Archivo de la etiqueta: found footage

Noctem: Araquiel’s Box Project

Noctem es la última aportación española al Found Footage tras La saga REC y La cueva. El FANT 23 recibió a su director Marcos Cabotá y a sus protagonistas, Adrian Lastra y Esteban Piñero ‘Basty’ para hacer el primer pase con público de la película dentro de la Sección Oficial del Festival. Lastra, conocido por Primos o la serie Velvet, explicó que la idea de la película surge de una experiencia paranormal vivida en su casa. A partir de ahí decidieron hacer una película/experimento sobre lo ocurrido.

¿De qué va? Adrian Lastra y Esteban Piñero ‘Basty’ han desaparecido en México. El actor Álex Gonzalez, amigo de Adrian, le pide a un amigo que rescate los videos de sus móviles para clarificar los hechos.

La película comienza bien gracias a la acertada decisión de que los actores no interpreten a personajes, si no que sean ellos mismos con sus nombres reales, recurso que ya hemos visto en otras obras como Juerga hasta el fin. Y no todos son actores. Esteban Piñero ‘Basty’, miembro del grupo musical D’Nash se estrena en el cine con este papel. Según cuenta Cabotá, el reparto tuvo la generosidad de abrir las puertas de su casa y mostrar su intimidad. En el filme aparecen también parejas y amigos de los protagonistas haciendo de si mismos. De este modo, el texto y las situaciones de la película son en parte pura improvisación. En ese entorno ‘natural’ destaca la interpretación de Álex González.

noctem-alexgonzalez

En lo argumental, Noctem encajaría como un guante como uno de los sucesos que recrea cuarto milenio. La amenaza se llama Araquiel, un muy digno representante de las fuerzas del mal. El problema principal reside en que la película se fija demasiado en otros found footage ya conocidos, especialmente El proyecto de la bruja de Blair y Paranormal Activity. Algunas ideas de puesta en escena están sacadas de la obra maestra de Daniel Myrick y Eduardo Sánchez. Por esta razón diría que la película puede ser encajada mucho mejor por espectadores no iniciados en el género.

En la parte técnica hay algunos detalles que se podían haber pulido para hacer un resultado más realista, como las interferencias de los videos y la excesiva iluminación del flash del móvil en las escenas de oscuridad. Demasiado artificiales. Detalles como estos son los que me han impedido tener una experiencia terrorífica. Aunque he de decir que si que ha oído algún grito en la sala durante la proyección.

noctem-fant-cozumel-mexico

En definitiva, estamos ante una cinta sin pretensiones que consigue entretener, pero cuyo resultado es irregular. Algunas ideas funcionan y otras no. Aún así, siempre es bienvenido cualquier nuevo intento en géneros poco transitados por la cinematografía española. Ojalá Noctem funcione.

 

Anuncios

Así en la tierra como en el infierno: La precuela de Ratatouille

Tras el éxito de El proyecto de la bruja de Blair en el año 1999, el género Found Footage (Puedes darle pronunciación francesa si eres un cinéfalo) o Metraje encontrado ha seguido sumando títulos año a año. Tras la española La cueva y The Sacrament, Así en la tierra como en el infierno es el tercer título de este tipo al que me acerco en 2014.

A falta de novedades notables, dos son las características principales que diferencian a esta película del resto del género: Su localización, en París, y la inclusión de la arqueología en la trama, lo que recuerda mucho a Broken Sword: La leyenda de los templarios, aventura gráfica para PC que disfrutamos allá por los 90, y que también tenía lugar en la ciudad de la luz. Más concretamente visitaremos sus impresionantes catacumbas.

broken-sword-paris
Imagen de Broken Sword, un juegazo para la historia

La protagonista es Scarlett (Perdita Weeks), una joven Indiana Jones que dedica su vida a la búsqueda de la Piedra Filosofal, obsesión que llevó a su padre al suicidio. Ella convencerá a una serie de personas para acompañarla en esta búsqueda por los subsuelos de París.

asi-en-la-tierra-como-en-el-infierno-perdita-weeks

asi-en-la-tierra-como-en-el-infierno-paris-mapa

Allí nos encontramos con las primeras incongruencias. Resulta llamativo que a pesar de lo agobiante del escenario los protagonistas ni se inmuten. Ni siquiera uno de los personajes que se negaba a entrar debido a su fobia post-traumática a las cavernas. Nada que ver con lo que vimos hace unos meses en la española La cueva, donde la tensión nacía de la imposibilidad de abandonar tan opresivo entorno. Así en la tierra como en el infierno, en cambio, elige la vía de lo paranormal para asustar.

asi-en-la-tierra-como-en-el-infierno-terror

Superada la hora de metraje el filme se convierte en un auténtico pasaje del terror, que si bien tropieza en los tópicos deja para el recuerdo alguna imagen potente. Termino con la impresión de que el directorJohn Erick Dowdle no acaba de exprimir al máximo el entorno, que sin duda emerge como el gran protagonista. La película habla de La puerta del infierno, pero ¿Sabían los guionistas que no había que bajar al subsuelo parisino para encontrar La puerta del infierno? Es una obra de Rodin que se encuentra en el Museo de Orsay. No estaría mal haberla incluido en la trama.

puerta-del-infierno-rodin-parís
La puerta del Infierno de Rodin, en el Museo de Orsay

En definitiva, estamos ante una película de consumo rápido que consigue entretener y que todo pase en un suspiro, que no es poco. Gustará sobre todo a los seguidores de este subgénero, y a los fans de Disney que quieran ver de donde venían las ratas de Ratatouille.

Lo mejor: París

Lo peor: La impresión de que se podía haber sacado bastante más de las catacumbas parisinas