Archivo de la etiqueta: terror

De poel (The Pool): Sirenas de agua dulce

vacometro3

Un matrimonio con dos hijos y un amigo de la pareja con una hija deciden pasar unos días de vacaciones acampando junto a un estanque. Las tensiones entre los campistas no tardarán en aflorar, y lo que parecían unos días idílicos de campamento se convertirán en una carnicería. Este es el argumento de la holandesa De Poel (The pool), la primera película de Chris W. Mitchell, que el propio director presentó en el FANT 21.

the-pool-chica-de-poel

Hay un lago, pero la película tiene bastante más que ver con El resplandor que con el Jason Voorhees cazacampistas de Crystal Lake. Dicho lago parece poseer a algunos personajes, personajes en los que la tensión ya venía de antes, por lo que no sabemos hasta que punto es un acierto la inclusión del elemento sobrenatural. Tengo la impresión de que la sangre iba a llegar al lago de todos modos.

the-pool-de-poel-estanque

the-pool-da-poel-camping

De Poel se sigue con interés, y poco más. Es disfrutable en su vertiente más retorcida, pero el guión es de hoja caduca, por lo que no va a durar muchos días en mi conciencia. Tampoco me atrevo a decir que sea una mala película, pero digamos que su historia de fantasía degrada lo que se había logrado tirando unicamente de rencillas familiares. El resultado final es un modesto cuento de horror campestre.

Lo mejor: Entretenida, rápida y ligera.

Lo peor: Toda su parte de fantasía.

Ich seh, Ich seh (Goodnight Mommy): Los gemelos golpean dos veces

Tres actores y una casa, ese es el pilar en el que sustenta la austriaca Ich seh, Ich seh, con título inglés Goodnight Mommy, una de las mejores películas que ha pasado por la sección oficial del FANT en su 21ª edición.

La historia nos presenta a dos infantes gemelos, que viven con su madre en una viviendo de lujo. Los niños perderán toda la dulzura propia de su temprana edad cuando empiezan a sospechar que alguien está suplantando a su progenitora. A partir de ahí asistiremos a una versión mini de Funny Games. Si La Voz o Master Chef tienen su versión kids… ¿Por qué no iba a tener una alternativa infantil el clasicazo de Haneke?

madre-niños-goodnight-mommy

Este MiniMisery también presenta algunas trampas argumentales, que pronto descubrí gracias a la astucia de mi colega del blog Sesión cinéfila. A pesar de destapar pronto uno de los secretos que guarda la película, seguí con interés todo el desarrollo, y disfruté con los juegos de estos pequeños satanases. Los gritos de estupor del personal ante algunas de las prácticas de estos encantadores niños me hizo ver que toda la sala estaba muy metida en esa casa, lo que considero todo un mérito.

final-goodnight-mommy

Dicen que es dificil trabajar con niños, pero lo que consiguen los directores Severin Fiala y Veronika Franz es simplemente extraordinario. Han sacado oro puro de los dos ñiños de la película, los gemelos Elias y Lukas Schwarz, que están sublimes.

La película cuenta además con una gran realización. Todo avanza despacio, pero con gran intensidad, como una canción de doom metal. Quizá lo peor de la misma sea un desenlace que ya hemos visto en alguna que otra película, que no nombraré para no dar pistas. Por suerte, en lo formal la cinta cuenta con un plano final que me ha parecido antológico. Y ojo a la escena que patrocina Loctite, crudísima y estupendamente filmada. El sufrimiento está asegurado.

Lo mejor: Los jóvenes intérpretes.

Lo peor: Este terreno argumental ya lo pisaron otros antes.

The drownsman: Ahogarse en un charco

Mucho ha llovido desde que Se lo que hicisteis el último verano aprovechara el empujón de Scream para devolver el éxito en taquilla al slasher sobrenatural norteamericano. El renacimiento del terror adolescente fue fugaz, y desde entonces pocos productos de estas características se han ganado el favor del público. The drownsman es una muestra más de agotamiento, una película que ni siquiera es capaz de explotar sus virtudes.

La película, dirigida por Chad Archibald, está protagonizada por cinco amigas, que esteticamente podrían ser perfectamente las spice girls, pero que son más sosas que Ben Affleck. Una de ellas se tropieza con una botella de birra durante una fiesta y cae a un pantano. A partir de ahí, empezará a experimentar una potente hidrofobia con psicokiller incluido. Un psicokiller que aprovechará cada charco para estirar los brazos e intentar acabar con el quinteto femenino.

the-drownsman-final

the-drownsman-bañera-ataque

Con este argumento quizá no podíamos esperar una gran película, pero si una cinta enormemente divertida. Pues ni lo uno ni lo otro. Quedaba por ver si al menos ibamos a ver muertes disfrutables, pero tampoco hubo suerte en esa cuestión. Y eso que ese escenario de bañera y cloaca en la que se mueve el drownsman daba muchísimo juego.

the-drownsman-monstruo

the-drownsman-fant

the-drownsman-fant21

De lo poco que podemos agradecerle a película es de ir al grano desde el minuto uno y que su ligereza hace que resulte entretenida. Entre las influencias es notable la de Pesadilla en Elm Street. Si en el clásico de Craven la consigna era “no dormir” en esta es “No te acerques a un charco, fregadera, vaso de agua…”. Eso si, la figura de este psicokiller va más con Jason o Leatherface que con la de psicokiller colega de sagas como Elm Street o Muñeco diabólico. Por el camino encontramos guiños a Jóvenes y brujas e incluso a Star Wars.

En definitiva, una película que durará poco en mi disco duro mental, y que quizá en una tarde de domingo en la que el mando de la tele anda sin pilas y te da pereza bajar a comprar unas a los chinos, puede colar.

Lo mejor: Su poster

the-drownsman-cartel

Lo peor: Sosa en todos los aspectos

FANT2FUN 2015: Wyrmwood y Hunger Z. Como entrenar a tus Zombis

Tras la sesión TROMA del pasado año, asistimos a un nuevo saturday night de FANT2FUN, cita obligada para todo fan de la serie Z. Los protagonistas de este año son los zombies, que tras convertirse en fenómeno gracias a productos como The walking dead o Guerra mundial Z van volviendo poco a poco al fondo del armario, a ser algo minoritario. Pero para los que ya seguíamos las andanzas de George A. Romero o acudíamos al videoclub a alquilar algún título que llevara la palabra zombi (Zombi, Mondo zombi, Mortal Zombi, Yo anduve con un Zombi…) los muertos vivientes siempre estaron y estarán.

Wyrmwood: Como entrenar a tu zombi

wyrmwood-indie-zombi-mad-max

Comenzó la noche con la proyección de Wyrmwood. Que en Oceania saben de zombis lo sabíamos desde que a Peter Jackson se le ocurrió hacer la gran obra maestra del fun gore: la neozelandesa Braindead, tu madre se ha comido a mi perro. No es de extrañar que en la isla de enfrente tomaran buena nota, y la conjugaran con su ideario fantástico. Y en la punta de lanza de todo el género australiano encontramos Mad Max, saga que no podemos obviar al escribir esta crítica.

La premisa es la de siempre. La llegada de un Apocalipsis Zombi une a varios supervivientes. Uno de ellos es Barry, que tras la pérdida de su mujer e hija, intentará salvar a su hermana Brooke, secuestrada por un Mad Doctor.

wyrmwood-mad-doctor

La película me ha dado justo lo que demandaba:  Hora y media de entretenimiento. Wyrmwood me ha hecho disfrutar con los zombies como hacía tiempo. Sí, tiene tópicos, pero también aporta novedades, como ese vínculo entre los zombis y el mundo del motor que tampoco quiero desvelar mucho, y que se presenta como un guiño suicida a la ya mencionada Mad Max. También se añade el tema de la posesión, otro elemento que no recuerdo haber visto  antes.

Aunque tiene elementos de comedia, en su mayoría de la mano del personaje de Benny, no es una película puramente fun gore. Se podría decir que mezcla aventuras, acción, humor y por supuesto… Zombis.

El gran descubrimiento ha sido el de la actriz Bianca Bradey, que interpreta a Brooke, y no lo digo únicamente por su atractivo (que también). Su look de heroína encajaría a la perfección en un reboot de Tomb Raider o Resident Evil.

wyrmwood-fant-brooke-bianca-bradey

zombis-wyrmwood

En definitiva, Wyrmwood es carne fresca para los incondicionales del genero. Si hay secuela tragaremos gustosamente.

Hunger Z: Como entrenar a tu zombi 2

hunger-z-bodrio-zombi

Saqué lo que me queda de orgullo friki, que he decir que es mucho, para afrontar el visionado de la segunda película de la sesión nocturna: El de Hunger Z. La película es tan mala como creía que iba a ser, que va, es peor aún. Quizá Filmaffinity la haya sobrevalorado con el 2,0 que luce acutalmente.

El tema va de zombis japos, o de japos mal maquillados. Uno de los pocos supervivientes es reclutado en una especie de hotel zombi en el que los muertos vivientes cuidan a los humanos como los humanos cuidan al ganado de gran calidad. Les mantienen bien alimentados con un único fin: Que procreen para comerse a sus bebés. Para el virgen protagonista la idea es estupenda.

Leído lo leído alguien puede pensar… Ni tan mal, interesante idea de granja humana… ERROR. El ritmo, la ejecución, el mensaje… Nada funciona, está muy lejos de hacerlo. Los zombis se mueven como mi abuela imitando a un robot, mientras hacen “tik-tik-tik-tik” con la boca. Vergonzante. Cualquiera con una cámara puede hacerlo mejor. Hasta alguien que no haya visto una nunca. Basta con explicar donde están el on y el off, y ya mejorará Hunger Z.

¿Qué si hubo carcajadas? Las hubo, y las definiría como carcajadas de incredulidad antes lo que estábamos viendo. ¿Cómo no las va a haber si veíamos a zombis atacando al grito de “Tortilla” o “hojaldre de chocolate”? Agradezco al festival el darme la posibilidad de ver la que se convertirá con el paso del tiempo en una de las peores películas de la historia del cine.

La reflexión al final la hizo mi amigo Jon Ajuria: “Es mejor que Redneck Zombis (Zombis paletos). Y lo cierto es que tiene razón.

Inauguración del FANT 21: The House on pine street

El FANT 21 comenzó en el Teatro Campos con una gala que tuvo de todo. La primera en pisar el escenario fue la actriz María Goiricelaya, que puso la nota buscando su papel. Un tipo cachas nos trajo a Lander Otaola, que, como presentador de la gala del pasado año reclamó su lugar en el escenario. Y hasta aquí duró el humor, porque pronto el FANT se convirtió en la emotiva despedida de dos grandes del cine vasco, y sobre todo, dos grandes bilbainos: Álex Angulo y Aitor Mazo. El primero falleció el pasado mes de julio, el segundo nos ha dejado el pasado miércoles . Dos perdidas irreparables, pero que nos dejan un gran legado audiovisual. Otaola recordó visiblemente emocionado a ambas figuras, en especial la de Aitor Mazo, al que el considera su maestro, la persona que apostó por él para que se dedicara a esto de la interpretación. Tampoco se olvidó de Javier Ibarretxe, cineasta olvidado por la Academia en los últimos Goya, pero que su ciudad, Bilbao, nunca olvidará.

fantrecuerdo

Tras la ceremonia llegó el turno de The house on pine street, que contó con la presencia de parte del equipo de la película. Se trata de una cinta de terror Low-cost, se hizo con 18.000 euros, que deja en bragas a la mayoría de cintas de terror de los grandes estudios. Lo primero que sorprende es que a pesar de su bajísimo presupuesto la película cuenta con una gran realización. Es cine independiente, pero su look no es cutre ni casero.

fant-presentacion-house-pine

Estamos ante el archiconocido subgénero de Casa encantada. The House on Pine Street cuenta la historia de una pareja que espera un niño. Por motivos económicos decide mudarse de Chicago a Kansas para poder criarlo, situación propiciada gracias a la ayuda de Meredith, madre de Jennifer, la embarazada protagonista.

Si bien la película no ofrece novedades, el mayor de sus aciertos reside en decantarse por el lado psicológico del horror. No estamos ante la típica variante de sustos y monstruos. Como explicaron los hermanos Keeling, directores de la película, no querían una película que resultara efímera en el recuerdo del espectador. Otra de las decisiones que juega en favor del filme es no darle todo mascadito al espectador, práctica habitual en el fast food horror de multisala americano.

Sorprende también la calidad de sus escasos FX. Todo lo paranormal que se muestra en pantalla tiene un look completamente real. Eso son para mi uno buenos efectos, los que no nos muestran la trampa. Hoy en día los FX “efectivos” están en peligro de extinción.

Las referencias son las habituales. No falta la vecina malrrollista que ofrece comida casera, tan La semilla del diablo. Si a eso le sumas el embarazo, la película de Polanski podría ser la principal fuente de esta cinta. Otras referencias son The Haunting (la antigua, por supuesto) y Al final de la escalera, de Peter Medak, posiblemente la mejor película del subgénero.

plano cenital

En el apartado interpretativo brilla especialmente la protagonista Emily Goss. Desarrolla a la perfección un personaje complejo, pero de esos que da la oportunidad de lucirse. Igualmente destacan dos secundarios con una fuerza pocas veces vista: Jim Korinke interpreta a Walter, el (no) “parapsicólogo” de la función, una suerte de Doctor Loomis sin doctorado en lo extraño. Cathy Barnett es la madre, un personaje sobre el que planean nubes negras desde su primera aparición.

madre

En definitiva, The House on Pine Street es una buena película que ha ofrecido una muy digna apertura de festival. Ojalá este terror indie pueda llegar al circuito comercial en buenas condiciones. Los Keeling seguirán por la senda del terror en su próximo filme, por lo que estaré encantado de seguirles la pista.

Lo mejor: Excelente fotografía y gran realización. Los Keeling saben donde poner la cámara.

Lo peor: Pasa por lugares demasiado transitados.

10 sesiones del FANT 21 que no te puedes perder

Esta tarde comienza el que es para este blog el acontecimiento cinéfalo (sí, no es una errata) del año en el botxo, el Festival de Cine Fantástico y de Terror de Bilbao, más conocido como FANT. Una semana para disfrutar de cine de género que solo en puntuales ocasiones llega a las salas, y lo mejor, disfrutarlo en familia con todos los FANTers. La programación es una auténtica gozada para aficionados al cine en general. Hay mucho más que disfrutar que un txikito de sangre, hay cine del bueno. Vamos a verlo casi todo, pero os dejamos las que son “a priori” nuestras diez sesiones imprescindibles de este año:

The House on Pine Street (Viernes 8 a las 20:00 en el Teatro Campos)

En la sesión inaugural los hermanos Keeling intentarán convencernos de que el subgénero de Casa Encantanda aún puede dar buenos frutos. Se podrá ver por primera vez en Europa tras cosechar buenas críticas en festivales del otro lado del charco.

FANT en Corto y FANT en Corto Vasco

Las sesiones de cortos, de aquí y allá, son un auténtico clásico del festival con un público que nunca falla. Hemos tenido oportunidad de ver en otros festivales dos de los cortos vascos: Anómalo y El bosque negro. Dos grandes piezas, por lo que intuímos que el nivel va a estar alto.

EL BOSQUE NEGRO TRAILER 2 from El Bosque Negro on Vimeo.

FANT en Corto Vasco: Viernes 8 a las 23:00 en el Teatro Campos

FANT en Corto: Sábado 9 a las 20 en la Sala 1 de Golem Alhóndiga

FANT2FUN: Wyrmwood y Hunger Z (Sala 1 de Golem Alhóndiga, Sábado 9 a las 22:15)

wymward-zombis

Nada mejor que pasarlo bien en la noche loca del sábado. Este año los Zombies sustituyen a la serie Z del sello TROMA. De Wyrmwood tenemos grandes referencias: Zombies y cyberpunk en la Australia rural. De la segunda esperamos un bodrio épico Made in Japan ¿Se puede pedir más?

Sección Oficial: In order of Dissaperence (Domingo 10 a las 17:45, Sala 1 de Golem Alhóndiga)

in-order-of-dissapareance

Un thriller noruego con buenas dosis de humor negro. La película de Hans Petter Moland se presenta como una de las favoritas en la sección oficial, avalada por buenas impresiones en otros festivales.

Sección oficial: Goodnight Mommy  (Lunes 11 a las 20:00, Sala 1 de Golem Alhóndiga)

Goodnight_Mommy_fant

Cinta austriaca que despertó interés y buenas impresiones en el pasado Festival de Sitges. Se habla del Funny Games de Mikael Haneke como referencia. Buen punto de partida.

Sección Oficial: Réalité (Martes 12 a las 17:45, Sala 1 de Golem Alhóndiga)

realite-rubber

El Festival vuelve a contar con el director Quentin Dupieux en su programación tras programas Rubber hace unas ediciones.  Joder ¿Visteis Rubber? Sí, aquella película en la que el asesino en serie era un puto neumático, con metacine inclusive. Pues Réalité debe ser otra tremenda ida de olla. Nada más que añadir.

Ciclo Hayao Miyazaki

la-princesa-mononoke-miyazaki-fant

Una oportunidad única de ver en pantalla grande y GRATIS, cuatro de las grandes obras del maestro de la animación nipona. Cine que aporta mucho más que unos impresionantes dibujos, que también.

Ponyo en el acantilado: Lunes 17: 30,  Sala 2 Golem Alhóndiga

Nausicaa en el Valle del Viento, Martes 12 17:30, Sala 2 Golem Alhóndiga

La Princesa Mononoke, Miércoles 13 17:30, Sala 2 Golem Alhóndiga

Porco Rosso: Jueves 14 a las 17:30, Sala 2 Golem Alhóndiga

Maestros del FANT: Álex Angulo. El Día de la bestia (Sala 1 Golem Alhóndiga, 20:00)

el-dia-de-la-bestia-berriartua-tres-sicarios

La mayoría de los aficionados ya la hemos visto 20 veces, pero homenajear al enorme Álex Ángulo merece la pena verla otra vez, y en pantalla grande. Si teneis algún amigo que aún no la ha visto, es el momento de cogerle de la oreja al cine y que salde deudas vitales. Una película bibaina, en el mejor sentido del término.

Concurso de Trailers falsos y Premiere europea de Wayward Pines (Jueves, 22:15, Auditorio Alhóndiga)

wayward-pines-fant

Tras la exitosa primera edición, vuelve el delirante Concurso de Falsos Trailers. Para acompañar, el intento de resurrección de M. Night Shyamalan, esta vez vía serie, con reminiscencias a Twin peaks. Veamos si lo consigue.

Sesión especial: Under the skin (Jueves 20:00, Auditorio Alhóndiga)

film.org.pl_pod-skora2

Se ha hablado muchísimo de Under The Skin, película de culto instantaneo por lo que nos cuentan, que ha obtenido grandes críticas en festivales de todo el mundo. El reclamo, Scarlett Johansson encarnando a una alinígena. Ah, y que sale desnuda.

Podeis ver aquí el resto de la programación, que incluye oferta gratuita en la Sala 2 de los Golem Alhóndiga. No hay excusas para no disfrutar de este pedazo de festival.

[•REC] 4: Apocalipsis. Momento de [•REC]apacitar

La noticia del futuro lanzamiento de [•REC] 3 y [•REC] 4 supuso una tremenda alegría para los fans de la que ha sido la franquicia zombie española con más adeptos. Tal fue la expectación levantada que la entretenida y desacomplejada tercera parte supuso una ligera decepción para muchos, entre los que me incluyo. Aún así había grandes esperanzas en REC 4, el ansiado capítulo de calle, el que iba a abandonar la historia de escalera de las dos primeras entregas para trasladar la plaga a una gran ciudad.

Manuela Velasco retomaba el personaje de Ángela Vidal, el que la ha convertido en la scream queen española, en un icono con camiseta blanca y alguna gota de sangre, lo cual no hacía más que engrandecer la expectiva. Pero la esperanza cayó en picado cuando nos enteramos de que esta cuarta entrega se desarrollaría en un barco. Adiós a la alternativa española a Resident Evil: Apocalipsis o Guerra mundial Z. Y mal empiezas cuando no le das al fan lo que demanda. Por lo que tengo entendido, la ciudad era la primera opción, pero una Barcelona zombie era una utopía presupuestaria. Aún así no hay tres sin cuatro, y me enfrento a la cuarta parte con la esperanza puesta en Balagueró, un auténtico dominador del género.

rec4-secundaria-boda-superviviente

La primera media hora nos sirve para comprobar que en este capítulo final también encontramos un acierto que se ha repetido en cada película de la saga, el de ofrecer interesantes secundarios. Mención especial a la superviviente del bodorrio. También encontramos alguna situación descacharrante, como ese mono que pasa por cordero gracias al esmero del chef. El mix de fun terror siempre ha funcionado.

La película pierde fuelle a mitad de metraje, cuando poco a poco [•REC] se va convirtiendo en algo convencional, en una película típica de zombis y carreras. De ahí al final tan solo algún momento gore reseñable hace que mantengamos la atención.

Por el camino, la película explora en su propia leyenda para intentar darnos algunas claves sobre el origen de la infección, pero acaba fracasando en esta misión. El guión es posiblemente lo más descuidado en esta entrega, aunque cuente con algún retrodetalle que los fans sabrán apreciar.

rec4-apocalipsis-zombie

rec4-barco-zombis

Reconozco que he disfrutado, y a pesar de ser quizá el episodio menos inspirado considero que esta [•REC] está  lejos de ser una mala película. Sí, se la pueda acusar de convencional por meterse en senderos habituales del género en lugar de agarrarse a su propio lenguaje, pero mantiene la buena fotografía y estética que han sido punto fuerte de la tetralogía. Otras sagas, como por ejemplo Saw, han tocado un fondo al que creo que [•REC] no se ha acercado.

Dicen que no habrá más tras esta cuarta entrega, y es una pena que esto no termine por todo lo alto. Aún así nos hemos divertido con cuatro películas que cuentan con una buena legión de fans, y no solo en España, también en Francia, Alemania o Estados Unidos. No estaría nada mal unir fuerzas y crear una potentísima quinta entrega.

MATICES EN SPOILER (No leer si no has visto la película)

He detectado cierta incoherencia en el personaje de Ángela. No se comprende ese histerismo y esa mala hostia desde el primer minuto. En todo momento encontramos en ella algo sospechoso. El espectador es consciente de ello, pero hacia el final descubre que Ángela no lleva el huesped dentro, por lo que me pregunto… ¿Por qué se comporta como si fuera otra persona?

La segunda gran pregunta sería… ¿Por qué este cuarto capítulo lleva “Apocalipsis” en el título? En ningún momento parece el final, y vemos en el último plano que ese caos no se ha hecho efectivo. ¿Habrá quinta entrega? Quizá metan la saga en la nevera unos años, pero visto lo visto no es nada descartable, al menos argumentalmente.

PreFANT 2015: Nostalgia, Giallo y Novedades para esperar al FANT

No es ningún secreto que esperamos ansiosos la llegada del FANT, para los no iniciados Festival de Cine Fantástico de Bilbao.  Para hacer más llevadera esa espera, una semana antes tendremos la oportunidad de disfrutar del preFANT, que tendrá lugar del 2 al 5 de mayo en la Sala BBK. La entrada es libre hasta completar aforo. Os despedazamos la programación

horario-completo-prefant

PANDILLA FANT

En esta sección veremos en programa doble, al estilo Phenomena, dos auténticos clásicos del cine ochentero: Bitelchús y Los cazafantasmas.

La primera es Tim Burton en estado puro. Tiene la esencia de un creador en estado de gracia que inyectaba imaginación debordante a todo lo que tocaba. No es el único inspirado, también lo estaba su protagosnistada, el recien resucitado Michal Keaton, actuando al servicio de la locura. Como echamos de menos a este Burton, actualmente una copia malísima de si mismo.

cazafantasmas-murray

Si en Bitelchús brillaba Keaton, en Cazafantasmas lo hace con la misma fuerza Bill Murray. Él es la película. El resto una franquicia con una fuerza icónica descomunal: Su main theme, logos, trajes, gadgets… Un blockbuster ochentero en mayúsculas.

Cine Giallo Italiano

el-pajaro-de-las-plumas-de-cristal

Los días 3, 4 y 5 de mayo a las 20:00 tendremos una oportunidad única de disfrutar de la llamada trilogía zoológica de Dario Argento: El pájaro de los plumas de cristal, El gato de los nueve colas y 4 moscas sobre terciopelo gris. Crimen y suspense como una de las bellas artes. El Giallo dejó una marca profunda en el posterior slasher americano. Estas tres películas, las tres primeras de Dario Argento, son la mayor representación de este terrorífico subgénero.

3 estrenos

predestination-estreno-fant

Aunque ya podemos encontrarlas en formato doméstico, FANT da la oportunidad de disfrutar de 3 muestras de género de última cosecha: The last days on mars, fallida mutación de cine espacial y películas de zombies, Predestination, interesantísima película australiana de viajes en el tiempo con Ethan Hawke, y Wolf Creek 2, otra muestra de terror oceánico que sucede a una gran primera entrega.

 

 

Así en la tierra como en el infierno: La precuela de Ratatouille

Tras el éxito de El proyecto de la bruja de Blair en el año 1999, el género Found Footage (Puedes darle pronunciación francesa si eres un cinéfalo) o Metraje encontrado ha seguido sumando títulos año a año. Tras la española La cueva y The Sacrament, Así en la tierra como en el infierno es el tercer título de este tipo al que me acerco en 2014.

A falta de novedades notables, dos son las características principales que diferencian a esta película del resto del género: Su localización, en París, y la inclusión de la arqueología en la trama, lo que recuerda mucho a Broken Sword: La leyenda de los templarios, aventura gráfica para PC que disfrutamos allá por los 90, y que también tenía lugar en la ciudad de la luz. Más concretamente visitaremos sus impresionantes catacumbas.

broken-sword-paris
Imagen de Broken Sword, un juegazo para la historia

La protagonista es Scarlett (Perdita Weeks), una joven Indiana Jones que dedica su vida a la búsqueda de la Piedra Filosofal, obsesión que llevó a su padre al suicidio. Ella convencerá a una serie de personas para acompañarla en esta búsqueda por los subsuelos de París.

asi-en-la-tierra-como-en-el-infierno-perdita-weeks

asi-en-la-tierra-como-en-el-infierno-paris-mapa

Allí nos encontramos con las primeras incongruencias. Resulta llamativo que a pesar de lo agobiante del escenario los protagonistas ni se inmuten. Ni siquiera uno de los personajes que se negaba a entrar debido a su fobia post-traumática a las cavernas. Nada que ver con lo que vimos hace unos meses en la española La cueva, donde la tensión nacía de la imposibilidad de abandonar tan opresivo entorno. Así en la tierra como en el infierno, en cambio, elige la vía de lo paranormal para asustar.

asi-en-la-tierra-como-en-el-infierno-terror

Superada la hora de metraje el filme se convierte en un auténtico pasaje del terror, que si bien tropieza en los tópicos deja para el recuerdo alguna imagen potente. Termino con la impresión de que el directorJohn Erick Dowdle no acaba de exprimir al máximo el entorno, que sin duda emerge como el gran protagonista. La película habla de La puerta del infierno, pero ¿Sabían los guionistas que no había que bajar al subsuelo parisino para encontrar La puerta del infierno? Es una obra de Rodin que se encuentra en el Museo de Orsay. No estaría mal haberla incluido en la trama.

puerta-del-infierno-rodin-parís
La puerta del Infierno de Rodin, en el Museo de Orsay

En definitiva, estamos ante una película de consumo rápido que consigue entretener y que todo pase en un suspiro, que no es poco. Gustará sobre todo a los seguidores de este subgénero, y a los fans de Disney que quieran ver de donde venían las ratas de Ratatouille.

Lo mejor: París

Lo peor: La impresión de que se podía haber sacado bastante más de las catacumbas parisinas