ocupada por los nazis Tarantino cruza el charco para ofrecer un spaguetti western bañado en sangre y plagado de momentos cómicos. Django desencadenado es para la filmografía del director lo que Oh brother! fue para la de los hermanos Coen.

Tarantino no entiende de épocas ni de fronteras geográficas. Asia, Europa o la América esclavista no suponen un límite para su cine, y hasta un ataque del Ku Klux Klan puede verse con una sonrisa bajo su prisma. Lo que para DW Griffith fue una épica hazaña bélica en los inicios del cine en El nacimiento de una nación, en Django es una tronchante chapuza. Y es en esos sets del metraje donde Tarantino se hace fuerte. Llevando la historia a su terreno y consiguiendo que nada se resienta.

Lo mejor de Django desencadenado es también lo peor. Su falta de pretensiones choca con una declaración que Tarantino ha dispersado en los últimos tiempos, la de que su mejor película está aún por llegar. El tono distendido de Django le quita empaque al conjunto. Es esa falta de ambición a la hora de rodar la que aleja a esta película de las grandes de su filmografía. Kill Bill tenía sangre a chorros, pero también nos hacía sufrir con la novia protagonista. Malditos bastardos contaba con un comienzo de altura, inteligente y terrorífico. Aquí toda esa seriedad es sustituida por sketches, gags y poses, lo que hace que nunca consigamos entrar dramaticamente en la trama. Se empatiza de manera lúdica, pero nunca dramática. Tarantino se desata, pero se olvida de aplicar una necesaria cordura al conjunto.

django desencadenado sangre

Emparentaría a la película, por estética y excesos, con otra road movie de la américa profunda titulada Los renegados del diablo. Los cazarrecompensas de la película de Tarantino son una versión estilizada de los psicópatas de Rob Zombie. Se observa también similitud en el montaje: Planos, uso dela cámara lenta, inserción de la música o su concepción de ver la película como una suma de viñetas. El filme de Zombie puede parecer un primo lejano, pero comparte sangre con Django.

En el elenco destacan dos personajes por encima de todos, ambos poseen un rol secundario. Las escenas del jeque afrancesado Dicaprio elevan el nivel del filme. Cada vez que aparece la película mejora. El actor se luce en un papel más complejo de lo que puede resultar en apariencia. El otro gran personaje es el negrero negro al que da vida un Samuel L. Jackson vestido para la ocasión. Un personaje malvado pero que nos deja carcajadas en cada intervención.

Samuel L Jackson haciendo de negrero. Lo mejor de Django desencadenado

De Django, al que encarna Jamie Foxx, no podemos decir lo mismo. Es el protagonista más plano de todos los que han pisado el cine de Tarantino, pura estética sin esencia. Parece haber sido dibujado con brocha gorda y en ocasiones resulta una naturaleza muerta. El dentista alemán de Christoph Waltz está mejor construido, pero haciendo una comparación reciente se queda a años luz del cazajudios de Malditos Bastardos.

El último elemento del filme dificilmente justificable es su duración, y sobre todo esa forma de finalizar. Con el partido practicamente apagado el árbitro decreta una prórroga que solo incide en lo anterior, bien se podía haber añadido algún minuto más antes en el tiempo reglamentario antes de tener que jugarla. En números, a Django desencadenado le sobra entre 30 o 40 minutos.

A pesar de estos contras Django desencadenado es sin duda una película disfrutable, un entretenimiento con calidad garantizada, pero a veces no viene mal un poco de pretenciosidad para convertir lo bueno en histórico. De cara al próximo filme hay que exigir al tio Quentin que eleve un par de puntos la intensidad, un nuevo trabajo que ya esperamos ansiosos.

AMOUR: En la salud y en la enfermedad

amor haneke

por Samdra

Amor. Ese concepto de relegado protagonismo en la filmografía de Michael Haneke. Un cineasta, en cambio, sí más interesado en elaborar discursos reflexivos sobre la representación de la violencia y las más oscuras pulsiones de la condición humana. Desde una proximidad distante y una frialdad que horroriza, el cineasta austríaco nos ha acostumbrado a historias en las que la culpa, la vergüenza o la incomunicación son temas recurrentes que irrumpen con violencia en espacios de cotidianidad. Aún y lejos de ser un monstruo desalmado, algo que deja patente en su última obra, Haneke es esa figura artística estimulante y necesaria que nos enfrenta, a través de la imagen, a ideas enterradas bajo los cimientos de una sociedad aparentemente tolerante.

No soy la persona más indicada para realizar un estudio exhaustivo de la importancia de un autor como éste en el marco cinematográfico contemporáneo, pero me resulta casi obligada dicha breve introducción a un tipo de cine con un lenguaje propio. Porque es precisamente en ese contexto definido en el que una historia tan dura como ésta sorprende por alcanzar unas cotas de sensibilidad y optimismo deslumbrantes e inéditas en el universo Haneke.

amor de haneke

Amor y muerte. Las dos piedras filosofales sobre las que se construye Amour, un drama que rechaza el sentimentalismo desde la más absoluta simpleza y austeridad. Con la honestidad de narrar hechos que conmueven por su realismo, por una identificación casi obligatoria y por un final inevitable. Amour se ajusta tanto a una realidad transparente que es prácticamente imposible desconectar de ella. La historia universal de un amor que llega a su última etapa, y lo hace tropezando con una enfermedad que amenaza con destruir una dignidad forjada con los años y el respeto mutuo. Pero es ahí donde el amor resurge como salvación, haciendo frente a la muerte, mitigando el sufrimiento, respetando una decisión tomada aún en lucidez. Si en Moonrise Kingdom nos emocionaba el inicio de un amor, aquí nos estremece el final de su largo recorrido.

Cuenta el propio Haneke que escribió esta historia para Jean-Louis Trintignant, junto a Emmanuelle Riva, la pareja que sustenta el peso dramático principal en la película. De hecho, fue el mismo Trintignant quien propuso el título de ‘Amour’. Los dos actores conmueven por su vulnerabilidad. Están interpretando una historia que es su presente, y lo hacen con una sensibilidad y dedicación que hiela la sangre. El deterioro balbuceante de ella y la ternura en el trato de él en un único espacio que se convierte en un nicho de emociones. Entran y salen personajes con vidas más allá de la trinchera que Haneke construye a esta pareja de ancianos autosuficientes. Personajes ajenos a una responsabilidad constante, un tratamiento de compañía y atenciones básicas. Destacable el cinismo de sello que el austríaco vierte sobre la figura de la hija –interpretada por la que fue su Pianista, Isabelle Huppert – en encuentros de violencia verbal que hacen colisionar el egoísmo de ella y las responsabilidades de él.

amour4

“No me siento culpable”. Amour incomoda, aunque no sea su objetivo. No es el baño de La Pianista, ni el comedor de Funny Games, no es el suelo de la habitación de Benny, ni el apartamento de los Schober, ni la pared manchada de Caché (Escondido). Es una incomodidad cálida. Haneke no es culpable de mostrar una realidad a la que todos estamos expuestos. Hay tantas películas como historias posibles, y esta es la historia de un cineasta que se acerca a un momento culminante de su vida desde una perspectiva admirable. Amour es esa caricia de Trintignant a Riva para calmar su dolor.

Goya sufre de amnesia

goya roto

Además de que tiene rima fácil, sabemos muchas cosas del pintor nacido en Fuendetodos, lo que nadie nos había contado es que sufría amnesia, o alzheimer, o que se yo. Eso es lo que sacamos en claro al ver la lista de nominados a los Premios Goya 2012.

No se explica de otra manera la ausencia de tres títulos que se quedan de vacío: El mundo es nuestro, Extraterrestre y REC 3: Génesis. Dificil de entender en una ceremonia en la que Tadeo Jones y Tengo ganas de tí optan al Goya de Mejor guión adaptado.

La primera vale su peso en oro por formar parte del cine contracorriente. No nos costó mucho sacar 11 razones por las que debía arrasar en la ceremonia.

El Extraterrestre de Vigalondo es todo un alarde de originalidad, cuyo guión y reparto al menos mereció un mayor reconocimiento. Vamos a meternos en la máquina del tiempo que el director de Cabezón de la Sal diseñó para Karra Elejalde en Los cronocrímenes para viajar al pasado y desenterrar algunos cadáveres goyescos para la ocasión.

Vigalondo cronocrímenes

7:35 de la mañana, de Vigalondo, es para mi el mejor corto de toda la historia del cine español, así de claro. El trabajo del director fue recompensado con una nominación al oscar, pero la Academia ni siquiera la colocó entre las finalistas. ¿Es Al-Ghandour uno de los académicos? me pregunté. Y es que esto fue un robo tan flagrante como el que sufrió la España de aquel sudoroso Camacho en el Mundial de Corea y Japón.

Lejos de rectificar, su primer largo, la ya mencionada Cronocrímenes, ganadora en el festival de Austin y referencia de la que reconocieron beber los guionistas de Lost, tan solo pudo sacar una tímida nominación a la mejor dirección Novel, Goya que por supuesto perdió.

Si bien personalmente la tercera entrega del punto rojo me decepcionó, su ausencia en apartados técnicos es dificil de asimilar, al igual que lo es la nominación de Ivan Ferreiro por su Canción de Amor y Muerte para la película. Sublime.

Tampoco se puede esperar mucho más de una academia que selecciona a una insoportable Eva Hache, que poco o nada tiene que ver con el cine español, como maestra de ceremonias. Lo que podía haber sido la gala con el Culebra y el Cabesa…

¿Y para vosotros? ¿Cuales son los mayores despistes en la historia reciente de Los Goya?

La noche más oscura: El imperio contraataca

Jessica Chastain la noche más oscura

Nunca pensé que la directora de la entretenida Le llamaban Bodhi (1991) podría acabar jugando en la primera división del cine norteamericano. Tras la película surfera de Keanu Reeves llegaría el infravalorado apocalipsis de Días extraños, a la que le siguió el prescindible suspense de El peso del agua, película que si pasa a la historia será por las escenas de Elizabeth Hurley ligerita de ropa. A ella le siguió la destacable obra del subgénero del cine submarino K-19: The widowmaker, UEFA en una liga donde Marea Roja o La caja del Octubre Rojo juegan la Champions.

Hasta la oscarizada En tierra hostil nadie tomó en serio a la Bigelow. La película sobre los artificieros en territorio iraquí dió la campanada en 2008. Un drama de alta tensión que mezclaba espectaculares escenas de campo, en ocasiones terroríficas, con el intenso drama personal de un brillante Jeremy Renner, un drama que es el que vive todo una nación. Entre desactivación y desactivación nos mostraba aquello de lo que nos habló Coppola en Apocalypse now, el horror de la guerra.

atentado la noche más oscura

No ha sido hasta 2013 cuando Kathryn Bigelow nos ha entregado su mejor filme hasta la fecha. Siguiendo la estela de oriente medio que tan buenos resultados le dió en su anterior película, nos hace ser testigos de la caza del terrorista por antonomasia, del enemigo público del primer mundo reciente, del hombre del saco moderno, del nombre en código OBL. Eso es Zero Dark Thirty, los hechos acontecidos en La noche más oscura de la historia reciente de los Estados Unidos.

La directora plantea una interesante estructura triangular, donde la base se mantiene y los lados laterales se estrechan hasta llegar a un vértice. Tras muchos nombres árabes, muchos lugares árabes, muchas tensiones políticas y muchos atentados, se nos dirige al pico, al dia y hora de la operación para matar a Bin Laden. Un ascenso a un ocho mil que la directora dirige con rigurosidad, efectividad y estilo, acercándose en ocasiones al documental pero aplicando la ficción americana.

jessica chastain la noche mas oscura

Durante la travesía encontramos las sombras de los métodos de actuación del ejército USA, inyectado por la necesidad de venganza y el terror general que afectó al pueblo norteamericano en los primeros años Post-11S. Bigelow decide con criterio no meterse en pantanos, ni hacer una crítica de los métodos, ni mucho menos una oda, que sea el espectador quien juzgue después de los créditos. Eso hace que el resutado del relato mejore, si bien nos llega un ligero mensaje tras acabar la película: La venganza, por muy frio que esté el plato en el que se sirve, deja mal sabor de boca.

Y ahora viene lo que para mi es lo mejor de la película: Jessica Chastain. Es la protagonista absoluta de la función. La película recae sobre ella, y ella eleva un peldaño más el resultado final. Inteligente, dura, valiente, lista, terca, irascible y finalmente humana. Un personaje obsesionando con completar su misión, una obsesión que también es la de todo un pueblo. Para mi, uno de los mejores papeles femeninos de los últimos años y la última gran puta jefa. Es todo lo que busco en una chica.

la noche mas oscura vision nocturna

Cazadores de mitos

El antagonista en este caso es un antagonista fantasma, el gran unicornio blanco, el bigfoot, el abominable hombre de las nieves, un personaje omnipresente a pesar de su ausencia, Osama Bin Laden. Un tipo que como el Zodiac de Fincher también mandaba mensajes a sus víctimas e investigadores, pero en este caso en forma de atentados.

Tecnicamente la película es indiscutible. No hay nada en ella que no desprenda realismo. Las escenas a pleno sol de Apocalypse now contrastan con las escenas nocturnas de los sigilosos Black Hawks. Cayendo en el tópico se debe afirmar que es una película oscura, es al cine bélico lo que El imperio contraataca a la saga Star wars.

No voy a entrar a valorar la rigurosidad de la trama y desconfiad si alguien lo hace, puesto que dudo que tengais amigos que puedan desvelar secretos de estado norteamerricanos. Si es así preguntarles también por JFK, y sobre todo por el Area 51 que me pica la curiosidad. Os recomiendo entregaros a esta trepidante investigación sin prejuicios, la ocasión lo merece.

la noche mas oscura chastain bandera americana barras y estrellas

Todo hace presagiar que la Bigelow se enfrentará a su segunda nominación al Oscar de Mejor directora. Visto lo visto, La noche más oscura estará entre las favoritas. Veremos hasta donde llegan estos cazadores de mitos.

Calidad de la leche: Leche de unicornio recien ordeñada.

Las 15 mejores películas de 2012, por Samdra

15. Chronicle

chronicle

Fascinante mockumentary de ciencia-ficción ultra realista que otorga superpoderes a unos adolescentes. La madurez nunca fue tan peligrosa.
14. Stitches

Stitches

El resurgir británico de la figura del payaso asesino en un hilarante slasher cargado de malas intenciones, humor grueso y gore a cascoporro.
13. Sightseers

SIGHTSEERS

Por la delicada construcción, en un guión desbordante de humor negro, de los dos serial-killers más excéntricos y adorables de Inglaterra. Y también una historia de amor.

12. The Raid

the-raid-sony05

Exhibición adrenalínica de artes marciales durante una hora y media incesante de ostias como panes. Un despliegue de acción física que deja en evidencia la filmografía de Jean Claude Van Damme y Chuck Norris.

11. REC 3

REC 3 GENESIS

Un atrevido soplo de aire fresco a una saga de terror patrio de referencia. Una renovación en clave de comedia y romance con litros de sangre que apela al corazón cinéfilo del fan de Posesión Infernal o Braindead en versión Kill Bill.

10. Antiviral

antiviral

Prometedor debut de Brandon Cronenberg, hijo de David, heredero de la Nueva Carne. De fondo crítico y elegante forma, un thriller de estética luminosa que esconde una lectura oscura y sombría de la sociedad futura.

9. Take Shelter

tkae shelter

El apocalipsis de la mente o el miedo como una de las peores enfermedades del siglo XXI. Un torbellino de géneros. Una tormenta intensa de interpretaciones. MICHAEL SHANNON.

8. Moonrise Kingdom

moonrise-kingdom-22

No es que sienta particular predilección por el universo de Wes Anderson, pero este cuento de amor de dos jóvenes inadaptados e incomprendidos, de milimetrada y colorista puesta en escena me robó el corazón.

7. Sinister

sinister-horror-film

Cuando el cine de terror de cartelera parecía reducirse a infames secuelas paranormales, unos vídeos TERRORÍFICOS de asesinatos rodados en Super 8 se cuelan en una historia de terror clásica y nos hacen estremecer en la butaca.

6. Amour

Amour2

Con un título así, cualquiera diría que se trata de una película del cínico de Haneke. El austríaco sigue aquí fiel a su estilo con un retrato de la vejez de doloroso visionado pero sutil y conmovedor en su definición del amor más puro, el de la salud y en la enfermedad.

5. The Grey (Infierno Blanco)

The-Grey

Un Liam Neeson majestuoso en puro cine de supervivencia que se plantea la fina línea que separa la vida y la muerte en una situación límite. Un viaje intenso y sufrido con momentos para la acción y la contemplación. Si hubiera estado protagonizada por un ciego o un cojo seguro que tendría nominación al Oscar.
4. Tyrannosaur (Redención)

TYRANNOSAUR

Un drama que hiela la sangre. Tyrannosaur golpeó mi mente con la misma fuerza que Peter Mullan –cuya interpretación va mucho más allá de lo premiable- golpea a su perro. Hay tanta ira y tanto dolor en la película de Paddy Condisine que cuesta entender porqué quieres volver a verla.
3. Thanatomorphose

THANATOMORPHOSE

Reservada solo para estómagos tolerantes, el debut largo independiente de Eric Falardeau es una poderosísima muestra explícita de la descomposición de un cuerpo en vida. Una película que amplia aún más los límites del género desde el cine independiente. Una sorpresa desagradable. Una joya vomitiva.

2. The Cabin in the Woods

CABIN

Un caramelo para el aficionado al cine de terror. Un manual de instrucciones para disfrute de los principiantes y orgasmo de los avanzados en materia. Entretiene y divierte como espectáculo, emociona y funciona como homenaje y desglose de las reglas y clichés del género. El top of the tops del género del 2012.

1. Prometheus

PROMETHEUS

Podría defender mi número 1 solo con los 15 primeros minutos de prólogo, un espectáculo visual en 3D que hace babear hasta al más escéptico. Pero Prometheus es algo más que un plano secuencia aéreo de documental, es el retorno al universo de Alien con el respeto y el amor de su creador. Un espectáculo de ciencia-ficción que tiene los cojones de jugar a preguntarse de donde venimos y al rato montar un pressing catch de un pulpo gigante contra un monstrenco pálido dionisíaco. Me gusta porque es polémica. Me gusta porque no termina cuando dejas la butaca. Me gusta porque tiene la mejor escena de cesárea de la historia del cine.

Las 5 mejores películas de 2012, según Raquel Ortega-Martinez

5. Los idus de marzo

Imagen

La intrincada trastienda de la carrera presidencial y la independencia periodística. Eso y mucho más es lo que nos ofrece este estupendo thriller político. ¿Hasta dónde llega la corrupción y la mentira en la lucha hacia el poder? ¿Hasta qué punto se está dispuesto a sacrificar unos ideales y aquello en lo que se cree? Un magnífico reparto coral, un guión sólido y una dirección solvente de la mano de George Clooney nos guían a través de una historia de tremenda actualidad en un año de elecciones presidenciales en Estados Unidos. Ah, y sale Ryan Gosling, ese chaval que, además de ídolo adolescente excepcionalmente atractivo, ha probado ser un actor versátil y talentoso.

4. Project X

Imagen

Las películas de fiestas adolescentes deberían tener un género cinematográfico propio, y ‘Project X’ debería ser el rasero por el que se miden todas las demás. Nunca en el cine vimos una fiesta tan salvaje y desfasada… y sentimos tanta envidia. Envidia por no haber estado allí, entiéndase, no porque nuestra casa sea el centro de semejante destrucción y caos. O quizás sí… Sea como sea, ‘Project X’ es la revancha de los pardillos, de los perdedores en esa pirámide social que son los institutos norteamericanos. Es la fiesta que todos quisiéramos dar, la que nos convertirá en leyenda y hará que se hable de nosotros durante décadas. Es el exceso y la diversión absoluta hechos cine. Palomitera, sí, pero muy, muy buena.

3. Argo

Imagen

Sólo el pelazo espectacular de Ben Affleck ya sería motivo suficiente para verla, pero es que además ‘Argo’ nos ofrece una historia real y prácticamente desconocida contada con pinceladas de humor y tensión en medio de una estética retro perfectamente conseguida. El contexto histórico ofrecido a los espectadores y la fidelidad a la hora de recrear escenarios, situaciones y personajes es realmente encomiable, especialmente para aquellos a los que la historia de los rehenes nos queda un poco lejana en la memoria. Espionaje y contrainteligencia, extravagancia hollywoodiense, un reparto espectacular y ese punto de vista del cine dentro del cine, convierten a ‘Argo’ en una de las películas a tener en cuenta de cara a la temporada de premios.

2. Los hombres que no amaban a las mujeres

Imagen

En primer lugar diré que odié con todas mis fuerzas el libro de Stieg Larsson y sin embargo amé con todo mi corazón la película de David Fincher. Me conquistó desde los títulos de crédito, con esas figuras de alquitrán danzando en la pantalla al ritmo del ‘Immigrant Song’ de Led Zeppelin en boca de Trent Reznor y Karen O. Me enamoró la química brutal entre dos actores tan aparentemente opuestos como Daniel Craig y Rooney Mara, sometida a una transformación que la deja a años luz de su habitual dulzura. Me fascinó el ritmo trepidante conseguido por Fincher, la estética gótico-nórdica, la banda sonora de Reznor y Ross, la personalidad electrizante de Lisbeth Salander. Un win total.

1. Drive

Imagen

Oh, ‘Drive’… La vulnerabilidad perpetua de Carey Mulligan enfrentada a la dureza inmutable de Ryan Gosling en una película de coches, matones, persecuciones, asesinatos y ajustes de cuentas. Amén. Nicolas Winding Refn no sólo nos ofreció una de las mejores películas del año (y quizás de la década), sino que también nos regaló un nuevo icono pop transformado en chaquetas con escorpiones dorados a la espalda vendidas a mansalva en eBay, guantes de conducir cuyas réplicas ya se pueden encontrar hasta en el Primark y coches en las ciudades de medio mundo con ‘Nightcall’ sonando a todo trapo. Una película agresiva y dulce, oscura y frágil, que no dejará indiferente a nadie.

Las 15 películas de 2012, por La Vaca de Twister

El año 2012 será recordado por su buena cosecha. Si bien no ha dejado ninguna obra maestra incontestable, durante su curso hemos podido ver una buena cantidad de películas notables. Os dejo el ranking y la razón por la que aparece cada título en esta lista.

15. Extraterrestre

Imagen

Por ofrecernos una invasión alienígena insólita. Creatividad, humor y buenos personajes a falta de presupuesto.

14. Project X

Imagen

Por darle la victoria infinita a los perdedores del instituto e invitarnos a una de las fiestas más excesivas de la historia del cine.

13. Argo

Imagen

Por ser una nueva lección de gran cine americano, una gran lección de historia y dar ese sentido homenaje a la generación que creció marcada por La guerra de las galaxias.

12. El mundo es nuestro.

Imagen

Por convertir al culebra y al cabesa en iconos de nuestra generación y ser la mayor muestra del cine de la crisis en España. Aporta 90 minutos de risas, y también de esperanza.

11. Intocable

Imagen

Por llevar tan lejos lo que podría haber sido la enésima historia de superación. Sus personajes serán difíciles de olvidar. Cine necesario.

10. Profesor Lazhar

Imagen

Por su reflexión sobre la manera de enseñar. Una gran muestra de cine social y pedagógico.

9. Los idus de marzo

ides of march flag idus de marzo

Por ayudarnos a visitar la trastienda de unas elecciones americanas, con la impronta del estilo del Clooney director. Ryan Gosling hace el resto.

8. El dictador

Imagen

Por su valiente visión sobre la sociedad americana, completamente visible a pesar de su buena capa de humor grotesco. El mejor Baron Cohen hasta la fecha.

7. Los descendientes

Imagen

Por contarnos una historia hawaiana más allá del surf y las vacaciones. Los diálogos de Alexander Payne y las camisas de George Clooney marcan la diferencia.

6. Shame

Imagen

Por llevarnos de la mano de Fassbender a un descenso a los infiernos. La caida del ser humano a través de las perturbaciones sexuales.

5. Prometheus

Cesarea Prometheus

Por el reencuentro con un Ridley Scott desatado visualmente y con la potestad para ponernos frente a nuestros creadores. Si no la entendisteis no es mi problema.

4. El caballero oscuro: La leyenda renace

Imagen

Por encontrar un final épico y estruendoso para la trilogía de Batman. Bane es otro antagonista de nivel, y Nolan el más grande director de nuestro tiempo.

3. Holy Motors

Imagen

Por su osadía, capaz de provocar y deslumbrar. Una borrachera visual y sensorial que prestigia el oficio de actor.

2. Looper

Imagen

Por su habilidad para mezclar géneros y conquistarnos con un final satisfactorio. Bebe de muchas fuentes para crear una personalidad y un estilo únicos. Bravo por Rian Johnson.

1. The cabin in the woods

Imagen

Por cambiarlo todo cuando creíamos estar ante la enésima cabaña de horror y convertirse en el golpe paródico más certero del terror desde Scream. Desemboca en una imaginativa sin límites. En España llegará directamente al DVD. Que no se estrenase en salas es algo imperdonable.

A TOMAR POR CULO EL MUNDO: Películas para antes del apocalipsis

dias extraños

Ya se que no se va a acabar el mundo, pero me atrae la idea de que hubiera una mínima posibilidad de que eso pasara. Que los chistes y esas bromas jocosas sobre la extinción de la raza humana de los últimos dias se volvieran contra sus autores. Que se cumpliera el cuento del lobo… De momento solo hemos visto peligrar nuestra existencia en el cine, y seguro que esa idea del fin que tenemos en la cabeza viene motivada por alguna película. Al igual que tenemos una visión de como sería un hipotético extraterrestre (en mi cabeza más cercana a Alien que a un cutre E.T. de medio metro) tenemos una visión del juicio final.

He buscado en lo más profundo de mi cinefagia tres películas que han pasado inadvertidas para la historia del cine, pero que se deben invocar a la hora de hablar del momento preapocalíptico en el que nos encontramos. Los insultos a mi persona pueden dejarlos en el espacio dedicado a los comentarios, gracias.

3. Doomsday: el dia del juicio

Dentro del subgénero “Posible extinción por infección” encontramos una película que es en si misma un auténtico WTF de 105 minutos. Imaginad que cogemos 28 días después, Mad Max, Destino de Caballero, un disco de Prodigy y LSD, y lo echamos todo en una batidora. Y que una vez estas vertiendo el contenido en un bol para bebértelo con cereales, la taza se cae, se rompe, hay un cortocircuito, se quema tu casa, la del vecino y se va todo a la mierda… Pues algo así sería Doomsday: el dia del juicio. Una película que te pasa del medievo a The warriors en un minuto… Y todo esto protagonizada por una Rhona Miltra completamente putoamista creyendo hacer Matrix 4. Película a reivindicar dirigida por Neil Marshall (The descent).

 

2. El fin de los días

Antes de iniciar su carrera política, el bueno de Arnie nos dejó una de sus grandes obras. Si bien en este caso el fin del mundo, basado en la teoría del efecto 2000, servía de excusa para ver como se medía a un enemigo de nivel. El fin de los días bien podía haberse llamado ARNOLD SCHWARZENEGGER contra EL DIABLO, así en mayúsculas, sin disfraces. Al igual que Rhona en Doomsday, Arnie también se enfunda el disfraz de Neo para la ocasión . Mención especial para Gabriel Byrne, brillante en su papel de ángel caido. La película es un efectivísimo entretenimiento, merece un sitio entre las grandes de este action hero. Sin duda, una versión anfetamínica de Pactar con Al Pacino.

 

1. Días extraños.

Kathryn Bigelow, la oscarizada directora de En tierra hostil, me cae bien, y me cae bien por películas como esta. La ex mujer de James Camarón de la Isla rescató para la ocasión a un Ralph Fieness que parecía destinado a protagonizar películas de época. Así que lo drogó y lo llevó hasta 1999 para situarle como una nueva víctima del tan temido efecto 2000. Dias extraños pertenece a la generación de otros hits de inferior calidad de cine y realidades virtuales: Johnny Mnemonic y Virtuosity, hijos bastardos del gigante que fue el Desafio Total de Verhoeven. Lo mejor de este nuevo clásico noventero es que además dura 139 minutos, algo extraño para el tipo de película que es. Junto a Fiennes, animan la función Juliette Lewis, Angela Bassett, Tom Sizemore y Vincent D’Onofrio. Llamadme exagerado, pero quizas estemos ante el Blade runner de los 90. Imprescindible.