Archivo de la etiqueta: Comedia

La fiesta de las salchichas: Hora y media sin comedia

vacometro1

La comedia es un género complicado. Lo que le hace gracia a una persona a otra le puede provocar rechazo. A pesar de ser un idioma universal, es complicado universalizarla. Me encantaría deciros que me he partido la caja con La fiesta de las salchichas, pero va a ser que no. Me considero una persona bastante risueña, pero ni siquiera he hecho amago de sonreír durante sus noventa minutos. Y eso que la película tiene alguna virtud reseñable, pero desde luego que no es la de hacer reír.

No soy uno de los fieles de la secta Pixar, pero la empresa del flexo hubiera explotado a la perfección ese océano de ideas que pueden salir de un supermercado. ¿El problema de Sausage Party? Se limita a monotematizar su humor, que solo se puede describir como soez. El caca culo pedo pis de toda la vida enfocado hacia el sexo. Lo de la salchicha y el panecillo podría haber funcionado sin un gag cada tres minutos de metraje (no exagero). Lo que más me sorprende es que la película no se titule: “¿Fiesta? La que te va a dar esta?”

personajes-la-fiesta-de-las-salchichas

En el lado positivo de la balanza encontramos su visión de la religión, de la fe, y de como se articula en la sociedad. Sin duda se sustenta como antídoto ante nuestros miedos. El “mas allá del supermercado” es para los alimentos un Valhalla, hasta que descubren lo que hay realmente tras la linea de cajas. Discurso adulto, pero la lástima es que parece estar contado para un público entre los 13 y 16 años. Así se consigue una película que no funciona ni en adultos ni en niños. Cuesta ver que ha visto en ella la crítica especializada. ¿Será la falta de sexo en ese mundillo? ¿De verdad les vale con un panecillo con tacones? 

Para terminar de joderla, esa parte de Metacine a lo La Lego película (También copian el concepto de Todo es Fabuloso) para mayor gloria de Seth Rogen. Completamente innecesaria, pero es lo que tiene el afán por figurar. En fin, que nos han vuelto a vender la moto.

Lo mejor: La goma de mascar Hawking

Lo peor: Ni puta gracia

 

Anuncios

La noche del virgen: Pagafantas hardcore

vacometro2

La noche del virgen empieza con una parodia de las campanadas de La 1 en la que Ignatius Farray, ‘capado’ para la ocasión, encarna a Ramón García. Paralelamente, en un disco-pub comienza la siempre decadente celebración de la nochevieja. Es ahí donde conocemos a Nico, un ‘loser in da dancefloor’ interpretado magistralmente por Javier Bódalo. Sus ganas de estrenarse en el golf casero le llevarán a una sucursal terrestre del infierno.

La opera prima de Roberto San Sebastián comienza como una efectiva comedia, como una prima guarrilla del Pagafantas de Borja Cobeaga. Chico busca chica desesperadamente, y se topa con madura misteriosa dispuesta a todo. Las carcajadas de la sala confirman que la fórmula funciona (Mención especial a los momentos del whatsapp de Nico). La pena es que cuando la película baja al barro y saca su vena más escatológica todo se frena en seco.

El problema es el que es. Uno del que ya os hemos hablado en alguna ocasión: El efecto Jes Extender, que debe su nombre al célebre alargador de pene de la teletienda. Esta técnica intenta mostrar tanto las virtudes de la película que éstas acaban volviéndose en su contra.  Lo que es divertido en segundos se hace pesado cuando supera el minuto. Como ejemplo la escena de la sokatira umbilical, alargada hasta la extenuación.

Esto genera a su vez que a la película le cueste respirar en espacio cerrado. Tan solo la ventana parece quitarle opresión al conjunto con divertidas escenas que parecen sacadas de la pensión de El día de la bestia. Los directores Juanfer Andrés y Esteban Roel solucionaron bastante mejor la papeleta de interiores en la también opresiva ‘Musarañas’.

la-noche-del-virgen-gore-javier-bodalo

A pesar de este problema originado por el montaje, La noche del virgen tiene su punto. En sus mejores golpes la película de Roberto San Sebastián tiene algo del Peter jackson primerizo, mezclado con el primer De la Iglesia. No parece casual que ese neonato final parezca primo del peque de Braindead. También son dignos de mención los curiosos FX, más si cabe tratándose de una cinta Low Cost.

En el apartado interpretativo destaca la pareja protagonista (Javier Bódalo y Miriam Martín), que logra una extraña química. Bódalo aguanta estoicamente las secuencias más salvajes de la película. En cambio, es difícil encontrar explicación a la inclusión de un personaje como el de Araña, interpretado por Victor Amilibia. Un personaje machacante que solo parece estorbar, y cuya caracterización de ‘heavy de palo’ resulta poco creíble.

Lo mejor: El momento musical “Rata de dos patas”. MUY TOP.

Lo peor: Su empecinamiento por alargarlo todo.

Reacciones del público

img_20161101_193514

El siempre interactivo público de la Semana de Terror de Donostia se entregó de manera entusiasta en la parte inicial y rajó de lo lindo en la segunda mitad. Quizá le pasó factura a La noche del virgen esa presentación tan rojiblanca y provocadora ante el nada futbolero público del festival. Esto provocó que hacia el final se sucedieran los comentarios sobre el origen bilbaino de la película. Las partes más gore fueron recibidas con aplausos.

*Los respondables de la película tuvieron el detalle de repartir condones y caretas del prota a la entrada de la sesión. La pena es que no aprovecharan la ocasión para sacar un fotón con cientos de Bódalos en las butacas del Principal. 

Teaser de la película:

Cazafantasmas (2016): Nuevo equipo, misma esencia

vacometro3

Entro a la sala de cine a ver Cazafantasmas con cierto miedo a este reboot del clásico de los 80 por dos motivos: La decepcionante taquilla del filme y la estúpida guerra de sexos que se ha montado en torno al nuevo equipo protagonista. Se ha escrito tanta mierda que la película ha quedado en segundo plano, sepultada entre las toneladas de estiércol del debate. Pero esto es La vaca de Twister y estamos aquí hablar de cine. Tampoco vamos a caer en el habitual error de comparar cada elemento de esta cinta con su original. Para eso ya tenemos una sección que se llama Cine contra Cine. Cazafantasmas cumple con nota sus dos principales objetivos: Entretener y divertir, entendiendo por divertir el provocar unas risas entre los presentes.

La clave de la victoria es justo lo que muchos han puesto en duda: El cuarteto protagonista. Cuatro actrices inspiradas y con una química que deja con ganas de más. Mención especial para Kate McKinnon, en pantalla un maquinón (Como ya he dicho al pronunciar su apellido). Con más gesto que texto se convierte en la auténtica jefa de la función. Kristen Wiig y Melissa McCarthy, más habituales en pantalla, también funcionan. Quizá el personaje menos afortunado es el de Leslie Jones, con un rol más tosco y menos lúcido que el de sus compañeras. Aún así, a nivel colectivo merecen un notable.

cazafantasmas-chicas-2016

Otro de los aciertos es lo adecuado del plan renove de trajes, vehículo o logo. Una divertida y efectiva actualización del mito. La búsqueda y aparición de easter eggs también juega a favor de obra. Merecen igualmente comentario los notables FX ¡Al fin efectos digitales bien utilizados!

Aunque suene retorcido, es fácil emparentar Cazafantasmas con El despertar de la fuerza. Ambos títulos se han agarrado al material de origen para no cagarla, y ambos han salido victoriosos en esa misión. La esencia queda intacta, aunque el esqueleto argumental sea prácticamente el mismo.

Quizá el mayor ‘pero’ lo pondría en la insistencia del personaje de Chris Hemsworth, que ni siquiera abandona el filme en los créditos. En una ración pequeña agrada, pero su porción del pastel acaba siendo demasiado grande y repetitiva.

La franquicia Cazafantasmas merecía ser desempolvada. Estamos ante una meritoria resurrección que deja con ganas de más. Esperemos que los bajos números obtenidos no echen para atrás el plan de realizar varias películas. El Nueva York espectral de la saga aún tiene recorrido.

Escuadrón suicida: DC viene de DeCepción

vacometro2

Tras la decepción general que supuso Batman v. Superman: El amanecer de la justicia, Escuadrón suicida, con otro tono y otro director (David Ayer) lo tenía todo para levantar a DC. Los trailers prometían humor, acción y una embriagadora dirección artística. Prometía… porque tras salir del cine Escuadrón suicida solo acentúa los problemas argumentarles de una franquicia que parece más preocupada por aparentar que por ser.

No empieza mal la película, dejándose de pajas y relleno para deleitarnos con unos 20 minutos iniciales que se basan en un ágil reclutamiento. Las presentaciones no hacen más que aumentar el tamaño de una burbuja que pronto acabará explotando. Y es que la película no se sostiene. En Batman V. Superman los enemigos no lo eran tanto, y en Escuadrón suicido los malos están muy lejos de serlo.

El impuesto Smith

El Deadshot de Will Smith es quizá el villano menos interesante de la función, y curiosamente el personaje con más protagonismo y minutos en pantalla. Ese es el precio que ha pagado DC por contar en un actor que prácticamente cuenta sus películas por papeles protagonistas en las mismas. Lo peor es esa forzadísima carga dramática que le viene añadida. En ocasiones parece un repaso por la carrera del actor, con momentos de acción a lo Soy leyenda y pasajes paternofiliales del tipo En busca de la felicidad. ¡Que gran error!

escuadron-sucida-al-completo

La que si sale victoriosa en el casting es sin duda Margot Robbie, dando vida a una Harley Quinn para la posteridad. Un auténtico espectáculo en cada una de sus apariciones. Ni siquiera el mismísimo Joker consigue darle la réplica. Y es que en todo en lo que destaca Quinn flaquea el nuevo payaso, el peor que ha dado el cine hasta el momento. Un personaje plano, ñoño e interpretado sin alma por un acomodado Jared Leto. Su interpretación hace más grande a Nicholson, y sobre todo al irrepetible Guasón de Heath Ledger.

Viola Davis, que realiza el papel equivalente a Nick Furia en Los Vengadores, también convence interpretando a una auténtica perra de Satán. Mención aparte merece el mierda-personaje que le han puesto a la pobre Clara Delevingne. Un personaje mitad mujer florero-mitad embrujada que no interesa lo más mínimo. Mención especial a la infrahistoria de su origen a lo Indiana Jones. Todas sus intervenciones provocan vergüenza ajena, y no por su culpa.

Si por algo se salva de la quema total la película es por su tremenda banda sonora, un auténtico espectáculo. The animals, Queen, Rolling Stones, Eminem, Twenty One Pilots… Sin duda la película pisa sobre seguro jugando con clásicos de ayer y de hoy en lo que por momentos parece un gran videoclip. La pena es que todo quede vacío de contenido. Todo el mensaje político que respiraba el interior de Batman V. Superman es enterrado y sustituido por moralina barata de primero de Walt Disney.

Tras este nuevo paso en falso de la franquicia, las expectativas ante la película de La liga de la justicia serán mínimas. Quizá en ese momento Snyder consigue levantarse. La clave del éxito está muy clara: Un buen guión.

Joy: Por no decir JLaw

vacometro3

Jennifer Lawrence me recuerda al Stephen Curry de esta temporada en la NBA. Puede parecer un símil delirante, pero la sensación que tengo al verles es similar. Van sobrados. Supongo que la única razón por la que JLaw no se hizo con la estatuilla fue simplemente tener ya una. Ella es la responsable de que esta Joy se eleve muy por encima de la película infumable que podía haber sido. En esta ocasión la interpretación está por encima del personaje.

Joy cuenta la historia real de Joy Mangano, una mujer que pasó de ama de casa plurihipotecada a reina de la Teletienda. Quizá no sea la historia más apasionante del planeta, pero la buena mano en la dirección David O. Russell convierte la película en una experiencia satisfactoria. Aunque el guión esté por debajo de los The fighter, El lado bueno de las cosas o La gran estafa americana, el acertado (e intencionado) tono Frank Capra aporta cierta magia a la película.

Poco puedo decir del resto del casting, habituales del director como Robert De Niro o Bradley Cooper, que se ven eclipsados por el cometa Lawrence. Como es habitual es las pelis de O. Russell, la dirección artística esta cuidadísima, y la selección de temas para la banda sonora vuelve a ser un acierto.

joy-mangano-jennifer-lawrece

Además Joy muestra una variante complicada del sueño americano. Intentar lograrlo siendo mujer trabajadora, madre soltera y ama de casa en el seno de una familia complicada. Si es algo complicado hoy más lo era a principios de los años noventa.

Dicho todo esto, no entiendo la mala acogida de crítica y un importante sector del público que tuvo la película. Quizá su sencillez juegue en contra, pero mi sensación es que David O. Russell es uno de esos directores a los que esperan con antorchas cada vez que estrena. Puede que no sea ese rey de Hollywood que convierte en oro cada proyecto que toca, pero lo que es innegable es su personalidad y estilo propio a la hora de narrar. Esta Joy merece una oportunidad.

Bloodsucking Bastards: Vampiros contra la baja productividad laboral

El PreFANT 2016 se cerró con la proyección de la norteamericana Bloodsucking Bastards, título que prometía entretenimiento y sangre a partes iguales. Las expectativas no eran muy altas, y aún así decepcionó. Y eso que los primeros minutos nos pusieron los dientes largos (nunca mejor dicho) pensando en la que se podía liar en la decadente oficina que muestra el filme, pero el gore tarda demasiado en llegar. Exactamente una hora, y eso es demasiado para un título que no alcanza hora y media.  El resto son chistes y gags que no funcionan. Bloodsucking Bastards se empeña demasiado en ser graciosa en cada momento, y la verdad es que apenas lo consigue.

Por momentos el filme parece estar realizado sin pasión, sobre todo en su nudo. En ocasiones más que una película parece el episodio piloto de una sitcom vampírica que nunca encontró financiación. No ayuda la pobre realización, con tintes amateurs, ni el poco inspirado montaje, que suele ser clave en este tipo de cine.

Emma_Fitzpatrick-actress-actriz-bloodsucking-bastards

Los actores se ganan la absolución, porque poco o nada se puede hacer con los personajes que les toca defender. En el casting destacamos el encanto de Emma Fitzpatrick. Se puede decir que hacen lo que pueden. Ni siquiera funciona el mensaje, que mostrando el día a día de una triste oficina y jugando con el tema vampírico podía haber dado mucho juego. En definitiva, estamos ante una película que más parece un video hecho en una tarde por cuatro amigos. Gore simplón, una lástima.

 

Ant-man: Paul Rudd se divierte en El hormiguero

vacometro3

Ant-man es una de esas películas en las que si no das con la tecla adecuada  te puede salir una película totalmente ridícula. Hablamos del Hombre Hormiga, un superhéroe que no tiene el peso de Iron Man o El Capitán América. Pero Marvel ha vuelto a dar en el clavo y le ha dado al personaje justo la película que necesita.

Ant-Man cuenta la historia de Scott, célebre Robin Hood del robo que tras dejar la penitenciaria de San Quintín busca empezar una nueva vida dejando atrás la amistad con lo ajeno. La reinserción no será un camino de rosas, por lo que se verá tentado de nuevo por el delito. En un nuevo atraco conocerá al Doctor Hank Pym, el hombre que le convertirá en un superhéroe con la capacidad de hacerse diminuto.

ant-man-michael-douglas-antman

ant-man-bañera

Todo esto puede parecer esperpéntico, pero Peyton Reed en la dirección y Edgard Wright, Joe Cornish, Adam McKay y Paul Rudd en tareas de guión han hecho que todo fluya. La clave ha sido deshacerse completamente de la capa de seriedad que en infinidad de ocasiones mandan al traste estos proyectos y apostar por una película desenfadada y sin complejos de principio a fin. Que suena música latina junto a los créditos iniciales de Marvel es un aviso de lo que viene.

ant-man-amor-rudd-lilly

El carismático casting funciona a la perfección siguiendo la premisa. Paul Rudd es el Ant-Man perfecto. Tiene todo lo que echamos en falta en personajes como Spiderman. Evangeline Lilly conquista cada una de las escenas en las que aparece. La mítica Kate de Perdidos pide a gritos un papel de heroína protagonista. Michael Douglas funciona con una presencia imponente que también se presta al juego cómico. La sorpresa es la aportación de Michael Peña, como pez en el agua como personaje torpe cuya intervención es una sucesión de gags.

Evangeline-Lilly-Ant-Man-escena-final

paul-rudd-ant-man-puente-san-francisco

La película rinde pleitesía al clásico El increible hombre menguante, que Jack Arnold dirigió en 1957. Imposible no tenerla en mente durante el metraje. En ella Scott Carey  veía como tras un incidente nuclear su tamaño empezaba a disminuir progresivamente hasta llegar a lo infinitesimal. El drama de Douglas por la pérdida de su esposa recuerda al sufrimiento de Carey por los micromundos. Ant man no llega al nivel de la obra maestra de Arnold, pero si está por encima del clásico familiar Cariño, he encogido a los niños o la infumable Los Borrowers.

De esta forma, Marvel acaba con buena nota la fase II de su universo, que ya espera a la guerra civil del Capitán América. El logro de Ant-Man es similar al que consiguió Guardianes de la galaxia el pasado verano: Aportar buenas dosis de humor e imaginación a la franquicia. No tengais miedo a lo ridículo que pueda sonar ir a ver una película de “El hombre hormiga” y dejaros llevar por este señor de los insectos. La película es más grande de lo que aparenta.

*No olvideis permanecer en el cine hasta el final de los créditos. Vereis un aviso de lo que viene.

Uno Tras otro (In order of disappearance): Ciudadano ejemplar en Estado de Malestar

El thriller noruego Kraftidioten, de Hans Peter Molland, llegaba al FANT con la etiqueta de aspirante a la victoria en la Sección Oficial, y viendo la acogida tras la proyección, esa condición no le pesó en absoluto.

La película nos cuenta la historia de Nils Dickman (Stellan Skarsgard), propietario de una empresa de quitanieves y ciudadano del año, que tras el asesinato de su hijo iniciará una venganza que llevará hasta sus últimas consecuencias.

in-order-disappearance-muertes

Además del thriller, aparecen elementos del drama y del cine de gangsters, a los que se le añade siempre una fina capa de humor negro, presente durante todo el metraje. Su tono y su sentido del ritmo recuerdan sobre todo al cine de los hermanos Coen.

Un elemento curioso es que tras cada muerte en la película (que no son pocas) se nos presenta una esquela del fallecido. Salvando las distancias, me ha recordado a la primera película de Austin Powers, en la que cada vez que moría uno de esos esbirros anónimos que caen a decenas en el cine de Bond, veíamos como alguien llamaba a la casa familiar para informar de la muerte. Os refresco la memoria:

El filme se toma la licencia de reirse de los tópicos del estado de bienestar. No hay partido político que no se mire en el espejo nórdico, esa supuesta democracia avanzada que quizá se ha idealizado demasiado. Los personajes se cuestionan si ese sistema perfecto es un consuelo dentro de las temperaturas gélidas y escasas horas de luz que tienen. Incluso se aplica la que llamaremos la teoría del plátano. Se relaciona calor y ausencia del estado de bienestar, y se nombran ejemplos de ello como Portugal, España, Grecia, Italia, Sudamérica y África. “Si tienes calor no nocesitas estado de bienestar, porque con calor y un platano eres feliz” dice uno de los personajes.

in-order-disappearance-fant

Kraftidioten, cuyo título inglés es In order of disappearance, es una película entretenida no exenta de calidad. Iría en un perfecto programa doble con otra película noruega que me apasiona: Headhunters (teneis que verla si no lo habeis hecho), aunque esta última me parece superior.

Lo mejor: Su humor negro, presente en todo momento.

Lo peor: Influencias evidentes que no la hacen del todo original.

Birdman (O la inesperada virtud de la ignorancia): Alas sobre Broadway

Birdman comenzó en Cannes una meteórica carrera de premios y reconocimientos que la han llevado hasta la noche de los Oscar, donde parte en primera linea de la parrilla con 9 nominaciones. Quizá por eso nos temíamos otra película del gusto de los académicos, pero al salir del cine respiramos tranquilos. Birdman es otra cosa. De hecho, hacía mucho tiempo que no veía tantos espectadores con cara de poker al terminar una proyección.

Y es que Iñarritu se ha quitado el freno de mano para ofrecernos una película arriesgada, y creo que completamente controvertida. Birdman es fácil de amar, fácil de odiar, pero su esfuerzo por aportar algo diferente es innegable. Quizá le pase factura ahora esa moda crítica de poner a parir y vilipendiar todo lo que oficialmente mola. Ya le pasó (inexplicablemente) a una película que al contrario que esta es cero controvertida, una joya llamada Boyhood.

watts-keaton-birdman

Birdman cuenta la historia de un actor célebre por encarnar a un superhéroe que pretende reconducir su carrera ganándose el respeto del público de Broadway con una obra que además dirige.

Su forma es llamativa, un falso plano secuencia no cronológico que hace uso de la elipsis, Nada que no hayamos visto a estas alturas. Quizá lo más llamativo sea el uso del espacio. Si algo consigue el tandem Iñarritu-Lubezki es llevarnos a la primera linea de Broadway.

Al frente del reparto encontramos a Michael Keaton, que hace una parodia de si mismo (No olvidemos que fue murciélago antes que pájaro). Si bien consigue una buena interpretación, pierde en su duelo con un afilado Edward Norton o una inspirada Emma Stone. Ambos acaban con él en cada escena compartida.

emma-stone-birdman-flores

_AF_6405.CR2

Birdman tiene tantas aristas que os recomendaría huir de toda crítica que incluya verdades absolutas o minimice su mensaje a “Crítica del Blockbuster” o “Crítica de la industria“. Solo hay que ver como el personaje de Emma Stone se cepilla salvajemente al público de “Arte y ensayo”, quizá en un intento de equipararlo al (inexplicablemente) poco respetado gran público, sobre todo por parte de esa (supuesta) élite intelectual cinematográfica. También leereis que estamos ante una crítica a la crítica, cuando la película más bien critica el como se las toman algunos en la profesión, tanto los que viven de las buenas  (Como es el caso de Norton) como los que se azotan con las malas.

Dicho todo esto veo dos cosas que le puedo achacar al filme. La primera es subjetiva, y es que no me ha llegado, no ha conseguido tocarme la fibra. La segunda es más general, y se trata de la ausencia de una premisa potente que hace muchos se tiren del barco del interés. Birdman hipnotiza, pero no te pega a la butaca y te somete a un “¿Qué pasará?”. Esa banda sonora whiplashiana tampoco consigue marcar bien los tiempos, y a veces apunta directamente a la cabeza. Para mi sobraba.

emma-stone-ojos-birdman

En definitiva, estamos ante una peculiar película de esas “que hay que ver”, aunque sea para discrepar, que de ganar en la noche de los Oscar sería una “rara avis” (nunca mejor dicho).  Para mi gusto, una buena película que queda en intento de ser algo más. Aún así me he quedado con ganas de verla otra vez, lo cual ya se puede considerar positivo.

Un consejo, si no la habeis visto aún huid de trailers que os den pistas de su argumento. No hay nada como llegar virgen al cine.

The interview: Pasaporte a(l de) Corea del Norte

El diciembre cinematográfico se ha visto salpicado por la polémica en torno al estreno de The Interview, la comedia en la que dos periodistas, James Franco y Seth Rogen, consiguen una entrevista con el lider norcoreano Kim Jong-Un. Entrevista que con el servicio de inteligencia norteamericano de por medio se convertirá en una misión para acabar con el célebre dictador.

El pasado noviembre Sony Pictures recibió un ataque cibernético que acabó con la filtración de varias películas que la empresa tenía pendientes de estreno. El origen de este hackeo es presuntamente norcoreano. A esto se le sumaron amenazas a las prinipales cadenas de cine estadounidenses que estrenaran la película. Tras todo esto Sony tomó la decisión de cancelar el estreno de la película, previsto para el 17 de diciembre, ante la indignación de buena parte de Hollywood. Incluso el propio Obama tuvo que intervenir para decir con otras palabras que Estados Unidos no se estaba bajando los pantalones. Finalmente Sony rectificó y estrenó la película el 25 de diciembre en Internet y en varios cines independientes de Estados Unidos. Consecuencia de esto los hackers respondieron con un nuevo ataque a los servicios online de Playstation y XBOX, donde también se podía efectuar la descarga online. El filme lleva recaudados 15 millones de euros desde su estreno online.

James Franco

Tras esta necesaria información para los no iniciados es momento de hablar de The Interview, la tercera gamberrada del duo Franco-Rogen tras Superfumados y Juerga hasta el fín. Rogen además codirige el filme junto a Evan Goldberg. Y es que hablar de sátira política le queda demasiado grande a The interview, que utiliza al país asiático para realizar una comedia de trazo grueso.

kim-jong-un-rodman-the-interview

La semilla del argumento es sin duda la extravagante relación que han mantenido Kim Jong Un y el ex NBA Dennis Rodman. Se ve que los hackers han querido ver más allá de lo que no es otra cosa que una broma, que una actualización desenfadada de Malditos bastardos.

La película comienza con un tema que caducó hace una década, Eminem (el de verdad), otrora enemigo de las asociaciones de gays y lesbianas de USA, acude al programa de cotilleos que dirige Franco para salir del armario. El sketch es tan flojo que se han disparado los rumores sobre que Eminem haya utilizado la película para hacer pública su homosexualidad.

the-interview-polemica

Tras unos cuantos chistes desafortunados empiezo a temerme lo peor, pero por suerte todo mejora al pisar tierras coreanas, y la química Franco-Rogen se dispara. De ahí al final todo funciona. Que nadie espere humor inteligente, la película se mueve en una linea entre lo absurdo y lo escatológico que a mi me ha provocado unas cuantas carcajadas.

Poco tiene que ver The interview con la muy ácida Team America, en la que podimos ver al padre del actual lider supremo norcoreano en su versión marioneta. La película de los creadores de South Park era una crítica atroz de las invasiones americanas. En The interview hay alguna pincelada crítica, pero estamos ante un filme que utiliza el contexto para ponerlo al servicio del humor, y claro, en un país en el que la población cree que su lider no hace pipí ni popó hay mucho material.

la_ca_1215_the_interview

la_ca_1215_the_interview

Mención especial al momento Katie Perry. Parece que James Franco no tuvo suficiento con su momento Britney Spears en Spring breakers. Uno de los momentos musicales del año. También al actor Randall Park, encargado de encarnar al lider supremo. Y como de gags va la cosa nos seré yo quien os los desarme. Os queda a vosotros saber si es Franco (el actor) el encargado de acabar finalmente con Kim Jong-Un.

En definitiva, estamos ante un gran entretenimiento que mejora a cada minuto y a que va que ni pintada en un pase doble con Juerga hasta al fin. Estamos ante una de las comedias del año. Ahora solo falta que los norcoreanos pillen el chiste.