Archivo de la etiqueta: Oscar Isaac

Ex machina: Misterios de la creación

vacometro4

Siempre se dice que en el cine “cualquier tiempo pasado fue mejor”, que ya no se hacen películas como antes… Y si bien es cierto que algunas filmografías se están estancando (solo hay que ver la cosecha del cine español en lo que va de curso) es una declaración con la que no estoy nada de acuerdo. Prueba de ello es lo que está sucediendo con la ciencia ficción en concreto. A estas alturas de año ya podemos afirmar que dos de las mejores cintas del curso pertenecen a este género: Mad Max: Fury road y la película que nos ocupa: Ex machina.

¿De que va?

ex-machina-oscar-isaac-domhnall-gleeson-casa

Un genio programador multimillonario selecciona a un trabajador de su empresa para poner a prueba su última creación: Un androide con apariencia femenina. El joven elegido llevará a cabo una serie de entrevistas con la máquina para ver si de verdad posee inteligencia artificial.

Si hay un adjetivo perfecto para definir Ex machina ese es “elegante”. Estamos ante una película muy cuidada y con mucho gusto en la puesta en escena. Cuesta creer que este sea el debut del director Alex Garland en el mundo del largometraje. Con poco, un futurista complejo alejado de todo y apenas cuatro personajes ha logrado hacer un peliculón.

ex-machina-protagonista-oscar-isaac

El trio protagonista es todo un acierto. Entre ellos brillla especialmente Oscar Isaac, que encarna a un genio multimillonario opaco, misterioso y de humor cambiante al que cuesta adivinar movimientos. También destaca Alicia Vikander con una interpretación contenida por la frialdad de la máquina, pero con la capacidad de sentir que le aporta la inteligencia artificial. El tercero en discordia en Domhnall Gleeson, que representa la inocencia no exenta de inteligencia.

La película versa sobre los peligros del progreso. Coge temas de la imperecedera Terminator e Inteligencia Artificial, aderezados con un aire indie que la acerca a Her y su discurso. Se habla de Google sin nombrarle expresamente, y de los futuros riesgos que podría plantear esa barra libre a la información (casi) ilimitada.

baile-ex-machina-oscar-isaac

Además nos deja escenas para el recuerdo, como el (impagable) baile de Oscar Isaac y Sonoya Mizuno al ritmo del Get down Saturday Night de Oliver Cheatham. Un sublime What The Fuck.

En definitiva, Ex machina es una película entretenida con mucha materia gris que en todo momento evita el error de ir por el camino fácil. Un título que ya es historia del subgénero Inteligencia Artificial. Habrá que seguir con atención la carrera de Alex Garland. Es dificil empezar mejor.

La última cuestión… ¿Tendrán los Oscars las agallas suficientes como para nominarla? Suponemos que no, pero la película, por calidad, debería estar en la carrera por las estatuillas.

A propósito de Llewyn Davis: Dónde vas triste de ti

Las películas sobre músicos que nos llegan suelen tratar el fulgurante ascenso o la dramática caída de un artista. Los hermanos Coen apuestan en A propósito de Lleywn Davis por un auténtico superviviente del folk.

Searching for a sugar man nos presentó a Rodriguez, una leyenda inconsciente al otro lado del charco. Llewyn Davis es su primo cotidiano, un músico con talento pero sin éxito, ni aquí ni en ultramar. Los coen nos llevan sin abrigo por una gélida atmósfera, a juego con su protagonista, en un viaje a ninguna parte.

Los amantes del folk pueden convertir a esta película en una obra de referencia. Los números musicales no cesan durante todo el metraje, momentos del calor para paliar el frio que desprende la cinta. De todos ellos destacaría el que junta a Oscar Isaac con un inspirado Justin Timbarlake.

oscar-isaac-justin-timberlake-cancion

Pero no solo hay buena música. También se nos habla de independencia creativa. Así es como los Cohen han adquirido el éxito, aunque hayan pasado en ocasiones por películas de apariencia convencional como la floja “Crueldad intolerable” o la olvidable “The Ladykillers”. Apostar por un estilo personal, desde Sangre fácil a Lleywn Davis, es lo que les ha dado un sitio de honor en el cine actual.

Oscar IsaaC encarna a la perfección al músico loser, “el hermano tonto de El rey Midas”, como le describe Carey Mulligan tras afirmar que todo lo que toca lo convierte en mierda. El cast es otro de los aciertos, aunque Mulligan me siga sin aportar nada tras varias películas. Para mí, un icono con pies de barro.

Los otros dos pilares en los que se apoya la cinta, son una gran fotografía, con tonos frios que la acercan al blanco y negro, y un guión que funciona a golpes, que alterna líneas inspiradas con sketches visuales (toda la parte del gato).

Quizá A propósito Lleywn Davis no sea lo mejor de la filmografía Coeniana, pero si otra pieza singular, y con encanto, dentro de una extraordinaria carrera. Con un plus más de ambición, están en disposición de otorgarnos más obras maestras.