Archivo de la etiqueta: fant en corto vasco

FANT 23: FANT en corto vasco

Tras la inauguración con Pieles, llegó el momento de mostrar el estado del cine vasco de género. El FANT en corto vasco es una gran oportunidad de detectar el talento que viene.

Bestealdetik, de Mar González Ruiz de Larramendi ·

bestealdetik-fant

Empieza como una película de terror en cabaña, pero Bestealdetik es un auténtico poema en imágenes. Más cerca de la lírica que de la prosa. Una gran reflexión sobre el peso del tiempo y el inevitable final. Mikel Laboa remata la jugada.

Decorado, de Alberto Vázquez

decoradocorto

Estuvimos hace unos meses en la Semana de Terror de Donosti. El desatado público del Festival gritaba en alto Decorado en cada una de las películas. Ahora lo entendemos todo. Decorado es ya una obra magna de la animación absurda. Una auténtica joya.

Nunca pasa nada, de Javier Prieto

20170126115222_foto1

Nunca pasa nada recorre la cola del INEM con una técnica de animación cercana a la de Waking life y A Scanner Darkly de Linkater. Corto de tiempos de crisis, de como vemos la vida pasar sin que nada cambie. Mención especial a su potente banda sonora.

Ihesa, de Alejandro Díaz Castaño

ihesa_foto3-600x336

Empieza como terror con invasión casera, pero no nos muestra hasta el final su verdadera naturaleza. Un trabajo que invita a cierta reflexión y con el que no cuesta demasiado empatizar. Que dura es la rutina.

Bright lights, de María Zabala

Bright-Lights

Más que un cortometraje, un buen videoclip para el tema Molly & Pete de Belako. Funciona a nivel estético, pero su guión no está a la altura de las imágenes.

Precious Moments, de Asier Iza

precious-moments-01

El cortometraje de la noche. Comienza con tono cómico en uno de esos picaderos de carretera secundaria, después se pasa al lado inquietante. El resultado final parece cómico, pero pasados unos minutos te das cuenta de que has visto algo terrorífico. Una original vuelta de tuerca al Christine de Stephen king.

Si la oscuridad nos lleva, de Mikel R. Alonso

SI-LA-OSCURIDAD-NOS-LLEVA

Estamos ante un microretrato de asesino comprimido en un ZIP. Su ambientación resulta inquietante. (Muy) Breve, pero intenso.

Villa Mnemósine, de Rubén Salazar

VillaMnemosine

El corto de más presupuesto de la lista (O eso creemos por su diseño de producción). Una interesante idea que llama a la reflexión. Tiene calidad, pero el FANT no era su lugar.

Ulises, de Aitor Gutiérrez

Ulises-kandido-uranga

Una de las sorpresas de la noche. Un hombre llega a un hotel para ser varios hombres. Un interesante juego de rol cómico para un solo jugador. Si habría un premio al Mejor Actor de este FANT en Corto sería sin duda para Kandido Uranga. Sencillamente lo borda. Además, el cortometraje sirve de homenaje a la profesión de actor

Extático, de Azahara Gómez

Exta--tico

Cortometraje en plano tarantiniano sobre dos guardias forestales y un cadáver. Una vez más, homo homini lupus est. La sorpresa no es tal, y la sangre final resulta demasiado artificial.

Jules D., de Norma Vila

Jules-D.

Empieza tan bien que acaba decepcionando al elegir la vía más ‘gótica’ del relato Un canto de amor a Drácula con un gran look y una dirección prometedora. Lástima que el ‘Qué’ no esté a la altura del ‘Cómo’.

 

FANT en Corto Vasco 2016

En las dos últimas ediciones del FANT, el FANT en Corto Vasco había superado a la selección internacional, quizá por eso acudíamos con muchas ganas a esta sesión, pero la verdad es que el resultado fue decepcionante. A la salida del Teatro Campos el comentario generalizado es que este año la selección había quedado floja. Aún así nos llevamos en la memoria un puñado de cortos interesantes, alguno incluso brillante. Os enseñamos nuestro TOP 5 de este año:

5. False Flag, de Asier Urbieta

falseflag-asier-urbieta

False Flag, de Asier Urbieta, es un cortometraje excelentemente rodado que nos habla de la guerra sucia y la manípulación. Fantástico su plano secuencia. Un buen trabajo, que no me parece perfecto por lo directo de su denuncia. Quizá una pizca de sutilidad habría ayudado a crear un trabajo redondo.

4. Fishura, de Yago Mateo

Fishura-yago-mateo

Con su comienzo a lo Amelie y su estilo en blanco y negro he de decir que me temía lo peor. Pero enseguida el humor negro salió al rescate para mostrar que estábamos ante algo diferente. Una pieza divertida e imaginativa sobre otro tipo de pesca. Muy recomendable.

3. Duellum, de Tucker Dávila Wood

duellum-tucker-davila-wood

Duellum comienza de forma similar al brillante corto de espada y brujería El bosque negro de Paul Urkijo, que disfrutamos el pasado año. Y poco más podemos desvelar de este interesante trabajo que plantea una auténtica maniobra de evasión. Una fantasía necesaria en tiempos convulsos.

2. I said I never talk about politics, de Aitor Oñederra

isaid_iwould-rajoy-corto

Reconozco que ya solo usando el tema “Bele beltzak baino ez” de Belako en los créditos iniciales este corto ya me había ganado. El cortometraje de Aitor Oñederra se puede considerar primo-hermano de Dinner for few, el trabajo griego que triunfó el pasado año en el FANT en corto internacional. Una crítica social que utiliza la provocación como vehículo.

1. Cenizo, de Jon Mikel Caballero

cenizo-jon-mikel-caballero

El último corto proyectado no solo fue el mejor de la sesión, también fue uno de los mejores vistos en los últimos tiempos. Cenizo es una muy lucida mezcla entre el cine social y la ciencia ficción de los años 50. Su juego de espejos entre una invasión extraterrestre y un desahucio desde la mirada de una niña es brillante. El cortometraje de Jon Mikel Caballero consigue divertir y conmover. Desde aquí nuestro aplauso.