Archivo de la etiqueta: fant 23

FANT 23: Análisis del Palmarés

Ya sabéis que en este blog no somos nada de Copy+Paste, por lo que además de compartir  el palmarés nos hemos tomado la licencia de opinar sobre el mismo. De este modo aportamos algunas reseñas de películas que aún no tienen artículo propio en el blog. Agradecemos al FANT la impecable organización de esta edición. De largo, el mejor festival de cine de Bizkaia.

PELÍCULA GANADORA FANT 23

“Seoul Station”, (Corea del Sur, 2016) de Yeon Sang-ho

seoul-station-fant

Seoul Station confirmó que no encajo con la animación de Sang-ho. Mi sensación al final de la película fue muy similar a la que tuve con The Fake, obra que pudo verse hace dos años en la Sección Oficial del FANT. Los personajes de ambas solo se expresan en modo colérico. Recuerda demasiado a Sálvame. Así es imposible empatizar. Al género zombie tampoco aporta nada argumentalmente. Por destacar algo, me quedo con el sorprendente giro final.

PREMIO FANT EN CORTO

Premio del Jurado Mejor Cortometraje:

“La Voce” (Canadá, 2016, 20’) de David Uloth

la-voce-corto

Ya me gustó esta breve ópera de matadero (Puedes leerlo en nuestro artículo del FANT en corto internacional) pero aún se le coge más cariño tras ver el original video de agradecimiento que David Uloth mandó al festival. Siguiendo la línea de su corto, el director se cambió la voz con su hijo pequeño para dar las gracias.

Premio del Jurado Mejor Cortometraje Vasco:

“Bestealdetik” (2016, 15 min) de Mar González Ruiz de Larramendi

bestealdetik-fant

Merecido premio a un trabajo, que como ya os contamos en este artículo, es un auténtico poema en imágenes.

Premio del Público al Mejor Cortometraje:

“The App” (España, 2016), de Julián Merino.

the-app-corto

Y uno de los votos fue el mío. Puedes leer más aquí.

PREMIO MEJOR GUIÓN DE SECCIÓN OFICIAL

(CONCEDIDO POR LA ASOCIACIÓN DE GUIONISTAS VASCOS)

“I Am Not a Serial Killer” (IRE/UK 2016) de Billy O´Brien

I-Am-Not-A-Serial-Killer-fant

Interesante cinta independiente con la habilidad de camuflarse entre géneros. En mi opinión un tanto irregular en su desarrollo, que suma buenos momentos con otros en los que el interés se resiente, sobre todo en el nudo.

PREMIO A LA DIRECCIÓN MÁS INNOVADORA  DE SECCIÓN OFICIAL

(CONCEDIDO POR EL CINE CLUB FAS)

“The Eyes of my Mother”, (USA, 2016) de Nicolas Pesce

the-eyes-of-my-mother-fant

Merecido premio para una elegante obra en lo visual. Una película cruda sobre la maldad desde una perspectiva realista. Un suceso atroz desde dentro. La emparentaría con The with, por esa muestra de horror al margen de la civilización, aunque esta no tiene el elemento sobrenatural.

PREMIO FANTROBIA 2017

Sean Brosnan

Puedes leer aquí nuestra crítica de My father die

ESTRELLA DEL FANTástico  2017

Barbara Crampton

crampton-FANT

Una estrella del género que se ha mostrado cercana y simpática durante su estancia en Bilbao, en la que la hemos visto en varios pases. Es de agradecer esa implicación. En otros certámenes solemos ver el ‘Toma el premio y corre’. Un acierto del festival este galardón. El gran misterio del FANT es resolver como se conserva tan bien Barbara a sus 58 años.

FANT DE HONOR 2017

Pedro Rivero

Terele Páez

También acertados los reconocimientos a Pedro Rivero y Terele Pávez, aunque esta última no pudo recoger el premio en la ceremonia inaugural por encontrarse en Punta Cana.

PREMIO AL MEJOR LARGOMETRAJE DE LA SECCIÓN PANORAMA

“A Floresta Das Almas Perdidas”, (Portugal, 2016) de Jose Pedro Lopes.

•MENCIÓN ESPECIAL: “Therapy” (Francia, 2016) de Nathan Ambrosioni.

PREMIO AL MEJOR CORTOMETRAJE DE LA SECCIÓN PANORAMA

“Einstein Rosen”, (España, 2016) de Olga Osorio.

No hemos podido asistir a la Sección Panorama, pero el agradecimiento slasher que envió Nathan Ambrosioni al FANT ha sido de nota.

PREMIO DEL JURADO AL MEJOR  FALSO TRAILER 

“Fishface”, José Mellinas

fishface-mellinas

1ER PREMIO DEL PÚBLICO AL MEJOR FALSO TRÁILER

“Hugo”, Iker Maguregi

2º PREMIO DEL PÚBLICO AL MEJOR FALSO TRÁILER AUX

“Coleccionista”, Angel Holgado

Merecidísimo Premio del jurado para Fishface de José Mellinas, que como ya hizo en Mermelada (Donde cogía como base la leyenda urbana de Ricky Martin, Sorpresa Sorpresa, el perro y la mermelada) vuelve a tomar la ‘realidad’ como punto de partida. ¿Qué pasaría si el famoso youtuber del ‘caranchoa’ va convirtiéndose poco a poco en una especie marina? Mellinas responde.

palmares-fant

Anuncios

My father die: El salvaje Mississippi

Sean Brosnan, hijo de Pierce Brosnan, ha sido reconocido con el Premio FANTrobia de la 23ª edición del FANT. Se trata de un galardón dirigido a jóvenes promesas del Cine Fantástico y de Terror. Tras ver My father die, su primer largo como director, entendemos los motivos de esta decisión.

¿De qué va? La película cuenta la historia de Asher, un joven sordomudo traumatizado por la muerte de su hermano a manos de su padre. Cuando el parricida abandona prisión, Asher decide que ha llegado el momento de la venganza.

Brosnan deja claro desde la introducción que vamos a ver una cinta potente y sin compasión. Los primeros minutos nos muestran la brutal muerte del hermano, con voz en off y un gran uso del blanco y negro. Una gran intro que nos sirve para adentrarnos en la América profunda y salvaje que Brosnan quiere mostrarnos. Una América a orillas del Mississippi en el que no hay lugar para la piedad.

my-father-die-ivan

La violencia es una constante durante todo el metraje. A Brosnan le ha salido una ópera prima muy tarantiniana, aunque con bastante menos verborrea. En el reparto destaca Gary Stretch, que encarna al despiado padre de familia. El personaje es una nueva visión del Schwarzenegger de la primera entrega de Terminator.

La cruedad del filme está aderezada en todo momento por un acertado uso del humor negro. La excelente fotografía y una acertadísima selección musical consiguen que la película brille formalmente.

my-father-die-nana

No sabemos a ciencia cierta si este My father die tiene doble lectura, pero la película resulta una manera brillante de quitarse esa etiqueta de “hijo de…” que en ocasiones lastra algunas carreras. Aunque el bueno de Pierce figura en los créditos como uno de los productores del filme.

La película ha sido una de las sorpresas de este FANT. Un gran debut en el mundo del largo para Brosnan. Estamos seguros de que tras este debut indie, los grandes estudios llamarán a su puerta.

 

 

The evil within: Resplandor de serie Z

vacometro1

Estábamos en un corrillo hablando sobre el buen nivel del FANT tras la proyección de My father die. Ahora entiendo que ese inocente acto era en realidad una invocación a algo que peor que Satán: The evil within. La película, que comparte nombre con un exitoso videojuego survival horror, es lo peor de lo que llevamos de festival.

¿De qué va? Todo cambia en la vida de Dennis, joven discapacitado mental, cuando su hermano decide llevar a su habitación un espejo. Ese elemento será la entrada a un mundo de pesadillas con consecuencias fatales en la vida real.

The evil within falla en casi todo. Actores de telefilme, un guión descuidado y unos efectos especiales que chirriarían en los 70. Este pretendido homenaje al terror ochentero y a los episodios de Twighlight zone no funciona ni como producto de videoclub. Si hablamos de calidades su lugar de venta sería más bien una gasolinera. Da pena ver a un icono del horror como Michael Berryman (Las colinas tienen ojos, Los renegados del diablo) prestándose a hacer de fantoche para la función. Tampoco funcionan sus guiños, que los hay. El homenaje a la araña de La cosa es como la versión de Nirvana que hizo Ramoncín.

Andrew Getty, director y guionista, no acierta con el tono. La película no asusta, pero tampoco se decanta por la comedia. La mayoría de asesinatos no se nos muestran, por lo que tampoco saciará a amantes del gore. Y como revival acaba siendo víctima de lo que parodia. Uno se pregunta… ¿A qué público va dirigida esta película?

Si la película es mala, peor aún es su mensaje. El joven discapactitado que protagoniza el relato es apedreado en la plaza pública, metafóricamente. 90 minutos de sorna a una enfermedad mental, de insultos innecesarios. Mongolo, retrasado y otros que os sonarán. Estaba convencido que el personaje iba a tener la oportunidad de desquitarse de todos los insultos, que estábamos en realidad ante una crítica a todo esto, pero de eso nada. La visión que se da de este problema mental es sencillamente mezquina.

Si podemos salvar algo de la película salvamos a Dina Meyer, que se conserva tal y como la vimos en Starship Troopers. Y la salvamos porque da pie a decir “Mira, la pelirroja de Starship Troopers está viva”, no porque lo haga bien. Este debut del director y guionista Andrew Getty en el cine no tiene pinta de ser recordado, al menos para bien. En la habitación 237 de El resplandor se proyectaba esta película.

FANT 23: FANT en corto vasco

Tras la inauguración con Pieles, llegó el momento de mostrar el estado del cine vasco de género. El FANT en corto vasco es una gran oportunidad de detectar el talento que viene.

Bestealdetik, de Mar González Ruiz de Larramendi ·

bestealdetik-fant

Empieza como una película de terror en cabaña, pero Bestealdetik es un auténtico poema en imágenes. Más cerca de la lírica que de la prosa. Una gran reflexión sobre el peso del tiempo y el inevitable final. Mikel Laboa remata la jugada.

Decorado, de Alberto Vázquez

decoradocorto

Estuvimos hace unos meses en la Semana de Terror de Donosti. El desatado público del Festival gritaba en alto Decorado en cada una de las películas. Ahora lo entendemos todo. Decorado es ya una obra magna de la animación absurda. Una auténtica joya.

Nunca pasa nada, de Javier Prieto

20170126115222_foto1

Nunca pasa nada recorre la cola del INEM con una técnica de animación cercana a la de Waking life y A Scanner Darkly de Linkater. Corto de tiempos de crisis, de como vemos la vida pasar sin que nada cambie. Mención especial a su potente banda sonora.

Ihesa, de Alejandro Díaz Castaño

ihesa_foto3-600x336

Empieza como terror con invasión casera, pero no nos muestra hasta el final su verdadera naturaleza. Un trabajo que invita a cierta reflexión y con el que no cuesta demasiado empatizar. Que dura es la rutina.

Bright lights, de María Zabala

Bright-Lights

Más que un cortometraje, un buen videoclip para el tema Molly & Pete de Belako. Funciona a nivel estético, pero su guión no está a la altura de las imágenes.

Precious Moments, de Asier Iza

precious-moments-01

El cortometraje de la noche. Comienza con tono cómico en uno de esos picaderos de carretera secundaria, después se pasa al lado inquietante. El resultado final parece cómico, pero pasados unos minutos te das cuenta de que has visto algo terrorífico. Una original vuelta de tuerca al Christine de Stephen king.

Si la oscuridad nos lleva, de Mikel R. Alonso

SI-LA-OSCURIDAD-NOS-LLEVA

Estamos ante un microretrato de asesino comprimido en un ZIP. Su ambientación resulta inquietante. (Muy) Breve, pero intenso.

Villa Mnemósine, de Rubén Salazar

VillaMnemosine

El corto de más presupuesto de la lista (O eso creemos por su diseño de producción). Una interesante idea que llama a la reflexión. Tiene calidad, pero el FANT no era su lugar.

Ulises, de Aitor Gutiérrez

Ulises-kandido-uranga

Una de las sorpresas de la noche. Un hombre llega a un hotel para ser varios hombres. Un interesante juego de rol cómico para un solo jugador. Si habría un premio al Mejor Actor de este FANT en Corto sería sin duda para Kandido Uranga. Sencillamente lo borda. Además, el cortometraje sirve de homenaje a la profesión de actor

Extático, de Azahara Gómez

Exta--tico

Cortometraje en plano tarantiniano sobre dos guardias forestales y un cadáver. Una vez más, homo homini lupus est. La sorpresa no es tal, y la sangre final resulta demasiado artificial.

Jules D., de Norma Vila

Jules-D.

Empieza tan bien que acaba decepcionando al elegir la vía más ‘gótica’ del relato Un canto de amor a Drácula con un gran look y una dirección prometedora. Lástima que el ‘Qué’ no esté a la altura del ‘Cómo’.

 

It Stains the Sands Red: Choni v. Zombie

En apenas quince minutos It Stains the Sands Red consigue follarse de forma salvaje a las cinco películas de la saga Resident Evil. Molly, la gran protagonista de la función, carece del estilo y las artes marciales de Alice, pero va sobrada de algo más importante cuando hablamos de cine zombie, el instinto de supervivencia. ¿Qué un zombie quiere sangre y necesito despistarle? Pues nada, me saco un tampón del coño y ya tengo perrito. Y para satisfacción de los espectadores, no es su único truco.

¿De qué va? Una pareja huye por carretera de un apocalíptico Las Vegas. Tras una breve parada, el vehículo en el que viajan no consigue arrancar. Un zombie se acerca para aprovechar la ocasión.

It stains the sands red (Mancha las arenas rojas, o algo así) es una comedia, un western, una de terror y un drama familiar. Todo al módico precio de una entrada a 2,90€ para el turno de noche del FANT 23. Un buen aporte a un género zombie que, por suerte, siempre consigue encontrar la vuelta de tuerca adecuada.

Molly, interpretada magistralmente por Brittany Allen, está más cerca de Belén Esteban que de Milla Jovovich. Curioso que la última gran heroína del cine zombie lleve plataformas, pantalones de leopardo, un tampax y cocaína. Todo un kit de supervivencia. La actriz supera con nota el desafío de supervivencia zombie en el desierto. Habría que ver cuanto dura Jesús Calleja. Y no nos olvidamos de Juan Riedinger. El actor canadiense interpreta a ‘Polla pequeña’ (cariñosamente Smalls), y no es un indio compañero de ‘Pipa grande’, si no el zombie que persigue incansablemente a la protagonista. ¿La mejor interpretación de un no muerto en la historia del subgénero? Yo diría que sí (Si se os ocurre uno mejor dejar un comentario, please).

It-Stains-The-Sands-Red-zombie

A la película le da además tiempo para darle una buena patada en la boca al machismo, y por ende a los humanos menos evolucionados del género masculino. El filme acierta al comparar a los muertos vivientes con los típicos babosos de discoteca. Y recuerdo que solo hay una amenaza peor que los muertos: Los vivos.

El director Colin Minihan es parte junto a Stuart Ortiz de los autodenominados Vicious Brothers, responsables de Grave Encounters y su secuela. Habrá que seguir la pista a este joven canadiense nacido en 1986. Aún tiene mucho que aportar al cine de terror.

It stains the sands red tiene los elementos suficientes como para ganarse un hueco en la historia del género. Su estética (Heredera de Los renegados del diablo) y ese desierto de Las Vegas lo merecen, y hacen que perdonemos alguna escena de más en su parte final e incluso algún gazapo. Ya sabéis, lo que pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas.