Archivo de la etiqueta: Ridley Scott

Blade Runner 2049: El milagro de la creación

vacometro3

En ocasiones el público espera ansioso noticias de secuela. No es el caso que nos ocupa. Hay películas que son material sagrado, y Blade Runner es una de ellas. Por ello, los primeros rumores de secuela de la obra maestra de Ridley Scott no cayeron demasiado bien entre los fans. Más aún cuando el director británico confirmó que no se sentaría de nuevo en la silla, y que esta vez sería solo el productor ejecutivo. Pero un aspecto hizo recobrar las expectativas de cara al filme: La confirmación de Dennis Villeneuve (Incendies, Prisioneros, Sicario, La llegada…) como director.

Y la jugada ha salido razonablemente bien. Sin ser la obra maestra definitiva, Blade Runner 2049 es una digna sucesora de la original. No era fácil mantener la atmósfera de un título único, y Villeneuve lo consigue. Esto es posible gracias a la gran labor que se ha realizado en todos los apartados técnicos y artísticos. Todos los planos están cuidadísimos, y la banda sonora de Hans Zimmer y Benjamin Wallfisch es un Vangelis sin las pasajes de peli porno. Pero la técnica no sirve de nada sin una buena historia, y hay que reconocer que esta continuación la tiene. De hecho, la historia está por encima de sus lineas de guión.

blade-runner-2049-ciudad

Si buscamos parientes cercanos, este Blade Runner está cerca muy cerca de Hijos de los hombres, la historia que Alfonso Cuarón estrenó en 2006 y que planteaba la idea de una sociedad estéril. En el plano artístico, el nuevo Los Angeles recuerda mucho al Japón futurista que vimos en la reciente adaptación de Ghost in the shell, aunque el ritmo de acción de la película de Rupert Sanders poco tiene que ver con la pausa de Villeneuve. Quién espere encontrarse un filme de entretenimiento SCI-FI puede quedarse en casa. También queda confirmado el interés de poner en contacto a creadores y creaciones dentro de la filmografía de Ridley Scott. Si la nueva senda de Alien (Con Prometheus y Covenant) habla de crear una nueva forma de vida biológica, Blade Runner habla de la vida artificial, tema que tampoco esquiva la saga espacial. Esta nueva entrega continúa sembrando la duda ¿Son Alien y Blade Runner partes de un mismo todo? Eldon Tyrell, Weyland, Wallace, David… Son ya demasiados personajes jugando a ser Dios.

Entre los actores, gran trabajo de Ryan Gosling, al que le va como un guante el Blade Runner inexpresivo que interpreta. Posiblemente estemos ante el actor con menos recursos gestuales de todo Hollywood, y lo que normalmente le lastra, en esta ocasión es lo que le hace bueno. También destaca la inquietante presencia de Jared Leto, con un interesante y misterioso personaje secundario.

blade-runner-2049-desierto

Pero no todo son virtudes en este regreso. El principal problema de esta nueva Blade Runner reside en su nudo, lugar donde la trama pasea sin avanzar. Con el telón bajado uno se da cuenta de que los 117 minutos de la primera entrega hubieran sido más que suficientes. Aunque la última hora es excepcional, 163 minutos son demasiados. El otro gran error no está en la película, si no en una decisión de marketing completamente desacertada. Rick Deckard, el mítico personaje interpretó Harrison Ford, aparece en el trailer, poster y en la gran mayoría de actos promocionales del filme, pero su personaje no aparece hasta el último cuarto del filme. ¿No se podía haber guardado ese elemento sorpresa? La experiencia hubiera elevado la película un peldaño mas. Lástima que al ver el cartel todos estemos en el cine pensado “¿Y éste cuando sale?”

En definitiva, estamos ante un regreso que ha merecido la pena. Y tengo la sensación de que Blade Runner 2049 puede ganar en posteriores visionados. Ahora solo queda la duda de si volveremos a visitar la tierra de los replicantes en años posteriores. Nada descartable visto lo visto. Si es así, volveremos a las salas.

 

Anuncios

Alien Covenant: Apocalipsis antes del Génesis

Pocas películas han despertado en los últimos años tantas filias y fobias como Prometheus. A mi personalmente me encantó el regreso de Ridley Scott al universo del xenomorfo. Prometheus no solo mostraba ese miedo a lo desconocido tan de la saga Alien. Se atrevía con una vuelta de tuerca que ponía en contacto al ser humano con sus creadores.

Revisionando Prometheus esta semana me di cuenta de la verdadera cuestión que abarcaba la película: El inevitable choque entre el creador y su creación. Pusimos el foco en los seres humanos y los misteriosos arquitectos, pero descuidamos que David, el sintético que interpreta Michael Fassbender, era también una creación, en este caso humana. Precisamente en ese punto empieza Alien: Covenant, con una conversación en flashback entre Peter Weyland (Creador) y David (Creación).

Los que esperaban un falso remake del Alien original, al estilo de Jurassic World o El despertar de la fuerza, pueden estar tranquilos. Hay más elementos de Alien: El octavo pasajero que en su predecesora, pero podemos decir que Covenant tiene un 50% de Alien y otro 50% de la metafísica de Prometheus. Los primeros acordes de la banda sonora de Jed Kurzel evocan a la partitura que Jerry Goldsmith compuso en 1979. El espíritu inicial está de vuelta, pero a diferencia del clásico, hay algo más que ‘La mujer y el monstruo’.

Alien-Covenant-espalda

Estamos ante una película ciertamente irregular. Empieza bien, pero Scott se toma su tiempo en el nudo para subrayar algunas lineas. Sin desvelar nada, diré que sobra alguna clase de flauta que otra en la parte central. Quizá el mayor problema de Covenant es que Scott ha cedido ante los que pedían más criaturas que en Prometheus. Si por algo se ha caracterizado la saga es por esa sensación de no saber por donde te va a aparecer el xenomorfo. Si viene de arriba, de abajo, de dentro, de fuera… En ese sentido Scott peca de querer contentar a los fans, o al estudio, y mostrar demasiado al bicho. Aunque hay que reconocer que los highlights de la saga no fallan.

Por suerte, Scott lo compensa con un gran prólogo, un intenso climax y un gran cierre. Al final la película pasa volando. Tenía muchas dudas con la elección de Katherine Waterston en el papel protagonista, la nueva ‘Ripley’, que toma el relevo de personajes femeninos fuertes que ya encarnaron en la saga Sigourney Weaver y Noomi Rapace. Pero la protagonista de Animales Fantásticos y Donde encontrarlos demuestra estar a la altura de las circunstancias. Aunque una vez más, el gran protagonista acaba siendo un Michael Fassbender que se come la pantalla.

_DSC7134.ARW

Intuímos que a Covenant no le vendrá mal un futuro revisonado, porque la película está plagada de referencias. La biblia, El paraíso perdido de Milton, Lord Byron, el mito de Prometeo, Frankenstein (Cuyo nombre original era Frankenstein o el moderno Prometeo), el soneto soneto Ozymandias de Percy Bysshe Shelley, Richard Wagner… Claves que esconden otras claves. Claves que conectan con algunos misterios sin resolver. Un ejemplo, ¿Sabías que Lord Byron murió desangrado a causa de las sanguijuelas que le pusieron alrededor del cuerpo para curar una fiebre? Nada es casual. Y esto ya es mucho más de lo que ofrece cualquier blockbuster. En ese sentido, Scott demuestra que sigue siendo un autor.

alien-covenant-katherine-waterston-danny-mcbride

Al acabar la película uno se queda con ganas de más, y eso siempre es una gran señal. Cruzamos los dedos para que la película funcione en la taquilla americana y podamos tener universo Alien para rato.

Las 17 películas más esperadas de 2017

2017 puede se presenta como un año suicida. Ridley Scott y Danny Boyle vuelven a sus obras maestras, Christopher Nolan se va a la guerra, resucitan los Power Rangers, regresa el payaso más celebré del cine… ¿De verdad saldrá bien todo esto? Éste es el cine que viene:

LA LA LAND, LA CIUDAD DE LAS ESTRELLAS (13 DE ENERO)

la-ciudad-de-las-estrellas

Si no hay sorpresas, La la land arrasará en la próxima edición de los Oscar. Tampoco es que sea una gran garantía esta afirmación. Lo que nos da cierta esperanza es que tras la cámara está Damien Chazelle, director de Whiplash, una de las grandes sorpresas de la pasada temporada.

MÚLTIPLE (27 DE ENERO)

Tras encadenar varios bodrios consecutivos, M. Night Shyamalan recuperó sensaciones con La Visita. Múltiple promete continuar esa senda con la historia de un psicópata con un trastorno de personalidad. James McAvoy nos ofrecerá una de las interpretaciones más desatadas de los últimos años.

 T2: TRAINSPOTTING (3 DE MARZO)

trainspotting-nuevo-poster

En marzo llega el primer revival gordo de la temporada. Danny Boyle vuelve a dirigir en la secuela al elenco de la película original, que promete actualizar su discurso y otra banda sonora de escándalo. Un título que llevamos veinte años esperando.

CRUDO (17 DE MARZO)

crudo-pelicula-poster

Cinta de horror canibal que se alzó con tres premios en Sitges y el de la FIPRESCI en Cannes. Ya tenemos mesa en el restaurante para degustar este gore de autor.

EL BAR (24 DE MARZO)

De la Iglesia traslada su locura habitual al interior de un bar. Fuera alguien acaba de recibir un disparo en la cabeza. La trama promete. En el reparto habituales del director como Terele Pávez y Mario Casas, a los que se unen nombres como Carmen Machi o José Sacristán.

LA CURA DEL BIENESTAR (24 DE MARZO)

No es que seamos muy de Gore Verbinski (Piratas del Caribe: La maldición de la Perla negra), pero el trailer de su última película ha despertado nuestro interés. Su trama enfermiza de turbio hospital puede ser uno de los grandes entretenimientos del año.

GHOST IN THE SHELL (31 DE MARZO)

Junto con Akira, posiblemente Ghost in the Shell  sea el más celebre manga Sci-fi. Scarlett Johansson y su impresionante primer trailer nos han dado esperanzas en su paso a la acción real. Ojo a la dirección artística.

LIFE (VIDA) (7 DE ABRIL)

Que le vamos a hacer, nos encantan las aventuras espaciales. En esta ocasión Jake Gyllenhaal, Rebecca Ferguson y Ryan Reynolds lideran una expedición que, como no, se verá en problemas. El trailer recuerda a Alien.

POWER RANGERS (12 DE ABRIL)

La mítica saga televisiva da el salto al cine para competir con Transformers. Siempre he sido muy de los Power Rangers, para que disimularlo. En esta ocasión se ha optado por una trama muy similar a la que vimos en el mockumentary Chronicle. Todo lo que pase del aprobado será una victoria.

GUARDIANES DE LA GALAXIA VOL. 2 (28 DE ABRIL)

guardianes-de-la-galaxia-volumen-2

La gran Space Opera Marveliana regresa este año. No será fácil estar a la altura tras el notable primer episodio. Si mantiene el tipo quizá estemos ante la Star Wars de esta generación.

ALIEN: COVENANT (19 DE MAYO)

En esta página somos muy de Prometheus. Los trailers dejan ver que esta vez estaremos más cerca de Alien que de la película protagonizada por Noomi Rapace. ¿Tendrán respuesta las preguntas que despertó la primera entrega? ¿Estamos ante una precuela directa de Alien a lo Rogue one? Sea lo que sea tenemos ganas de ver xenomorfos.

DUNKERQUE (21 DE JULIO)

Vuelve Christopher Nolan, y eso ya debería ser suficiente para llenar salas de medio mundo. En esta ocasión aparca la ciencia ficción para darnos su visión de uno de los episodios más importantes de la Segunda Guerra Mundial. ¿Volverá a triunfar?

LA TORRE OSCURA (4 DE AGOSTO)

la-torre-oscura

Dos pesos pesado, Idris Elba y Matthew McConaughey se han puesto a las órdenes del director danés Nikolaj Arcel para adaptar la célebre saga literaria de Stephen King. De momento no hemos visto demasiadas imágenes del proyecto, pero a priori puede salir bien.

 IT (ESO) (8 DE SEPTIEMBRE)

it-eso-2017

El payaso más célebre del cine de terror volverá a la vida en dos partes. La primera entrega de la nueva adaptación llegará después de verano. Una pena que Cary Joji Fukunaga (True detective) se cayese del proyecto. El argentino Andrés Muschietti intentará estrenar una película al nivel del libro de Stephen King.

BLADE RUNNER 2049 (6 DE OCTUBRE)

Estaríamos maldiciendo esta película de no ser por contar con Dennis Villeneuve en la dirección. El director de Incendies, La llegada, Sicario y Prisioneros nos hace soñar con una secuela la mitad de buena que su predecesora. Con eso nos bastaría.

THOR: RAGNAROK (27 DE OCTUBRE)

thor-ragnarok

Marvel sigue acertando en cada nuevo estreno. Tras un flojo inicio de saga y un buen segundo capítulo, Thor debe explotar a la tercera. Para ello ya se nos ha asegurado la presencia de Hulk.

STAR WARS: EPISODIO VIII (15 DE DICIEMBRE)

star-wars-episodio-8

Rian Johnson, director de Brick y Looper, intentará que la franquicia galáctica siga haciendo historia. El episodio VII dejó buenas sensaciones, pero ahora toca llevar a la saga a otro nivel. Crucemos los dedos.

Marte (The Martian): Matt nos ahorra el Dramon

vacometro4

¡Al fin una película de supervivencia en la que el espectador no sufre hasta vomitar sangre! Esa es mi primera reflexión tras salir del cine de ver Marte (The Martian), todo un acierto de Ridley Scott. Este tipo de cine suele basarse en que el espectador las pase putas. Por suerte, The Martian apuesta por la diversión sin complejos, entretenimiento además de primera calidad.

The Martian nos cuenta la historia de Mark Watney, un astronauta especializado en botánica que es dado por muerto erroneamente en el planeta rojo. Watney se las apañará para sobrevivir convirtiendose en un auténtico Juan Palomo espacial mientras en la tierra se estudia la posibilidad de traerle de vuelta.

jessica-chastain-nasa-marte-capitan

Las dos horas y media que dura la película pasan como un suspiro. Todo encaja, desde la acertada fotografía marciana al ágil trabajo en la sala de montaje, amenizado por una banda sonora repleta de éxitos de la música disco. Otro tanto más a favor, cuando lo obvio hubiera sido añadir una partitura tensionista del palo “vamos a vomir todos”.

Muchos hijos del cine de autor acusan a The Martian de ser un producto, condición que la película asume sin ningún tipo de complejo. En la época de la trascendencia, Marte se quita peso para que disfrutemos del “Qué”, y el “qué” es mucho “qué”. El uso del humor también funciona.

marte-fotografia-matt-damon

Hay que aplaudir el gran trabajo de Matt Damon, que triunfa en un papel  sobre el que recae la posibilidad de éxito de la película. Damon está mejor que nunca. Ni desatado ni comedido. Una interpretación que se apoya en el vitalismo apartando el drama. A mi juicio merece como mínimo una nominación al oscar, aunque seguramente la vena comercial de la película le aleje de la carrera por la estatuilla. En realidad todo el casting resulta encantador, desde la Chastain a Ejiofor. Lo cual nos ayuda aún más a empatizar con la película.

Cierto es que la personalidad de Ridley Scott está menos marcada en esta cinta que en trabajos como la reciente Exodus o en Prometheus, lo que tratándose de una adaptación literaria hay que tomarlo como algo positivo. Recordaremos Marte como la mejor película sobre el planeta rojo hasta la fecha. Una cinta de aventura con vocación de clásico.

Exodus (Dioses y reyes): El que la hace la plaga

A estas alturas de la película Ridley Scott ya debería ser reconocido como uno de los mejores directores de todos los tiempos. Parece que hay algunos que están esperando a que estire la pata para reconocer toda su grandeza. Los haters direis que este tipo hizo La teniente O’Neill, o Un buen año, pero son tan grandes los aciertos que Ridley se puede tomar estas licencias. No olvidemos que hablamos del director de Alien, El Octavo pasajero y Blade Runner, dos de las mejores películas de la historia del cine. Si sus obras maestras no son suficientes en su filmografía también encontramos Gladiator, Thelma & Louise, Prometheus, Hannibal, Black Rain, American Gangster o la infravalorada El reino de los cielos (ver su versión del director para entender esta afirmación). Casi nada.

Tras este alegato hablemos de Exodus (Dioses y reyes). La película adapta el segundo libro del Antiguo Testamento al estilo Scott. La verdad es que a pesar de haber estudiado en un colegio de monjas no recordaba bien el pasaje del Éxodo, lo que creo que ha jugado a favor de la película. Tampoco recuerdo bien Los diez mandamientos, película que me apasioaba de pequeño, pero que vería por última vez con unos 12 años.

exodus-dioses-y-reyes-christian-bale-joel-edgerton

En el apartado técnico, Exodus es una película fascinante. El diseño de producción, la fotografía y la banda sonora, obra de Alberto Iglesias, son poderosas. Ayudan las localizaciones (Fuerteventura en buena parte) y unos cuidados FX que siempre suman. Estamos ante una megaconstrucción cinematográfica.

Pero que Scott triunfe en lo técnico era algo de esperar. Lo que me ha convencido en Exodus es el discurso, a nivel político y teológico. En lo político vemos la dureza del látigo del faraón, el poder de una dictadura que machacaba esclavos para levantar monumentos. También veremos el destierro, y en todo ese proceso es imposible que no aparezcan en nuestras cabezas Israel y Palestina.

Más interesante aún me ha resultado la parte religiosa, en la que vemos la ira de Dios, su brutalidad. En sus discursos con Moisés le vemos encarnado en la figura de un niño, un niño despiadado que ejecutará a su manera el concepto de justicia divina. Tampoco en La Biblia los buenos eran tan buenos.

exodus-dioses-y-reyes-cocodrilos

exodus-dioses-y-reyes-diez-plagas

La figura de Moisés se ve engrandecida por Christian Bale, un actor que es un seguro de vida, la encarnación actual que Hollywood utiliza para el héroe, ya sea superheroica o bíblica. Además se plantea sobre el personaje una curiosa sombra de la duda. ¿Estamos ante un tipo que tenía linea directa con Dios o era Moisés simplemente un esquizofrénico? Saquen sus propias conclusiones.

En el apartado secundario encontramos a John Turturro, que realiza una curiosa interpretación faraónica y a María Valverde, que encarna a Séfora. Está irreconocible en el look, tanto que no he visto hasta los créditos que se trataba de María Valverde. Joel Edgerton cumplé interpretando a una versión muy choni de Ramsés. Ben Kingsley hace un remember de su interpretación de Gandhi en versión ZIP.  Eso sí, la presencia de Sigourney Weaver es un tremendo y épico WTF. 3 apariciones sin gesticular y un par de frases ¿De verdad tenía que ser la Weaver y no una canaria?

exodus-be-kingsley-gandhi

La cinta tiene varios peros, y el principal en su duración, dos horas y media nada menos. Su segundo cuarto es sin duda el menos afortunado y el que hará que muchos espectadores se queden en el camino. Si sobrevives a eso llegarás al final, porque de las diez plagas hasta el final la película va a toda pastilla, pero claro, Scott echa un ancla que en ese segundo cuarto puede pesar demasiado. El desenlace tiene como recompensa un cruce entre Deep Impact y Twister, así que merece la pena. Cine de Semana Santa, pero no exento de adrenalina.

Lo mejor: Las diez plagas de Egipto.

Lo peor: A Scott se le cala la película en el segundo cuarto.

 

El Consejero: La avaricia y sus consecuencias

Michael Fassbender, Cameron Diaz, Javier Bardem, Penélope Cruz y Brad Pitt a las órdenes de Ridley Scott con un guión original del escritor Cormac McCarthy. La base de El consejero era espectacular. De vez en cuando Hollywood nos ofrece una de estas películas del género Constelación de estrellas, películas que rara vez funcionan. El consejero no es una excepción. Ya me duele decir esto, porque la película tiene un gran look, pero claro, para hacer un buen regalo no basta con un buen papel de regalo.

El viaje que propone Scott llevará a un abogado a inmiscuirse (Fassbender) en asuntos turbios. Un descenso a los infiernos por elección personal con compañías nada recomendables.

Uno de los grandes fallos de la película es la impaciencia. Nos quiere colar diálogos magistrales desde el primer minuto de película, pero eso no puede hacerse dejando al espectador fuera de juego, necesitamos motivos. El filme echa de menos una buena premisa, una buena base que haga que esas conversaciones, brillantes por momentos, no lleguen a nosotros como palabras vacías. Falta un “que” potente que le de sentido a esas grandilocuentes conversaciones. En este sentido estamos ante una película tremendamente teatralizada.

el-consejero-camisa-javier-bardem

Lo más interesante es sin duda el duelo interpretativo, del que solo sale victoriosa una inmensa Cameron Díaz, de largo lo mejor de la película. Erotismo al servicio de la inteligencia. Consigue que el resto del reparto baile a su son. A Fassbender no le acaba de sentar bien el traje de “víctima”. Como en No es país para viejos, al personaje de Javier Bardem lo recordaremos solo por las pintas. Penélope Cruz interpreta a un florero, y ni en esas cumple, pero quizá el peor parado sea Brad Pitt, un cowboy con pinta de chuloputas del que no no me he creído absolutamente nada. Su caracterización está más cercana a un imitador de Elvis que al tiburón que pretende ser.

No diré que estamos ante un bodrio, porque El consejero aporta hermosas imágenes y contiene una escena de sexo al estilo Cronenberg de Crash que puede dejar satisfechos algunos paladares. Se puede hablar de pelicula fallida, puesto que Scott parece creer que hace una obra maestra, y esa ambición en un veterano merece un aplauso. Es un filme ideal, por ejemplo, para crear debate en una clase de filosofía.

Cameron Díaz en las Bardenas reales

cameron-diaz-bardenas-realesç

el-consejero-bardenas-reales

Una de las primeras escenas, en la que Bardem y Díaz ven cazar a sus leopardos, está rodada en Navarra, concretamente en el Parque Natural de las Bardenas Reales. Alex De la Iglesia ya utilizó este escenario semidesértico para dar vida al Planeta Asturias de Acción Mutante.

accion-mutante-bardenas-reales

También Terry Gilliam pensó allí parte de su frustrada El hombre que mató a  Don Quijote, que podemos ver en el documental su rodaje Lost in La Mancha.

don-quijote-bardenas-reales

El mundo nunca es suficiente o Airbag, el clásico de Juanma Bajo Ulloa, también pisaron las Bardenas reales.

 

Legend, el montaje del director: Muerte de un unicornio

Me resultaba imposible no sentir curiosidad por Legend, la película de fantasía que el señor Ridley Scott dirigió tras dos obras maestras incontestables del cine: Alien, el octavo pasajero y Blade Runner. Hoy ha sido el día en el que he decidido verla. Error fatal.
Los primeros minutos son misteriosos. Se nos presenta a un primo critter de Pinocho recibiendo un encargo del señor de la oscuridad: Cargarse a un par de unicornios. Tras esa introducción, Scott nos traslada a un mundo de fantasía plagado de flores, un paraíso, excepto para los que como yo sois alérgicos al polen. Y en ese contexto conocemos a los protagonistas, una princesa cursi (Mia Sara) y Tom Cruise, que a pesar de su juventud en esta película está más mayor que en Al filo del mañana. Se ve que duerme en una lata de conservas.
El resto es un auténtico tripi. Unicornios magreándose, chirriantes hadas, cantos que incitan al sueño, insoportables gnomos, noñería desatada, uso y abuso del slow motion, vergüenza ajena… Tuve que parar la película varias veces para ir al WC a vomitar un arco iris. A mi que no me muestren unicornios en el cine si no el para meterle el cuerno por el culo a alguien (véase The cabin in the Woods).

unicornio-flores-legend-2

Se ve que Scott intentó hacer la mejor película de fantasía familiar de todos los tiempos, pero olvidó apoyarse en un buen guión. Puso la fuerza en el preciosismo, y dejó de lado la coherencia. En ocasiones parece una película conceptual. Uno de sus problemas es la trama romántica. Siempre tiene que haber una fase previa que justifique el amor para poder empatizar. No existe en el caso del joven Jack y la princesa, por lo que todo queda extremadamente forzado. El diablo que encarna Tim Curry tiene una gran fuerza en pantalla, pero tarda 75 minutos de metraje en aparecer, cuando ya es demasiado tarde. Sin duda es el icono de la película, lástima que se quede más en un “lo que pudo ser”. Aun así el diseño de personaje es excelente, un símbolo heavy que más de uno tiene tatuado en el cuerpo.
La dirección artística bebe de la adulta Excalibur, que John Boorman dirigió en 1981. Como en ella, todos los elementos de la escena brillan (en sentido literal), pero el resultado está a años luz de la excelente película de Boorman. Tampoco ayuda la partitura de Jerry Goldsmith, que carece de la grandeza de otras bandas sonoras del género, como la de Willow, de la que hablaremos en próximos artículos.

tom-cruise-legend

Me queda la duda de saber si hice bien en decantarme por el montaje del director, que cuenta con 25 minutos más que la original (115 frente a 90), que puedo intuir que son 25 minutos más de aburrimiento. El motivo de elegir el montaje de Scott fue haber visto su edición de El reino de los cielos, muy superior a la versión que se estrenó en salas comerciales. Me da a mí que este no es el caso, porque me cuesta creer que la versión europea puede ser peor. Nos queda saber que se le pasó por la cabeza al amigo Ridley para pasar de Alien y Blade runner a este bodrio que no salva ni un domingo tarde. Quizá al séptimo día simplemente descansó.