Archivo de la etiqueta: apocalipsis

Oblivion: El apocalipsis según Stendhal

Me acerco tarde al visionado de Oblivion, pero la experiencia sin duda ha merecido la pena. Mi primera reflexión me lleva al momento de su estreno. Tal vez el poster de la película, con Cruise escopeta futurista en mano, no fue la mejor forma de vender un filme más espiritual que frenético. Estamos ante una película Sci-Fi del subgénero “El hombre y (lo que queda de) la tierra”.

La alineación está clara. El director Joseph Kosinski juega con un nueve puro, y no, a pesar de lo que pueda parecer no es Tom Cruise. Se trata del director de fotografía chileno Claudio Miranda, que realiza una excelsa labor bien secundado por el departamento de FX. La película es visualmente deslumbrante. Cruise se limita a jugar de mediapunta, a hacer de enganche entre la película y el gran público. Miranda y Kosinski ya dieron muestras de su potencial en la también brillante Tron: Legacy.

parque-atracciones-oblivion

fotografia-oblivion

Pero no solo funciona a nivel visual, también lo hace a nivel sonoro. Si para poner la música a Tron, Kosinski fichó a Daft Punk, para Oblivion nadie mejor que M83. Los franceses ya han demostrando en cortes como Midnight city que son especialistas en crear atmósferas, y es esa idea la que desarrollan en la gran banda sonora que han soñado para la ocasión. Como punto álgido, el main theme de la película con la voz de Sussane Sundfør, de largo la mejor canción para cine de la última temporada, y puede que de los últimos años. Una pieza maestra que sintetiza a la perfección todo el universo físico y sentimental de la película.

El ya mencionado Cruise cumple en su función de estrella, si bien detecto un par de errores de casting en la película: Un Morgan Freeman prescindible y desaprovechado, y un Nicolaj Coster Waldau, que por físico y estética parece más bien parte de otra cinta.

El discurso de Oblivion no queda exento de crítica. Al igual que el reciente remake de Robocop. la película de Kosinski reflexiona sobre el uso de drones y tecnología no tripulada. Un futuro a merced de las máquinas con resultados similares a la era post-Skynet. La era de la robotización ya está aquí, y prueba de ello es que buena parte de vosotros está leyéndonos desde un smartphone. Oblivion es en conjunto una prueba de resistencia humana. Deberíamos aplicarnos el cuento.

estadio-oblivion

Pero no es oro todo lo que reluce. A pesar de su preciosismo Oblivion está lejos de ser una gran película. Su gran lastre se encuentra en la parte anterior al desenlace, donde por momentos se vuelve árida. Tras esa travesía por el desierto, Oblivion recupera pulso en el final. Lamentablemente esto no la salva de la idea de que la narración rinde muy por debajo de su tremenda estética. A pesar de esto, Oblivion es un muy interesante trabajo de ciencia ficción que hará las delicias de buena parte de los fans del genero. Si Kosinski logra equlibrar sus películas nos va a dar muchas alegrías.

 

A TOMAR POR CULO EL MUNDO: Películas para antes del apocalipsis

dias extraños

Ya se que no se va a acabar el mundo, pero me atrae la idea de que hubiera una mínima posibilidad de que eso pasara. Que los chistes y esas bromas jocosas sobre la extinción de la raza humana de los últimos dias se volvieran contra sus autores. Que se cumpliera el cuento del lobo… De momento solo hemos visto peligrar nuestra existencia en el cine, y seguro que esa idea del fin que tenemos en la cabeza viene motivada por alguna película. Al igual que tenemos una visión de como sería un hipotético extraterrestre (en mi cabeza más cercana a Alien que a un cutre E.T. de medio metro) tenemos una visión del juicio final.

He buscado en lo más profundo de mi cinefagia tres películas que han pasado inadvertidas para la historia del cine, pero que se deben invocar a la hora de hablar del momento preapocalíptico en el que nos encontramos. Los insultos a mi persona pueden dejarlos en el espacio dedicado a los comentarios, gracias.

3. Doomsday: el dia del juicio

Dentro del subgénero “Posible extinción por infección” encontramos una película que es en si misma un auténtico WTF de 105 minutos. Imaginad que cogemos 28 días después, Mad Max, Destino de Caballero, un disco de Prodigy y LSD, y lo echamos todo en una batidora. Y que una vez estas vertiendo el contenido en un bol para bebértelo con cereales, la taza se cae, se rompe, hay un cortocircuito, se quema tu casa, la del vecino y se va todo a la mierda… Pues algo así sería Doomsday: el dia del juicio. Una película que te pasa del medievo a The warriors en un minuto… Y todo esto protagonizada por una Rhona Miltra completamente putoamista creyendo hacer Matrix 4. Película a reivindicar dirigida por Neil Marshall (The descent).

 

2. El fin de los días

Antes de iniciar su carrera política, el bueno de Arnie nos dejó una de sus grandes obras. Si bien en este caso el fin del mundo, basado en la teoría del efecto 2000, servía de excusa para ver como se medía a un enemigo de nivel. El fin de los días bien podía haberse llamado ARNOLD SCHWARZENEGGER contra EL DIABLO, así en mayúsculas, sin disfraces. Al igual que Rhona en Doomsday, Arnie también se enfunda el disfraz de Neo para la ocasión . Mención especial para Gabriel Byrne, brillante en su papel de ángel caido. La película es un efectivísimo entretenimiento, merece un sitio entre las grandes de este action hero. Sin duda, una versión anfetamínica de Pactar con Al Pacino.

 

1. Días extraños.

Kathryn Bigelow, la oscarizada directora de En tierra hostil, me cae bien, y me cae bien por películas como esta. La ex mujer de James Camarón de la Isla rescató para la ocasión a un Ralph Fieness que parecía destinado a protagonizar películas de época. Así que lo drogó y lo llevó hasta 1999 para situarle como una nueva víctima del tan temido efecto 2000. Dias extraños pertenece a la generación de otros hits de inferior calidad de cine y realidades virtuales: Johnny Mnemonic y Virtuosity, hijos bastardos del gigante que fue el Desafio Total de Verhoeven. Lo mejor de este nuevo clásico noventero es que además dura 139 minutos, algo extraño para el tipo de película que es. Junto a Fiennes, animan la función Juliette Lewis, Angela Bassett, Tom Sizemore y Vincent D’Onofrio. Llamadme exagerado, pero quizas estemos ante el Blade runner de los 90. Imprescindible.