Archivo de la etiqueta: premios oscar

Ciencia ficción: el género maldito de los Oscar

Desde la primera edición de la gala de los Oscar, 88 películas han sido galardonadas con la estatuilla a la mejor película. ¿Sabéis que tienen en común? Ninguna de ellas fue de ciencia ficción. Los académicos han convertido al género en parte del decorado cuando la noche se pone seria y comienzan los premios gordos. Detallamos caso a caso este ninguneo histórico.

1968: CASO 2001, UNA ODISEA EN EL ESPACIO

2001-una-odisea-espacio-hal-rojo

Oscar a los mejores efectos visuales. 4 nominaciones, incluyendo Director y Guión

Los efectos especiales de 2001 siguen siendo enormes aún hoy. Tan buenos eran que muchos siguen creyendo hoy que Kubrick dirigió en un plató la llegada del hombre a la luna. Y hasta ahí. Los Oscars ningunearon al filme en un año que ganó Oliver, de Carol Reed. Al menos tuvieron la decencia de nominar a Stan como mejor director, pero tampoco ganó. Demasiada película para la Academia.

1979: CASO ALIEN, EL OCTAVO PASAJERO

alien-escena-tripa

Mejores efectos visuales. Nominada a Mejor dirección artística

La primera obra maestra de Ridley Scott se llevó a casa la merecida estatuilla de efectos especiales, y hasta aquí podemos leer. Ni la película ni la magistral dirección de Scott tuvieron opción a premio. Tampoco el soberbio trabajo de Sigourney Weaver fue nominado. Al menos tuvieron la decencia de nominar a su dirección artística, categoría en la que compitió junto a Star Trek, pero ambas cedieron ante All That Jazz.

La vencedora de la noche fue Kramer contra Kramer, cuyo hueco en la historia del cine es mínimo comparado con los sucesos de la Nostromo. Esos Oscars debieron estar entre Alien y Apocalypse Now. La obra maestra de Coppola si estuvo nominada en las categoríaas principales, pero solo triunfó en fotografía y banda sonora.

La recompensa para Weaver llegaría con Aliens: El regreso, pero en forma de nominación. Ripley mereció mucho más.

1982. CASO BLADE RUNNER Y E.T. EL EXTRATERRESTRE

blade-runner-et

BLADE RUNNER

2 nominaciones al Oscar: Mejor dirección artística, efectos visuales

E.T: EL EXTRATERRESTRE

4 Oscar: Música, Sonido, FX, Efectos sonoros. 9 nom. incluyendo Película

En 1982 se estrenaron dos mitos del cine: E.T. de  Steven Spielberg y Blade Runner, de Ridley Scott, historia del cine. Pero los Oscar decidieron que ese año fuera el de Gandhi, de Richard Attenborough, una buena película, pero a años luz de las anteriormente nombradas.

E.T. se llevó 4 Oscars de los considerados técnicos (Música, Sonido, FX y efectos sonoros) de los 9 a los que aspiraba. Y estuvo presente en las categorías de mejor película y mejor director. Echamos de menos la presencia del propio E.T. como mejor actor de reparto.

Lo verdaderamente sangrante fue que Blade Runner tuviera que conformarse con una presencia testimonial: Nominaciones en dirección artística y efectos visuales. El ninguneo en las categorías principales fue total.

Todo el mundo estará de acuerdo en que el diseño de producción de la película de Scott es sin duda uno de las mejores de la historia. Pues de poco sirvió, otro oscar para Gandhi.

La impresionante banda sonora de Vangelis no estuvo nominada, en una categoría en la que como curiosidad contaremos que si estuvo la de Poltergeist, de Jerry Goldsmith.

1985: CASO REGRESO AL FUTURO

torre-reloj-regreso

 Mejores efectos de sonido. 4 nominaciones

Regreso al Futuro es un icono del cine, pero no por la noche de los Oscar. Consiguió uno testimonial, el de mejores efectos sonoros, pero la película de Zemeckis ni siquiera apareció en las categorías principales. La más prestigiosa la nominación al mejor guión original, en la que cedió ante Único testigo. La triunfadora de la noche fue Memorias de África. Incluso la también Sci-Fi Cocoon ganó más oscars (Mejor actor de reparto y mejores efectos visuales).

1992: CASO TERMINATOR 2

terminator-2-arnie-ciencia-ficcion

4 Oscars: Mejor sonido, efectos de sonido, ef. visuales, maquillaje. 6 nom.

La mejor película de James Cameron obtuvo cuatro oscars, pero todos menores. Lo triste es que La bella y la bestia compitiera por ser la mejor película y Terminator 2 no. En mejor montaje y mejor fotografía cedió ante JFK: Caso abierto, de Oliver Stone. Al menos la triunfadora de esa noche si es historia del cine: El silencio de los corderos.

1993: CASO PARQUE JURÁSICO

tiranosaurio-parque-jurasico

3 Oscars: Mejor sonido, efectos de sonido, efectos visuales.

Parque jurásico se enfrentó a un gran problema en el 1993, competir junto a la película más prestigiosa de Steven Spielberg: La lista de Schindler. Así que mientras la recreación del holocausto se llevó los Oscars serios, Parque Jurásico recibió los técnicos. La echamos en falta especialmente en las categorías de Banda sonora, guión adaptado, dirección y montaje, en las que ni siquiera fue nominada.

1995: CASO 12 MONOS

12-monos-pelicula-pitt-willis

2 nominaciones al Oscar: Mejor actor de reparto (Brad Pitt), vestuario

La mejor película de Terry Gilliam también mereció algo mejor que dos nominaciones en una edición en la que fueron multinominadas Apolo XIII (9 nominaciones) y Babe, el cerdito valiente (7 nominaciones). Director y guión debieron tener opciones importantes en la que fue la noche de Mel Gibson y su Braveheart.

1999: CASO MATRIX

matrix-efectos-especiales-agente-smith

4 Oscars: Mejor montaje, sonido, efectos visuales, efectos sonoros

Matrix está considerada la gran renovadora del género, y también del blockbuster. La película levantó con facilidad cada una de las cuatro estatuillas a las que fue nominada, y la gran pregunta rondó la ceremonia ¿Por qué quedo fuera de las nominaciones principales? Aunque el nivel era alto (American Beauty, El sexto sentido, El dilema, Magnolia o La milla verde) debió tener su hueco, como se lo ha ganado en la historia del cine. Quizá no hubiera podido con American Beauty, la triunfadora, pero debió tener la oportunidad de medirse con ella.

2006: V DE VENDETTA

natalie-portman-lluvia-vendetta

0 NOMINACIONES

V de Vendetta es una de las preferidas del público de la década de los 2000, pero no tuvo la más mínima oportunidad. La interpretación de Hugo Weaving o su guión adaptado debieron ser candidatos. La triunfadora de la noche fue Infiltrados, en una ceremonia en la que El laberinto del Fauno obtuvo tres estatuillas.

2009: CASO AVATAR, DISTRITO 9 Y WATCHMEN

avatar-distrito9-watchmen

Avatar

3 Oscars: fotografía, dirección artística, efectos visuales. 9 nominaciones

Distrito 9

4 nominaciones, incluyendo mejor película

Watchmen

0 nominaciones

Avatar partía como una de las favoritas de la noche, sumando 9 nominaciones, las mismas que En tierra hostil, pero ni la popularidad de la película de Cameron, un auténtico taquillazo, sirvió para competir con la película de su ex mujer, Kathryn Bigelow, que se hizo con los Oscars principales. 6-3 en una ceremonia descafeinada en la que hasta Sandra Bullock se llevó su estatuilla.

En la misma ceremonia tuvo su hueco una de las grandes sorpresas del género en los últimos años, Distrito 9, que si bien no consiguió ningún premio fueron suficientes para alargar la vida comercial de la película. Ya es bastante teniendo en cuenta el estigma de la SCI-FI.

Una que no figuró y echamos en falta fue Watchmen. Cero nominaciones a pesar de gran dirección artística y un gran Jackie Earle Haley, que bien podía haber competido en la categoría de mejor secundario. La dirección de Zack Snyder también mereció un hueco.

2010: CASO ORIGEN

inception-1920-1080-wallpaper

4 Oscars: mejor fotografía, sonido, ef. sonoros y visuales. 8 nominaciones

Además de las categorías técnicas, Origen si estuvo en la lucha de mejor película o mejor guión adaptado, pero la película de Nolan se vio frenada por un telefilme de la tarde de Antena 3: El discurso del rey. Le queda el consuelo de que esta no le superó en Oscars. Empataron a cuatro.

2013: CASO GRAVITY

sandra bullock en gravity

7 Premios Oscar: incluyendo mejor director. 10 nominaciones

No es ningún secreto que Gravity no es una película que despertara nuestra devoción, pero si es la película Sci-fi que más cerca ha estado de arrasar en los Oscar. De hecho arrasó en número, consiguiendo nada menos que 7 estatuillas. Entre ellas las de dirección, fotografía y banda sonora, pero en la madre de todas las categorías, mejor película, cedió ante 12 años de esclavitud. Casi.

2014: INTERESTELLAR

INTERSTELLAR

Oscar: Mejores efectos visuales. 5 nominaciones incl. mejor banda sonora

La de 2014 tampoco fue la noche de Nolan. A pesar de su gran recepción por parte del público, la película se vio relegada a nominaciones menores, y solo logró la estatuilla a los mejores efectos visuales. Ni siquiera su contundente banda sonora tuvo opción. Los académicos debieron perderse en algún agujero de gusano. Era la noche de la sobredimensionada Birdman, que también dejó fuera a títulos de la talla de Whiplash o Boyhood.

2016:  CASO MAD MAX: FURIA EN LA CARRETERA

mad-max-escenas-accion-furia-carretera

6 Premios Oscar: incluyendo mejor montaje. 10 nominaciones

La cuarta entrega de Mad Max volvió a demostrar que la Sci-fi solo tiene opciones en las categorías menores. Hasta 6 Oscars técnicos obtuvo la película de George Miller. La academia la incluyó también en los grandes apartados (Película y director), pero fue mera figurante a pesar de su triunfo en la letra pequeña. El Oscar al mejor director de nuevo para Iñarritu. Robo a Miller.

2017: CASO LA LLEGADA

arrival-la-llegada-nave-espacial

8 nominaciones, incluyendo mejor película y director

Tras leer todo esto… ¿Necesitaís de verdad que os expliquemos lo que va a pasar con La llegada? Otra vez será. De momento ya se han cepillado a Amy Adams en la categoría de mejor actriz, una de las candidatas más potentes.

Anuncios

La La Land (La ciudad de las estrellas): Sistalgia en el musical

vacometro4

Las grandes canciones suelen ser highlights de vida. Romances, desengaños, amistades, rupturas… Damien Chazelle, director de Whiplash, aprovecha una historia de amor en la ciudad de las estrellas para ofrecernos su gran canción cinematográfica. La la land es un clásico instantáneo.

Es normal que La la land sea la predilecta del tío Oscar. No se mete con nadie, salen un par de estrellas emergentes, hace guiños a la época de los grandes estudios, aparece algún afroamericano (Aunque sea de fondo), no hay homosexuales y es para todos los públicos. Le falta alguien con una enfermedad terminal para hacer que los académicos orgasmen (Desconozco la existencia de este verbo). También lo tenía todo para que la odiara, pero me ha ganado completamente. Esto del cine es así.

La película está viviendo un fenómeno similar al que hace unos años vivió The artist. Si la cinta de Michel Hazanavicius era una recuperación de la magia del cine mudo, Chazelle hace lo propio con la época dorada del musical. La diferencia es que este último traslada la acción a un presente onírico.

la-la-land-city-of-stars-mejor-cancion

Emma Stone y Ryan Gosling sacan sobresaliente en química. En especial CJ (Por el tamaño de las cejas postizas que llena la Stone) está de matrícula, en uno de esos papeles que le va como anillo al dedo. Gosling cumple, como siempre, aunque me parece mejor eligiendo papeles que actuando. La gestualidad de la Stone poco tiene que ver con ‘Carapán’ Gosling.

Otro de sus aciertos es que, a pesar de hacer un par de amagos, La la land no empalaga. Es una película de amor*, pero no es El diario de Noah. Su historia amorosa es relativamente creíble. (Alguno estará pensando ahora ¿creible? sobre todo cuando vuelan”).

Además la película recorre algunos temas que van más allá del amor. Uno de ellos está muy presente en el cine y la música: El difícil equilibrio en crear pensando en lo que nos gusta o crear pensando en lo que gusta al público. Entre lo puramente autoral y lo comercial. La la land es un además un gran canto al cine, no solo por sus guiños a Casablanca o Rebelde sin causa, también hace mención a la complicada realidad de las salas, en continua lucha por la supervivencia.

La La Land

Anticipamos que La la land arrasará en los Oscars. Categorías como película, BSO y canción (City of stars) ya son suyas, y seguro que caerán más. La película es una maravilla a nivel musical y puesta en escena, que conquistará sobre todo a los amantes del Jazz. Tras dos títulos enormes habrá que seguir de cerca a Damien Chazelle. En esta línea está llamado a hacer historia.

Y el Oscar a la mejor canción será para…

Amor* (Conclusión en Spoiler)

Durante la mayoría del metraje La la land nos hace creer que habla de amor, pero en su recta final nos damos cuenta de que en realidad es la gran película sobre la ‘nostalgia’, en el amor, el cine y la música.

La llegada: Reivindicando las letras

vacamarketmaszul

El concepto de ‘Primer contacto’ siempre ha seducido a la ficción, sobre todo si se trata de un encuentro entre la humanidad y los extraterrestres. Unas veces somos nosotros los que vamos en su busca, y en otras son ellos los que llegan con desconocidas intenciones. En La llegada, el bando terráqueo juega como local. Pero el ‘Primer contacto’ en su definición exacta habla de “un encuentro entre dos culturas que desconocían su existencia mutua”. Si acudimos a la historia encontraremos varios ‘primeros contactos’ documentados. El más célebre es el de la llegada de Cristobal Colón a América, y como sabéis esa primera página común se escribió con sangre. No es de extrañar que el lenguaje predilecto del cine para solucionar ese choque de culturas sea el bélico, con militares a tutiplén. La llegada realiza una inteligente relectura que coloca a una lingüista al frente de la humanidad. ¿El resultado? Una obra maestra.

Hoy por hoy, su director Denis Villeneuve ya es uno de los grandes del cine. Tras Incendies, Enemy, Prisioneros y Sicario vuelve a superarse con un clásico instantáneo. He leído que en La llegada su cine se acerca más que nunca a Kubrick, pero en este punto he de discrepar. Los referentes de Villenueve los encontramos en cineastas más cercanos. Por un lado vemos al Christopher Nolan de Origen e Interstellar y al Robert Zemeckis de Contact. Por otro, al Terrence Malick de El árbol de la vida. El único nexo con Kubrick es el de la imperecedera 2001: Una odisea en el espacio. Pero a diferencia de aquella, La llegada descubre su enigma, mientras que en la de Kubrick seguiremos sin hacer pie por muchos años que pasen. En eso Villeneuve se parece al cine de Nolan, en el que las cuestiones básicas son resueltas al final de metraje.

arrival-la-llegada-extraterrestres

El diseño de producción es elegante, y una vez más la partitura de Jóhann Jóhannsson (habitual en las películas de Villeneuve) ayuda a crear una atmósfera única. Los actores también rinden a gran altura. Amy Adams hace aún más grande la película. La actriz interpreta a una especialista en lenguaje con un complejo mundo interior. Su formidable actuación se ve bien secundada por Jeremy Renner y la siempre imponente presencia de Forest Whitaker.

Se agradece que la película evite en todo momento cualquier tentación por tomar el camino  fácil, ese sendero que abren las majors para que todo acabe en el género de acción, y por consiguiente en la enésima saga de consumo rápido. Ya deberían saber las grandes compañías de Hollywood que el espectador no es el mismo que en los 90. Desde el Batman de Nolan no basta con entretener, para que una película perdure en taquilla debe tener calidad. Es por esta razón por la que La llegada tendrá un buen paso por los cines, y una larga vida en formato doméstico.

Su mensaje plantea además un debate filosófico importante y una gran reflexión sobre el lenguaje. ¡Ya era hora! Porque hasta ahora en el cine parece que solo los científicos tenían la última palabra. A eso hay que sumarle la lacra que persigue a las carreras de letras en general, siempre denigradas por las más prestigiosas ciencias. Como estudiante de letras puras, de bachiller humanístico y posterior licenciatura en periodismo, esta película me representa.

arrival-la-llegada-nave-espacial

Sin duda estamos ante una de las películas del año. La que va a poner a Denis Villeneuve en el lugar que merece. Ahora solo falta ver cuanta cancha le dan los Oscars. Nominaciones ‘rasca’ seguro, pero ya sabemos lo recelosos que son en la Academia con la ciencia ficción. Eso sí, el lugar en la historia del género ya lo tiene.

 

 

En spoiler (STOP si no has visto la película aún)

El ingenioso final demuestra que La llegada del título poco tiene que ver con la invasión alienígena. Villeneuve cierra el círculo con el alumbramiento de la hija de los protagonistas, la auténtica llegada. Una versión más sencilla que aquel feto que nos mostraba 2001: Una odisea en el espacio.

Tanta inversión armamentística para que salve el mundo una lingüista. El mensaje suena alto y claro: Inviertan más en educación y menos en defensa. Todos saldremos ganando.