Archivo de la etiqueta: ti west

La casa del diablo: Regreso al videoclub

Sólo puedo reprochar una cosa a The house of the devil: No ser una obra maestra. Y es una pena, porque sus primeros minutos apuntan tan alto que por un momento creí estar ante el revival horror definitivo. Aún así, la película es una experiencia satisfactoria para los iniciados en el género.

Desde ya, los títulos de crédito de The house of the devil están entre mis favoritos de todos los tiempos. La película se estrenó en 2008, pero consigue hacernos creer que se rodó a principios de los 80. Su look es espectacular, en lo visual, en lo sonoro, en la elección de planos… Hay mucha cinefagia detrás. No hay nada que nos haga pensar que es ajena a esa época. Podeis verlo aquí:

Por un momento me he visto en el videoclub, hurgando entre los clásicos en VHS, en una época en la que aún elegía la película por título, portada o sinopsis. Sin duda la estantería de terror era mi preferida. Si no vi todas las películas allí alojadas me falto poco. La sensación es que parece  que The house of the devil siempre estuvo entre ellas.

El responsable de la dirección, guión y edición no es otro que Ti West, que se marca un Juan Palomo en toda regla. Su cast es un total acierto, en especial la elección de la protagonista, una Jocelin Donahue que parece venir directamente del pasado.

El horror se consigue a través de la ambientación. No estamos ante la manida colección de sustos. Aunque el comienzo nos haga pensar que vamos a ir directos a una cinta del género Casa encantada a lo Al final de la escalera, pronto nos dirigiremos a una matanza de Texas satanista con tintes de La semilla del diablo.

protagonista-the-house-of-the-devil

Y cierro la crítica como empecé. Una pena que The house of the devil no explote, porque su ambientación funciona, y es una buena película, pero con unas lineas de guión más inspiradas hubiera hecho historia en el género. Aún así, un gran homenaje al terror ochentero. Miedo rodado en 16 milímetros.

Anuncios

The Sacrament: Apocalipsis ahora

El FANT recibió al invitado estrella de la 20ª edición, el director  norteamericano Ti West (La casa del diablo, Los huespedes), que acudió a presentar su película The sacrament junto a la actriz Kate Lyn Sheil.

Lo que nos ofrece West está vez es un brutal found footage (subgénero de metraje encontrado) inspirado en los hechos reales sucedidos en la comunidad conocida como Jonestown. Os recomiendo que si no habeis visto aún el filme y no conoceis lo sucedido, no os documenteis sobre ello hasta después del visionado. Sin duda, uno de los episodios más oscuros de la crónica negra estadounidense.

El punto de partida nos lleva de viaje con periodistas de VICE hacia Eden Parish , una especie de comunidad hippie que vive aislada de la sociedad. El Jordi Évole de turno intentará comprender los motivos que han llevado a esa gente a vivir al margen del sistema. Como es de esperar, no es oro todo lo que reluce en el poblado. Ti West consigue desplazarnos hasta allí gracias a una sobria labor de dirección y a un reparto competente.

the-sacrament-fant

En ese casting brilla con luz propia el actor Gene Jones, que encarna al personaje de “Padre”, lider de la comunidad. En él hay retazos del Walter E. Kurtz de Apocalypse now, que se aisla en la selva para crear su propia civilización. También tiene algo del Sheriff Arpaio, el más implacable de Estados Unidos por el deleznable trato que ofrece a los detenidos, especialmente a los inmigrantes mexicanos. Aunque de pensamiento opuesto, es idéntico en la forma de expresión. Os dejo el video del encuentro entre Arpaio y Jordi Évole

Esta asociación no es casual. La entrevista entre el periodista protagonista y padre es para mi el momento más brillante del filme. Espectacular presentación de personaje que parte del periodismo y desemboca en el terror.

A partir de ahí ya no habrá vuelta atrás. El viaje nos llevará a conocer un auténtico infierno terrenal, similar al que encontramos en los diez minutos finales del Elephant de Gus Van Sant.

The sacrament se diferencia de El proyecto de la bruja de Blair jugando y derivados jugando en la una liga realista, alejada de todo elemento sobrenatural. Uno de los grandes aciertos es el espacio, las localizaciones. El espectador tendrá la sensación de encontrarse en medio de ninguna parte.

West consigue levantar una película enorme. Capta nuestra atención, nos hace testigos del drama y una vez allí nos hace reflexionar sobre el reverso tenebroso de la condición humana. Sin duda, una de las mejores películas que hemos visto en la sección oficial. Los aplausos en los créditos confirmaron esta afirmación.

Ti West y Kate Lyn Sheil ante el público

fant-ti-west

Director y actriz charlaron educamente con la audiencia tras la proyección. No desaprovechamos la oportunidad de poder hablar con West. Le preguntamos por la inspiración del personaje de West, puesto que, además del Coronel Kurtz, nos venían a la cabeza políticos y grandes mandatarios. West nos contó que sobre todo se inspiró en Jim Jones (el padre de los sucesos de Jonestown), pero que también tenía algo de la clase política, y de los vendedores de coches.

La actriz Kate Lyn Sheil vio en el FANT The sacrament por primera vez y quedó muy satisfecha con el resultado final. Uno de los espectadores hizo referencia a un antológico plano secuencia de la película que calíficó como lo mejor del festival. West nos contó que le costó 17 tomas. Merecieron la pena.

El próximo jueves, el director comenzará el rodaje de su próxima película, un Western. Ganas de verla, aunque ya ansiamos su vuelta al género.