Archivo de la etiqueta: Leonardo Dicaprio

¿Por qué Leonardo Dicaprio no debe ganar el Oscar?

Tras cuatro nominaciones fallidas, Leonardo DiCaprio, protagonista de Critters III) se convertirá este domingo al fin en un actor Oscarizado, lo cual, lejos de alcanzar la añorada gloria, le convertirá en un actor más.

Desde su tercera nominación sin premio, el actor se ha convertido en un auténtico fenómeno viral que colecciona Memes y Trending Topics en cada ocasión perdida. Cada Oscar perdido solo ha hecho más grande su leyenda. El domingo toda esa leyenda se desvanecerá, y el Oscar le equiparará a otras “figuras” como la también oscarizada Sandra Bullock.

dicaprio-gif-oscar-meme

meme-dicaprio-oscar

meme-dicaprio-oscar-atrapame

Lo bueno es que se acaba así la historia de una obsesión que el actor ha llevado en silencio. En los últimos 15 años DiCaprio solo ha interpretado dos personajes que estarían fuera de la consideración de la academia, el de Origen y el de Red de mentiras. El resto eran papeles minuciosamente seleccionados para alcanzar la preciada estatuilla. Y peor aún, en cada una de las 13 ocasiones ha estado bajo las órdenes de directores consagrados. Ni una sola oportunidad para los nuevos creadores, lo cual creo que es la prueba inequívoca de esta teoría.

La lista de DiCaprio

Gangs of New York (2002)

Atrápame si puedes (2002)

El aviador (2004) Nominado

Diamante de sangre (2006) Nominado

Infiltrados (2006)

Red de mentiras (2008)

Revolutionary road (2008)

Shutter Island (2010)

Origen (2010)

J. Edgar (2011)

Django desencadenado (2012) Nominado

El gran Gatsby (2013)

El lobo de Wall Street (2013) Nominado

El renacido (2015)

Un oscar por compensación

meme-dicaprio-oscar-renacido

Además, el Oscar a DiCaprio por el Glass de El renacido responde al conocido método académico de Oscar por compensación. Un premio por acumulación de méritos en anteriores oportunidades. Algo como completar la cartilla de puntos de la sartén del EROSKI, aunque luego tengas que pagar 8 euros para conseguirla. Nadie puede negar que DiCaprio lo hace bien, pero estamos ante una interpretación física. Todos sabemos que gritar y agonizar no es lo más difícil para un actor. De premiar a alguien habría que premiar al equipo de maquilladores, o como muchos indican, al oso al que se enfrenta el actor. Lo mejor de su interpretación es que es la mejor metáfora de su sacrificio hasta conseguir la ansiada estatuilla.

A partir de la ceremonia esperamos ver más riesgos es la carrera de un actor que va a tiro fijo, todo esto contando  con que el segundo oscar no se convierta en una nueva obsesión.

 

 

 

El renacido: Cine de autor para tontos

vacometro2

El renacido hubiera sido una buena película de acción y supervivencia de no ser por la obsesión de su director, Alejandro González Iñarritu, por intentar hacernos creer con cada decisión que es el mejor director de todos los tiempos. La fotografía de Emmanuel Lubezki, excelsa, no es suficiente para una película con un torpe montaje y un paupérrimo guión. La belleza paisajística nunca es suficiente. El renacido acaba siendo como uno de esos/as  tios/as  buenos/as que cuando habla la caga, y que encima se las dan de listos/as.

El filme cuenta una (nada realista) historia de supervivencia en tiempos de indios y vaqueros. Estamos ante una fantasmada de primera división que hace que la saga Bond a su lado parezca un documental. La escena del oso, aún siendo de lo mejor de la película, no ha podido evitar que buena parte de los espectadores rompiera a reír. Vamos, que está tardando en aparecer la teoría de que este es un realidad un episodio encubierto de la saga Los inmortales.

El renacido jamás hubiera existido sin Terence Malick, director al que Iñárritu pretende imitar con escaso éxito. Hay mucho de El nuevo Mundo o La Delgada Linea Roja en ella, pero el mexicano solo se queda en las imágenes. Eso en el mejor de los casos, en otros acaba recordando accidentalmente a películas más mundanas como Ace Ventura: Operación África o Zombis nazis.

Los personajes son lo más plano que he visto en pantalla en tiempo, todos de brocha (muy) gorda, buenos muy buenos y malos muy malos. Cansino por parte de Iñárritu intentar convencernos en cada escena de lo malo que es el hombre blanco. Lo repite por activa y por pasiva. Además de sacarme de la película esa decisión casi me acaba sacando de quicio. Sangrante el pasaje del hermanamiento entre Glass y el indio. Por momentos la simpleza en el mensaje me ha recordado a Avatar.

El paupérrimo guión incluye algunos recursos directamente sacados del cine de sobremesa, como las ridículas apariciones de la mujer muerta. Da la impresión de que en cualquier momento el Patrick Swayze de Ghost va a sumarse a la función. Lástima que no sea así.

De las interpretaciones poco que decir. Leonardo DiCaprio desarrollando una actuación muy física para la que únicamente ha tenido que ensayar la cara de dolor. El papel de Tom Hardy es el de malo de manual, el que antaño interpretaban los rusos en Hollywood. Por encima de ellos Domhnall Gleeson, interpretando con madurez al Capitán Andrew Henry.

La banda sonora de Carsten Nicolai y Ryuichi Sakamoto es directamente una tomadura de pelo. No por la pobre partitura en si, si no por la chirriante decisión en sala de montaje de repetir los mismos sonido hasta la extenuación. ¡Qué alguien explique como ha sido esta BSO finalista en los Globos de Oro y en los BAFTA!

el-renacido-escena-ataque-indios

Lo único bueno de este renacido son algunos momentos, como el potente inicio y la llegada de las primeras flechas  o el crudo desenlace en la nieve. Chispazos de una colección de escenas pegadas con cola de carpintero. El renacido podía haber sido una gran película de acción, como fue Apocalypto. Flaco favor le hace la megalomanía al cine de Iñárritu. Y aún así… Arrasará en la noche de los Oscar… Faltan huevos para votar a Mad Max: Fury Road, y Spotlight se mete con la iglesia. Veamos si los académicos nos sorprenden.

Lo mejor: La fotografía y la espectacular primera hora.

Lo peor: El guión y su intento continuo de demostrarnos que es algo más que una simple historia de supervivencia. 

La verdad sobre Leonardo Dicaprio

Se han escrito ríos de tinta, bueno, eso era en otro tiempo… Reiniciamos. Se han escrito charcos de tinta sobre la nueva derrota de Leonardo Dicaprio en los Oscar. Pero… ¿Se han analizado todas las oportunidades? ¿Merece Leo el Oscar? Pues esto es lo que vamos a intentar resolver. De momento empezamos diciendo que no hay drama. Kevin O’Connell, técnico de sonido, ha sido nominado nada menos que 20 veces en la categoría sonora, y aún no tiene estatuilla.

Oscars 1994

Nominado a mejor actor secundario

dicaprio llorando en gilbert grape

En 1994 consiguió su primera nominación por hacer de discapactitado psíquico en ¿A quien ama llama Gilbert Grape?, un tipo de papel muy del gusto académico. En ese año competían John Malkovich (En la linea de fuego), Ralph Phiennes (La lista de Schindler), Pete Postlethwaite (En el nombre del padre) y Tommy Lee Jones (El fugitivo).

Ganador: Tommy Lee Jones

Veredicto: Derrota justa.

Dicaprio no tenía un papel lo suficientemente bueno como para llegar y besar la estatuilla, y además participaba en una película menor, ante obras maestras universales como La lista de Schindler o En el nombre del padre.

Hablamos de derrota justa pero no sabemos si de oscar justo, puesto que nuestro favorito, viéndolo con tiempo y distancia era Postlethwaite, el eterno padre de la película de Jim Sheridan. Lee Jones ganó uno de esos oscars que se ganan por personaje carismático, ese perseguidor sin escrúpulos de Harrison Ford en El fugitivo. Aunque hay que decir que Tommy Lee Jones era la película es si misma.

Oscars 2004

Nominado a mejor actor

dicaprio aviador

Competía junto a Johnny Depp (Descubriendo nunca jamás), Clint Eastwood (Million Dollar baby), Jamie Foxx (Ray) y Don Cheadle (Hotel Rwanda)

Ganador: Jamie Foxx

Veredicto: Cómodín del vello público. Voten

Ganó Foxx por su celebrada interpretación de Ray Charless en un biopic menor. Era el gran favorito, pero no el nuestro: Paul Giamatti de Entre Copas, que ni siquiera fue nominado, que hijos de puta. Esto es un poco trampilla, porque a decir verdad vimos a un buen Leo en En El aviador y a un buen Eastwood en Million Dollar baby. Aún así, a nuestro criterio, un Oscar bastante barato.

Oscars 2006

Nominado a mejor actor

dicaprio llorando en diamante de sangre

Un Leo que ya empezaba a tener etiqueta de loser era nominado por Diamante de sangre. Se enfrenta a Forest Whitaker (El último rey de Escocia), Will Smith (En busca de la felicidad), un novato Ryan Gosling (Half Nelson) y un veterano como Peter O’Toole (Venus).

Ganador: Forest Whitaker

Veredicto: Derrota justa

Forrest Whitaker era el gran favorito, y venía de ganarlo todo por su gran interpretación de Juan Carlos I. El “Me llena de orgullo y satisfacción” lo bordó, así que ganó Esta claro que no podemos hablar de temas sin meter paridas imperdonables como la que acabais de leer. Fue un año en el que Will Smith también se quedó a las puertas de una estatuilla de la que nunca estuvo tan cerca. Dicaprio hizo un buen papel en Diamante de sangre, un héroe con reverso tenebroso, pero estaba lejos de nuestro favorito, que no era otro que Ryan Gosling. Los pocos que habeis visto a su profesor de Half Nelson entendereis estas lineas.

Oscars 2013

Nominado a Mejor actor

dicaprio lobo

Esta vez competía con Chiwetel Ojiafor (12 años de esclavitud), Matthew McConaghey (Dallas Buyers Club), Bruce Dern (Nebraska) y Christian Bale (La gran estafa americana)

Ganador: Matthew McAlgoextraño

Veredicto: Derrota justa

Que sí, que nos encantó en el lobo. No era fácil interpretar el papel de turrón navideño. Pero… Los primeros minutos de McConaghey en esa película practicamente le excluyen. Está tan bien Matthew que creemos que de tener más protagonismo hubiera al menos empatado con Leo. En cambio, no vemos que Leonardo sea capaz de interpretar al cowboy enfermo de Dallas Buyers Club. Aunque aún tiene tiempo para demostrar que nos equivocamos.

Nominado a mejor película

Como productor de El lobo de Wall Street, Leo compitió también por esta estatuilla.

Veredicto: Derrota Injusta

El lobo de Wall Street merecía la estatuilla. Lástima que la Academia esté llena de gente del Opus Dei. ¿O eso no existe en USA? En fin, que son unos mojifelinos lo sabe todo Cristo.

Otras películas por las que pudo ser nominado:

J. Edgar: Hacía de Hoover. No es fácil interpretar a un zumo.

Infiltrados: Los secundarios se zampaban una y otra vez a los protagonistas Dicaprio y Damon.

Titanic: Tranquilos, es broma.

Conclusión: Leonardo Dicaprio debería tener un oscar en su casa por producir un películón llamado El lobo de Wall Street. Para el de mejor actor tendrá que seguir rascando.