Archivo de la etiqueta: acción

Vengadores: Infinity War. El equilibrio es posible

vacamarketmaszul

Llevábamos una década esperando. Una década en la que Marvel nos había dado motivos para creer. Es normal que el hype estuviera por las nubes, pero ya se puede confirmar. El hype es real. Infinity War eleva el listón de la franquicia hasta más allá del infinito.

Hace unos años nos hubiéramos reído pensando en la catástrofe que podía suponer llenar el corral de gallos superheróicos. Pero desde Marvel han hecho suya la máxima circense del “más difícil todavía”. En Los vengadores nos demostró que era posible construir ese corral, y en Capitán América: Civil War que era posible incluso enfrentar a todos los gallos. Tampoco vamos a llevarnos a engaño, si no te gustan las pelis de Marvel esta no va a gustarte por arte de magia. Pero si te gustaron las anteriores, con esta la vas a disfrutar como nunca.

Infinity War tiene además a un villano de máximo nivel. Ni Loki ni Ultrón eran rivales dignos para Los Vengadores. De alguna manera era como enfrentar al Dream Team con la selección de basket de Gibraltar. Duelos demasiado desnivelados. Pero Thanos (Josh Brolin) ha conseguido llevar la lógica a la balanza. Al fin un antagonista que impone respeto. Un líder que no solo tiene la cualidad de ser escuchado, también la de crear silencios. Posiblemente estemos ante el mejor ‘malo’ del género tras el Joker de El caballero Oscuro.

vengadores-infinity-war

Podríamos decir que el equilibrio es el gran logro de los hermanos Russo. Hay drama, pero también hay humor; Hay acción, pero también hay pausa. Ese equilibrio también está presente en los protagonismos y en los lugares. Un resultado espectacular ante un reto mayúsculo. Estamos ante una película de Marvel (prácticamente) redonda.  El guión cuenta con algunas de las mejores líneas de la franquicia. Desde el espectacular retorno de los personajes al impresionante desenlace, el mejor que ha vivido el Universo Cinemático Marvel. A nivel técnico se ha recuperado el nivel perdido en Pantera Negra, mientras que la banda sonora supera con creces al resto de entregas.

spiderman-ironman-infinity

Tras la presentación de varias gemas del infinito, como el teseracto, el éter y el ojo de Agarrotto, todo converge en este filme, un gran final comparable al encontrar todas las bolas de dragón o conseguir todos los Pokemon de Pokemon go. Infinity War es tan buena, que lo más difícil va a ser darle continuidad, porque hay que recordar que esta es la primera de las dos entregas de Vengadores que Marvel tiene previstas para cerrar su fase 3. Antes de su estreno en 2019 llegarán Ant Man y La Avispa y, sobretodo, Capitana Marvel, que tras los acontecimientos de esta entrega se antoja como una pieza clave.

 

Anuncios

Las películas del Universo Cinemático Marvel de la peor a la mejor

El próximo 27 de abril se estrena Vengadores. Infinity war, el 19º largometraje del Universo Cinemático Marvel (Marvel Cinematic Universe), el ambicioso universo compartido en el que convergen los superhéroes de la casa de las ideas. Aprovechamos la ocasión para hacer un top vacuno de todas las películas que la franquicia ha estrenado hasta la fecha.

18. Black Panther

black-panther-el-rey-leon

La película ha reventado la taquilla USA, ha encandilado a la crítica USA, pero desde aquí lo decimos sin rubor: Black Panther es el único bodrio del Universo Cinemático Marvel. A pesar de contar con un icono protagonista, nada funciona. Decorados cutres, efectos de mercadillo y épica prefabricada.

17. Thor

thor-2011

Cuando se confirmó a Kenneth Branagh como director de Thor, soñamos con un Asgard shakespiriano. Al despertar la hostia fue importante. Una presentación de personaje aburrida y sin alma. Posiblemente la película más sosainas de la lista.

16. Iron Man 2

iron-man2

Puede que incluso lo pasáramos bien viendo a Robert Downey Jr. y Mickey Rourke jugando a Tom y Jerry en el circuito de Mónaco. Puede que fuera entretenida, pero tan entretenida como prescindible esta secuela de Iron Man. Una película intrascendente.

15. El increíble Hulk

hulk-increible

No lo tenía fácil ni nada Louis Leterrier tras el espantoso Hulk de Ang Lee, así que esta versión del gigante verde mejoró con creces su imagen en la gran pantalla. Una película entretenida y divertida, cuyo gran pero es la pronta desaparición del protagonista Edward Norton, sustituido por Mark Ruffalo en los siguientes filmes.

14. Guardianes de la galaxia: Vol.2

guardianes-galaxia-volunmen-2

Aquí el problema es uno de los habituales. Guardianes de la Galaxia: Vol. 2 está francamente bien, pero su mayor problema es que ya existía una película titulada Guardianes de la Galaxia, y que esta vez era lo mismo pero (bastante) peor.

13. Capitán América: El primer vengador

Captain America: The First Avenger

Capitán América: El primer vengador es la única retroaventura de la franquicia. Una película de corte clásico que funciona como entretenimiento, pero a la que no le perdonamos el escaso rendimiento que le saca a craneo rojo.

12. Ant-Man

antman-ant-man-paul-rudd-hormiguero-hormigas-escena

Ant-Man se presentó como la primera comedia sin pretensiones del universo cinemático Marvel, y precisamente esa es su mayor virtud. Un “Cariño, he encogido a los niños” en clave superheróica hecha para dejar el cerebro en el sofá, al lado de las palomitas.

LEER CRÍTICA DE ANT MAN

11. Dr. Strange

doctor-strange-extrano

El ‘Origen’ de Nolan adaptado al universo Marvel. Había ganas de ver a ‘Sherlock’ convertido en Doctor Strange, y Bedenict Cummberbatch se mantuvo a la altura de las expectativas. La película más espiritual de la franquicia.

LEER CRÍTICA DE DR. STRANGE

10. Los vengadores: La Era de Ultrón

fotografia-vision-la.era-de-ultron

Obtuvo críticas muy negativas en su estreno, pero no nos atreveríamos a decir que La Era de Ultrón. Simplemente es una película irregular, que alterna muy buenos y muy malos pasajes. Da la impresión de que el filosófico archienemigo robótico daba para algo más. Aún con cierta decepción, una secuela disfrutable.

LEER CRITICA DE LA ERA DE ULTRÓN

9. Iron Man

iron-man

Quizá hoy en día se queda corta de espectacularidad, pero en su día Iron Man fue una estupenda presentación de personaje gracias a un Robert Downey Jr. cargado de hilaridad. Él era la película, y en ese momento Iron Man era la franquicia.

8. Iron Man 3

iron-man-3-tony-stark-robert-downey-jr

Con algo menos de comedia y algo más de profundidad, esta tercera entrega se convirtió en la mejor película de un personaje que, como ya hemos comentado, era la punta de lanza de todo el universo Marvelita. El giro de guión del Mandarín, personaje que interpreta Ben Kingsley, es una auténtica genialidad.

LEER CRÍTICA DE IRON MAN 3

7. Thor: El mundo Oscuro

thor-gigante-de.piedra

La secuela de Thor apostó por el entretenimiento sin complejos, y todos ganamos con el cambio. Aunque en la recta final se vuelve convencional, Thor: El mundo Oscuro es en su primera mitad un gran lavado de cara del personaje. El Éter (Una de las gemas del infinito) y la aparición de Loki hacía subir varios puntos a la película.

LEER CRÍTICA

6. Spider-man: Homecoming

spiderman-ironman

El hombre araña ha entrado al Universo Marvel por la puerta grande. Con la colaboración de Iron Man, este spidey quinceañero se presenta como la pieza adolescente que faltaba en el equipo. El carisma de Michael Keaton interpretando a Vulture mejora el ya de por sí gran resultado de este reboot.

LEER CRÍTICA DE SPIDER-MAN HOMECOMING

5.  Los vengadores

los-vengadores-marvel-universo

Los Vengadores fue la película con la que Marvel dio el primer salto de calidad. No era fácil encajar tantas piezas, pero las personalidades de los héroes convergieron a la perfección en esta primera entrega conjunta. La alternativa perfecta a los trascendentales Batman de Nolan era esta desenfadada conjunción de poderes. Para el recuerdo, la batalla de Nueva York contra miles de ‘masillas’.

4. Guardianes de la galaxia

guardianes-de-la-galaxia-escena-princesa-leia

La película de James Gunn llegó y conquistó. Una comedia ochentera y psicodélica que no solo es comic, también es la mejor Space Opera desde Star Wars. Darle (cierta) libertad creativa a Gunn ha sido una de las mejores decisiones de Marvel.

LEER CRÍTICA AQUÍ DE GUARDIANES DE LA GALAXIA

 3. Thor: Ragnarok

thor-ragnarok

Llegó la tercera de Thor, y se apostó definitivamente por la comedia. Bravo por los responsables de esta valiente decisión. La imponente Hela de Cate Blanchett contribuye a dar un poco de equilibrio a una cinta que funciona mejor cuanto más desmadrada. La colorida y arriesgada dirección artística terminó de rematar la faena. La mejor película de Thor hasta la fecha, de largo.

2. Capitán América: Civil War

civil-war

No era nada fácil hacer creíble un conflicto entre El capitán América y Iron Man, más si cabe después de lo que pasó con Batman V. Superman. Pero Marvel armó a sus personajes con algo de lo que carecían los de DC: Motivos. Y si el conflicto funciona, los personajes ya estaban más que testados. Un entretenimiento sofisticado, una película imponente.

1. Capitán América: El soldado de invierno

capitan-america-soldado-invierno-rogers-romanoff-beso

El despertar del Capitán en el tiempo presente llevó a la franquicia a su cota más alta. Una cinta de acción a la vieja usanza que daba un descanso al CGI para mostrarnos espectaculares persecuciones en asfalto. Todo esto acompañado con elementos de thriller de primer nivel. El título más maduro de la era Marvel. El mejor hasta la fecha.

LEER CRÍTICA DE EL SOLDADO DE INVIERNO

Ahora te toca a ti. Déjanos tu ranking en la zona de comentarios

 

Spider-man: Homecoming. Un hombre araña de la onda Springsteen

vacometro4

La figura del hombre araña en el cine se ha ido devaluando progresivamente. Tras una buena presentación en Spiderman y una gran resultado con Spiderman 2 todo se empezó a torcer en Spiderman 3, el ambicioso cierre de la trilogía de Sam Raimi. Una excesiva duración, un mal reparto de tiempos entre los villanos y alguna escena fallida cerraron la primera etapa del superhéroe. Marc Webb lideró el segundo intento, pero tras un correcto comienzo en The Amazing Spiderman, el proyecto se despeñó en su secuela. La única salida era incorporar al personaje al Universo Cinemático de Marvel, aún sabiendo que se trataba de una figura profundamente erosionada.

Quizá por eso, con buen criterio, los responsables del UCM pensaron en aire fresco. Por un lado renunciaron a incorporar a un rostro conocido para el papel, y por otro en rebajar la edad de Spiderman hasta los quince años. Y antes de darle película propia, el estudio decidió darle un cameo estelar en la exitosa Capitán América: Civil War. El buen resultado de esa aparición aumentó las expectativas de los fans ante la película individual del arácnido.

spiderman-ironman

El encargo de la dirección recayó en John Watts, un director sin experiencia en grandes proyectos responsable de Clown y Coche policial. Pero dirigir es más fácil cuando hay un buen guión detrás, y el de Spider-man Homecoming lo es. El libreto escrito a seis manos por John Francis Daley, Jonathan M. Goldstein, Christopher D. Ford, Chris McKenna, Erik Sommers y el propio Watts ha conseguido marcar el rumbo idóneo para la franquicia. Hay comedia, hay acción, pero este nuevo hombre araña esquiva clichés poniendo el foco en el desarrollo del personaje. Y también hay un gran giro de guión, algo que se da en contadas ocasiones en películas de este tipo.

spiderman-vulture

Quizá la audiencia se quedó algo fría cuando se confirmó a Vulture como el villano de la película, un enemigo menor, pero elegir al siempre carismático Micheal Keaton y colocarle como un supervillano de clase obrera frente al imperio Stark funciona de maravilla. Con algo de coherencia y un buen texto hasta el mayor sparring marvelita puede ser competente. También es acertada la elección de Tom Holland como hombre araña. Ni Maguaire ni Garfield dotaban al personaje de la frescura necesaria para interpretarlo. Ninguno de los dos actores había conseguido hacerlo suyo.

spiderman-disfraz-cutre

Quizá con un poco menos de convencionalidad en el tercer cuarto y rindiendo menos pleitesía a la franquicia, estaríamos hablando de una de las grandes del cine de superhéroes. Aún así Spider-man: Homecoming se sitúa entre las mejores de Marvel, que no es poco precisamente. Las bases están sentadas. Y la mejor noticia de todas es que seguramente la gran película de Spiderman aún esté por llegar.

 

Aniquilación: Redención o muerte en el resplandor

vacometro3

Tras la excelente Ex Machina, Alex Garland sigue empeñado en mostrar al público que la ciencia-ficción es uno de los grandes géneros. En esta ocasión, adapta Aniquilación, novela de Jeff VanderMeer. Un material muy jugoso de partida que no defrauda en absoluto en su salto a la gran pantalla.

La película está disponible en el catálogo de Netflix España. La plataforma de VOD compró a Paramount los derechos internacionales del filme, lo cual nos hizo temernos un tropiezo, puesto que ya ocurrió lo mismo con la reciente The Cloverfield Paradox, cinta muy inferior a sus predecesoras. Podemos confirmar que no ha sido una venta por cuestión de calidad. Lo malo de todo esto es que Aniquilación merece verse en pantalla grande, y a los que nos gusta el cine nos ha tocado jodernos.

aniquilación-final-faro

La película nos hace cómplices del drama de Lena (Natalie Portman), una bióloga que asiste al regreso del marido que (casi) daba por muerto. Pero el esposo (Oscar Isaac) no parece ser el mismo que antes de partir. Pronto descubrirá que ese cambio y el frágil estado actual en el que se encuentras provienen de ‘El resplandor’, una zona en cuarentena con muchas idas y una única vuelta.

Estamos ante un título ambicioso, y ya desde el primer minuto Garland evidencia su deseo de hacer ciencia ficción con mayúsculas. En la introducción, Aniquilación no está muy lejos de La llegada. Se nota un trabajo calculado para crear el clima de misterio adecuado. Garland construye en el espectador la necesidad de adentrarse en el complejo enigma que plantea la película. En todo momento queremos saber más, como si estuviéramos asistiendo a un capitulo especial de Lost (Perdidos). Y paralelamente a la trama, se desarrolla el viaje interior de los personajes. Además de lo que vemos en pantalla, la película invita continuamente a la reflexión, y esta sensación va in crescendo.

aniquilanción-resplandor

Es de agradecer que, a diferencia de los títulos de aventura habituales, el comando de exploración protagonista es íntegramente femenino. Hemos visto heroínas de acción, pero ahora mismo no me viene otro título a la cabeza cuyo quinteto titular esté formado íntegramente por mujeres. Otra prueba más de que otro cine es posible. Al frente del reparto una estrella consolidada como Natalie Portman, que cumple como atípica heroína de acción.

A pesar de todas estas virtudes, Aniquilación se encuentra lejos de la perfección. Ex Machina era una película más redonda en casi todos los aspectos. La excelencia de los efectos de aquella película colisiona aquí con el abuso de la CGI, que si bien funciona a las mil maravillas para dotar de vida al decorado, chirría a la hora de mostrar sus criaturas. Aquí el problema está como casi siempre en no tomar una base real y apostarlo todo a la carta digital, casi siempre más económica.

Y Cuanto más se acerca el final, más aumenta la sensación de que estamos ante una trama jodidamente difícil de cerrar. Pero Garland arriesga, sin ningún temor a jugar con fuego y caer en lo ridículo. Ya hizo Kubrick en 2001: Una odisea en el espacio, ya lo hizo Zemeckis en Contact, ya lo hizo Nolan en Interstellar… Directores que consideraron que era mejor pasarse por exceso. A los futuros espectadores solo queda recomendarles que se agarren fuerte al sofá, porque vienen curvas. Los que ya la habéis visto, sabéis a que me refiero. En definitiva, estamos ante una película grande por momentos, y que nunca deja indiferente. Sin duda uno de los títulos imprescindibles de 2017.

Reflexión sobre el final en Spoiler

Aniquilación tiene sin duda un final de esos que no deja indiferente, un salto con doble mortal adelante que no escasea en tirabuzones. Garland le pasa la posesión al espectador, y a partir de aquí llega la hora de la paja mental. En mi opinión, la película forma a un equipo en dirección a la redención, a la expiación de los pecados. Ninguna de las componentes del escuadrón protagonista tiraría la primera piedra. Misioneras vocacionales sin absolutamente nada más que perder. La película habla de la autodestrucción para más tarde hacer un llamamiento a la esperanza, a la infinita capacidad de regeneración del ser humano en situaciones límite. De esta manera entendemos que Natalie Portman no muere, si no que resucita, y hace lo propio con su marido. Ambos vuelven del resplandor, ambos sobreviven, pero el precio pagado es la aniquilación al ego anterior.

Black Panther: Wakanda de la vaca

vacometro1

Marvel también la caga. Nos las prometíamos felices con Black Panther, el héroe afroamericano por excelencia pedía a gritos un salto a la gran pantalla. Más en tiempos donde salir en un viñeta te da pasaporte automático a la sala de cine. El universo cinematográfico del imperio Disney sumaba películas de más o menos entidad, pero siempre efectivas. Lástima que esta pantera negra, se haya saltado las normas del estudio para abrazar con fuerza la Serie B. Black Panther es una superproducción de segunda, y lo peor es que parece que nunca pretendió serlo.

El problema de la película reside sobre todo en la ejecución. Los efectos especiales parecen en ocasiones salidos de la app de un teléfono móvil, mientras que los decorados son sencillamente sonrojantes. Todo sucede en un falso exterior, que en escenas como la de la pelea en la cascada canta demasiado. El copy paste de personajes digitales le gana la batalla a los figurantes, y la pantalla verde tumba a los escenarios naturales. Lo mismo ocurre con los rinocerontes digitales. Pasa como con los monos de Jumanji ¿Acaso no hay rinocerontes en la naturaleza?. Alguno tras la película se preguntaba si se habían extinguido.

null

 

La dirección de Ryan Coogler (Creed: La leyenda de Rocky y Fruitvale Station) es profundamente impersonal. Casi se sitúa en la antítesis de lo que James Gunn ha logrado con ‘sus’ Guardianes de la galaxia. El otro problema grave son todos los palos que se quieren tocar. Vamos de El rey león, a Tron: Legacy, y desde allí a El señor de los anillos. Todo sin orden ni concierto. A eso hay que sumarle una trama más previsible que el resultado de España en Eurovision.

Pero hasta de los desastres más monumentales se saca algo bueno. Lo hace con timidez, pero Black Panther indaga en los problemas de África, y el vibranio va en claro paralelismo con la explotación de Coltán. Tampoco se omiten los problemas históricos de la población negra en el pasado, presente y futuro de los Estados Unidos. La crítica no se esconde, aunque en conjunto carezca de la profundidad que una película ajena a romper taquillas le hubiera otorgado.

black-panther-shuri-pantera-negra-película-fotos

En el casting la gran sorpresa es Letitia Wright y su carismático personaje: Shuri, una experta tecnológica que acaba con el estereotipo masculino que impuso Alfred en Batman. Ella sí tiene hueco en el universo Marvel. La noticia negativa es la aberrante interpretación de Daniel Kaluuya (W’Kabi) que acaba con el buen sabor de boca que nos dejó en Déjame salir, papel por el que está nominado al Oscar. Poco que decir de T’Challa, Chadwick Boseman. La mejor noticia es que ni el ni su personaje sufren desgaste de cara a futuros filmes marvelianos.

Este error de la casa de las ideas, casi en el descuento de Infinity War, rebaja levemente las expectativas ante la película más prometedora de la franquicia. Pero Marvel ya demostró en Civil War que es capaz de triunfar en una misión suicida: La de acumular decenas de personajes carismáticos en un mismo metraje y que el aforo no se resienta. Confiamos que los hermanos Russo resuelvan la ecuación como hasta ahora. Thanos is coming.

Alien Covenant: Apocalipsis antes del Génesis

Pocas películas han despertado en los últimos años tantas filias y fobias como Prometheus. A mi personalmente me encantó el regreso de Ridley Scott al universo del xenomorfo. Prometheus no solo mostraba ese miedo a lo desconocido tan de la saga Alien. Se atrevía con una vuelta de tuerca que ponía en contacto al ser humano con sus creadores.

Revisionando Prometheus esta semana me di cuenta de la verdadera cuestión que abarcaba la película: El inevitable choque entre el creador y su creación. Pusimos el foco en los seres humanos y los misteriosos arquitectos, pero descuidamos que David, el sintético que interpreta Michael Fassbender, era también una creación, en este caso humana. Precisamente en ese punto empieza Alien: Covenant, con una conversación en flashback entre Peter Weyland (Creador) y David (Creación).

Los que esperaban un falso remake del Alien original, al estilo de Jurassic World o El despertar de la fuerza, pueden estar tranquilos. Hay más elementos de Alien: El octavo pasajero que en su predecesora, pero podemos decir que Covenant tiene un 50% de Alien y otro 50% de la metafísica de Prometheus. Los primeros acordes de la banda sonora de Jed Kurzel evocan a la partitura que Jerry Goldsmith compuso en 1979. El espíritu inicial está de vuelta, pero a diferencia del clásico, hay algo más que ‘La mujer y el monstruo’.

Alien-Covenant-espalda

Estamos ante una película ciertamente irregular. Empieza bien, pero Scott se toma su tiempo en el nudo para subrayar algunas lineas. Sin desvelar nada, diré que sobra alguna clase de flauta que otra en la parte central. Quizá el mayor problema de Covenant es que Scott ha cedido ante los que pedían más criaturas que en Prometheus. Si por algo se ha caracterizado la saga es por esa sensación de no saber por donde te va a aparecer el xenomorfo. Si viene de arriba, de abajo, de dentro, de fuera… En ese sentido Scott peca de querer contentar a los fans, o al estudio, y mostrar demasiado al bicho. Aunque hay que reconocer que los highlights de la saga no fallan.

Por suerte, Scott lo compensa con un gran prólogo, un intenso climax y un gran cierre. Al final la película pasa volando. Tenía muchas dudas con la elección de Katherine Waterston en el papel protagonista, la nueva ‘Ripley’, que toma el relevo de personajes femeninos fuertes que ya encarnaron en la saga Sigourney Weaver y Noomi Rapace. Pero la protagonista de Animales Fantásticos y Donde encontrarlos demuestra estar a la altura de las circunstancias. Aunque una vez más, el gran protagonista acaba siendo un Michael Fassbender que se come la pantalla.

_DSC7134.ARW

Intuímos que a Covenant no le vendrá mal un futuro revisonado, porque la película está plagada de referencias. La biblia, El paraíso perdido de Milton, Lord Byron, el mito de Prometeo, Frankenstein (Cuyo nombre original era Frankenstein o el moderno Prometeo), el soneto soneto Ozymandias de Percy Bysshe Shelley, Richard Wagner… Claves que esconden otras claves. Claves que conectan con algunos misterios sin resolver. Un ejemplo, ¿Sabías que Lord Byron murió desangrado a causa de las sanguijuelas que le pusieron alrededor del cuerpo para curar una fiebre? Nada es casual. Y esto ya es mucho más de lo que ofrece cualquier blockbuster. En ese sentido, Scott demuestra que sigue siendo un autor.

alien-covenant-katherine-waterston-danny-mcbride

Al acabar la película uno se queda con ganas de más, y eso siempre es una gran señal. Cruzamos los dedos para que la película funcione en la taquilla americana y podamos tener universo Alien para rato.

My father die: El salvaje Mississippi

Sean Brosnan, hijo de Pierce Brosnan, ha sido reconocido con el Premio FANTrobia de la 23ª edición del FANT. Se trata de un galardón dirigido a jóvenes promesas del Cine Fantástico y de Terror. Tras ver My father die, su primer largo como director, entendemos los motivos de esta decisión.

¿De qué va? La película cuenta la historia de Asher, un joven sordomudo traumatizado por la muerte de su hermano a manos de su padre. Cuando el parricida abandona prisión, Asher decide que ha llegado el momento de la venganza.

Brosnan deja claro desde la introducción que vamos a ver una cinta potente y sin compasión. Los primeros minutos nos muestran la brutal muerte del hermano, con voz en off y un gran uso del blanco y negro. Una gran intro que nos sirve para adentrarnos en la América profunda y salvaje que Brosnan quiere mostrarnos. Una América a orillas del Mississippi en el que no hay lugar para la piedad.

my-father-die-ivan

La violencia es una constante durante todo el metraje. A Brosnan le ha salido una ópera prima muy tarantiniana, aunque con bastante menos verborrea. En el reparto destaca Gary Stretch, que encarna al despiado padre de familia. El personaje es una nueva visión del Schwarzenegger de la primera entrega de Terminator.

La cruedad del filme está aderezada en todo momento por un acertado uso del humor negro. La excelente fotografía y una acertadísima selección musical consiguen que la película brille formalmente.

my-father-die-nana

No sabemos a ciencia cierta si este My father die tiene doble lectura, pero la película resulta una manera brillante de quitarse esa etiqueta de “hijo de…” que en ocasiones lastra algunas carreras. Aunque el bueno de Pierce figura en los créditos como uno de los productores del filme.

La película ha sido una de las sorpresas de este FANT. Un gran debut en el mundo del largo para Brosnan. Estamos seguros de que tras este debut indie, los grandes estudios llamarán a su puerta.

 

 

Assassin’s Creed: Videojuego en Sevilla, ninguna maravilla

vacometro1

Es un poco triste tener que abrir un artículo con un tópico, pero Assassin’s Creed confirma de nuevo que el salto a la pantalla de los videojuegos suele ser un salto al vacío que casi siempre acaba en hostiazo. Y eso que daba la impresión de que esta vez la cosa podía funcionar. El director Justin Kurzel repetía con Michael Fassbender y Marion Cotillard, con los que acababa de trabajar en su reciente adaptación de Macbeth. Parecía que el estudio no quería renunciar a intentar hacer algo más que un producto, y tras ver la película, ese intento de dignificar la película es quizá lo que ha terminado de hundirla.

En Assasin’s Creed un condenado a muerte se libra de la ejecución a cambio de participar en un programa que pretende recuperar la manzana mordida de Eva, una reliquia que puede hacer que la violencia desaparezca de la sociedad. La acción se desarrolla a caballo entre el presente y la España de 1492.

assassins-creed-torquemada

Tras unas intrigantes y prometedoras escenas iniciales todo se viene abajo rápidamente. Ese continuo juego presente-pasado provoca que nunca nos acabemos de trasladarnos a ninguna de las dos épocas. El vehículo que utiliza la película para hacer el viaje se denomina el ‘Animus’, una evolución tecnológica capaz de viajar a los recuerdos. Las escenas de Fassbender en el presente y de Aguilar, su antepasado español, son lo peor de la película. Justo cuando parecemos estar ante la inquisición volvemos adelante para ver como Fassbender sufre jugando a una especie de Wii extrema.

Kurzel se empeña en darle trascendencia a lo que en realidad es poco más que una película de hostias, y el interés cae en picado con el paso del metraje. Llega un momento en el que ya no sabes si estas viendo El código Da Vinci, La Isla, El Ministerio del tiempo o Aguila roja. Las interpretaciones no ayudan. Fassbender y Cotillard están peor que nunca. Uno se pregunta quién les convenció para meterse en este jardín, y todo indica que la respuesta tiene unos cuantos ceros.

Estamos ante una película que ni siquiera agradará a los ultras de la saga de la videoconsolas. Asassin’s Creed no es solo decepcionante, también es muy mala. De momento la única adaptación potable de un videojuego sigue siendo la de Silent Hill. ‘El caballero oscuro’ de este subgénero aún está por venir.

 

El bar: La cara B de España

vacometro3

De la iglesia se ha convertido con el tiempo en un género en si mismo. Todas sus películas se presentan como comedias, pero casi ninguna lo es como tal. Todas parecen thrillers, pero casi ninguna lo es. Todas parecen de género fantástico, pero casi ninguna lo es. No es excepción El bar, que aún estando lejos de sus mejores obras, cumple los mínimos de un director que rara vez baja del seis.

La película cuenta la historia de un grupo de personas que coincide por azar en una taberna. Situación cotidiana de no ser por el disparo en la cabeza que recibe uno de los clientes al salir del local. A partir de ahí, los desconocidos comenzarán un encierro que les llevara al límite.

El bar tiene las virtudes y defectos de las últimas películas del director: Un comienzo espectacular y una ligera caída hacia el final. En esta ocasión se debe a que el guión que firma Jorge Guerricaechevarría junto al propio director no está a la altura de la brillante puesta en escena. Por suerte esto no afecta al entretenimiento. El bar dura en un suspiro, y la experiencia merece la pena. En parte gracias a ese bar que es visita ineludible en Madrid, el mítico Palentino de la Calle Pez, en Malasaña. Escenario ideal para que el apocalipsis resulte cotidiano.

el-bar-casas-blanca-suarez

Los actores habituales de la última etapa del director responden una vez más. En especial los polos más extremos de la función: ‘El mendigo’ encarnado por Jaime Ordoñez y ‘la pija’ que interpreta Blanca Suarez, quizá los dos personajes más jugosos y mejor defendidos.

De la Iglesia no desaprovecha la ocasión de mostrarnos a la España en B, una España que se ha desarrollado ‘bajo manta’ mientras celebraba el gol de Iniesta. Una España regida por trileros y una población jugadora que acepta la estafa en cada partido, todo esto patrocinado por el cuarto poder, incapaz de denunciar la trampa. Y lo peor es que los que pillan el juego se acaban matando entre ellos. Si no sabéis de lo que hablo preguntarle a Iglesias o Errejón, o preguntar por los idus de marzo del PSOE. El bar es una gran metáfora de nuestro tiempo.

 

 

En Spoiler (Deja de leer aquí si no lo has visto)

El cine español ha perdido una oportunidad de oro de entrar en el terreno de la ‘falsecuela’: Película que se presenta como un estreno independiente, pero que acaba encajando en otra saga sin marketing ni aviso previo), el trampantojo hecho cine. Digo esto porque la película de Álex encajaría como un guante como una historia enlazada al universo cinematográfico de REC.

Logan: Slow food para la última cena mutante

vacometro2

Reconozco la valentía de la pareja Hugh Jackman-James Mangold al intentar darle un final digno a uno de los grandes personajes del cine de superhéroes. Tras dos spin-offs insatisfactorios, Logan no solo pone fin al más célebre personaje de la Patrulla X, también despide a la primera generación cinematográfica de mutantes. La apuesta de Mangold era dejar de lado el fast-food cinema para hacer una pellicula más pausada, más íntima, con sabor a western crepuscular. Algo más que la habitual empanadilla de hostias. El director sacrifica acción poniendo corazón, y en parte funciona. La pena es que al resultado final le falta cabeza.

La acción nos sitúa en un futuro incierto en el que los mutantes se encuentran en peligro de extinción. En ese contexto, un Lobezno alcohólico y desmejorado parece haber olvidado su pasado mutante. Alguien se cruzará en su camino para encomendarlo una último misión.

logan-laura.jpg

La película se alimenta de algunos de los grandes títulos de los últimos años. La relación Logan-Laura recuerda a la que mantuvieron en los 90 Arnold Schwarzenagger y Edward Furlong en Terminator 2, y los enemigos del filme parecen lanzados por Skynet.  La búsqueda de la tierra prometida y algunas escenas en vehículo nos llevan a Mad Max: Furia en la carretera. También está presente el terror fronterizo de No es país para viejos. Y no nos olvidamos de las series. La película parece en ocasiones pariente de Stranger Things. Los paralelismos entre Once y Laura son evidentes, al igual que los de sus lugares de origen.

logan-viejo-hugh-jackman

Logan es además un gran espectáculo interpretativo. Jackman rinde a gran altura. Hugh Jackman es Lobezno, y Lobezno es Hugh Jackman. Por muchos Lobeznos que veamos en el futuro nunca habrá debate. No habrá uno mejor. Si los premios consideraran este género, Hugh Jackman sería una de los cinco candidatos finales al próximo Oscar. No se queda atrás Patrick Stewart, que encarna a un profesor Xavier entrado en la noventena y con importantes problemas de salud.

malo-logan-lobezno

 

A pesar de las virtudes, los problemas de Logan son evidentes. El principal sus 135 minutos de duración, que se hacen largos ante el vacío de acontecimientos en algunas partes. A eso hay que sumar un guión nunca está a la altura de la estética. Vemos el ocaso del héroe, pero en ocasiones falta un porqué. La película avanza con claros acelerones y frenazos. Nunca encuentra su ritmo. Por suerte, su antológico plano final y el Hurt de Johnny Cash en los créditos elevan un escalón la calidad de la película.

Estamos ante una película para devotos del personaje que gustará a muchos cinéfilos ajenos al género, pero que decepcionará a los que busquen la película definitiva de los X Men. Al menos en esta ocasión hay amputaciones sin censura Made in Lobezno. Decepcionante, pero Logan no es ni mucho menos una mala película.